[Cine] Biutiful (2010)

Cine

Biutiful (2010), 21 de diciembre de 2010.

Lo cierto es que los tres largometrajes anteriores del mejicano Alejandro González Iñárritu me gustaron bastante. Alguno de ellos incluso mucho. Pero todos ellos reunían también una característica. Eran incómodos de ver. Eran duros. Y no te dejaban el ánimo en el cuerpo para muchos bailes. Y he aquí, que vuelve a la carga con una película rodada en España, en español, y con un protagonista absoluto que copa casi todo el metraje de la cinta que es el también español Javier Bardem. Imposible perdérsela. Veremos lo que ha dado de sí.

Sinopsis:

Nos encontramos en Barcelona. Y seguimos los pasos de Uxbal (Javier Bardem). Tras un par de escenas iniciales, que se repetirán al final de la película cobrando todo el sentido, lo encontramos en una consulta médica. Pronto comprendemos que algo grave le pasa. Y conoceremos que pronto se convertirá en un enfermo terminal. También conocemos su modo de vida. Vive con sus dos hijos, niña y niño, en un piso de mala muerte. Está separado de su mujer (Maricel Álvarez), enferma de un trastorno bipolar, por lo que él tiene la custodia de los hijos. Se gana la vida intermediando entre los inmigrantes irregulares y quienes les proporcionan trabajo. Artículos de venta para el “top manta”, mano de obra barata para la construcción, etc. A pesar de la inmoralidad inherente a su ocupación, no deja de sentir afecto por algunas de estas personas.

A lo largo de la película, en su vida aparecerán algunos destellos de alegría, pero todo ello en un ambiente más propenso al drama e incluso la tragedia.

Dirección y producción:

La dirección del filme es el típico del realizador. Muchas veces cámara en mano, con grandes primeros planos, que provocan un juego de enfoques y desenfoque, una imagen a veces difusa, muy encima de los actores. No es una imagen que haga sentir cómodo al espectador, ya que provoca una tensión que se queda ahí. Pero esto va en consonancia con la historia que nos está contando. En esta ocasión una historia lineal, centrada en un personaje, del que vamos conociendo muchas cosas de su vida, y del que vamos percibiendo un suficiente número de matices como para guardarnos para nosotros los juicios morales que a priori podrían surgir.

Es muy importante la iluminación de la película y la localización. En una Barcelona que podríamos considerar la contraposición de lo que nos enseñó Woody Allen en su desafortunada película en la que también aparecía Bardem. Vemos lo más sórdido, lo menos acogedor. Nada hay bonito. Están los problema del día a día, y el inframundo de los sin papeles. Pero a su vez, el entorno es perfecto. En este sentido, frente a la glorificación turística de la capital catalana de los últimos tiempos, volvemos a la tradición de los dramas que se han escrito o rodado en los barrios menos favorecidos de esta ciudad. Lo cual no está mal, porque hay muy ilustres antecedentes.

Interpretación:

La mayor parte de la misma, como ya he adelantado recae sobre Bardem, que está bastante bien, conteniendo en gran medida su tendencia hacia el exceso, lo cual hubiera sido muy fácil con un personaje como el que le ha tocado en este filme. Con una caracterización muy dura, de una forma que ya le hemos visto, consigue matizar bastante sus ímpetus, dando más credibilidad y más humanidad al personaje. El resto del reparto también está bien. La desconocida Maricel Álvarez está bien en su papel, aunque desconcierta un poco ese aparente intento de esconder o suavizar su original acento argentino. Tiene alguna intervención Eduard Fernández, que como suele, lo hace bien. Y luego hay un conjunto de niños y actores y actrices extranjeros, en su mayor parte desconocidos, que podéis consultar en la ficha de IMDb que lo hacen muy bien, especialmente el personaje de la senegalesa Ige, a la que da vida Diaryatou Daff, con sobriedad y elegancia. Me ha gustado mucho esta chica.

Conclusión:

Aunque no me parece que esté a la altura de otros trabajos previos del director, el filme está en la línea de las propuestas del mejicano. Como en ocasiones anteriores, hay un empatía con los personajes pero no piedad con su devenir, si bien deja abierta a que no todos paguen los pecados de sus mayores. Pero es una película dura, con muy poquitos momentos de luz y de esperanza, y que no recomiendo a quien acuda con ánimo especialmente depresivo. Sin embargo, es buen cine, que tal y como está el panorama, no es poco.

Calificación:

Dirección: ***
Interpretación: ****
Valoración subjetiva:
***

Recomendación musical:

Nada que ver con la película. Sólo algo que he venido escuchando últimamente por la radio. Una versión de A historia de Lily Braun de Chico Buarque, cantada por Maria Gadú. Pero no esta cantante no está en Spotify, por lo que alternativamente puedo ofrecer la versión de Ana Paula Lopes. También podemos recordar que hace 24 años Ana Belén nos ofreció una versión de este animado tema en castellano. Aunque yo prefiero escucharlo en la dulce lengua portuguesa.

Vista desde la Sagrada Familia

Desde la Sagrada Familia tenemos vistas privilegiadas de la Barcelona más actual - Pentax K10D, SMC-A 50/2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.