[Fotografía] Recomendaciones semanales; algunos clásicos y otras cosillas

Fotografía

Esta mañana estoy en plan multitarea. Además de actualizar blogs y otras cosas en internet, he estado repasando algunas fotos que hice ayer a la salida del cine, y he estado revelando un carrete en blanco y negro de hace unos días. Lo del cine me lo tengo que mirar. Tengo dos películas pendientes de reseñar. A ver si les hago un hueco. Además al menos una es interesante, y la otra por lo menos es entretenida. Y lo del blanco y negro es la segunda fase de mi experimento. Si ayer os enseñaba fotografías de un carrete de 400 ISO con revelado desatendido en Rodinal, hoy estoy haciendo la misma operación con uno de 125 ISO. Pero vamos a lo que es esta sección de los domingos.

Al salir el cine, dimos un paseo antes de tomar alguna cervecita, porque la tarde estaba muy buena. Y como llevaba una cámara, pues a jugar un poco con las luces y las sombras.

Al salir el cine, dimos un paseo antes de tomar alguna cervecita, porque la tarde estaba muy buena. Y como llevaba una cámara, pues a jugar un poco con las luces y las sombras.

En Siéntate y observa… nos obsequiaron con dos entradas dedicadas a Julia Margaret Cameron, fotógrafa del siglo XIX, impresionante retratista, y mujer de vida interesante. La primera incluía unos textos de Virginia Woolf de quien fue tía abuela. La segunda proponía una comparación con otra gran fotógrafa, Imogen Cunningham. En cualquier caso, una ocasión para recordar a ambas fotógrafas.

El tumblr fotográfico de la NPR nos recordaba el cumpleaños de Cornell Capa, el hermano de Robert Capa. Bastante menos conocido que este último, su obra no carece de interés, y además lleva realizando desde hace varias décadas una importante labor en favor de la fotografía comprometida.

Estuve en modo experimental, recuperando para una cámara actual el viejo Summicron-C 40/2 de los años 70. Es un objetivo estupendo.

Estuve en modo experimental, recuperando para una cámara actual el viejo Summicron-C 40/2 de los años 70. Es un objetivo estupendo.

Hablando de fotografía comprometida, Lewis Hine es un fotógrafo que si no hubiera existido tendríamos que haberlo inventado. Sus fotografías denunciando el trabajo infantil a principios del siglo XX fueron importantes en la toma de conciencia sobre las condiciones de vida de niños y niñas bajo el capitalismo. Pero es que además, las fotografías son estupendas, estéticamente buenísimas. Nos lo recordó el Daily Mail.

También de principios de siglo son las fotografías que se han reencontrado de Julian Dimock. Un excelente documento etnográfico de los indios seminolas que habían permanecido oculatas durante años. Nuevamente reúnen estas fotografías interés social y cuidada estética. Vía The Picture Show.

Objetivo al que tengo que dar nueva vida, utilizándolo de la forma en que estaba pensado. Está un poco destartalado, pero ópticamente todavía está perfecto.

Objetivo al que tengo que dar nueva vida, utilizándolo de la forma en que estaba pensado. Está un poco destartalado, pero ópticamente todavía está perfecto.

Finalmente, en Barcelona tienen la inmensa suerte de poder disfrutar de una exposición retrospectiva de Chema Madoz, llamada Ars combinatoria. Estará abierta hasta el 28 de julio en la sala de exposiciones de La Pedrera. A ver si tengo la suerte de “tener que ir” a la capital condal un día de estos. He visto a la venta el catálogo de la exposición, incluso en alguna librería de Zaragoza, pero no sé si aporta algo nuevo a lo que ya tengo del fotógrafo.

Por hoy, nada más. A ver si me da para terminar de salpicar entre los líquidos del revelado, y darme un paseo antes de comer.

Ya decía anteayer, mientras os hablaba de la foca de 35 mm, que desde hace muchos años he tenido debilidad por esta otra longitud focal. Esos 5 mm de más, me hacen sentir más cómodo.

Ya decía anteayer, mientras os hablaba de la foca de 35 mm, que desde hace muchos años he tenido debilidad por esta otra longitud focal. Esos 5 mm de más, me hacen sentir más cómodo.

Obituarios: Cornell Capa y Sidney Pollack

Cine, Fotografía

En estos últimos días, hemos tenido que escuchar la noticia de la muerte de dos figuras en dos de los temas que con más frecuencia aparecen por aquí; la fotografía y el cine.

El pasado día 23 de mayo, falleció Cornell Capa, el hermano también fotógrafo del mucho más recordado y afamado Robert Capa. Aunque menos conocido, sus fotografías tienen también un impacto notable y creo que el mejor homenaje que se le puede hacer es visitar su galería de imágenes en Magnum Photos. A la vista de lo cual, creo que hubiera alcanzado mayor renombre si no hubiese estado a la sombra de su mítico hermano. Algunas de las fotos que he visto en dicha galería eran conocidas por mí, pero no les había puesto nombre a su autor. Injusto.

Más conocido por el público general es Sidney Pollack, director de cine fallecido este 26 de mayo. No fue especialmente prolífico, y entre su filmografía podemos encontrar algún producto incomprensible, que nunca se debería haber filmado. Pero es responsable de películas como Out of Africa (Memorias de Africa), Three Days of the Condor (Los tres días del cóndor), They Shoot Horses, Don’t They? (Danzad, danzad, malditos), The Way We Were (Tal como éramos), y mi favorita de este director y una de mis favoritas de toda la historia del cine, Jeremiah Johnson (Las aventuras de Jeremías Johnson). Estos filmes ya bastan para considerarlo uno de los directores importantes de la historia. Estoy pensando que no tengo en mi videoteca particular esta última película. Esta tarde iré a mirar a ver si está publicada.

En cuanto a la foto de hoy, voy a seguir exponiendo imágenes de mi reciente viaje a Italia. Todavía voy por Trieste; estoy liado y no me he metido todavía a revelar los RAW de Venecia. Y al igual que este otro viajero, yo también admiré la cuca iglesia románica de San Silvestro, hoy templo de la iglesia evangélica.

Ante el siglo XII

(Pentax K10D; SMC-DA 21/3,2)