[Cine] The Big Short (2015)

Cine

The Big Short (2015; 072016-0127)

Pues no,… “short” no es equivalente a “apuesta” que es como lo han traducido en las versiones dobladas al castellano de la cartelera española. “Short” es realizar una inversión bajo el supuesto que un determinado valor se va a depreciar, se va a devaluar. Cosa que en economía es un cinismo en sí mismo. Si suponemos, es mucho suponer, que la actividad económica está destinada a crear valor, no vamos a discutir ahora quién a de beneficiarse del valor creado, invertir dinero sabiendo que vas a aumentar el retorno sobre tu inversión cuanto peor vayan las cosas… Esto es cinismo y lo demás son tonterías ¿no?

Wall Street... ¿el lugar desde donde se gobierna en estos momentos el mundo? Con el permiso de los plutócratas de la City londinense tal vez... y de los jerarcas del PC Chino... Qué amistades tan raras produce don Dinero.

Wall Street… ¿el lugar desde donde se gobierna en estos momentos el mundo? Con el permiso de los plutócratas de la City londinense tal vez… y de los jerarcas del PC Chino… Qué amistades tan raras produce don Dinero.

Por supuesto, la comprensión de que esto sucede o, simplemente, que pueda suceder, hace que cualquier mínima fe que puedas depositar en el sistema económico o en el sistema financiero se vaya a tomar por el saco inmediatamente. Y es que yo lo digo yo… tener fe en nada es una imbecilidad, o sabes o no sabes como van las cosas. Quizá lo mejor sea no saber… la gente que no sabe suelen estar más engañados, pero quizá no sean por ello más infelices. Suelen vivir más esperanzados. Son como los que ponen su futuro en manos de la fe en lugar de en el conocimiento, tienen una esperanza de futuro, absolutamente irracional, pero esperanza al fin y al cabo. Si tras la crisis financiera de 2007-2008 alguien sigue manifestando fe en el sistema económico y en el financiero, son dos cosas distintas muy interrelacionadas, una de dos; o es muy cínico o es muy ingenuo.

El director Adam McKay, con esta notable película, quiere sacudirnos de encima la ingenuidad. Con tono de falso documental nos cuenta cómo hubo una serie de gentes que vieron la burbuja inmobiliaria que afectaba a los Estados Unidos, y no sólo a los Estados Unidos, incluso tres años antes de que explotara. Con un tono didáctico cachondo, impagable Margot Robbie (y guapísima) en su baño de espuma, lleno de burbujas claro está, explicándonos de qué va la cosa, rompiendo la cuarta pared cinematográfica, McKay explica al espectador de qué va la cosa. De la mano de las andanzas de los tres o cuatro grupos de individuos que se la ven venir, más los interludios similares a los de Robbie que nos explican los conceptos más complejos, al final de la película no podemos ya pecar de ingenuidad. Hablando de los interludios… notable acierto el utilizar a Selena Gomez para la explicación de uno de los conceptos más complejos. La superficialidad que asociamos con las jovencitas estrellas del pop al servicio de la didáctica de las operaciones financieras complejas… Dudo que la Gomez sea realmente tan tontamente superficial como el “show business” pretende que creamos… Otro engaño, este encaminado a sacarles los cuartos a las adolescentes.

Los chinos por lo menos se pelea y se apelotonan para tocarle las pelotas al "Charching Bull", símbolo de Wall Street...

Los chinos por lo menos se pelea y se apelotonan para tocarle las pelotas al “Charching Bull”, símbolo de Wall Street… Mientras estos le tocan las pelotas al resto del mundo, probablemente,…

Pero McKay no pretende insuflarnos de optimismo al eliminar nuestra “naïveté”. Hubo gente que vio venir la catástrofe… probablemente muchos más que los protagonistas de la película. No voy a entrar en desglosar un reparto absolutamente coral… y que sin carecer de importancia la tiene menos que en otras producciones. Como decía, hubo gente que se vio venir la “merdé”… y en general, no hicieron nada. Si acaso, asegurar su “posiciones personales”, cambiar el “sentido de sus inversiones”… es decir, ver la situación como una oportunidad para enriquecerse, no importa los millones de parados y el empobrecimiento general del mundo que se produjera. La ética ha muerto. Si es que alguna vez fue algo más que un concepto teórico…

La película, ¿es recomendable? Sí, mucho. ¿Os recomiendo ir a verla? Pues depende. Depende de si queréis sacudiros de encima la ignorancia y vivir más o menor cabreados, porque los problemas planteados en el filme desde luego no están resueltos, o si vuestra preferencia es seguir siendo felices en un dulce letargo intelectual. Al fin y al cabo, lo que busca todo el mundo en esta vida es la felicidad ¿no?

Valoración

  • Dirección: ****
  • Interpretación: ****
  • Valoración subjetiva: ****
Pero no pasa nada, que en la Downtown neoyorquina todo el mundo lo pasa bien... y es un crisol de razas y culturas,... y todas esas cosas con las que se entretiene al personal mientras se hacen negocios... Ufff, últimamente estoy un poco cínico.

Pero no pasa nada, que en la Downtown neoyorquina todo el mundo lo pasa bien… y es un crisol de razas y culturas,… y todas esas cosas con las que se entretiene al personal mientras se hacen negocios… Ufff, últimamente estoy un poco cínico.

El cine del 2008; otra crisis más en este año fatídico

Cine

En algún momento hacia la mitad del año que se nos acaba de terminar, publicaba mis listados de películas favoritas por año desde 1998 hasta la fecha. Eran 10 años de recogida de información en una base de datos en la que otorgaba un valor numérico a mis impresiones sobre las películas que veo en la pantalla grande, totalmente personales, totalmente subjetivas y por lo tanto no cuantificables. La fórmula utilizada es la siguiente:

Valoración Global = Valoración subjetiva*3 + Dirección*2 + Interpretación

Teniendo en cuenta que cada una de las tres dimensiones que constituyen la valoración global puede ser puntuada de 0 a 10, el valor máximo para un largometraje sería 60. Cuando alguna de las dimensiones contempladas baja por debajo de 7, es que el filme, al menos en ese aspecto, empieza a flirtear con la mediocridad. Por debajo del cinco… qué os voy a contar.

Así que podemos resumir que las películas pueden dividirse en los siguientes grupos, según la puntuación de estas inexactas matemáticas cinematográficas, totalmente cuestionables por otra parte (entre paréntesis, el número de películas de cada categoría que me he visto este año):

  • Más de 54 puntos: La película es una obra maestra en alguno de los aspectos analizados. Al menos, una de las tres dimensiones tiene un 10. Obligatoriamente, tenéis que verla. Creo. (0 películas)
  • Entre 42 y 53 puntos: Son películas notables, que yo recomendaría. El promedio ponderado de las tres dimensiones consideradas está en 7 o más. Tal vez se cuele aquí alguna película muy especial, que me hace tenerla en alta consideración, y que tal vez no se pueda recomendar a todo el mundo, especialmente a los que van al cine a comer palomitas. Pero bueno… (20 películas)
  • Entre 36 y 41 puntos: Bueno… suelen ser las películas de los que van al cine a comer palomitas. Normalmente están más o menos entretenidas, pero es fácil olvidarse de ellas salvo que hayan tenido gran impacto publicitario y mediático. No destacan por nada, pero tampoco hacen daño. (12 películas)
  • Entre  30 y 35 puntos: Indiferencia absoluta. Ni fú ni fa. No producen daños, tal vez aburran, pero tampoco producen ningún beneficio. Prescindibles totalmente. (13 películas)
  • Menos de 30 puntos: Películs perjudiciales. Nunca se debieron haber rodado. (2 películas)

Teniendo en cuenta que soy consumidor informado de cine, lo lógico es que tienda a ver más películas de la categorías más favorables, claro. Que uno no es masoquista por que sí.

Una vez explicado todo esto, ¿cómo ha ido el año? Pues la puntuación promedio ha estado en 38,9. Un poco baja para lo que sería lo ideal. Lo ideal sería que hubiera una mayoría de películas con más de 42 en la puntuación, con unas cuantas entre 36 y 41 puntos, para cuando vas con otra gente, con gustos diversos, pero que al menos debieran ser películas entretenidas. Y es que eso refleja un hecho claro. El cine está en crisis. Sólo he visto 47 películas este año. He constatado también que los años en que la cartelera está floja, el número de películas que veo en pantalla grande disminuye. Lo ideal sería un promedio de al menos una por semana. No llego.

