[Televisión] Cosas de series; un tiro en la oscuridad y poco más

Televisión

Pocas novedades esta semana, en la que tampoco he tenido mucho tiempo que dedicarle a las novedades. He dejado en “stand by” Hap and Leonard, a ver cómo son las críticas y si me interesa ver la temporada más adelante.

Se configura como una excelente serie con el único problema de que avanza con excesiva lentitud la británica The Night Manager, y no deja de tener interés la de la secuestrada chica de trece años durante trece años, Thirteen. También británica.

También muy interesante y con buen nivel de tensión el duelo entre fiscal federal y tiburón de las finanzas en Billions, en el que se van repartiendo los golpes en medio de un reparto con muy buen hacer.

Repaso a lo que va saliendo en estos días en mi tumblelog (enlaces al final). En el encabezado, Montjuic en Barcelona, y aquí encoma, cruce de trenes en Colonia.

Repaso a lo que va saliendo en estos días en mi tumblelog (enlaces al final). En el encabezado, Montjuic en Barcelona, y aquí encoma, cruce de trenes en Colonia.

Tenemos el producto nacional, El ministerio del tiempo, que desde mi punto de vista da una de cal y otra de arena, con episodios interesantes y otros anecdóticos o directamente flojos. Y sobretodo con alguna de las protagonistas perdida entre el buen hacer de los secundarios. A mi no me está convenciendo tanto, ni mucho menos como la primera temporada.

Y se ha despedido la sexta temporada de Rizzoli & Isles, serie policiaca de puro y simple entretenimiento, como es habitual en ellos. Con un enorme “cliffhanger”… ¿a quién le ha dado el tiro en la oscuridad? El caso es que parece ser que la siguiente temporada, la séptima será la última.

Poco más que contar… ya digo. El siguiente comentario televisivo será dentro de dos semanas, y tendrá novedades más interesantes.

Esztergom, Hungría.

Esztergom, Hungría.

De viaje con Carlos (cuadernos de viajero)

De viaje con Carlos (tumblr)

Una foto de mis viajes al azar…

[Televisión] Cosas de series; la caspa de los noventa no tiene por qué funcionar hoy en día

Televisión

Las formas de hacer televisión han ido cambiando a lo largo de los años. Y hoy en día, muchos concebimos los episodios de las series televisivas como pequeñas producciones cinematográficas en los que cada vez es más importante cómo se mueve la cámara, como se plantean los diálogos, el trabajo del director de fotografia y, en general, el diseño de producción. Sin embargo, de vez en cuando hay producciones que intentan traer el sabor de la televisión de antaño, especialmente cuando se trata de recordar productos que fueron de éxito en su momento.

Recuerdo que cuando me fui a vivir a mi domicilio actual, en 1993, me di de alta en Canal +, el novedoso para entonces canal de pago de televisión por satélite, hoy extinto, absorbido por otras opciones empresarialmente más potentes. Y una de las series que emitían entonces, con relativo éxito era Padres forzosos (Full House), una comedia familiar de humor totalmente blanco e intrascendente, que entretenía. Era de estas series rodadas con varias cámaras, con público en el plató, del que se oyen las risas, y en la que todo es previsible y todo el mundo espera que constantemente pasen las mismas cosas. Para mí, lo más interesante era la aparición de la guapa Lori Loughlin… por lo demás, entraría dentro de los placeres culpables. Era mala, desde mi punto de vista, pero la veía. Y de hecho fue una serie de éxito que fue muy vista en muchas partes del mundo.

En mi tumblelog viajero están apareciendo está semana fotografías en blanco y negro (enlaces al final). Como la catedral de Lérida en el encabezado o una vista de Formigal en esta fotografía de aquí.

En mi tumblelog viajero están apareciendo está semana fotografías en blanco y negro (enlaces al final). Como la catedral de Lérida en el encabezado o una vista de Formigal en esta fotografía de aquí.

Recientemente, se ha emitido una secuela, Fuller House (Madres forzosas), en la que las protagonistas es la segunda generación, convertidas ya en adultas, con apariciones esporádicas de la primera. Las características de la producción similares… El resultado,… casposo, muy casposo. Aquellas formas de realizar televisión ya no se sostienen. El tipo de humor está pasado de moda. Las intérpretes protagonistas, que tal vez resultaban graciosas de niñas, no son buenas actrices, y la serie hace aguas por todas las partes… Desconozco qué tirón global habrá tenido, pero es un ejemplo de lo que no hay que hacer desde mi punto de vista. Que conste que el público votante en IMDb está relativamente satisfecho ¡¡¡???.

Por lo demás esta semana hemos tenido alguna novedad. Por un lado, nos llegaron las aventuras de Hap and Leonard, serie de corte independiente, entre gentes de malvivir que van detrás del “tesoro”… pícaros y otra canallesca. No estuvo mal el primer episodio. Donde recuperamos la presencia televisiva de la siempre interesante Christina Hendricks. Ya veremos, de todas formas.

También podemos montar en la noria del Prater de Viena, Austria.

También podemos montar en la noria del Prater de Viena, Austria.

También tuvimos la novedad de un drama británico, Thirteen. El punto de partida,… recordando una de las películas más notables del último año. Una joven que fue secuestrada a los trece años, escapa y reaparece ante la sociedad trece años después, con veintiséis. La policía quiere atrapar al asesino… y una de las detectives es más inquisitiva que el resto… y aquí acaban las similitudes con la película porque quizá nada es lo que parece, y hay misterios en el secuestro que no acaban de encajar. Más cuando parece que el secuestrador ha vuelto a actuar. Es una serie que va cogiendo momento con el paso de los dos primeros episodios. En estos momentos estoy con ganas de ver el tercero.

Y se nos han despedido de nuevo las comadronas del East End londinense. Call the Midwife se recuperó poco a poco de la marcha de su protagonista, la encantadora Jessica Raine. Y a punto estuve de dejarla conforme se hizo más acusada su deriva monjil, que llevo realmente mal. Esta deriva no ha desaparecido del todo, pero la serie mantiene un cierto interés. En esta temporada, este culebroncillo con aspiraciones sociales ha tenido que lidiar con la asociación de cáncer y tabaco, con las terribles secuelas de la talidomida, con los cada vez más frecuentes partos en el hospital en entornos controlados, con la planificación familiar,… y con algunos enamoramientos y algunas pequeñas tragedias. Queda en plan larvado saber qué pasará cuando todas se enteren que dos de las chicas se lo montan entre ellas… ¡¡¡Ufffff, qué pensarán las monjitas cuando se den cuenta!!! Qué malas son las pelirrojas… Veremos que pasa al año que viene. Parece que tiene confirmado el especial de navidad y la próxima temporada.

Y pasear por los tranquilos parajes de las sierras avanzadas de los Pirineos, junto al dolmen de Ibirque, en Aragón (España).

Y pasear por los tranquilos parajes de las sierras avanzadas de los Pirineos, junto al dolmen de Ibirque, en Aragón (España).

De viaje con Carlos (cuadernos de viajero)

De viaje con Carlos (tumblr)

Una foto de mis viajes al azar…