[Vídeo – ciencia] Hipotéticas visiones celestiales

Ciencia

Me ha impresionado mucho el siguiente vídeo, en el que se representa como sería el cielo nocturno si en el lugar donde se encuentra la luna, se encontrasen otros cuerpos celestes de distintos tamaños. Impresionante el aspecto que tendría el cielo nocturno con el gigantesco Júpiter ocupando buena parte de la esfera celeste. Ahora bien, los eclipses de sol iban a ser también de la leche.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=DNlLnaJiGY8]

[Historia] 500º aniversario del nacimiento de Miguel Servet

Historia

Sin duda alguna, uno de los aragoneses más universales que en la historia han sido fue Miguel Servet, o más correctamente debiéramos decir Miguel Serveto. También conocido en Francia como Michel de Villeneuve (que traducido sería Miguel de Villanueva habiendo nacido el prohombre en la población aragonesa de Villanueva de Sigena). Hoy hace 500 años del nacimiento de Servet. Ha querido la casualidad que me haya pasado la mañana encerrado en el macrohospital zaragozano que lleva su nombre.

Por lo que he deducido a lo largo de los años, la gente de la calle no tiene mucha idea de por qué Servet fue importante. Muchos son conocedores de que fue condenado a morir en la hoguera en la Ginebra de Calvino. Lo cual, para algunos es una expresión de que los españoles llevamos la mala fama de la inquisición a cuestas, pero que el resto de Europa por ahí le anduvo. No les faltará su punto de razón. Pero parecen ignorar que también la iglesia católica lo condenó a la hoguera, pero que a falta de echarle el guante lo quemaron simbólicamente en Viena pocos meses antes que los supuestamente civilizados suizos lo hicieran realmente en la emblemática ciudad helvética. De hecho, cuando yo estudiaba en uno de los colegios de los padres escolapios en Zaragoza, poco me hablaron de sus inquietudes teológicas, o de que había abrazado con pasión muchos elementos de la reforma protestante, aunque con desacuerdos con el intransigente teólogo franco-suizo. Nos contaban que su principales logros fueron en el campo de la medicina, porque había descubierto la circulación de la sangre.

No tal. Es cierto que describió en sus escritos el circuito menor de la circulación sanguínea, el que lleva al vital líquido a oxigenarse en los alvéolos pulmonares. Pero parece que este hecho así como otros aspectos de la circulación de la sangre por el conjunto del organismo ya habían sido descritos por algunos fisiólogos árabes tan pronto como trescientos años antes. En cualquier caso, esta afición a la medicina es lo que más ha trascendido en estos pagos, reforzada por el hecho de que el principal hospital de la comunidad autónoma lleve su nombre.

Pero esto no quiere decir que careciera de virtudes. Ni mucho menos. Se trataba de un hombre que hacía algo muy importante. Pensar. También era hijo del renacimiento y era curioso. Investigaba y estudiaba. Que no es poco como ejemplo. Y sobretodo. Hay muchos historiadores y eruditos que consideran que la ejecución de Servet en Ginebra marcó un punto de inflexión. Un cambio en las tendencias europeas que poco a poco llevó a mayores niveles de tolerancia y libertad de pensamiento. Esperemos que esta herencia sea algo que no se pierda. Y en cualquier caso, quedémonos con lo que el humanista francés Sebastián Castellion dijo posteriormente sobre la ejecución de Servet.

Matar a un hombre no es defender una doctrina, es matar a un hombre. Cuando los ginebrinos ejecutaron a Servet, no defendieron una doctrina, mataron a un hombre.

Así sea, y así se entienda. Valga para el pensador aragonés y para todos los muertos por la intransigencia de las muchos doctrinarios que han infestado e infestan el mundo.

Miguel Servet ante el Hospital Miguel Servet

La bella escultura de Miguel Servet que encontramos ante la fachada del hospital que lleva su nombre en Zaragoza, es reproducción de la que la escultura Clothilde Roch realizó en 1908 para ser colocada en Ginebra; aunque diferencias religiosas, siempre éstas, hizo que acabase instalada en la población francesa de Annemasse, en el área metropolitana de la ciudad suiza (Leica D-Lux 5).

[Breve – música] Aniversario de Miles Davis

Música

Me hubiera gustado escribir una entrada más extensa. Pero estos días, por cuestiones familiares, voy con poco tiempo. O cansado. Así que me limitaré a señalar que en el día que se cumple el 20º aniversario de la muerte de Miles Davis, escuchar su música es una más que excelente recomendación. Si no tenéis nada, podéis empezar escuchando el podcast que le ha dedicado Cifu en Jazz porque sí. Yo todavía no he tenido ocasión, pero ya caerá, ya. En cualquier caso, considero retomar el tema cuando tenga más tiempo.

