[Recomendaciones fotográficas] f/64 y película de cine en blanco y negro

Fotografía

Lo cierto es que para hoy, o quizá mañana, tenía previsto una entrada de fotos, con entrada técnica en carloscarreter.es. Pero para ello tendría que haber ido bien una toma de fotos que hice este domingo. Y sólo ha ido regular. Todo llegará. Pero mientras me he encontrado un par de cosas que pueden dar para unas breves recomendaciones fotográficas.

Hace un par de domingos hicimos un paseo entre los puentes sobre el río Ebro en Zaragoza, y había una luz particularmente adecuada para el blanco y negro.

En primer lugar, en The Luminous Landscape han publicado un artículo en el que reflexionan con abundantes y significativos ejemplos fotográficos, sobre la importancia de la adecuada elección de la herramienta a la hora de ejecutar la obra artística. Fotografía en esta ocasión. Cómo determinadas fotografías no hubieran podido ser realizadas, o cómo determinados estilos de fotografía no hubieran sido posibles sin el desarrollo tecnológico que permitió disponer de la herramienta adecuada. The Luminous Landscape es un sitio en internet, muy vinculado a la fotografía de paisaje como se puede deducir de su nombre, que lleva mucho tiempo siendo un referente. Prácticamente de 1998. Aunque es una lástima que no sea fácil acceder a sus artículos más antiguos. Fueron los primeros en hablar del “derecheo del histograma” a la hora de exponer la fotografía digital. Compararon la “gran calidad y resolución” de los 6 megapíxeles de la Canon EOS D60 (no la 60D) con los negativos de medio formato escaneados. E introdujeron muchos debates y temas, que luego se podían ver en otros sitios, que no solían reconocer abiertamente quién había hablado inicialmente del tema.

Su fundador fue Michael Reichmann, autor que yo conocí en los años 90 del siglo XX cuando le leía sus artículos en la revista Photo Techniques, una pequeña revista de alto nivel técnico norteamericana que por esas causas y azares era posible comprar en un kiosco zaragoza aproximadamente un mes de que se publicase en Estados Unidos. En su momento, dicha revista publicó un artículo donde se pudo leer por primera vez sobre un concepto japonés sobre la calidad de lo que aparece desenfocado en una fotografía y que se denominaba “boke” o “bokeh” como lo transcriben los norteamericanos, para evitar que pronuncien “bouqui”.

Portada de la revista donde se popularizó el concepto de “boke”, primero en Estados Unidos, y de ahí al mundo, salvo Japón, donde ya lo conocían, que para eso es suya la palabreja. Yo tuve esa revista, comprada en el kiosco de la calle San Juan de la Cruz, cerca de Fernando el Católico, de Zaragoza. Y es posible que esté todavía en el altillo de un armario de mi casa, aunque me da pereza buscarla.

Como veréis en el enlace, el artículo está reproducido en The Luminous Landscape. Dos veces. Concepto hoy en día superpopular, pero que un porcentaje elevadísimo de quienes lo usan no tienen ni idea de lo que hablan. Sí, muchos de los que leéis esto y sois aficionados o incluso profesionales de la fotografía, también usáis más el término. Pero bueno…

Hoy en día, para acceder a todos los contenidos de la página hay que pagar una suscripción de 12 euros anuales, 1 eurito al mes. Yo lo hago. Es muy poco, para una página en la que he aprendido mucho. El artículo al que hago referencia hoy parece que está “abierto” a todos los visitantes, de todos modos. O por lo menos, de momento. Y una de las referencias a las que se alude es el Grupo f/64 o Grupo f.64, pues de las dos formas se ve escrito. Este grupo o asociación fotográfica estuvo impulsado y liderado por gente como Ansel AdamsEdward WestonImogen CunninghamWillard Van DykeHenry SwiftSonya Noskowiak, Preston HolderAlma LavensonConsuelo Kanaga y Brett Weston. A veces se incluye a Paul Strand dentro del grupo, pero en lo que yo entiendo Strand fue un inspirador, no miembro del grupo.

Formado en 1932 fue una clara consolidación de la reacción al pictorialismo que ya había comenzado años antes, buscando una fotografía más “objetiva”, más realista. Lo cual se expresaba con el nombre del grupo, que hace referencia a un valor de diafragma, necesario para alcanzar una amplia profundidad de campo y gran nitidez en la imagen con las cámaras de gran formato. En cualquier caso, las metas de este grupo de fotógrafos fueron posibles porque dispusieron de las herramientas adecuadas para conseguir las fotografías que ellos querían. Cosa que no sucedía en tiempo de los pictorialistas. A esto hay que sumar el desarrollo de técnicas de procesado de la imagen que permitían gran control sobre los tonos, como fue el sistema de zonas. Fue un grupo de gran influencia que todo aficionado a la fotografía debe de conocer. Aunque frecuentemente vinculado al paisaje, también fueron retratistas, fotografiaron bodegones, desnudos o fotografía urbana.

Además quiero dejar otra recomendación en forma de vídeo. Viene del canal de Youtube de CineStill, en el que para variar dedican uno de sus especiales a un fotógrafo que practica la fotografía en blanco y negro, utilizando las distintas variantes de la película Kodak Eastman Double-X (5222), que CineStill vende bajo la denominación CineStill BWXX. Esta película está pensada para el rodaje de imagen en movimiento, imagen cinematográfica, pero puede ser usada ventajosamente para la fotografía fija, como es el caso del fotógrafo Stephen Schaub (instagram), a quien está dedicado el vídeo.

