[Recomendaciones fotográficos] Fotógrafos y fotografías a pares

Fotografía

Esta semana Lenscratch es mi principal fuente de recomendaciones. Principalmente, aunque no únicamente porque han dedicado buena parte de la semana a fotógrafos que crean su obra en forma de dípticos o partes de fotografías o imágenes de algún tipo en las que se incluyen técnicas fotográficas.

Al igual que Mencarini y el dúo Albarrán Cabrera, yo también soy de los que experimentan una cierta fascinación por Asia, hoy en día inalcanzable por la pandemia. Pero recordemos viajes pasados con algunas escenas urbanas en Shangái.

Así el miércoles nos mostraban la obra de John Bernhard, con dípticos emparejados por sus características compositivas y formales, aunque también puedan tener relaciones temáticas; el jueves fue el turno de Gail Samuelson (instagram) y sus fotografías tomadas en Maine, dípticos en los que combina interiores y exteriores o paisajes; y finalmente, el viernes, con mucha más intervención sobre las imágenes, y técnicas mixtas, Cédric Zuwala (instagram) realiza una reflexión entre los paisajes interiores del ser humano y los paisajes exteriores del medio en el que vive.

Los dípticos o trípticos, por no hablar de los retablos, más complejos, han sido durante toda la historia del arte una constante. Grupos pequeños o grandes de imágenes que se complementan formalmente a la hora de representar un concepto estético, de narrar una historia, complementar una idea, o confrontar ideas contrapuestas o en conflicto. En la últimas década se ha dado un fenómeno curioso, espontáneo. Con el resurgimiento de la fotografía con película tradicional, no pocos fotógrafos han abrazado las pequeñas Olympus Pen, y similares de otras marcas, con sus negativos de 17 x 24 mm, algo menos de la mitad del habitual 24 x 36 mm. Y los laboratorios, al digitalizar los negativos revelados, por la configuración de sus escáneres, los digitalizan con frecuencia en pares. Lo que ha hecho que muchos fotógrafos presentaran su obra en pares, en dípticos. Yo también lo he hecho en ocasiones. Y me parece una idea interesante. Pero más difícil de llevar a buen término de lo que parece. Es necesario trascender el emparejamiento casual, que puede funcionar, hacia un díptico pensado, coherente y que transmite un mensaje mejor definido e intencional.

En Lenscratch también, el lunes se habló también de pares. Pero no de pares de imágenes, si no de personas; ocasionalmente algún trío. Elisa Haber (instagram), de una forma humorística y festiva fija su mirada en los pares de gemelos. Con algún trío de trillizos que otro. Son diversos los fotógrafos u otros artistas que se fascinan con la identidad física de dos personas distintas, cada una con una personalidad propia. Pero en su trabajo, se traslada a la localidad de Twinsburg [twins = gemelos], para retratar a los participantes en un concurso de gemelos disfrazados. Publicaron la entrada a tiempo de celebrar la fecha del 22 02 2022.

Vamos a otro par curioso, y cuya relación la he establecido yo… porque me ha parecido así. En Photography of China nos han hablado de la obra de Juan Mencarini Pierotti. A pesar de tan italianos apellidos fue un español empleado en China en distintos puestos de los servicios de aduanas marítimas y de exportación e importación de bienes. Y que encontró su tiempo para fotografiar el paisaje, natural y humano, del gigante asiático. Fotografías de tamaño contenido, 13 x 19 cm, probablemente positivadas por contacto, realizadas en la última década del siglo XIX. Un pequeño tesoro que acabó adquirido por un empleado de aduanas francés y donado a una sociedad geográfica del país vecino. Fue miembro de algunas de las primeras sociedades fotográficas en China.

Y Asia, sus paisajes, su cultura y sus gentes, sigue siendo una fuente de inspiración y polo de atracción para muchos artistas occidentales. Como, por ejemplo, así que emparejemos a Mencarini con los también españoles Albarrán Cabrera (instagram). Ya que estamos con pares, un dúo fotográfico, formado por Anna Cabrera y Ángel Albarrán. En Another Magazine nos presentan varias de las series del dúo, aquellas en las que dirigen su mirada al paisaje japonés, con fotografías actuales pero de aspecto atemporal, muy pictóricos en ocasiones, emulando la estética oriental, utilizando procesos de copia e impresión, así como dobles exposiciones, alternativos a los procesos habituales.

