[Recomendaciones fotográficas] f/64 y película de cine en blanco y negro

Fotografía

Lo cierto es que para hoy, o quizá mañana, tenía previsto una entrada de fotos, con entrada técnica en carloscarreter.es. Pero para ello tendría que haber ido bien una toma de fotos que hice este domingo. Y sólo ha ido regular. Todo llegará. Pero mientras me he encontrado un par de cosas que pueden dar para unas breves recomendaciones fotográficas.

Hace un par de domingos hicimos un paseo entre los puentes sobre el río Ebro en Zaragoza, y había una luz particularmente adecuada para el blanco y negro.

En primer lugar, en The Luminous Landscape han publicado un artículo en el que reflexionan con abundantes y significativos ejemplos fotográficos, sobre la importancia de la adecuada elección de la herramienta a la hora de ejecutar la obra artística. Fotografía en esta ocasión. Cómo determinadas fotografías no hubieran podido ser realizadas, o cómo determinados estilos de fotografía no hubieran sido posibles sin el desarrollo tecnológico que permitió disponer de la herramienta adecuada. The Luminous Landscape es un sitio en internet, muy vinculado a la fotografía de paisaje como se puede deducir de su nombre, que lleva mucho tiempo siendo un referente. Prácticamente de 1998. Aunque es una lástima que no sea fácil acceder a sus artículos más antiguos. Fueron los primeros en hablar del “derecheo del histograma” a la hora de exponer la fotografía digital. Compararon la “gran calidad y resolución” de los 6 megapíxeles de la Canon EOS D60 (no la 60D) con los negativos de medio formato escaneados. E introdujeron muchos debates y temas, que luego se podían ver en otros sitios, que no solían reconocer abiertamente quién había hablado inicialmente del tema.

Su fundador fue Michael Reichmann, autor que yo conocí en los años 90 del siglo XX cuando le leía sus artículos en la revista Photo Techniques, una pequeña revista de alto nivel técnico norteamericana que por esas causas y azares era posible comprar en un kiosco zaragoza aproximadamente un mes de que se publicase en Estados Unidos. En su momento, dicha revista publicó un artículo donde se pudo leer por primera vez sobre un concepto japonés sobre la calidad de lo que aparece desenfocado en una fotografía y que se denominaba “boke” o “bokeh” como lo transcriben los norteamericanos, para evitar que pronuncien “bouqui”.

Portada de la revista donde se popularizó el concepto de “boke”, primero en Estados Unidos, y de ahí al mundo, salvo Japón, donde ya lo conocían, que para eso es suya la palabreja. Yo tuve esa revista, comprada en el kiosco de la calle San Juan de la Cruz, cerca de Fernando el Católico, de Zaragoza. Y es posible que esté todavía en el altillo de un armario de mi casa, aunque me da pereza buscarla.

Como veréis en el enlace, el artículo está reproducido en The Luminous Landscape. Dos veces. Concepto hoy en día superpopular, pero que un porcentaje elevadísimo de quienes lo usan no tienen ni idea de lo que hablan. Sí, muchos de los que leéis esto y sois aficionados o incluso profesionales de la fotografía, también usáis más el término. Pero bueno…

Hoy en día, para acceder a todos los contenidos de la página hay que pagar una suscripción de 12 euros anuales, 1 eurito al mes. Yo lo hago. Es muy poco, para una página en la que he aprendido mucho. El artículo al que hago referencia hoy parece que está “abierto” a todos los visitantes, de todos modos. O por lo menos, de momento. Y una de las referencias a las que se alude es el Grupo f/64 o Grupo f.64, pues de las dos formas se ve escrito. Este grupo o asociación fotográfica estuvo impulsado y liderado por gente como Ansel AdamsEdward WestonImogen CunninghamWillard Van DykeHenry SwiftSonya Noskowiak, Preston HolderAlma LavensonConsuelo Kanaga y Brett Weston. A veces se incluye a Paul Strand dentro del grupo, pero en lo que yo entiendo Strand fue un inspirador, no miembro del grupo.

Formado en 1932 fue una clara consolidación de la reacción al pictorialismo que ya había comenzado años antes, buscando una fotografía más “objetiva”, más realista. Lo cual se expresaba con el nombre del grupo, que hace referencia a un valor de diafragma, necesario para alcanzar una amplia profundidad de campo y gran nitidez en la imagen con las cámaras de gran formato. En cualquier caso, las metas de este grupo de fotógrafos fueron posibles porque dispusieron de las herramientas adecuadas para conseguir las fotografías que ellos querían. Cosa que no sucedía en tiempo de los pictorialistas. A esto hay que sumar el desarrollo de técnicas de procesado de la imagen que permitían gran control sobre los tonos, como fue el sistema de zonas. Fue un grupo de gran influencia que todo aficionado a la fotografía debe de conocer. Aunque frecuentemente vinculado al paisaje, también fueron retratistas, fotografiaron bodegones, desnudos o fotografía urbana.

