[Fotos] En la Alfranca con Fotógraf@s en Zaragoza

Cultura, Fotografía personal, naturaleza

Hoy por la mañana ha habido excursión fotográfica de Fotógraf@es en Zaragoza (FeZ) (Flickr; Facebook). El destino era los galachos naturales de la Alfranca en Pastriz, a pocos kilómetros de Zaragoza. He incluido el enlace a lo que es un galacho, porque es una voz propia de Aragón, para que el resto de los hispanohablantes se hagan una idea.

Yo conozco el lugar desde hace más de treinta años, y quizá por eso, porque en su momento lo visité con frecuencia ahora igual hacía veinte que no lo pisaba. Está relativamente cambiado. Ahora es un espacio protegido y por ello hay más presencia de la vegetación natural. Por otra parte, en su proximidad se han realizado una serie de instalaciones para entretenimiento cultural de los visitantes, que compensa que algunos accesos están cerrados para proteger a la fauna natural.

Hoy había otro aliciente. El río Ebro está desde hace unos días con una fuerte avenida y desconocíamos en qué medida estaría inundado el lugar por el aumento del caudal del río. Al final ha sido una experiencia mucho más divertida de lo que pensábamos.

Os lo cuento con fotografías.

Hemos comenzado la mañana, tras trasladarnos al lugar, visitando el Jardín de Piedras.

Hemos comenzado la mañana, tras trasladarnos al lugar, visitando el Jardín de Piedras.

Este es un jardín en el que se han instalado círculos con las rocas más representativas de la geografía de todo Aragón, y con explicaciones sobre las mismas.

Este es un jardín en el que se han instalado círculos con las rocas más representativas de la geografía de todo Aragón, y con explicaciones sobre las mismas.

Aunque no sólo piedras encontramos en el jardín. También hay estanques y otros elementos ornamentales.

Aunque no sólo piedras encontramos en el jardín. También hay estanques y otros elementos ornamentales.

Las más llamativas, las grandes piedras de sal gema.

Las más llamativas, las grandes piedras de sal gema.

Después nos hemos dirigido a los galachos. A poco de salir del jardín, hemos empezado a encontrar algunos campos parcialmente inundados.

Después nos hemos dirigido a los galachos. A poco de salir del jardín, hemos empezado a encontrar algunos campos parcialmente inundados.

Cuando llevábamos la mitad del recorrido, nos hemos encontrado con los caminos totalmente impracticables.

Cuando llevábamos la mitad del recorrido, nos hemos encontrado con los caminos totalmente impracticables.

20150228-_2190364

No nos hemos desanimado, y nos hemos encaramado a una acequia que transcurría por una tubería, y que nos permitía salvar la inundación.

20150228-_2190366

Pronto hemos llegado al lugar donde antaño acampábamos para pasar el fin de semana; contenida el agua por una defensa de hormigón, la pradera se encontraba sumergida por entre un metro y medio de agua.

20150228-_2190373

Hemos seguido avanzando por la defensa de hormigón a la que faltaban apenas 20 centímetros para que fuese sobrepasada por el nivel del agua.

Así hemos llegado hasta la caseta de observación de la naturaleza en el punto donde el galacho conecta con el Ebro.

Así hemos llegado hasta la caseta de observación de la naturaleza en el punto donde el galacho conecta con el Ebro.

20150228-_2190394

La caseta estaba rodeada por las aguas, salvo por el murete de hormigón por el que hemos llegado.

20150228-_2190383

Y el paisaje que nos esperaba a través de sus ventanas era impresionante.

20150228-_2190385

Normalmente, los galachos son zonas húmedas no conectadas con el río, salvo cuando en situaciones como la de hoy sufren las inundaciones que los alimentan y les dan variedad biológica. Este es el punto en el que el galacho conecta con el río Ebro, aunque hoy era más difícil distinguir los límites entre uno y otro.

Ya de vuelta, hemos comprobado que la primavera está anunciando ya su llegada en estas latitudes.

Ya de vuelta, hemos comprobado que la primavera está anunciando ya su llegada en estas latitudes.

Incluso hemos usado los objetivos macro para fotografíar algunas de las flores. No en vano, llevamos ya unos días esta semana en los que las temperaturas diurnas están alcanzando ya los 15 ºC.

Incluso hemos usado los objetivos macro para fotografíar algunas de las flores. No en vano, llevamos ya unos días esta semana en los que las temperaturas diurnas están alcanzando ya los 15 ºC.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Para terminar la mañana, hemos tenido una tertulia en la cafetería del lugar, y nos hemos hecho la fotografía de grupo de rigor ante el Palacio de la Alfranca, también conocido con Casa Palafox, ya que perteneciendo a los duques de Ayerbe, fue el lugar donde el general Palafox se alojó cuando acudió a ponerse al frente de la defensa de Zaragoza ante la agresión e invasión de los ejércitos franceses del tirano Napoleón. No es que yo piense que defender la ciudad como se hizo fuera buena idea, pero desde luego, Napoleón era un tirano que llevó el sufrimiento de la guerra durante años por toda Europa. Nunca entenderé porque los franceses lo consideran todavía una gran figura, digna de homenaje.