Hoy, para dormir, me pondré un rato el Kind of Blue.

[Libro] After dark

Literatura

Una de las características de los libros que hasta ahora había leído del japonés de moda, Haruki Murakami, es que sus novelas tienden a ser más bien tochos. En el sentido de su volumen, me refiero. Su 1Q84 inicial ya era gordota y todavía faltan partes, que esperamos para este mes que viene. Pero tenía pendiente desde este verano uno de sus relatos de extensión más razonable. Y en estos días lo léido. No me ha costado mucho, la verdad. Por su longitud, y por otros motivos.

After Dark
Haruki Murakami (traducción de Lourdes Porta)
Tusquets Editores – Maxi; Barcelona, 2010
ISBN: 9788483835623

Este relato nos va a permitir acompañar a una serie de personajes de la vida nocturna de Tokio en las horas tras la caída de la noche (after dark) y el cese de los servicios ferroviarios de la metrópoli japonesa. Y así, conoceremos a Mari una joven universitaria de 19 años que se refugia lejos de casa en una cafetería, enfrascada en la lectura. Donde la encontrará Takahashi, otro universitario y músico de jazz aficionado, que la conoció tiempo atrás a través de Eri, la hermana de Mari. También conoceremos el atribulado dormir de esta, en una habitación en la que el televisor muestra imágenes misteriosas a pesar de estar desconectado. O la vida en un love hotel, donde las parejas van y vienen con el único fin de practicar el sexo discretamente, y en el que un cliente ha agredido brutalmente y ha robado todas sus pertenencias a una joven prostituta china, que es servida a los clientes en una motocicleta, reducida al mismo estatus que una pizza por encargo. Todos los personajes interrelacionarán entre sí de un modo u otro a lo largo de la noche y la madrugada, conoceremos sus miedos y sus anhelos, y por qué permanecen en vela mientras la mayor parte de la ciudad duerme.

Con una escritura mucha más fluida y mucho más sencilla conceptualmente de lo que hasta el momento había leído de este autor, nos introduce en una pequeña historia en la que diversos conceptos y temas surgen. La familia, el futuro, las relaciones humanas, la violencia, la solidaridad, la belleza y sus significados, y cómo no, el enamoramiento. Como proceso este último, no como la inevitabilidad que en muchas obras literarias se presenta. Por supuesto, como sucede muchas veces en la obra de Murakami, aspectos sobrenaturales y la música de jazz son dos elementos que un momento dado u otro hacen presencia en la narración.

Realmente, es una obra que no me ha costado nada leer. Me enganché enseguida, y me ha parecido muy interesante. Uno simpatiza inmediatamente con los personajes. O directamente te caen mal, según las circunstancias. Pero sin que existan estereotipos. Cada uno de ellos tiene sus luces y sus sombras, y sus motivo. Sean estos conscientes o no. También me gusta la posición del narrador, que se ve a sí mismo como un observador, presente en las escenas narradas, aunque ignorado por los protagonistas de las mismas. E incapaz de intervenir e interactuar. Aun cuando lo desee.

Me parece una obra muy interesante, y como recomendación, me parece que puede servir como introducción a los mundos del escritor japonés de forma más suave y progresiva que otras de sus obras más conocidas, pero más densas y complejas.

A orillas del Rin

Las grandes ciudades siempre mantienen parte de su vida tras la caída de la noche; como la ciudad de Colonia a orilla del Rin (Panasonic Lumix GF1, G 20/1,7 ASPH).

[Cine] Cómo acabar con tu jefe (2011)

Cine

Cómo acabar con tu jefe (Horrible Bosses, 2011), 27 de septiembre de 2011.

Normalmente, no suelo ir a ver películas como ésta, comedias que a priori no me dan muy buena espina. Es cierto que el reparto es llamativo. Por lo menos en lo que se refiere a los “jefes”. Kevin Spacey, Colin Farrell, Donald Sutherland,… un poco menos atractiva es la presencia de la floja Jennifer Aniston. Si a todo esto le sumas, que por haber asistido al cine la semana pasada teníamos la entrada a sólo dos euros, y que no podíamos aprovecharla más que a esa hora, y este lunes pasado,… pues había que atreverse con esta película dirigida por Seth Gordon.

El argumento es relativamente banal. Tres tipos, amigos entre sí, Nick (Jason Bateman), Dale (Charlie Day), y Kurt (Jason Sudeikis), viven amargados por sus jefes. El del primero, un alto ejecutivo (Kevin Spacey) con tendencias violentas y que abusa sin recato de sus empleados. La del segundo, una odontóloga (Jennifer Aniston) que lo acosa sexualmente. El del tercero es un buen tipo (Donald Sutherland), pero palma en un infarto y el negocio lo hereda el hijo que es un impresentable, drogadicto y mujeriego (Colin Farrell). En un momento dado, deciden que la mejor solución es la de matarlos. Y para ello cuentan con la consejo de un individuo patibulario (Jamie Foxx). Pero como son muy torpes, todo acabará tremendamente enredado.

