[Deportes] El quince del gallo lava su honor, pero no puede con los All Blacks,… y hasta dentro de cuatro años en la Pérfida Albión

Deporte

Hemos llegado al final de la Copa del Mundo de Rugby 2011. El viernes se jugó la final de consolación en la que Australia se impuso a Gales en un partido en el que quizá este último equipo acusó el varapalo de su eliminación en semifinales más que los wallabies. Pero vamos a lo que realmente importa. Al desenlace final del campeonato.

Stade de France (St. Denis)

Hace cuatro años era el Stade de France en St Denis, en la "banlieu" parisina, donde se celebró la anterior final de la copa del mundo (Canon Digital Ixus 400).

Como ya se puede deducir del título de esta entrada, ha sido el equipo de Nueva Zelanda el que se ha llevado el gato al agua sobre la selección nacional de Francia. Salían a priori como favoritos y han confirmado esa confirmación llevándose su segunda copa del mundo después de la que consiguieron en la primera edición de este torneo, también en su casa, y también frente al quince del gallo. Pero nada ha sido tan sencillo como parecía. Al fin y al cabo, los franceses habían manifestado durante el torneo una escasa brillantez en su juego, salvo en el partido contra Inglaterra. Se había manifestado como un equipo rancio, con poca alegría, incluso con poca seriedad, como manifestó al perder frente al combinado de Tonga. Sin embargo, el equipo galo ha sido durante muchos años el encargado de amargarle la fiesta a los all blacks en este tipo de torneos. Y hoy ha estado en tris de aguar la fiesta a los chicos de nuestras antípodas en un partido que ha merecido la pena por la gran emoción que ha conservado hasta el final.

El Sena

Seguramente, se hubieran animado los muelles del Sena en el caso de que el quince del gallo hubiese roto la defensa "all black" (Canon Digital Ixus 400).

Los all blacks han salido claramente al ataque, a por el encuentro desde el principio, mientras que los del gallo han optado por aguantar la embestida en defensa a la espera del momento en que pudieran hacerse con las riendas del partido. Y casi les sale bien la jugada, especialmente por la mala puntería a palos de los pateadores neozelandeses, que han perdido bastantes puntos de esta forma. Sin embargo, una jugada de estrategia en un saque desde el lateral a pocos metros de la línea de ensayo que ha pillado a la defensa francesa en canguingas, les ha costado ir arrastrando una diferencia de puntos en contra que se ha mostrado definitiva. Es cierto que el segundo tiempo ha sido suyo, han dominado a los neozelandeses, han anotado un meritorio ensayo que ha reducido a un punto la diferencia en el mercador, y han lavado la mala cara que habían ofrecido durante el torneo. Pero los all blacks han mantenido la mayor parte del tiempo a los galos a suficiente distancia de sus palos para que los golpes de castigo en contra fueran difíciles, y no hayan podido ser convertidos. Al final, a tres minutos del final, los neozelandeses se han apropiado de un balón que durante muchos minutos habían cedido a sus contrarios, lo han guardado, y han aguantado hasta que el pitido final del árbitro les anunciaba la consecución de su segunda copa del mundo. Merecida. Pero por lo visto en el partido, también lo hubiera sido para los franceses, aunque no si se considera su actitud en el conjunto del campeonato.

La Defense

La Defiense, y efectivamente las defensas y el juego bregado ha predominado en los partidos claves del campeonato, quizá por ello menos vistosos pero no necesariamente carentes de calidad (Canon Digital Ixus 400).

Por lo demás,… Algunos equipos han defraudado claramente. Australia prometía algo más tras su victoria en el Tres Naciones. Sudáfrica ha confirmado que su estado de forma no era el óptimo como se sospechó en el mismo torneo. Inglaterra ha pasado casi desapercibido, limitándose a cumplir su papel de lider de su grupo en la fase inicial del campeonato. Pero ninguno de ellos ha cumplido con el papel que se le esperaba. En el lado positivo, Gales como gran animador del campeonato, que incluso mereció plantarse en la final, e Irlanda que también animó mucho el campeonato al derrotar a Australia en la fase de grupos, deshaciendo las previsiones de cómo iban a desarrollarse las eliminatorias hasta la final, dejando el paso franco hasta la misma a un equipo europeo. La lástima para los del trébol es que eso les llevó a tener que cruzarse con la revelación del campeonato, los galeses, que los apearon en cuartos. ¿Les hubiera ido mejor en un cruce con Sudáfrica? Algo que nunca sabremos.

Metro Quai de la Rapée

Ya me gustaría a mí tener fotos de Nueva Zelanda para ilustrar esta entrada, pero nos tendremos que conformar con el metro parisino, ¿quizá dentro de cuatro años? (Canon Digital Ixus 400).

Así que sólo nos queda despedirnos hasta dentro de cuatro años, en el que la cuna de este deporte, Inglaterra, acogerá una nueva edición del campeonato. Veremos si para entonces los europeos son capaces de entonarse y romper el dominio del hemisferio sur.

París desde el avión

En cualquier caso, he aquí una vista de París en la lejanía, igual que se ha alejado de París una vez más la escurridiza copa mundial (Canon Digital Ixus 400).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .