[Breve con foto] Un “dinosaurio” en mi despacho

Humor

Hace unos días tuve durante toda la mañana un pequeño compañero de despacho. Se puso detrás de mí, y prácticamente no se movió en todo el rato. Apenas algunos centímetros cuando yo me levantaba para cualquier cuestión. Decidí no ahuyentarlo. Al fin y al cabo, ningún mal me hacía. Y me parece bonito. ¿O no? Ya sé que la gente tiene preferencia por los animalitos con pelos o plumas, pero… todos venimos de algún ser vivo viscoso y acuático. Así que ¿para qué tan selectivos?

Dinosaurio en el lugar de trabajo

(Leica D-Lux 5)

[Fotos – arte] Un ratico en el Museo de de Zaragoza

Arte, Cultura

Pues eso. Que ayer era el día del Pilar, lo cual equivale a agobios sin fin en toda la ciudad. Por lo menos para quienes no tenemos ganas de fiestas populares, multitudinarias, y esas cosas. Pero tampoco me apetecía quedarme en casa; necesitaba airearme. Y pensando que sería un sitio tranquilo me dirigí a la plaza de los Sitios, donde se encuentra el edificio principal con las secciones de arqueología y bellas artes del Museo de Zaragoza. No sabía si podría hacer fotos. La última vez que estuve fue cuando la exposición especial durante la celebración de la Expo 2008, y entonces no se podía. A la entrada no vi ninguna información al respecto. Así que con la discreta Pentax K-x y sus pequeños objetivos de la serie Limited. Nadie me dijo nada. A la salida, efectivamente vi un cartelico con la prohibición. Que no vi porque me distrajo con su amabilidad la moza de seguridad para indicarme por donde debía ir. Pues nada. He delinquido. He aquí las pruebas.

Uno de los bronces de Contrebia Belaisca (Botorrita)

De los objetos más importantes que podemos encontrar en la sección de arqueología son los bronces de Contrebia Belaisca, cerca de la actual Botorrita, porque nos dan abundantes claves para comprender el antiguo lenguaje celtíbero.

Admirando a Goya

Dentro de la sección de bellas artes, lo más visitado sin duda son las salas dedicadas a Goya; yo me he preguntado muchas veces si no sería mejor reunir en un único espacio todas las obras de Goya que hay en la ciudad para mayor atractivo turístico y cultural.

Con el niño

En un día festivo y familiar, algunos de los visitantes venían de fuera de la ciudad, y con las familias al completo, así que alguien se tenía que hacer cargo de los más pequeños.

La ninfa de las mariposas

Detalle de la voluptuosa ninfa de las mariposas de Casto Plasencia; qué pícaros estos pintores a caballo entre el XIX y el XX.

En el patio

En el soleado patio del museo, fue el único sitio donde aparte de mí se vieron otras gentes con cámaras; pero bueno, tampoco ha sido para tanto. Nunca he entendido según que prohibiciones. Y menos en un museo tan tranquilo tan excesivamente poco visitado como éste.