Además quiero dejar otra recomendación en forma de vídeo. Viene del canal de Youtube de CineStill, en el que para variar dedican uno de sus especiales a un fotógrafo que practica la fotografía en blanco y negro, utilizando las distintas variantes de la película Kodak Eastman Double-X (5222), que CineStill vende bajo la denominación CineStill BWXX. Esta película está pensada para el rodaje de imagen en movimiento, imagen cinematográfica, pero puede ser usada ventajosamente para la fotografía fija, como es el caso del fotógrafo Stephen Schaub (instagram), a quien está dedicado el vídeo.

Para quienes estén interesados en esta película, no es necesario comprársela a CineStill. Como en origen no lleva la capa antihalo que llevan las películas cinematográficas en color, y puede revelarse en cualquier química convencional para revelar película en blanco y negro, hay más gente que envasa la Double-X en los chasis propios de la película para fotografía fija de formato 135. Y puede que a un coste más barato.

[Recomendaciones fotográfica] De lo más clásico a lo contemporáneo… o al revés

Fotografía

Empiezo estas recomendaciones fotográficas, que sé a qué hora comienzo pero no a qué hora terminaré este domingo. Y empiezo con una nueva visita a la exposición Cierta luz. De fotógrafas aragonesas. Recordaremos que esta exposición, que se celebra en la Lonja de Zaragoza hasta el 23 de abril, recoge la obra de más de 50 fotógrafas nacidas o relacionadas con Aragón de alguna forma. Está comisariada por el Colectivo 4F (instagram), colectivo de fotógrafas, también relacionadas de una forma u otra con la comunidad autónoma.

Las fotos,… realizadas en la Lonja, durante la visita guiada a la exposición… y alrededores.

No es el primer comentario que hago de ella. Pero hay que destacar que en esta ocasión fue una visita colectiva realizada desde la Asociación Fotógrafos de Zaragoza AFZ, y que fue guia por dos miembros del Colectivo 4F y otras fotógrafas, todas ellas con obra en la exposición. Por parte del Colectivo 4F tuvimos a Lara Albuixech (instagram) y Lorena Cosba (instagram). Entre las fotógrafas participantes tuvimos a Teresa Grasa, Arancha Benedí (instagram) y, por supuesto, la presidenta de nuestra asociación Beatriz Orduña (instagram). Gracias a todas por las explicaciones y la atención que nos prestasteis. Aunque no quería destacar especialmente hoy a ninguna de ellas ni otras fotógrafas de la exposición, el intercambio de impresiones durante la visita, y algún despiste mío, llevó a que Beatriz me remitiera un vídeo donde Lorena Cosba explica su obra, que realmente me ha llamado mucho la atención todas las veces que he visitado la exposición.

En esta semana me han surgido varios artículos de fotógrafas clásicas, ya que estamos con mujeres fotógrafas. Fotógrafas que cualquier aficionado a la fotografía debe conocer desde mi punto de vista.

En COOPH, un sitio más bien comercial, que vende cosas, de vez en cuando sacan algún artículo interesante, y en esta ocasión nos han hablado de la botánica de la época victoriana Anna Atkins, que usó la cianotipia para documentar las formas y características de las algas. Todo un clásico.

Y Oscar Colorado ha dedicado dos de sus artículos en profundidad a hablarnos de dos de las más importantes fotógrafas norteamericanas. En primer lugar, la pictorialista Gertrude Käsebier. El pictorialismo no será mi estilo favorito con carácter general, pero la obra de Käsebier me parece tremenda. En el segundo, se nos habla de una fotógrafa que fue discípula de la anterior en algún momento, pero que claramente la trascendió convirtiéndose en uno de los nombres claves de la historia de la fotografía universal, no sólo de la norteamericana. Me refiero a Imogen Cunningham, longeva y activa, representa por sí misma a una buena parte de lo que la fotografía fue en el siglo XX.

Un artículo en Lenscratch sobre la fotógrafa norteamericana contemporánea Lydia Panas (instagram), me ha recordado que esta fotógrafa ya ha llamado mi atención en varias ocasiones, especialmente con sus retratos. Otro artículo en Lens Culture, me ha permitido conocer el trabajo de la rusa Maria Dupovkina, basado en autorretratos ante un espejo, en solitario o con familares y amigos, en los que intenta aclararse en cuanto a su identidad personal y sexual, siendo una persona que no encuentra su lugar en la clasificación binaria de la identidad sexual. Especialmente en un país tan poco tolerante a la diversidad como es el suyo.