Sólo me queda ya señalar las mejores y las peores.

Las tres mejores… son cuatro, por un empate en la puntuación. Las cuatro tienen 49 puntos. Es decir, este año no hay obras maestras. Son las siguientes, por orden alfabético:

  • American Gangster (Ridley Scott).
  • Antes que el diablo sepa que has muerto (Sidney Lumet).
  • El intercambio (Clint Eastwood).
  • No es país para viejos (Ethan y Joel Coen).

Como se puede ver, ha hecho falta un director consagrado y con fuerte personalidad para que una película de este año haya alcanzado altas cotas en mi consideración. Si tengo que elegir una de ellas como la que más me ha impactado, elegiría la del veteranísimo Lumet, una película muy especial, muy dura, y con una historia muy interesante. Eso sí, aficionados a comer palomitas a oscuras, que se abstengan, por favor.

Las tres peore… quizá debiera obviarlas… pero… como tampoco me supone una vergüenza especial reconocer que fui a verlas, ahí van, de “mejor” a peor:

  • Gente de mala calidad (Juan Cavestany), 30 puntos.
  • Ultimátum a la Tierra (Scott Derrickson), 26 puntos.
  • Viaje al centro de la Tierra (Eric Brevig), 18 puntos.

Lamentablemente, aquí aparece un ejemplar del últimamente poco interesante cine español. Creo que fui un poco benevolente permitiéndole entrar en la categoría del “ni fú ni fa”. En cuanto a la nueva versión del clásico de ciencia ficción, probablemente se ve muy perjudicada por mi valoración subjetiva. Mis expectativas, aun moderadas por mi escepticismo hacia las nuevas versiones, eran altas por la consideración que tengo hacia el original. Finalmente, decidí que NUNCA se debió hacer esta versión, así que la condené al hoyo. La otra… pues una estupidez de película del tamaño de la Vía Lactea

En la foto de hoy… una propuesta poco cinematográfica… a falta de buen cine… haced ejercicio.

Corriendo bajo el Pont des Arts

Jogging en las orillas del Sena, París - Panasonic Lumix LX3

El año 2008 en fotos; el entorno cotidiano

Fotografía

El año termina, y lo voy a resumir en imágenes. Que no estoy para rollos con palabrería. En la entrada de hoy, último día del año, algunas imágenes de mi entorno cotidiano. Zaragoza y sus cercanías. Lo que me encuentro cuando paseo o cuando busco un ratito de esparcimiento en las proximidades de mi ambiente habitual. Aquí van; una por cada mes.

01.enero

Enero - Un paseo por el cementerio en una fría pero apacible tarde de invierno.

02.febrero

Febrero - Una escapada para pasear por las venerables piedras del Monasterio de Veruela.

03.marzo

Marzo - La Semana Santa llega temprana en este año, pero llega con sus procesiones y sus tambores.

04.abril

Abril - Una alegría para mi afición a los ferrocarriles históricos; la AZAFT pone un tren en la vía en un viaje entre Casetas (Zaragoza) y Tudela (Navarra).

05.mayo

Mayo - Se abre la temporada de los mercadillos tradicionales al aire libre; en el Barrio de San Gregorio lo dedican al aniversario de los Sitios.

06.junio

Junio - Con el buen tiempo, lo suyo es pasear por los nuevos parques abiertos con motivo de la Expo.

07.julio

Julio - Esculturas en la calle para quienes paseen en verano por el paseo de la Independencia de Zaragoza.

08.agosto

Agosto - Una excursión a Orna de Gállego (Huesca) para explotar las posibilidades gráficas de los viejos ferrocarriles.

09.septiembre

Septiembre - La tradicional bajada por el canal, entre lúdica y reivindicativa, alegra una mañana de domingo.

10.octubre

Octubre - Aunque el buen tiempo se alarga este año, las hojas amarillas de los plátanos anuncian el frío otoño del 2008.

11.noviembre

Noviembre - Este mes es proclive a los melancólicos paseos por el Parque Grande de Zaragoza.

12.diciembre

Diciembre - Después de casi dos años de "sequía", por fin un día de esquí en la estación de Formigal (Huesca).