Estamos ante una comedia típica de tipos muy torpes que meten la pata constantemente, provocando situaciones más o menos previsibles. También practican un humor de sal gorda, diciendo muchos tacos y con humor escatológico. Los momentos más inspirados vienen de parte de Spacey y de Foxx. El personaje de Farrell está desaprovechado, así como la breve aparición por ahí de Julie Bowen, una actriz que en la teleserie Modern Family demuestra tener una capacidad cómica muy superior a las de otros que pasan por ahí y que flojean mucho, y que por cierto sale más guapa que la actriz principal, que tiene un aspecto cada vez más artificial. Es cierto que tienen algún momento en el que obtienen alguna sonrisa del respetable, e incluso alguna risa entre los espectadores menos exigentes y más predispuestos. Pero nada más.

Una comedia fácilmente olvidable, que incluso al precio de 2 euros la entrada tiene una relación calidad/precio muy discutible. Por cierto, repasando la ficha en IMDb se va confirmando, que en las películas americanas, cuantos más guionistas tiene un filme, peor es el guion. Tres notas firman esta mediocridad.

Valoración

  • Dirección: **
  • Interpretación: **
  • Valoración subjetiva: **
Avión procedente de Roma Ciampino

Lamentablemente, la comedia de altos vuelos hace tiempo que parece que pasó a mejor vida; en la foto, el pasaje desciende del avión que nos trae hasta el aeropuerto de Gerona desde Roma Ciampino (Canon Digital Ixus 400).

[TV] Appropriate Adult

Televisión

Conocí esta miniserie británica de dos episodios por casualidad. Al principio no me llamó la atención mucho. El concepto ése de appropriate adult me sonaba a posible melodrama de estos de sobremesa. Pero la presencia en el reparto como protagonista de Emily Watson, una actriz británica muy solvente, me indujo a enterarme un poco más sobre qué iba. Finalmente, decidí que cuando tuviera un rato la vería. Al fin y al cabo, dos episodios de poco más de una hora de duración equivalen a un largometraje, y siempre es posible encontrar un momento. Al comienzo de la serie se nos avisa que estando basada en hechos reales, algunas partes de la acción se han dramatizado. Es decir, no necesariamente las cosas sucedieron como se cuenta.

La historia nos cuenta las vivencias de Janet Leach (Emily Watson), un ama de casa británica que en los años noventa se ofreció para actuar como appropriate adult en la ciudad inglesa Gloucester. Sorprendentemente, el primer caso en el que tuvo que intervenir no se trató uno típico de algún menor o algún adulto con discapacidad psíquica, sino que se trato de Fred West (Dominic West), un adulto acusado un número indefinido de asesinatos, incluido el de alguna de sus hijas, con connotaciones sexuales y sadismo, y con la más que probable colaboración de su mujer Rosemary (Monica Dolan). La policía optó por solicitar esta figura reconocida en la legislación británica con el fin de no dejar cabos sueltos en la investigación, que pudieran hacer sospechar que el proceso no contaba con las suficientes garantías para el acusado. Durante los interrogatorios, el acusado y Janet desarrollan una peculiar relación que dura toda la investigación y más allá, cuando esta termina, y el acusado está en la cárcel a la espera de juicio, al que no llegó por haberse suicidado antes.

De estos asesinatos en serie, por los que sí que fue condenada la esposa de West, yo no había oído hablar nunca. Parece que tuvieron una cierta repercusión en su momento en la opinión pública británica. Y la serie ha generado controversias entre las personas que participaron en aquella investigación, o tienen relación con Leach o con West. Ni idea de quien tiene razón. Por lo tanto, centraré mi opinión en la realización de la serie como drama televisivo más que como recreación de unos hechos reales.

Lo cierto es que como suele ser habitual en este tipo de productos, el peso de la realización descansa sobre los intérpretes. La protagonista absoluta es Emily Watson, que una vez más demuestra desde mi punto de vista que es una excelente actriz, que con sobriedad y pocas palabras transmite mucho en pantalla. Tras ella, compartiendo muchas escenas está Dominic West que la acompaña muy bien, haciendo creíble el tipo de criminal que se nos quiere presentar. Notables actuaciones también, la breve pero matizada de Monica Dolan y las de los diversos miembros de la policía o de la familia de Leach que aparecen con menos frecuencia en pantalla. En otros aspectos de la realización, la producción es sobria pero adecuada, presentándose una reproducción del ambiente de la época y de los lugares muy bien conseguida, y filmándose todo el conjunto con gran oficio. Como ya he dicho se podría ver como un largometraje y no desmerecería nada de muchos de los dramas que en estos momentos llegan a la gran pantalla.

