Aniversario del Cuaderno de ruta; siete años blogueando

Páginas personales

Las circunstancias hacen que no tenga muchas ganas de extenderme en esta tradicional entrada de aniversario. Pero hace 7 años comencé con mi Cuaderno de ruta, en su primera versión, y hace 4 años en su segunda y actual versión.

Como alguna vez he comentado, nunca lo empecé con intención de que fuera muy visto. Y realmente para los estándares “comerciales” no lo es. Pero hay un cierto número de gente, mayor del que yo me imaginaba que me visita todos los días y se interesa por lo que escribo. Eventualmente me manda algún comentario. Curiosamente, mucho más frecuentes por correo electrónico tradicional que en el sistema de comentarios del blog. Cosas que pasan. Todos son bienvenidos, y a todos muchas gracias por la visita.

Este año no voy a realizar estadísticas de actividad. Sin duda, es el año que más entradas he subido. Pero si que voy a mencionar algunas novedades que he ido introduciendo.

Una situación desagradable a finales de mayo y principios de junio hizo que algunas de las entradas del blog sean privadas. Ahora se limita a todo lo que tiene que ver con mis actividades de ocio y poco más. Pero no me apetece leer burradas de gente que no tiene ni educación ni entiende de qué va la vida. Y no hago esto para estresarme.

Curiosamente, eso es lo que conseguí, estresarme, cuando me abrí a mí mismo la posibilidad de escribir más de una entrada al día, así como las entradas breves. Definitivamente, estas últimas las abandoné, aunque si me permito ocasionalmente, si hay tiempo, que suele ser los fines de semana, el escribir más de una entrada.

Subo más fotos. Muchas más. Y eso está bien. Porque me estimula a salir con la cámara por el mundo. También porque me ha hecho revisar fotos de hace años, que merecían más la pena de lo que yo pensaba.

Secciones fijas. Sí. Las cosas de series, las recomendaciones fotográficas, el cine casi semanal, y está bien. Dan consistencia al conjunto.

En fin, que de momento no me quedan ganas de abandonar. Las entradas de este Cuaderno de ruta se ven reflejadas en mis cuentas de Facebook y de Twitter. Y de ese modo más gente accede a los contenidos. Lo he notado. Así que seguiré. No sé hasta cuando… meses… años… décadas… pero de momento seguiré. Nos vemos.

La primera foto que subí al Cuaderno de ruta, en el 2005, fue una versión pequeñita, recortada y en blanco y negro de esta tomada en el carnaval infantil de aquel año con la Canon Digital Ixus 400, mi primera cámara digital.