Y por hoy, nada más. Como suponía he empezado este artículo pronto por la mañana, a las diez de la mañana, y lo termino a las… (esperad que ponga las fotos)… seis y diez de la tarde.

[Fotografía] Recomendaciones semanales; algunos clásicos y otras cosillas

Fotografía

Esta mañana estoy en plan multitarea. Además de actualizar blogs y otras cosas en internet, he estado repasando algunas fotos que hice ayer a la salida del cine, y he estado revelando un carrete en blanco y negro de hace unos días. Lo del cine me lo tengo que mirar. Tengo dos películas pendientes de reseñar. A ver si les hago un hueco. Además al menos una es interesante, y la otra por lo menos es entretenida. Y lo del blanco y negro es la segunda fase de mi experimento. Si ayer os enseñaba fotografías de un carrete de 400 ISO con revelado desatendido en Rodinal, hoy estoy haciendo la misma operación con uno de 125 ISO. Pero vamos a lo que es esta sección de los domingos.

Al salir el cine, dimos un paseo antes de tomar alguna cervecita, porque la tarde estaba muy buena. Y como llevaba una cámara, pues a jugar un poco con las luces y las sombras.

Al salir el cine, dimos un paseo antes de tomar alguna cervecita, porque la tarde estaba muy buena. Y como llevaba una cámara, pues a jugar un poco con las luces y las sombras.

En Siéntate y observa… nos obsequiaron con dos entradas dedicadas a Julia Margaret Cameron, fotógrafa del siglo XIX, impresionante retratista, y mujer de vida interesante. La primera incluía unos textos de Virginia Woolf de quien fue tía abuela. La segunda proponía una comparación con otra gran fotógrafa, Imogen Cunningham. En cualquier caso, una ocasión para recordar a ambas fotógrafas.

El tumblr fotográfico de la NPR nos recordaba el cumpleaños de Cornell Capa, el hermano de Robert Capa. Bastante menos conocido que este último, su obra no carece de interés, y además lleva realizando desde hace varias décadas una importante labor en favor de la fotografía comprometida.

Estuve en modo experimental, recuperando para una cámara actual el viejo Summicron-C 40/2 de los años 70. Es un objetivo estupendo.

Estuve en modo experimental, recuperando para una cámara actual el viejo Summicron-C 40/2 de los años 70. Es un objetivo estupendo.

Hablando de fotografía comprometida, Lewis Hine es un fotógrafo que si no hubiera existido tendríamos que haberlo inventado. Sus fotografías denunciando el trabajo infantil a principios del siglo XX fueron importantes en la toma de conciencia sobre las condiciones de vida de niños y niñas bajo el capitalismo. Pero es que además, las fotografías son estupendas, estéticamente buenísimas. Nos lo recordó el Daily Mail.

También de principios de siglo son las fotografías que se han reencontrado de Julian Dimock. Un excelente documento etnográfico de los indios seminolas que habían permanecido oculatas durante años. Nuevamente reúnen estas fotografías interés social y cuidada estética. Vía The Picture Show.

Objetivo al que tengo que dar nueva vida, utilizándolo de la forma en que estaba pensado. Está un poco destartalado, pero ópticamente todavía está perfecto.

Objetivo al que tengo que dar nueva vida, utilizándolo de la forma en que estaba pensado. Está un poco destartalado, pero ópticamente todavía está perfecto.

Finalmente, en Barcelona tienen la inmensa suerte de poder disfrutar de una exposición retrospectiva de Chema Madoz, llamada Ars combinatoria. Estará abierta hasta el 28 de julio en la sala de exposiciones de La Pedrera. A ver si tengo la suerte de “tener que ir” a la capital condal un día de estos. He visto a la venta el catálogo de la exposición, incluso en alguna librería de Zaragoza, pero no sé si aporta algo nuevo a lo que ya tengo del fotógrafo.

Por hoy, nada más. A ver si me da para terminar de salpicar entre los líquidos del revelado, y darme un paseo antes de comer.

Ya decía anteayer, mientras os hablaba de la foca de 35 mm, que desde hace muchos años he tenido debilidad por esta otra longitud focal. Esos 5 mm de más, me hacen sentir más cómodo.

Ya decía anteayer, mientras os hablaba de la foca de 35 mm, que desde hace muchos años he tenido debilidad por esta otra longitud focal. Esos 5 mm de más, me hacen sentir más cómodo.