[Libros de fotografía/exposición] Paisajes con personas y retratos de Outumuro

Fotografía

Me han llegado varios libros en las últimas semanas. Sigo recibiendo libros de la editorial Another Place Press, porque me gusta ese estilo de fotografía de paisajes y lugares, pero con la presencia humana muy presente en los mismos.

Primero recibí los números 10 al 12 de los Field Notes. Cuadernos con fotografías de fotógrafos emergentes o con producciones modestas, pero que tienen algo que contar. Como los siguientes,…

Ya que los libros de hoy tienen relación con el paisaje, nos desplazaremos a los paisajes de las sierras de Albarracín, realizados con la pequeña Olympus Pen EE3.
  • En el número 011, Joseph Horton (instagram) en An oxbow lake trata de romper la monotonía y la aparente homogeneidad de la campiña agraria británica donde todo parece igual y repetitivo. Suaves tonos en blanco y negro, donde se mezclan los paisajes y las gentes que los trabajan.
  • En el número 012, Amanda Harman (instagram) en Garden stories nos lleva a recorrer los jardines e invernaderos de la campiña en una serie de paisajes interiores y exteriores, con naturalezas muertas improvisadas, llenas de color y también nostalgia.

Mas entidad tiene el libro Dinosaur dust de Zoe Childerley (instagram), que me ha llegado esta última semana y que todavía no he terminado de hojear con calma, sin tiempo para digerirlo. Un trabajo realizado entre 2014 y 2019 en el que la fotografía británica visitó repetidamente el desierto de Mojave en California, donde entra en contacto con las comunidades de las gentes que viven allí. Muchas de ellas, personas que quiere vivir al margen de la sociedad más convencional y que deben adaptarse a las duras condiciones del entorno físico y climatológico. A las fotografías de Childerley no les falta sentimiento y ciertas dosis de poesía. Como digo, para ir digiriendo más despacito de lo que puedo comentar hoy aquí.

Finalmente, esta mañana me he ido de exposición. En la Lonja de Zaragoza, donde he tenido que esperar unos minutos para entrar porque el aforo actual, reducido, estaba completo a pesar del buen tamaño de la sala y del edificio. Y eso que he llegado pronto. Poco después de las once de la mañana,… que es muy pronto para que los ciudadanos de Zaragoza salgan un domingo a visitar exposiciones. Pero la exposición, incluida en la programación de PHotoEspaña 2020, del gallego Manuel Outumuro (instagram), De barro y luz, atrae al público por los 100 magníficos retratos que esta retrospectiva presenta, muchos de ellos de gente famosa de la farándula. Pero de la buena, en general. No de la cutre que puebla las televisiones. Excelentes retratos digo, porque son técnicamente impecables, se nota que el fotógrafo domina el medio… pero que a esta humilde persona han fallado en provocar emociones significativas, más allá de esa admiración por la maestría del fotógrafo. Quizá no esté yo en estos tiempos en el estado de ánimo adecuado para disfrutar de este tipo de exposiciones. Por cierto… es una de esas exposiciones en las que, predominando la fotografía digital a partir de cierta fecha de principios de los 2000, noto que el retrato sobre película tradicional me suele llegar más. La estructura de la emulsión trasladada a las ampliaciones, lejos de la limpieza “clínica” de la toma digital, me facilita entrar en la emoción del retrato. Pero pueden ser manías mías.