[Televisión] Cosas de series; viajando por el Yukon y nuevamente por Suecia

Televisión

Pocas novedades en esta semana en la que además he ido siguiendo la programación habitual con irregularidad. Pero por lo menos os puedo hablar de dos series, o algo así, con principio y final. Seré breve, que no ando muy sobrado de tiempo hoy.

Parece que las cadenas televisivas que habitualmente se dedican a la divulgación y el documental están usando últimamente la ficción para tratar sus temas. Y en Discovery Channel van y deciden contar la fiebre del oro del Yukón a finales del siglo XIX en una miniserie de seis en tres episodios. Digo seis en tres, porque obviamente estaba pensada como seis episodios de 42 minutos, pero la han emitido en tres episodios de hora y media y en días consecutivos. Así que vista del todo. Y en esta miniserie, seguiremos las aventuras de dos petimetres de Nueva Inglaterra, que tras terminar sus estudios, se dirigen a Dawson City para hacer fortuna si hay suerte y pillan un buen yacimiento de oro entre los sedimentos del río Klondike que da nombre a la serie, que se llama así Klondike. Todos los tópicos del “western” y la frontera trasladados al norte del Canadá. Los buenos, los malos, los pillos, las prostitutas, la tía buena de carácter y, eso sí, en vez del shérif y sus ayudantes, la Policía Montada del Canadá. La verdad es que la serie está realizada técnicamente muy bien, con buen ambientación, y unos paisajes impresionantes. Pero el exceso de tópicos, un ritmo no demasiado acertado (la historia no da para mucho más de hora y media de película), y un protagonista muy poco carismático (Richard Madden), a quien habíamos visto más o menos igual de soso en Game of Thrones, hace que la cosa me haya parecido entretenida pero floja. Anuncian al principio de cada capítulo que habrá violencia y sexo, pero luego se queda en las balaceras tradicionales de las del oeste y algún culete que otro. Y aunque le pongan una sintonía que recuerda a la de los Tronos,… pues se queda en un espectáculo para párvulos en comparación. Al parecer, basada en hechos y personajes reales.

Amanecer en el valle de Tena

Viendo los paisajes nevados del Yukón (en realidad la serie está rodada en Alberta, en la proximidad de Calgary), me doy cuenta que hecho de menos los días de esquí en los Pirineos. Muchos de ellos, en Formigal, al final del Valle de Tena.

Como ya sabréis quienes seguís estas entradas, hace unas semanas seguí las aventuras de Erica Falk en los Crímenes de Fjälbacka, protagonizada por la actriz sueca Claudia Galli. Pero previamente a esta serie, que está basada en los caracteres creados por Camilla Läckberg, pero que son argumentos creados para la televisión, no como adaptación de sus novelas. En ella, la protagonista era la mencionada Erica Falck, escritora de ficción con gran capacidad para entrometerse en la resolución de la enorme cantidad de asesinatos que se dan en la pequeña localidad sueca, y dar con la clave para resolverlos. Pero antes de esta serie se realizaron cuatro producciones previas, que funcionan bien como una serie de cuatro casos divididos en dos episodios cada uno, o como cuatro largometrajes. Aquellas cuatro producciones sí que eran auténticas adaptaciones de los libros de la escritora sueca, y en ellas en realidad el auténtico protagonista es Patrick Hedström, primero novio y después marido de Erica, que tiene un papel más secundario, aunque eventualmente se ve involucrada en los casos y en las tramas. Tiene un tono más dramático que la serie más moderna, y a mí me parece que tienen algo más de calidad, sin que sea tampoco para tirar cohetes.

Bueno, ya vale, que entre unas cosas y otras me está costando escribir esto tres horas. Por diversas interrupciones propias de los 30 de enero. Cosas que pasan cada año.

Punta Escarra

Pero cuestiones familiares durante unos años, y un menisco tocado en la actualidad, me tienen en secano a este respecto. Y hecho de menos la luz de primeras horas del día en invierno, por ejemplo, asomados contemplando la característica figura de Punta Escarra.

[Televisión] Cosas de series; crímenes suecos, altas y baja

Televisión

Poco a poco, tras el parón navideño, van cogiendo marcha las series de televisión. Desde luego, disfrutando a tope de la brevísima temporada de Sherlock, de la que ya hablaré en su conjunto, pronto, como lo más destacado en estos momentos. Pero bueno, ya sabemos qué ha pasado con Emily/Amanda en Revenge, y la verdad es que no mucho más salvo que he decidido algunas bajas en mi cartelera televisiva, y hay algunas altas provisionales.

Tenía decidido que algunas series nuevas de este otoño, seguirían en mi cartelera dependiendo de cómo fuera el primer episodio tras el parón navideño. Estaban ahí, ahí, en la cuerda floja. Y dos de ellas se han caído con todo el equipo. Definitivamente, me parece que seguir viendo Almost HumanMarvel’s Agents of SHIELD es una pérdida de tiempo. No remontan. Guiones del montón, con un exceso de tópicos, e interpretes muy flojos. Fuera las dos. Les he dado más oportunidades de las que merecían para progresar y ponerse a tono. No saldrá de aquí “la nueva fringe”.

Vistas de Estocolmo

Como parece que ya tenemos terminada la serie de los numerosos asesinatos que suceden en un pueblito como Fjällbacka, que debe ser un sitio horrible para vivir por la probabilidad de que te apiole un primo o un vecino, o tu mejor amigo,… pues nos vamos a Suecia. Aunque sea a la ciudad vieja de Estocolmo.

Y en la última semana he visto tres primeros episodios de tres series nuevas:

The Assets: Está de moda el género de espías. Y esta se sitúa como The Americans en los años 80. Lo que pasa es que aquí son los americanos los que tienen infiltrados en la extinta Unión Soviética. Muy lejos del entusiasmo que despertó en mí el piloto de la estrenada el año pasado, como se deja ver y no está mal interpretada, y se trata de una miniserie, seguiremos con ella de momento.

Killer Women: Una de mis cylonas favoritas convertida en ranger de Tejas. Le daré, una oportunidad más. Si el segundo episodio no mejora, irá directamente a la papelera. Parece que es una adaptación de una serie de origen argentino, en las que los asesinos son siempre mujeres…

Intelligence: Bastante esfuerzo hice en ver terminar el primer episodio. Mala. Un tipo que le han puesto un chip, y eso le permite estar conectado a internet constantemente,… y qué más da. Aburrido y mal interpretado.

Vistas de Estocolmo

Que puede adquirir unos colores muy espectaculares en sus frescos atardeceres de agosto.

Finalmente, comentar que sigo viendo los telefilmes que hay rodados sobre el personaje de Erica Falk de la escritora sueca Camilla Läckberg. Esta serie, aglutinada bajo el título Fjällbackamorden (Los crímenes de Fjällbacka), que he venido siguiendo en Canal Plus Series se ha convertido un poco en un placer culpable. Lo cierto es que son peliculillas bien hechas, pero no excesivamente brillantes. Sinceramente me he quedado colgado de la serie porque… bueno,… porque me gusta la chica protagonista Claudia Galli. Luego, tiene algunos problemas la emisión… Por ejemplo, que no se han emitido en el orden en que ser rodaron. Y el último episodio emitido, el sexto, no fue el primero que se rodó, pero en la cronología interna de la serie debió ser el primero, porque narra lo que sucede cuando Falk se traslada a la localidad de su infancia Fjalbacka. Según IMDb, fue la tercera que se rodó con la actual protagonista. Porque existen cuatro película más previamente rodadas entre los años 2007 y 2009 con otra actriz protagonista. Parece que estos no se van a emitir. Por lo tanto, el último cerraría la serie. Caótico. Bueno. Lo dicho, una chica con encanto para una serie con unos guiones irregulares, una realización correcta, muy nórdica, y caóticamente rodada y emitida. El episodio más interesante ha sido este último emitido, que tendría que haber ido el primero, aunque se rodó el tercero… Agggg…

Vistas de Estocolmo

Y bueno… vemos barcos bonitos y veleros, que tampoco faltan en la serie de marras.