[Arte/cultura] El Patio de la Infanta contado y descifrado

Arte, Cultura

Originalmente, esta entrada iba a entrar en el blog de fotografía y artes visuales, con un enlace en este Cuaderno de ruta. Al fin y al cabo, lo que aquí voy a contar deviene de una actividad de Fotógraf@s en Zaragoza… Pero luego la verdad es que no le he visto miga fotográfica para justificar ese hecho.

20151202-_1020723

Vista general del patio de la Infanta, patio renacentista procedente del Palacio de Zaporta de Zaragoza, actualmente desaparecido.

El lugar, el Patio de la Infanta, es muy bonito e interesante, pero la iluminación es penosa. Tanto por lo plana, como por lo escasa, como por la relativa dificultad para controlar el equilibrio del color. Por otro lado, tampoco preparé especialmente la visita. Uno que está liado. Así que de las potenciales cámaras apropiadas para fotografiar con luz escasa cogí… las que tenían baterías cargadas. No había más opciones. Flash prohibido… a priori…

Así pues, he decido orientar la entrada a los aspectos culturales e históricos de la visita. Pero os lo cuento con fotografías.

El Palacio de la Infanta se encuentra en el edificio central de Ibercaja, entrando por la calle de San Ignacio de Loyola de Zaragoza. La entrada es libre, y suele albergar exposiciones u otras actividades culturales. Pero para la ocasión contratamos una visita guiada por un módico precio, 3 euros por persona, 2 euros los jubilados.

La visita

Comienza la visita con unos comentarios generales sobre el patio y su origen.

20151202-_1020721

Además del patio, se ha conservado también la puerta del palacio de Zaporta, donde se construyó.

Uno de las claves del éxito de la visita fue las ganas con las que la guía, Lara creo que se llama, ofreció las explicaciones. No le pregunté y no sé si es el caso, pero estas guías suelen ser licenciadas en historia o historia del arte, y por lo tanto suelen saber de lo que se hablan. O deberían. No obstante, en todo momento tuve la sensación de que, sin faltar a la realidad de los hechos, introducía un cierto colorido de cosecha propia con la intención de hacer más interesante el relato, aunque se resintiese un poco el rigor histórico. Es una impresión… tendría que contrastarlo buceando un poquito en la historia de los “protagonistas” de su historia.

Lara, muy expresiva, explicando la historia del patio en el centro del mismo.

Lara, muy expresiva, explicando la historia del patio en el centro del mismo.

Obtuvimos una detalla descripción de los detalles del patio, y de todos los personajes esculpidos en sus paredes. Reyes, emperadores romanos, dioses griegos,...

Obtuvimos una detalla descripción de los detalles del patio, y de todos los personajes esculpidos en sus paredes. Reyes, emperadores romanos, dioses griegos,…

Incluso la guía nos ofreció pruebas de que en el siglo XVI ya había un marujeo propio de las revistas del corazón. Y así, Francisco I de Francia, rival de Carlos I de España (y V del Sacro Imperio), es representado con pluma. Real y figurada.

Incluso la guía nos ofreció pruebas de que en el siglo XVI ya había un marujeo propio de las revistas del corazón. Y así, Francisco I de Francia, rival de Carlos I de España (y V del Sacro Imperio), es representado con pluma. Real y figurada.

Si como digo el acceso al patio es por lo general libre, la subida al piso superior no lo es, y este fue uno de los privilegios de nuestra visita guiada. De este modo, pudimos apreciar más de cerca los detalles de la ornamentación, así como tener un vista privilegiada del conjunto del patio.

Vista general del patio desde el piso superior.

Vista general del patio desde el piso superior.

Algunas explicaciones sobre algunos motivos mitológicos.

Algunas explicaciones sobre algunos motivos mitológicos.

Los esposos Gabriel Zaporta y su amada esposa, Sabina Santángel, ricos burgueses de una próspera Zaragoza, se asoman desde el alero del patio a curiosear lo que pasa en la que fue su casa.

Los esposos Gabriel Zaporta y su amada esposa, Sabina Santángel, ricos burgueses de una próspera Zaragoza, se asoman desde el alero del patio a curiosear lo que pasa en la que fue su casa.

El esplendor del Palacio de Zaporta no sobrevivió mucho tiempo a la muerte de sus originales impulsores. La historia del palacio fue azarosa, y se se conoce como Patio de la Infanta se debe a que María Teresa de Vallabriga, esposa del infante Luis de Borbón y Farnesio, y por lo tanto infanta consorte, se retiró a vivir en el tras enviudar, y hasta la guerra contra los franceses y la ruina de la ciudad por los sitios.

A punto de ser demolido, el interés de un caprichoso francés permitió salvar el patio y la puerta de entrada, que se llevo desmontado a París a principios del siglo XX. El resto del palacio sucumbió a la piqueta. Recuperado a mediados del XX, encontró reposo ¿final? en el lugar actual.

Algunas explicaciones ilustradas de los avatares por lo que pasó el palacio y su hermoso patio.

Algunas explicaciones ilustradas de los avatares por lo que pasó el palacio y su hermoso patio.

Inscripciones en una de las columnas. Se me olvidó preguntar si se debían a los canteros originales o la catalogación de las piezas para su traslado a París, y para el trayecto inverso.

La visita estuvo bastante bien y fue muy amena. Además de que siempre se pasa bien con la gente de Fotógraf@s en Zaragoza, un pequeño grupo de los cuales acabamos tomando unos chismes en una cervecería cercana.

En estas visitas, los intereses se reparten. Entre los que siguen a la guía escuchando las explicaciones, haciendo alguna foto de vez en cuando, y quienes prefieren centrarse en su afición fotográfica.

En estas visitas, los intereses se reparten. Entre los que siguen a la guía escuchando las explicaciones, haciendo alguna foto de vez en cuando, y quienes prefieren centrarse en su afición fotográfica.

[Cultura] Visita al Palacio de Larrinaga

Cultura

Desde pequeño, sobretodo cuando iba a pasear y jugar entre las vías de Miraflores, siempre nos llamó la atención el curioso caserón que se alzaba próximo a la facultad de veterinaria en Zaragoza. A las gentes sencillas del barrio les oí denominarlo no pocas veces “el palacio de la reinaga“, preguntándome no pocas veces, que tipo de “reina” sería esa que era tratada con tanto respeto. Más tarde me enteré que no era el palacio de ninguna reinaga, sino de un señor, rico, que se apellidaba Larrinaga.

Visita al palacio Larrinaga

Vista exterior del Palacio de Larrinaga, en el número 123 de la calle Miguel Servet, de Zaragoza. Ya se adivina el grupo de visitantes a través de la puerta exterior de entrada.

Hace unas semanas, en el grupo Fotógrafos en Zaragoza (FeZ) en Flickr surgió la iniciativa de hacer una actividad colectiva, aprovechando las visitas guiadas que organiza GozArte, y allí nos hemos juntado 30 personas con nuestras cámaras de fotos a las 12 del mediodía. Una visita que ha sido instructiva y a la vez muy divertida.

Visita al palacio Larrinaga

Carlos, el simpático y ameno guía de GozArte, sirviéndose de unas láminas para complementar gráficamente sus explicaciones.

Normalmente, las fotografías del reportaje hubieran acompañado cualquier otra entrada. Pero llevo toda la tarde con molestias en la garganta y cierta “malagana“, síntoma clínico propio de los zaragozanos de pro. Así que después de descansar un rato, me he animado a procesar las fotos y a subir una entrada extra a este Cuaderno de Ruta.

Visita al palacio Larrinaga

Ya dentro de la mansión, el grupo admira los suelos del vestíbulo de entrada.

Visita al palacio Larrinaga

Con las láminas de Carlos, podemos comparar el estado actual del edificio, perteneciente hoy en día a Ibercaja, con el aspecto que ofrecía en el pasado.

Visita al palacio Larrinaga

Los materiales de construcción de la mansión fueron modernos, con cementos, hierros y esas cosas. Pero la decoración simula los estilos y los materiales de otras épocas. Ni el capital es de bronce, ni la columna de marmol.

Visita al palacio Larrinaga

Los objetos de decoración son conocidos por salir corriendo a la primera de cambio, por lo que los fotógrafos se ven obligados a acecharlos con sigilo para conseguir fotografiarlos. La ensaladera rococó ha caído acribillada por numerosas ráfagas de fotos.