Como conclusión, una serie que puede ser recomendable, que dudo que llegue a las televisiones españolas si no es en algún canal minoritario, pero que es una demostración palpable de que los británicos puede que sean quienes hacen los mejores productos de ficción televisiva, apoyándose en su aparentemente inagotable cantera de excelentes intérpretes.

Embankment Gardens - Chelsea

No conozco Gloucester, así que para dar un ambiente británico pasearemos por los Embankment Gardens en el "borough" de Chelsea, en Londres (Canon Digital Ixus 400).

[Deportes] Francia no fue rival para los anfitriones

Deporte

En el tercer fin de semana de la Copa del Mundo de Rugby 2011, dos partidos han concentrado la atención por su significación. El sábado, la anfitriona Nueva Zelanda se jugaba el primer puesto de su grupo contra Francia, uno de los principales gallitos del hemisferio norte. Además, se vislumbraba un partido con sabor a revencha, ya que Francia apartó a los all blacks en los cuartos de final de los campeonatos de hace cuatro años. Sin embargo, los del gallo sólo ofrecieron sensación de peligro durante los cinco primeros minutos del partido. Después de esto, los neozelandeses empezaron con su juego dinámico y poderoso, y dieron un recital de ensayos que los galos sólo pudieron maquillar con algunos ensayos en la segunda parte. Difícil de ver a los franceses como uno de los candidatos al título después de los visto hasta el momento.

Por las calles de Foix

Volvemos a dedicar las fotos a Francia, porque desgraciadamente no he visitado Nueva Zelanda; por ejemplo, las tranquilas calles de Foix en el Midi (Canon Digital Ixus 400).

El domingo, un duelo importante el que ha enfrentado a Escocia y Argentina. Con Inglaterra ya clasificada, el que perdiese este partido virtualmente quedaba fuera del campeonato. Los escoceses han dominado la mayor parte del encuentro, con gran orden en las líneas, y con puntos a base de golpes de castigo y drops. Pero se han visto incapaces de llegar hasta la línea de ensayo con el balón en las manos. Cosa que sí que han hecho los argentinos en un momento clave en el segundo tiempo, lo que les ha dado una ventaja de un punto. Y aquí, los del cardo han repetido una vez más lo que se les ha visto en estos últimos años en el Seis Naciones. Con buenos partidos, su falta de resolutividad les condena a perder partidos que parecían tener controlados. En los últimos minutos, han sido incapaces de mantener la cabeza fría, aclarar sus ideas y salvar ese único punto que les separaba de la victoria y de la clasificación para cuartos. No están perdidos, pero casi. Tienen que ganar a Inglaterra y esperar a ver lo que hace Argentina contra Georgia. Chungo.

Tren Amarillo de la Cerdaña

Aquí vi el tran amarillo de la Cerdaña de pasada y parado; en un viaje anterior pude montar y disfrutarlo (Canon Digital Ixus 400).

Visto lo cual, salvo sorpresas de última hora poco previsibles (¿Italia podría inquietar a Irlanda? ¿Gales puede tener problemas en sus dos enfrentamientos polinesios? ¿Samoa podría dar una enorme sorpresa a Sudáfrica? ¿Lo comentado de Escocia e Inglaterra?), parece que los siguientes cruces van a tener un marcado caracter hemisférico. Los cuatro supervivientes europeos se enfrentarán entre sí en cuartos y semifinales, y los del hemisferio sur tres cuartos de lo mismo. Con lo que la final será un norte contra sur. ¿Nueva Zelanda contra Inglaterra? ¿Volverán a ser capaces los ingleses de dar una sorpresa como en el 2003 cuando se impusieron contra pronóstico en Australia?

Catedral de Saint-Étienne

Reflejos de las cristaleras de la catedral de Saint-Étienne de Toulouse (Canon Digital Ixus 400).

Claustro de San Bertrand de Cominges

En un día nublado y lluvioso, aparece sombrío el claustro de San Bertrand de Cominges (Canon Digital Ixus 400).

[Fotografía] Algunos porfolios de lectores en La Lettre de la Photographie.com

Fotografía

Como la semana pasada, de los porfolios que La Lettre de la Photographie ha seleccionado de sus lectores este fin de semana, os pongo los enlaces a los que me han llamado la atención.

Oliver Borson – Travels: Paisajes urbanos y algún paisaje natural. De día y de noche. Blanco y negro en formato cuadrado. De lo que más me gusta. Tiene página propia en internet.

Alexandra Vainshtein – Tango: Muy bien captado el espíritu de este conocido baile argentino por parte de esta fotógrafa basada en Nueva York. Página propia.

