[Cine] Las ventajas de ser un marginado (2012)

Cine

Las ventajas de ser un marginado (The perks of being a wallflower, 2012), 18 de febrero de 2013.

Una película de temática adolescente, de jóvenes norteamericanos en sus años de instituto, no estaba entre mis prioridades. Y tampoco la he tenido en mente mucho desde que la vi, hace ya casi semana y media, a pesar de que como comentaré después mi impresión no es negativa en absoluto. Pero fui invitado a verla y más por la posibilidad de compartir un rato con personas que veo poco que por otra cosa accedí. Ahora reseño este filme de Stephen Chobsky que creo que ha pasado o está pasando relativamente desapercibido por la cartelera. No sé.

La película es una adaptación de la novela epistolar del mismo título del propio director. En ella se nos cuenta como un adolescente solitario, Charlie (Logan Lerman), con problemas de relación y adaptación, comienza su primer año de instituto muy inseguro, sin saber como va a encajar. Y en principio encaja mal, hasta que comienza a hacer amistad con un grupo de alumnos de último año de instituo, básicamente los hermanastros Sam (Emma Watson)Patrick (Ezra Miller). También recibirá el apoyo del señor Anderson (Paul Rudd), su profesor de literatura, y con todos ellos encontrará un camino para desarrollarse y ser el mismo. Un camino no exento de dificultades, especialmente porque pronto comprobaremos que su salud mental no está demasiado afinada, y que hay algo de su pasado que ensombrece su presente y su futuro.

Siempre me cuesta comerme las películas de adolescentes norteamericanos que transcurren en un ambiente de instituto. Siempre tengo la sensación de que es un ambiente que se aleja mucho del que yo viví en mi adolescencia, con muchas cuestiones que no entiendo, que me parecen marcianas. Desconozco cómo será actualmente el ambiente de los institutos españoles, pero me temo que hay una serie de tópicos que nos muestran estos filmes que son exclusivos de la cultura norteamericana. Y personalmente no creo que hablen bien de ciertos aspectos de esta cultura. Pero bueno. En cualquier caso, esta película me sorprendió agradablemente. No creo que estemos hablando ante una obra maestra ni nada por el estilo, pero sí ante una historia con bastante más chicha de lo habitual, con un desarrollo de personajes, por lo menos de algunos de ellos más profundo, y que engarza bastante bien los distintos episodios que conforman el conjunto de la historia, dándoles una unidad. Ya digo que la obra literaria original es del género epistolar, y de ahí el carácter episódico de las distintas situaciones, que debemos imaginar cada una de ellas como narradas en una carta por Charlie a quien quiera que lo escriba.

El reparto de jóvenes y adolescentes que son la base de la historia se desenvuelve con razonable solvencia, anunciando una serie de gente que puede dar su juego en el futuro.

En resumen, una película que normalmente no estaría entre mis opciones habituales, por su carácter de película generacional y por mi interés limitado por sus temas, pero que no me ha desagradado en absoluto, que no me arrepiento en haber visto, y que puede ser un opción perfectamente razonable, especialmente si formas parte del grupo de edad a quien va dirigida la historia. Especialmente conveniente en este caso frente a los habituales productos descerebrados que se les ofrecen.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: ***
  • Valoración subjetiva: ***

Con esta reseña creo que desatasco el lío que tenía sobre noticias y reseñas cinematográficas, que me han llevado a escribir un poquito a destajo en estos últimos días en el Cuaderno de Ruta, aunque ya tengo una propuesta para esta tarde. Un película que en realidad ya he visto, pero no en la gran pantalla. Ya veremos.

Película norteamericana, y en ambiente norteamericano, una de sus protagonistas, Emma Watson, es europea, nacida en París de padres británicos, y criada en Inglaterra. Y por eso nos paseamos hoy fotográficamente por las calles de Londres.

Película norteamericana, y en ambiente norteamericano, una de sus protagonistas, Emma Watson, es europea, nacida en París de padres británicos, y criada en Inglaterra. Y por eso nos paseamos hoy fotográficamente por las calles de Londres.

[Cine] We need to talk about Kevin (2011)

Cine

We need to talk about Kevin (2011), 18 de marzo de 2012.

Como de costumbre en los últimos tiempos, sigo prefiriendo las versiones originales subtituladas, porque respetan la obra original. Pero para quienes gustéis de sucedáneos, es posible ver esta película en la cartelera española bajo el título Tenemos que hablar de Kevin.