Visita al palacio Larrinaga

Si hay espejos, hay ocasiones para el autorretrato. Empuñando la Canon EOS 5D Mk II que me he llevado como cámara principal, calzada eventualmente por los 28, 50 y 85 más luminosos que tengo.

Visita al palacio Larrinaga

“Procesador de textos” mecánico de antaño, una bonita y elegante Underwood.

Visita al palacio Larrinaga

A la salida, los grupos de visitantes se fotografían con unos “canotiers” ellos, y una sombrillas para el sol ellas. Esperando estoy que se publique la que nos han hecho a nosotros.

Visita al palacio Larrinaga

Durante la visita he recordado que yo ya había estado en otra ocasión en el interior del palacio, cuando era un colegio que pertenecía a los marianistas, como nos ha recordado Carlos ilustrándolo, cómo no, con una de sus inagotables láminas.

Bodegón con setas y Leica

También me he llevado la Leica IIIf, pero sus fotos tardarán unos días en verse. Como alguien me ha dicho que era una cámara más para fotografiarla que para fotografiar, no estoy de acuerdo, he preparado en casa una naturaleza muerta, y os la dejo aquí.

[Fotos] El patio de la Infanta

Arte

En la entrada anterior he mencionado este monumento rescatado e incrustado en el paralelepipédico edificio centra de Ibercaja. Pero no se me ha ocurrido poner imágenes del mismo. Lo subsano. Tomadas en la segunda visita a la exposición de fotógrafos húngaros, con la Panasonic Lumix GF1 y objetivos G 20/1,7 ASPH y G 14/2,4 ASPH.

Patio de la Infanta

-----

Patio de la Infanta

-----

Patio de la Infanta

-----

Patio de la Infanta

-----

[PhotoEspaña 2011] Construir la revolución en Caixaforum

Fotografía

El programa del festival incluye tres exposiciones en Caixaforum de Madrid. Una que ya no está y que se acomodaba perfectamente a la tema del festival, retrato y comunicación, es la de Lartigue que pude ver el año pasado en su homólogo de Barcelona. Por cierto, que esta exposición se puede ver desde ayer mismo viernes en la Lonja de Zaragoza. Otra que todavía no está, que comienza el 13 de junio, sobre el terremoto de Haití, y que por su contenido humano también se acomodará probablemente al tema del festival. Y la tercera, sobre arte y arquitectura en la Unión Soviética postrevolucionaria, que nos pareció sumamente interesante, con sus fotografías de Richard Pare, sus ilustraciones y sus maquetas, pero que no pega con el tema mencionado. Pero es lo que había.

Por cierto, que en la librería del Caixaforum vende película instantánea para cámaras Polaroid de The Impossible Project. Compré un par de cartuchos. Sale carísima cada foto. Así que cuando vuelva de vacaciones, con tranquilidad, planificaré como usarlas.

Ilustración y fotografía (Arquitectura soviética en Caixaforum)

Ilustraciones y fotografías constituyen la base de la exposición.

Maqueta (Arquitectura soviética en Caixaforum)

Hay algunas maquetas que también nos ayudan a comprender mejor los conceptos arquitectónicos expuestos.

Todas las fotos del día tomadas con una Leica D-Lux 5.

Un viaje por el sistema solar, una exposición de arquitectura alemana, y nos hablamos desde Berlín

Arte, Televisión, Viajes

Esta semana, en la que celebran en Huesca, donde trabajo, su fiesta grande, yo he optado por celebrar mi fiesta particular. Me he cogido unas mini-vacaciones. Hasta el próximo lunes 17, nada de curro. Así que este fin de semana me lo he tomado con especial relax, animada por la agradable bajada de temperaturas.

Una de las cosas que he hecho ha sido ver con ansiedad los dos primeros episodios de una nueve serie yanqui de ciencia ficción, Defying Gravity. Tras la finalización de Galactica y otras, estábamos un poco huérfanos de aventuras por el espacio, y como a mí es un género que me gusta… pues a ver. Los dos primeros episodios no están mal. Ocho astronautas del dos mil cincuenta y tantos en un viaje de 6 años por el sistema solar. Visitando siete planetas. El primero Venus. Y con un misterio de fondo. Que algunos conocen y otros no. Visualmente y conceptualmente heredera de 2001, una odisea del espacio y Sunshine, tengo miedo de que por algunos detalles de la trama pueda convertirse en una anatomía de Grey espacial. Pero después de que la prometedora Virtuality, con la que tiene muchos parecidos, se quedará en el episodio piloto, habrá que mantener la esperanza.

iapetus3_cassini_peg

Iapetus, satélite de Saturno, fue uno de los protagonistas de la edición literaria de 2001, una odisea del espacio (imagen publicada en Astronomy Picture of the Day, NASA).