Para quienes estén interesados en esta película, no es necesario comprársela a CineStill. Como en origen no lleva la capa antihalo que llevan las películas cinematográficas en color, y puede revelarse en cualquier química convencional para revelar película en blanco y negro, hay más gente que envasa la Double-X en los chasis propios de la película para fotografía fija de formato 135. Y puede que a un coste más barato.

[Fotografía] Recomendaciones semanales: encontrado en la web

Fotografía

Recomendaciones semanales de lo encontrado por internet interesante en el mundo de la fotografía.

En primer lugar, recordaremos que la libertad de prensa y de expresión están amenazadas por todo el mundo. Y con frecuencia se producen atropellos contra las mismas. En esta semana nos hemos enterado de que la joven fotógrafa iraní Tahmineh Monzavi, de 23 años, fue arrestada en Teherán. Su trabajo fotográfico contiene críticas a la sociedad iraní actual, hablando de las mujeres en general, pero en especial aquellas en situaciones de exclusión social, con problemas de drogas, sin hogar fijo, etcétera. Peligrosos temas para un fotógrafo en aquel país. Y si es mujer, ni te digo.

Uno de los libros de fotografía seminales del siglo XX es The Americans de Robert Frank. Yo tengo un ejemplar. Es de los de revisar con cierta frecuencia. En Siéntate y observa… entrevistan al autor de este famoso libro, y nos cuenta cosas muy interesantes. A leer.

En varios medios, aunque prefiero la versión de In Focus en The Atlantic, nos muestran las finalistas del certamen anual de fotografía del Smithsonian Magazine. Merece la pena recorrer estas imágenes que con gran belleza pretenden describir el mundo de hoy en día. Una visión quizá demasiado optimista, pero bueno…

Rafael Roa nos recuerda la existencia de Brett Weston un fotógrafo del que sabemos poco, por haber vivido a la sombra de su mítico padre, Edward Weston. Ahora me gustaría saber un poco más de él.

En Feature Shoot nos presentan el trabajo de Emma Hardy, que es capaz de ver el lado idílico de los momentos cotidianos. Las fotografías son realmente muy bellas. Aunque quizá no sean más que fotos de un álbum familiar. Para más conocimiento, visitar la web de la fotógrafa.

The Leica Camera Blog nos presenta el trabajo de una española criada en SuizaMagdalena Solé, y que actualmente vive en Nueva York. Imágenes del delta del Mississippi, de su resurgimiento tras la catástrofe del Katrina. Mucho colorido y acercamiento a las gentes del lugar.

En LENSCRATCH he encontrado dos propuestas que me han interesado. Las sugerentes imágenes de la serie Wolf’s Honey de Vojtech V. Slama (web del autor), y los optimistas retratos de Guy Tremblay (web del autor). Pues nada. Dedicadles un ratito.

Encuentro las propuestas del rumano Constantin Nimigean en Oitzarisme cada vez más interesantes. Esta semana he encontrado especialmente destacables las series de parejas en su hogar, Us Alone, de Laura Stevens, el retrato de las cocinas de los hogares balcánicos de Eugenia Maximova como reflejo de las sociedades de esta región del mundo, y el bello estudio sobre los últimos trashumantes, un fenómeno que todavía podemos encontrar en España, de Dragoș Lumpan.

Esta semana, de La Lettre de la Photographie traigo poca cosa. Los paisajes de David Parker, y el trabajo personal y variado de Mark Seliger.

Densa a sido la entrada de esta semana. Muchas fotografías para revisar y procesar mentalmente.

Ayer volvía a ver la exposición de Català-Roca en la Lonja de Zaragoza. Y aun me pasaré algún otro rato. ¡Qué buena es!

¿Llegará ya la primavera?

Las flores en los árboles anuncian una primavera que el aire fresco de la tarde se encarga de desmentir.

Bajamos por una concurrida calle Don Jaime I

En cualquier caso, la tarde de sábado hace que la ciudad esté siempre muy concurrida, por ejemplo, mientras bajamos por la calle Don Jaime I.

Audiovisual de Català-Roca

En esta ocasión, vimos integralmente el audiovisual sobre Català-Roca, en el que entre otras cosas nos cuentan de su respetuoso acercamiento a las personas que fotografía.

Audiovisual de Català-Roca

Así como a la amistad que mantuvo con Joan Miró, y cómo fue la principal fuente de conocimiento de cómo trabajaba este artista, por el gran número de fotografías que tomó en su taller.

Patinadores en La Seo

Si hace una semana comprobaba que la plaza ante el Macba es el lugar donde muchos "skaters" barceloneses eligen hacer sus piruetas, un lugar similar ocupa actualmente la plaza de la Seo en Zaragoza.

Hola, amigo perro

A punto ya de guardar la cámara, encuentro esta simpática escena mientras nos dirigimos a tomar unos vinos y unas tapas en las bocacalles de la calle Don Jaime I, calle que los de Zaragoza de toda la vida nos empeñamos en seguir llamando calle San Gil.