[Cultura] Una mañana en el Centro de Historias: cine e imprenta

Cultura

En estos días que he estado, y estoy, de vacaciones, no es que haya hecho multitud de cosas. Pero sí que las he podido hacer más tranquilamente. Últimamente no había  tenido muchas ocasiones para acercarme al Centro de Historias de Zaragoza, uno de los centros culturales y de exposiciones más agradables de la ciudad. Aunque su programación últimamente esté un poquito irregular desde mi modesto punto de vista.

Por supuesto, siempre encontramos alguna instalación en el Espacio tránsito, en esta ocasión la denominada Play-house de Coco Escribano, ilustradora que nos muestra su particular reflexión sobre ese espacio personal que llamamos hogar.

20151209-_1020819

20151209-_1020818

20151209-_1020817

Dos exposiciones principales había en estos momentos en el Centro de Historias. En el espacio cripta encontramos un recorrido por “La máquina del tiempo del cine aragonés”. Reconozco que acudí a una exposición con semejante denominación o conceptualización con un poco de escepticismo. Mi pregunta fundamental es: ¿existe algo con naturaleza propia y distintiva que podamos llamar “cine aragonés”?

Pues la verdad tengo la sensación de que no. O que en esencia no es algo distinto de eso que llamamos “cine español”, que no se hacen en este rincón del mundo cosas distintas de lo que se hacen en el conjunto de la Península Ibérica. El hecho de que haya directores de cine ilustres, u otro tipo de profesionales de la industria del cine, que son importantes o interesantes, no quiere decir que exista un fenómeno local distintivo. O por lo menos a mí me cuesta percibirlo así.

20151209-_1020801

20151209-_1020798

Otra cuestión es analizar las manifestaciones de la industria del cine en Aragón, independientemente de si son singulares o siguen corrientes más amplias. Pueden ser los sistemas de distribución y comercialización, pueden ser los diversos festivales que salpican la geografía aragonesa, puede ser el fenómeno de los cineclubes, que no sé si en estos momentos tiene la importancia que algunos sentimos en épocas pasadas. En mi época de estudiante fueron muchas las películas que vi en las incómodas butacas de los salones de actos de los colegios mayores de la ciudad.

20151209-_1020803

20151209-_1020804

20151209-_1020806

Sí que me quedé con ganas de saber algo más de algunos temas. Por ejemplo, se nos habla en alguno de los carteles del “cine independiente en Aragón” como un fenómeno que se dio en los revueltos años 70, años de reivindicación y ganas de libertad. Cuan bueno hubiera sido que más allá de alguna mención a alguno de los modestos cineastas que fundamentalmente en Super 8, lo más afortunados en 16 mm, y los afortunadísimos en 35 mm, realizaban sus producciones no comerciales en aquella época, nos hubieran proyectado alguna muestra de los trabajos que hicieron. ¿Unas pantallas de vídeo con algunas de estas producciones emitiéndose en bucle?

20151209-_1020810

20151209-_1020807

Pero bueno, seamos positivos, y según el antiguo refrán que nos enseña que “a la cama no te irás sin saber una cosa más”, por lo menos me entero, no lo sabía, que Pili y Mili nacieron en Zaragoza. Destacadas figuras del “cine aragonés”.

Tras este paseo por el mundo del séptimo arte, en la planta 1ª del centro encuentro una exposición titulada “De Gutenberg a Twitter”, que viene a hacer un recorrido de algo más de quinientos años (incluso bastante más si contamos los precursores) por los desarrollos técnicos que han permitido la existencia de la prensa como uno de los necesarios reguladores de los derechos y libertades de los ciudadanos, a través del ejercicio de la libertad de expresión y la capacidad de suministrar noticias veraces a los ciudadanos.

Esta es la teoría… porque si analizamos el estado real de las principales cabeceras de la prensa española,… como para pegarse un tiro.

Pero aquí no se trata tanto de eso como de dar una vuelta a trastos como las prensas de presión, los tipos de plomo, las prensas litográficas, las “vietnamitas”, los teletipos, los ciclostilos y otros cacharros que han permitido que la palabra pase al papel, y de aquí a las personas. Empezando desde los bronces grabados de la antigüedad clásica, como el bronce de Botorrita o Contrebia Belaisca, hasta ¿twitter?

20151209-_1020820

20151209-_1020821

20151209-_1020823

20151209-_1020829

20151209-_1020833

20151209-_1020839

Por supuesto, me intereso por los procesos que permitieron el nacimiento de la prensa gráfica, de la incorporación de la fotografía a la prensa. Pero no creáis que en este aspecto la exposición se ha lucido mucho. Una cámara de madera de gran formato, probablemente de 20 x 25 cm, altamente inadecuada para su uso como cámara de prensa, y alguno de los chismes que servían para transmitir lentamente las copias fotográficas utilizando el teléfono. Creo que dada la importancia de la imagen en la prensa del siglo XX, algo más de presencia hubiera estado bien.

20151209-_1020836

20151209-_1020841

En el lado de lo anecdótico, “fuerte” presencia de los “magníficos” del Real Zaragoza en la exposición, que me llevan a mis recuerdos de infancia. Una fotografía de los jugadores del equipo maño cuando ganó la Copa de Ferias, antecesora de la Copa de la UEFA o como diablos se llame ahora, sobre la parte superior del autobús que los transportaba en dirección al Pilar, me recordó una historia que contaba mi madre. Yo debía tener algo más de un año, casi año y medio, cuando se produjo el evento deportivo. Y mi madre, curiosa, me llevó con ella al paso de los jugadores por la calle Alfonso I, como digo camino del Pilar. Me alzó un poco, y asegura que el portero, Yarza, me dio la mano y me dijo alguna monería. Para ella, un recuerdo indeleble. Yo, con tan tierna edad, no recuerdo nada.

De lo que si tengo recuerdo es de una pelota que tenía de niño con las cabezas de la alineación titular del Real Zaragoza en algún momento de los años 60. Y esas cabezas aparecen también en la exposición en otro contexto. Pero son las mismas cabezas. Las reconocería en cualquier lado.

En cualquier caso, a partir de ahí, el fútbol y yo seguimos caminos divergentes y en estos momentos tratamos de ignorarnos mutuamente lo mejor que podemos. Particularmente me parece un deporte aburrido, y la “cultura” que lo rodea, cutre.

20151209-_1020835

20151209-_1020832

A la salida de la exposición, me encuentro con un mapa que me deprime un poco. Se trata de una clasificación de los países en función de su respeto por la libertad de prensa. España no está en verde-azulado que implica una situación óptima para esta libertad. Está en un ocre clarito de meramente “satisfactoria”. Aunque yo me pregunto si no deberíamos sumar además la actitud de los propios medios, tan catastrófica estos días para defender la objetividad y la pluralidad de las opiniones en la sociedad, y bajar algún peldaño en el escalafón. Una pena. Menos mal que la sociedad se busca otras formas de expresión, como comprobé mientras paseaba camino del autobús urbano para volver a casa.

20151209-_1020844

20151209-_1020847

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s