[Deportes] Algunas sorpresas, y algunas que no lo han sido

Deporte

Este fin de semana se han jugado los cuartos de final de la Copa del Mundo de Rugby 2011. Lo primero, decir que seguir una retransmisión deportiva cuando el comentarista es extremadamente parcial es un verdadero rollo. Miren, señores de Canal + Deportes. Entiendo que les caigan simpáticos los chicos de la selección argentina, y que hubiera sido divertido que hubiesen derrotado a Nueva Zelanda. Pero no ha sucedido. Decir cuando en el minuto 60 de la segunda parte, cuando los old blacks van ganando 23 a 10, que al entrenador neozelandés las cosas no le están saliendo bien, es una soberana gilipollez. Quizá los old blacks no hayan jugado su mejor partido, ni hayan practicado su juego más brillante. Pero han tenido controlado el partido, no han pasado reales apuros en ningún momento, ni cuando momentáneamente Argentina se ha puesto por delante en el primer tiempo, y han ganado porque son muy superiores. No se puede decir que las han pasado canutas hasta que en los últimos minutos se han impuesto. No es eso lo que ha pasado. Y lo repito, los albicelestes también me caen más simpáticos que los chicos de nuestras antípodas. Pero si no puede ser no puede ser.

En la otra semifinal del hemisferio sur, sí que ha habido mucho más que rascar. Sudáfrica ha hecho todo lo posible por ganar. Menos una cosa. Conseguir ensayos. Y si los contrarios no te conceden las faltas que compensen tu falta de capacidad atacante, de nada te sirve el dominio. Y así, Australia en un partido poco vistoso, pero en el que sí que han sido capaces de atravesar con la mano en una ocasión la línea de ensayo springbok, han ganado por la mínima. Y así, en semifinales se verá el partido entre eternos rivales del hemisferio sur que todo el mundo esperaba ver en la final. Pero los wallabies sí que fallaron contra Irlanda en la fase de grupos y ahora se la tendrán que ver con los anfitriones una semana antes de lo previsto. Por ellos, por la organización, por las televisiones,… por todo dios.

Pero hablemos de los chicos europeos. Empecemos por Gales. Después de las fotos.

Caernarfon

En la estación de Caernarfon, norte de Gales, se ve que para mover las duras agujas de la vieja línea de vía estrecha no hace falta llamar a la primera línea del quince del dragón (Canon EOS D60, EF 28-135/3,5-5,6 IS USM).

Menai Bridge y el pueblo con el nombre más largo

Mientras viajamos por el norte de Gales, nos dirigimos a Beaumaris, y vemos anunciado el desvío a la población con el topónimo más largo del Reino Unido; y eso que en el carte están notablemente abreviado (Fujifilm Finepix F10).

We are seven ¿dwarfs? - Bangor

Puesto que la melé de un equipo de rugby son ocho, y son unos morlacos de mucho cuidado, los siete que están enterrados y caben en esta pequeña tumba de la ciudad galesa de Bangor,... ¿tendrán que ver con una tal Blancanieves? (Fujifilm Finepix F10).

Y es que el quince del dragón dio ayer la primera sorpresa al derrotar en un partido que se tomaron muy en serio defensivamente desde el primer momento a la favorita Irlanda. Por la trayectoria de los últimos años, por lo visto en la fase de grupos, los del trébol eran favoritos para pasar a semifinales. Pero no. Y aquí no hay casualidades. Los galeses han merecido la victoria, por estar más centrados y por creérselo. Y está bien por ellos. Porque son los más jóvenes y los más ilusionados. Y un 10 – 22 creo que es lo suficientemente expresivo.

Y la segunda sorpresa la protagonizó la siempre irregular Francia al imponerse a su eterna enemiga Inglaterra con mucha mayor claridad de la esperada también a la vista de sus mutuas trayectorias en los últimos tiempos, y no me refiero sólo a los partidos del mundial, aunque también. El caso es que el quince del gallo ha dado lo mejor de sí mismos, al mismo tiempo que al negar por completo el uso del oval a los de la rosa han impedido cualquier recurso para igualar el encuentro. Ni siquiera han podido acudir a las patadas de Wilkinson para ser salvados una vez más. Así que la semifinal europea está servida. Galeses contra galos. No merece la pena especular un posible favorito, visto lo visto.

Por cierto, ya hay un motivo más para haber llamado al grupo B el grupo de la muerte. Ya no queda ningún equipo en competición. La semana que viene, más.

Cap Fréhel

Para homenajear a los del quince que tendrán que enfrentarse el próximo fin de semana a una selección celta, nos iremos a la región más céltica de la Galia; Bretaña. Por ejemplo, a Cap Fréhel (Canon EOS 100, EF 28-80/3,5-5,6 USM).

Antiguo Citroën en Guimiliau

¿Podéis pensar en algo más francés que este bello citroën con su "roulotte" en la población bretona de Guimiliau? (Canon EOS 100, EF 28-80/3,5-5,6 USM).

Planeadores en modelo en Ménez-Hom

Un frío y un viento de mil demonios hacía en la cumbre de Ménez-Hom, a la vertiginosa altitud de 330 metros sobre el nivel del mar, en el Finisterre francés, mientras se disponían a volar los planeadores a escala (Canon EOS 100, EF 28-80/3,5-5,6 USM).

Trajes típicos en Locronan

Seguro que ayer se pusieron muy contentas estas bellas jóvenes que paseaban con sus trajes típicos por Locronan. Bueno, teniendo en cuante que la foto es de 1994, igual ya no son tan jóvenes (Canon EOS 100, EF 28-80/3,5-5,6).