Por otra parte, como hago de vez en cuando, ayer me pasé dando una vuelta por el Centro de Historia de Zaragoza, para ver si había algo nuevo en exposiciones. Y me encontré con una interesante exposición sobre la arquitectura alemana de la posguerra, con interesantes muchas maquetas, fotografías y explicaciones. Estaba enfocada a explicar la evolución paralela entre la arquitectura de la República Federal de Alemania y la extinta República Democrática de Alemania.

Exposición Arquitectura Alemana

Exposición 2 Arquitecturas Alemanas en el Centro de Historia de la Zaragoza - Panasonic Lumix LX3

Exposición Arquitectura Alemana

Maquetas en la exposición 2 Arquitecturas Alemanas - Panasonic Lumix LX3

Todo lo cual me viene al pelo para contaros que me voy. Cinco días. De escapada a Berlín. Estuve no hace mucho. Pero me ha surgido la ocasión de volver. La excusa, una serie de exposiciones celebrando el 90 aniversario de la Bauhaus. Así que a partir de mañana, os iré contando cosas en estas páginas, dependiendo de cómo me vaya encontrando las conexiones a internet. Y si no os lo subo cuando vuelva. Que tampoco me voy a dar mucho mal. Hasta la vuelta.

Universidad de Humboldt

Universidad Humboldt en Unter den Linden, Berlín - Pentax *ist DS, SMC-DA 21/3,2

Ambiéntandose para la Expo: Z Arquitectura y Amaral

Arte, Música, Política y sociedad

Vivo en Zaragoza. Eso quiere decir que, cuando faltan 3 meses y un día para la inauguración de la Exposición Internacional 2008, es difícil ser ajeno al acontecimiento. Sin embargo, hasta ahora no me he sentido muy implicado en el evento. No me he procurado ninguno de los distintos tipos de abono que se han ido poniendo a la venta, ni sé muy bien cómo y cuándo visitaré el evento. Ya se verá.Pero de vez en cuando, pasan cosas que tienen que ver con el tema y que me atraen. Hace unos días, mientras hacía tiempo para reunirme a tomar unos chisme con unos amigos, entre en La Casa del Libro y me puse a hojear libros en la sección de Fotografía. Junto a esta sección se encuentra la de Arquitectura. Y allí encontré un libro, Z Arquitectura, que parece corresponder a una serie periódica del Colegio Oficial de Arquitectos de Aragón, dedicado a la arquitectura de la Expo 2008. Me puse a hojearlo y me gustó mucho. Me lo compré. 20 euritos. Dada la calidad de la impresión y de los gráficos no me pareció nada caro. Y seguramente, mucho mejor que cualquiera de los miles de publicaciones que en plan merchandising saldrán más adelante. Llevo varios días pasándomelo la mar de bien con este libro.Por otro lado, se ha hecho pública y se ha puesto libremente a disposición del público la canción que Amaral ha adaptado para la exposición. Se titula Llegará la Tormenta, y es una adaptación del A Hard Rain’s A-Gonna Fall de Bob Dylan. El dúo zaragozano me gusta sólo a ratos. Lo cuál casi me ha ocasionado en alguna ocasión la pena de excomunión maña. Pero que se le va a hacer. Uno es así. Pero la versión que han hecho me ha gustado. Por lo menos de momento. A lo peor acaba cansándome. Como la organización de la Expo la ha puesto a disposición del público, aquí os dejo enlazado el video-clip de la canción.

No tengo muchas imágenes todavía relacionadas con el evento, pero os dejo unas “ranillas” del Paseo de Ranillas, recíen arregladico para llegar al recinto ferial.

Ranillas (2)

 

(Canon EOS 10D; EF 70-210/3,5-4,5 USM)