Bertil Nilsson – Images of the Circus Artist: Nos dicen que son artistas de circo, pero lo mismo podrían ser deportistas, gimnastas. Cuerpos desnudos, estilizados, en acción. Gran belleza en las imágenes. Página propia.

Os dejo con algunas imágenes revisitadas de mi viaje a Roma en 2004.

Guardia suiza - San Pietro in Vaticano

Guardas suizos en San Pietro in Vaticano (Canon Powershot G6).

Moises - San Pietro in Vincoli

"Moises" de Michelangelo en San Pietro in Vincoli (Canon Powershot G6).

Carabinieri - Circo Máximo

Dos carabinieri patrullan a caballo en el Circo Máximo (Canon Powershot G6).

Panteón

Numerosos turistas pueblan el amplio espacio del Panteón (Canon Powershot G6).

Laocoonte y sus hijos - Musei Vaticani

"Laocooente y sus hijos" en los Museos Vaticanos (Canon Digital Ixus 400).

Cruzando el Tíber

Cruzando el Tíber en Vespa sobre el puente Garibaldi (Canon Digital Ixus 400).

[Humor] El capitán Obvio trabaja en la FNAC – Plaza de España

Humor

Mientras espero que empiece el a priori emocionante partido de rugby entre Argentina y Escocia, repaso cosas. Ayer tarde estuve en la FNAC. Tenía un vale de descuento de 5 euros, y ganas de renovar la lista de libros pendientes. También eché un vistazo a la sección de cine. Me gustaría tener Gosford Park en blu-ray. Pero no está. Una película importante, de 2001, y no está en Europa. Si en los EE.UU. Pero está la cuestión de las “regiones”. Luego se quejan de que la gente piratea. ¿Entre pagar 18 euros por la película en calidad DVD y bajártela gratis en alta definición… qué pensáis que preferirá la mayor parte de la gente? Nos lo ponen difícil incluso a los que queremos ser solidarios con los creadores.

El caso es que paseando entre los estantes de películas descubría que uno de los superhéroes favoritos de los que opinan en internet, el Capitán Obvio, trabaja en el establecimiento de la FNAC – Plaza de España, en Zaragoza.

Y si no vedlo vosotros mismos:

Si te gusta el pack de DVDs El día más largo – Kagemusha, te gustará el pack de DVDs El día más largo – Kagemusha.

Un extra del absurdo es unir en un mismo pack "El día más largo" y "Kagemusha" (iPhone).

[Libro] Solar

Literatura

Dicen por ahí que Ian McEwan es el escritor de narrativa de ficción más importante de la actualidad. Yo he tenido oportunidad de leer dos de sus novelas, y ambas me han gustado bastante. Lo que no sé es si subir a lo alto del pedestal. Quizá eso es lo de menos. En su última novela, la emprende con el calentamiento local. O a lo mejor no. A lo mejor la emprende con algo más profundo todavía.

Solar
Ian McEwan (traducción, Jaime Zulaika)
Panorama de narrativas, Anagrama, 2011
ISBN: 9788433975553

Primrose Hill

Una de las oportunidades de redención para el protagonista de la novela, tiene que ver con un pulcro apartamento cerca de Primrose Hill, lugar donde los londinenses gustan de disfrutar de los días de buen tiempo, con vistas de la ciudad (Canon Digital Ixus 400).

Estamos en el año 2000. Michael Beard es un físico famoso, ganador del premio Nobel por sus aportaciones sobre el comportamiento de la luz en el marco de la teoría de la relatividad de Einstein. Pero eso fue muchos años antes. Desde entonces vive acomodado pero sin aportar grandes cosas. Comedor, bebedor, mujeriego; va por su quinto matrimonio que hace aguas por todas partes. Descubre que su mujer le es infiel. Y un joven físico del instituto dedicado a las energías alternativas para luchar contra el cambio climático donde trabaja un día a la semana le irrita con su desparpajo, su falta de complejos y su originalidad. Todo conspira para complicar su vida. A la vuelta de un esperpéntico viaje a un fiordo helado en el círculo polar ártico, alguien morirá y su vida cambiará. Volveremos a encontrarlo en 2005 y en 2009, en el que finalmente las consecuencias de todo lo que ha hecho y lo que no ha hecho en su vida explotará.