Siempre he dicho que, en tecnología fotográfica, siempre he sido más aficionado a las ópticas que a las cámaras. Una cámara no deja de ser una caja oscura con una superficie sensible y un orificio en el otro extremo, que con el tiempo hemos complicado hasta grandes extremos. Pero las ópticas, las responsables de que la imagen que contemplamos y seleccionamos se reproduzca con fidelidad, o con intencionada infidelidad, en esa superficie sensible… y sus variedades y compromisos. Eso me parece apasionante. Para quienes compartan mi fascinación, en Lens Rentals han publicado un artículo donde dan un repaso a los diseños más primitivos, originados en el siglo XIX o en las primeras décadas del XX, y que progresivamente perfeccionados han sobrevivido hasta hace muy poco tiempo, donde nuevas técnicas de diseño y fabricación los han ido sustituyendo.

[Recomendaciones fotográficas] España está… ¿de moda?

Fotografía

Que España es uno de los países que más titulares ha acaparado en todo el mundo debido a la pandemia de enfermedad por el nuevo coronavirus es algo que no podemos negar. Es uno de los países que ha declarado una mayor incidencia y una mayor mortalidad por el virus. En qué medida los datos son comparables con los de otros países y cómo debemos ajustar la interpretación de los mismos, el tiempo (quizá) lo dirá. De momento, hay demasiadas divergencias en cómo se contabilizan casos o se trata la información entre los distintos países. Y sólo me refiero a aquellos que tienen como régimen político una democracia más o menos perfectible. De lo que se diga en países con considerables lastres en sus sistemas políticos y en su libertad de información,… ni caso de las comparaciones. Pero el caso es que por este o por otros motivos he encontrado a los fotógrafos españoles en estos últimos días en la red de redes con más frecuencia de lo habitual, en medios no españoles.

Esta semana vuelvo a ir de mañanas a trabajar, y tal vez pueda encontrar oportunidades fotográficas al amanecer mientras me desplazo al centro de trabajo. Son 50 minutos de caminata para encontrarlas.

Por ejemplo, en The Picture Show de la NPR (la cadena de radios públicas estadounidense) se hacen eco de la iniciativa #Covidphotodiaries en Instagram. Yo ya la conocía. Soy seguidor de algunos en esa red social de algunos de los fotógrafos que integran la iniciativa y por lo tanto estaba al tanto. Los fotógrafos que la forman son Susana Girón (insta), Anna Surinyach (insta), Judith Prat (insta) y Javier Fergo (insta). No siempre siento que su visión sea lo suficientemente amplia del problema, y creo que a veces se centran en los aspectos más vistosamente dramáticos del problema, dejando con menor representación otros problemas más soterrados menos visibles y que precisamente necesitan más del ojo de un fotógrafo independiente que les de visibilidad. Pero me parece una buena iniciativa.

Fuera ya del asunto del nuevo coronavirus, en Lenscratch han dedicado esta semana al trabajo de fotógrafos españoles. De muy distinto tipo y distintos temas. El lunes fue para el dúo Albarrán Cabrera (insta). El martes para Bego Antón (insta). El miércoles para Alejandra Carles-Tolrá (insta). El jueves para Nieves Mingueza (insta). Y el viernes para Nuno Perestrelo (insta). Para hacer honor a la verdad, Perestrelo está radicado en Madrid, pero es lisboeta. Portugués. Que cada uno le dé la importancia que le quiera dar. Yo, no mucha. Un fotógrafo que no conocía y que ahora conozco gracias a estos artículos. Obviamente, en cinco días, a un fotógrafo por día, incluso si un día es un dúo, difícilmente se puede repasar el conjunto de lo que se hace en España en estos momentos. Pero bienvenidos sean.

En el imprescindible Cartier-Bresson no es un reloj, Leire nos habla del recientemente fallecido Peter Beard. Un fotógrafo del que había oído hablar, pero del que sabía muy poquito. El artículo, extenso, nos permite poner las bases para profundizar en la vida y obra de este interesante fotógrafo, que se enamoró de África y su vida salvaje, interesante tanto desde un punto de vista documental como artístico. Aparte de que conoció y se relacionó con un montón de gente importante en el mundo de las artes y las letras.

Y por hoy ya vale. Que a lo tonto modorro, hay un montón de fotógrafos en esta entrada por los que interesarse.