A priori, no tenía mucha intención de ver esta película dirigida por la escocesa Lynne Ramsay. Estas películas de niños raritos que amargan la vida de sus padres, muchas veces han acabado en tonterías sobrenaturales que me cargan un poco. Pero las críticas hacia esta película eran realmente buenas, el reparto interesante y las alternativas poco apetecibles. Así que a por ella.

Al principio del filme conocemos a Eva (Tilda Swinton), una mujer solitaria, que vive en una casita sencilla, con malas relaciones con sus vecinos, que le tiran pintura a la casa, le miran mal, e incluso le insultan y le agreden. Busca trabajo. Lo consigue como auxiliar administrativo en una agencia de viajes. En el proceso que lleva limpiar la pintura roja con la que han ensuciado la fachada de su casa, en una serie de flashbacks, conoceremos su historia anterior. Poseedora de una prestigiosa agencia de viajes y autora de libros sobre este tema, conoció, se enamoró y se casó con Franklin (John C. Reilly), con quien formó una familia aparentemente de ensueño. Pero desde el principio tuvo problemas para conectar con su hijo mayor Kevin (Jasper Newell, niño; Ezra Miller, adolescente). Un niño problemático que por un momento pareció sufrir autismo, luego mostró una inteligencia notable, especialmente para la lucha constante que sufrió con la madre. Y de niño problemático, a adolescente más inquietante todavía. Sabremos, porque la película nos lo cuenta pronto, que en el tiempo actual se encuentra en una carcel de alta seguridad, siendo visitado periódicamente por su madre, aunque no hablan prácticamente. Intuiremos que algo grave sucedió, y que Kevin tuvo mucho que ver.

No voy a decir que las premisas de inicio de la película sean originales. Pero quizá es importante que en esta ocasión no hay maldiciones, ni demonios, ni anticristos, ni fenómenos paranormales de ningún tipo. Estamos ante la historia, difícil e incómoda, de un niño sociópata y una madre que parece ser que es la única que lo ve venir. Con una realización austera, con un presupuesto evidentemente ajustado, sin embargo tenemos una producción de gran calidad en su factura, con una fotografía muy moderna, basada en grandes angulares que te acercan al personaje pero abriendo la perspectiva al entorno, en la que resaltan esos colores primarios, especialmente el rojo, muy saturados, en un entorno de tonos suaves, apagados. Y con una banda sonora, muy interesante. Realmente, en los aspectos técnicos y creativos, está muy conseguida.

Pero donde destaca especialmente el filme es en la excelente interpretación de su elenco, especialmente de madre e hijo. Tanto Swinton como los dos actores, el infantil y el adolescente, que dan vida a Kevin son la columna vertebral de esta película, que nos dejará un innegable desasosiego.

Es curioso. El desenlace de esta película lo ves venir. Supones de antemano que va a pasar. No creo que sea intención de la directora el ocultarlo. Te va dando todos los elementos, la afición deportiva del chaval, algunas escenas de los flashbacks, la soledad y el aislamiento actual de la protagonista, para que adivines el “final” con antelación. Pero no importa. Porque lo que importan en este interesante filme es el proceso. Y este está estupendamente contado. Una película de las que mejora conforme la vas recordando. Mi opinión en este momentos es mejor que cuando salí del cine. En estos momentos, la considero superior a varias de las que comenté en su momento como candidatas a los óscar. Donde no apareció. Muy recomendable. Salvo para mujeres que vayan o quieran tener un hijo. Pueden cambiar de idea.

Valoración

  • Dirección: ****
  • Interpretación: ****
  • Valoración subjetiva: ****
Recientemente, camino de ver una película que al final no vimos, llevaba mi Pentax K-x y tomé algunas imágenes del atardecer por el camino. Es curioso que en una serie en las escalinatas del Batallador del Parque Grande de Zaragoza, me aparecieran constantemente un tipo de naranja. Sólo recuerdo haberlo incluido voluntariamente en la toma en la última de ellas. ¿Será un fenómeno paranormal?
Las escaleras del batallador y un señor de naranja que corre

_____

Las escaleras del batallador y un señor de naranja que corre

_____

Las escaleras del batallador y un señor de naranja que corre

_____