Con esta novela ha estado a punto de pasarme como con La conjura de los necios. Aquella es una novela que nunca he podido terminar por el rechazo visceral que me produce su protagonista. En este casi casi es lo mismo. Pero he llegado al final, para conocer el devenir de este físico, que sin duda alguna es la personificación de los defectos de la sociedad occidental actual. Avaro, consumidor en exceso, desconsiderado con los demás, egoísta… su glotonoría es la metáfora perfecta del derroche de recursos de la sociedad contemporánea. Del consumo desmedido. Esto es algo de lo que te vas dando cuenta cuanto más reflexionas sobre lo que has ido leyendo. Quizá la figura de Michael Beard incomoda especialmente por no deja de ser ese alter ego de todos nosotros que no queremos reconocer. Es todo lo que no nos gusta de nosotros mismos, como colectivo, pero quizá también como individuos. También es un espejo de la capacidad del ser humano para cometer errores. Al protagonista, un privilegiado desde todos los puntos de vista, constantemente se le ofrecen oportunidades para corregir su rumbo. Pero con con una constancia igualmente persistente, domina su vertiente negativa para huir hacia delante, insistiendo en sus errores.

De fondo, el asunto del calentamiento local, que es tratado paródicamente pero no por ello con menos seriedad. Al fin y al cabo, lo que se parodia no es el problema, sino la actitud de científicos, politicos, intelectuales, la sociedad en general ante el problema. Lo cual también nos debería reflexionar sobre el hecho de que tenemos un problema, un problema grave. Al igual que Beard aunque diagnostiquemos correctamente los problemas que el mundo presenta, que nuestra civilización ostenta, no sólo no corregimos el rumbo sino que persistimos con igual constancia en nuestros errores.

La novela nos divertirá en muchas ocasiones. Tanto el viaje al ártico, como la muerte que pone fin al primer acto de la novela son momentos de increíble comicidad. Pero también es una novela dramática, y por qué no decirlo, trágica en cuanto a las consecuencias finales. En cualquier caso, cuanto más reflexiono sobre lo que he leído, más recomendable me parece. Así que, a por ella.

Primrose Hill

Describe la novela tanto los niños jugando como las cometas volando en Primrose Hill (Canon Digital Ixus 400).

[Ciencia] ¿Qué es más rápido que la velocidad de la luz?

Ciencia

Según un chascarrillo que pulula por el mundo, sólo hay una cosa que viaja más rápida que la velocidad de la luz. Los chismes (gossip en la lengua Secspir). Y por lo tanto, a más velocidad que la luz se ha reproducido el chisme en la prensa de que unos científicos habían descubierto unos neutrinos que viajaban entre Suiza e Italia a más velocidad que la famosa constante universal.

Por parte de este servidor, que no es físico pero es de ciencias, mi primera reacción ha sido: escepticismo total.

Y más si lo proclama la prensa a los cuatro vientos. Quizá no sea yo el más capacitado para explicar porqué creo que los periodistas son unos nefastos divulgadores científicos. Voy a reproducir literalmente cómo lo explican en NeoFronteras, porque me parece que hacen un análisis muy acertado:

Hay tres razones para este sensacionalismo en los medios de comunicación. La primera es la inercia amarillista que promueve la venta de su producto, por muy malo que sea éste. La segunda es la ignorancia supina de los periodistas sobre casi cualquier tema (saben escribir pero no saben nada sobre lo que escribir) y la ausencia de asesores científicos en los medios que los corrijan. La tercera es la ignorancia generalizada en la sociedad, que ha hecho que después de más de 100 años la gente no comprenda y no quiera comprender la Relatividad General (RE) ni sus consecuencias.

Últimamente, dudo incluso que sepan escribir.

Si leemos en aquellos sitios que con serenidad han comentado la cuestión, además del anterior, por ejemplo en Quantum Diaries (en inglés, y de donde he tomado lo del gossip), veremos que en realidad lo que ha sucedido es que unos científicos han comunicado en un seminario, no lo han publicado formalmente, una discrepancia entre la velocidad esperada de los mencionados neutrinos y la observada. Y puesto que si fuese verdad la observada, pondría patas arriba el paradigma actual en el que se sustenta la física, y por lo tanto sería una verdad que habría que considerar de una forma extraordinariamente crítica, lo que han pedido en esa comunicación es que la comunidad científica les ayude a encontrar el error. Porque lo primero que hay que suponer es que de alguna forma han cometido un error. Si tras un análisis exhaustivo nadie encuentra un error, entonces quizá habría que considerar la cuestión de otra forma.

Por supuesto, es difícil esperar que la mayor parte de la gente entienda este proceder. La mayor parte de la humanidad vive convencida de sus “verdades”. Adopta de forma dogmática creencias religiosas, ideologías políticas, modelos sociales o económicos, supersticiones diversas, pseudociencias, etcétera. Por lo tanto, ni de lejos se plantean preguntar a su similares algo así como:

Oye mira, esto es lo que yo pienso. ¿En qué crees que me equivoco? ¿Cómo lo ves tú?

Si esto sucediese. Estoy convencido que el mundo sería un lugar mejor. Pero somo demasiado humanos para que tal cosa suceda. Más dados a imponer nuestras creencias que a aceptar la realidad como se nos presenta, si es contraria a esas creencias. Hace tiempo que pienso que quien proclamó al ser humano como un “animal racional” o era un optimista incurable, o muy despistado, o muy tonto, o un cínico con ganas de gastarnos a todos una monumental broma.

Por supuesto, ya he visto algún titular en algún diario nacional hablando de “viajar en el tiempo”. Sí. No hace falta más que leer la prensa habitual para sentirse como entre los más primitivos trogloditas.

Laderas del Mönch

Para pillar a los escurridizos neutrinos, hay que enterrar los instrumentos en el interior de las montañas; como las de los Alpes. En la imagen, las vertientes del Mönch, en el macizo de la Jungfrau en Suiza (Pentax K10D, SMC-DA 40/2,8 Limited).

[Libro] La belleza y el dolor de la batalla

Literatura

Ya comentaba ayer que últimamente me pica el gusanillo por saber algo más de ese terrible conflicto que fue la Primera Guerra Mundial. Un conflicto bélico que se podría haber llevado con todo derecho el dudoso honor de “horror del siglo” si no fuese porque sólo 20 años después de su finalización, los mismos actores se enzarzaron con horroroso entusiasmo en una catástrofe humano mucho mayor. Y vinculada, de muchas formas. En cualquier caso, llevaba ya varios meses haciéndome guiños desde las estanterías de las librerías este volumen del historiador sueco Peter Englund que hoy os comento, pero que me daba un poco de repelús por su abultado número de páginas. Finalmente, lo compré, y no creo que me arrepienta nunca de haberlo hecho.

La belleza y el dolor de la batalla (Stridens skönhet och sorg)
Peter Englund (traducción, Caterina Pascual Söderbaum)
Roca Editorial de Libros; Barcelona, 2011
ISBN: 9788499182254

El libro narra acontecimientos reales, tal y como los vivieron sus protagonistas. La narración está basada en escritos de la época de los propios protagonistas. Diarios, cartas, libros de memorias,… A partir de estos documentos, el autor nos ofrece 227 fragmentos en los que vamos siguiendo la peripecia de 20 personas de distinta condición, que vivieron y sufrieron los acontecimientos y las consecuencias de la gran guerra. Se trata de gente muy diversa. En general, no hay militares de alta graduación o responsables políticos. Son personas del pueblo. Pero algunas de ellas alcanzaron gran notoriedad en su vida.

Castillo de Haut-Koenigsbourg

El castillo de Haut-Koenisburg en Alsacia, paso a manos del Imperio alemán en 1871, para volver a manos de Francia al final de la primera guerra mundial (Panasonic Lumix GF1, G 20/1,7 ASPH).

  1. Una británica que vive en Rusia y se alista en el cuerpo de enfermeras del ejército del zar.
  2. Una adolescente prusiana que va creciendo durante la guerra, observando las consecuencias de la misma como civil, desde la ciudad de Schneidemühl, actualmente Piła (Polonia), que tiene su primer amor, casto, con un joven teniente, que ve cómo se le muere un bebe en sus brazos, por hambre.
  3. Un entusiasta artillero alemán de origen judio, patriota como el que más, que consigue salir del conflicto sin haber sido herido.
  4. Un italoamericano neoyorquino que acude a la llamada de Italia, para luego desarrollar una enfermedad mental que lo mantuvo en retaguardia casi toda la guerra.
  5. Un alpino italiano que sufre el sinsentido de la guerra en el frente del Isonzo, para acabar prisionero de los austriacos tras el desastre de Vaporetto.
  6. Un oficial de caballería húngaro que mira con distancia todo lo que pasa como si apenas fuera con él, la caballería tiene un papel muy limitado en esta guerra dominada por los terrores tecnológicos, recorriendo casi todos los frentes europeos de la guerra.
  7. Un aventurero venezolano, que tras ser rechazado por los ejércitos de los países de la Entente, acaba siendo oficial de caballería en el ejército otomano en el que presencia el genocidio armenio.
  8. Un neurocirujano norteamericano que tiene que lidiar con terribles heridas, con sus propias enfermedades y que acaba teniendo experiencias muy cercanas con pacientes con neurosis de guerra, actualmente conocida como síndrome de estrés postraumático.
  9. Un soldado belga, que se queda sin patria y ejército, y acaba siendo un as de la aviación bajo los colores de su país aunque con dolorosos resultados al final.
  10. Un soldado británico de gran ardor guerrero que conquista la Cruz Victoria.
  11. Un soldado del ejército alemán pero de origen étnico danés, de los que quedaron incorporados al Imperio alemán tras la guerra de los ducados, y que siente que esta guerra no va con él.
  12. Un soldado francés, que al igual que los dos anteriores se ven enfangado en las trincheras del frente occidental
  13. Un oficial ingeniero del ANZAC que acabará entregando su vida en las playas de Gallipoli.
  14. Un oficial australiano que cae preso en Kut-al-Amara, y cómo sobrevivió en mejores condiciones de las previstas al cautiverio entre los otomanos.
  15. Una enfermera rusa que ha de enfrentar los gases venenosos, los peligros de las bombas enemigas, y llegada la revolución los peligros de las tropas propias.
  16. Un marinero de la flota de alta mar alemana que pasa la guerra sumido en el tedio, fuera de la puntual batalla de Jutlandia.
  17. Un oficial británico que sufre el desgaste físico y psicológico de la guerra en el bello pero inhóspito paisaje del África oriental.
  18. Un civil francés que observa con una mezcla de escepticismo y cinismo las inconsecuencias de la sociedad francesa de retaguarda ante los hechos de la guerra.
  19. Un oficial de caballería ruso que va recorriendo distintos escenarios del frente oriental, y que acaba temiendo por su vida cuando la revolución.
  20. Una feminista australiana, que compra de su propio dinero algunos vehículos y ambulancias que luego lleva al frente de los balcanes para conducirlos ella misma, sufriendo penalidades físicas, penalidades del amor, el incendio de Salónica, y un desgaste personal considerable.

Es posible que me deje alguno. O no. En algún sitio he leído que eran 22 protagonistas en otros que  20, en otros que 19. Imposible. A mí me salen 20. No sé si debemos incluir entre el protagonistas el último fragmento, del que luego hablaré.

El Palacio Real desde el Puente de las Cadenas

Uno de los protagonistas, oficial de húsares húngaro, consigue volver a Budapest al final de la guerra tras un accidentado viaje en tren atravesando Bélgica, Alemania, Austria y, por supuesto, Hungría (Panasonic Lumix GF1, Leica DG Macro-Elmarit 45/2,8)

En cualquier caso, los fragmentos no nos cuenta una historia completa de las vidas de estas personas. Nos cuentan momentos seleccionados, en los que conocemos su estado de ánimo. Conocemos cómo viven la situación, cómo les afecta como seres humanos. Cuáles son sus anhelos. Sus esperanzas y sus deseperanzas. Los peligros que arrostran son muchos. Aquellos que frecuentan los frentes de batalla, por supuesto la posibilidad o la realidad de morir o de sufrir heridas y graves mutilaciones. Pero también se perciben muy nítidos los cambios de humor y los cambios de pensamiento. Cómo los más entusiastas con el fenómeno bélico pueden acabar siendo sus mayores críticos. También nos transmiten el miedo a la enfermedad. La malaria, la gripe “española”, la disentería, son algunas de las enfermedades que sufren nuestros protagonistas. El terror al gas venenoso invisible. También sufren la hipocresía de los que no luchan, de los que se lucran de esta guerra, de los que los mandan a morir y a matar aunque no los conozcamos.

El libro me ha impresionado. Evidentemente, constituye un fresco inmenso de un momento histórico determinante en la historia del mundo. De el derivaron importantes cambios social y políticos. Se modificaron las relaciones de poder en el mundo. Se pusieron las bases para las desgraciadas décadas de los 30 y los 40 con el auge de los totalitarismos, y nuevas y más terribles guerra. Y todo ello está escrito y descrito con un estilo y una soltura que hace una delicia su lectura. Ha sido algo más de un mes, leyendo cada noche unos cuantos fragmentos. Algo con lo que meditar mientras llegaba el sueño. Pero me gustaría que no terminase. Que pudiese seguir conociendo esos bocados de realidad de las personas que allí estuvieron. Otras personas, con otras vivencias, con otros puntos de vista. Para que nos cuenten la historia que normalmente no nos cuentan los libros de historia.

El final es relativamente devastador. Después de un épilogo en el que se nos cuenta qué fue de las personas que han protagonizado los fragmentos que constituyen el libro, se nos ofrece un último fragmento. De un último protagonista. De un cabo austriaco del ejército alemán que también estuvo allí. Y que años más tarde, en un infame libro, escribía como el final de la gran guerra le determinó a entrar en política. Y aquél hombre que así lo hizo y fue consecuente hasta el final, desgraciadamente, fue Adolf Hitler. Y esta es otra historia y ha sido contada en múltiples ocasiones.

En ElPaís.com hay una galería de fotografías de los protagonistas del libro.

Paisaje rural

Paisaje rural en la gran Polonia, probablemente no muy lejos de donde Elfriede veía pasar a los soldados, y con 14 o 15 años se enamoró de un joven teniente; más tarde fue conocida como Jo Mihay, y fue bailarina y activista contra los nazis (Fujifilm Finepix F10).