[Televisión] Cosas de series; entre dilemas de pareja y de dinero por arrobas

Televisión

Semana que parecía de transición y de toma de decisiones sobre mi cartelera televisiva, pero que ha llegado con algunas novedades y con el fin de algunas temporadas, incluso de alguna serie.

Como digo, revisión de contenidos de mi cartelera, que quiero ir adelgazando progresivamente. Arrow ha sido esa serie de superhéroes que bordeaba constantemente la categoría de los “guilty pleasures”. Con interpretaciones tirando a flojas y situaciones rozando el absurdo, un grupo de guionistas capaces han sido capaces de hacer entretenida esta serie… pero dentro de unos límites. Y me he cansado. Ya me cuesta prestarse atención cuando le dan la enésima vuelta a la misma situación argumental. Fuera.

Como muchas ocasiones, acompaño mi entrada televisiva de fotos de mis viajes. Pero en esta ocasión de forma modesta, por Aragón, mi tierra. En el encabezado, visitando el Pozo de Santa Bárbara en las minas de Utrillas, y aquí el amanecer en Martín del Río.

Como muchas ocasiones, acompaño mi entrada televisiva de fotos de mis viajes. Pero en esta ocasión de forma modesta, por Aragón, mi tierra, por las regiones vecinas. En el encabezado, visitando el Pozo de Santa Bárbara en las minas de Utrillas, y aquí el amanecer en Martín del Río.

The Path era una novedad de esta temporada que trata del fenómeno de las sectas. Le di una oportunidad porque el reparto podía tener su interés. Pero tras tres capítulos he decidio que no me interesa nada en absoluto. Fuera, también.

Ya tenemos con nosotros la segunda temporada de Outlander, con un primer episodio que ha tenido un notable comienzo, muy atractivo. Pero sin embargo, conforme avanzaba, la trama se iba vulgarizando y haciéndose previsible. La primera temporada estuvo muy bien, con una historia bien contada y con protagonistas carismáticos, especialmente su protagonista, la guapa y decidida Claire Randall (Caitriona Balfe). Pero no tengo claro que la presentación de la situación que han realizado me vaya a convencer del todo… no sé. Pero démosle tiempo.

Interior de la Seo Vieja de Lérida.

Interior de la Seo Vieja de Lérida.

Tenemos también la llegada de un drama con capítulo cortos, de media hora, The Girlfriend Experience, basada en una película de hace unos años que recibió unas críticas malísimas. Lo cual hace sorprendente esta propuesta, sobre el mundo de las “call girls” de alto “standing”. Lo primero que imaginé es que se trataría de una serie para enseñar culos y tetas sin pudor ni rubor. Y algo de eso hubo en el primer capítulo, pero con menos intensidad de lo que pensaba. Bueno,… son episodios de sólo media hora. No terminó de convencerme, pero claramente fue un capítulo introductorio y habrá que ver como sigue. Difícil será que nos haga olvidar algún antecedente británico a este respecto.

Y luego está uno de las últimas novedades de las nuevas cadenas de vídeo por internet, The Ranch. He de decir que el escepticismo hacia esta serie era total. Para empezar, si te la venden como protagonizada por Ashton Kutcher, uno de los peores actores que conozco entre los de cierta fama, y Elisha Cuthbert, una actriz que nunca ha pasado de ser una chica mona, una cara guapa, que apenas se podía considerar una promesa y que ya empieza a tener una edad que le obliga a otro tipo de papeles. Aunque siga siendo razonablemente joven y mona. Pero de repente vi que tenían un papel importante en la serie Sam Elliott, a quien recuerdo con su sombrero y su bigotazo desde su rosa amarilla de Tejas, y Debra Winger, una actriz que siempre me gustó un montón aunque no acabara de destacar como estrella. Y me apunté, y tiene sus momentos… no será memorable, pero tiene sus momentos, especialmente cuando interaccionan los dos veteranos.

Saladas de Sástago-Bujaraloz en los Monegros.

Saladas de Sástago-Bujaraloz en los Monegros.

Y hay que destacar dos finales de temporada. Uno de ellos final de serie.

Billions ha sido una novedad de este año que, más que por su argumento y premisas de partida, la lucha de poder a poder entre un multimillonario tiburón de la especulación financiera y el fiscal federal de los EE.UU. que lo quiere enchironar por tramposo, ha sido interesante por el duelo interpretativo entre sus dos protagonistas; Paul Giamatti y Damian Lewis. A los que se unen a alto nivel las conyuges en la ficción de ambos, Malin Akerman y muy destacadamente Maggie Siff, complementados por un plantel de secundarios muy interesantes. El caso es que poco ha poco han ido apareciendo episodios que en sí mismos eran muy buenos, con guiones muy bien tramados, de alto nivel, haciendo de esta serie uno de los estrenos más interesantes de la temporada. Ha habido momentos en que he disfrutado muchísimo. Giamatti es un actor fenomenal. Y Lewis ya demostró en Homeland y Band of Brothers su calidad. Muy recomendable.

Y ha llegado al final de su camino, tras dos temporadas, Togetherness. Esta propuesta de comedia dramática o drama cómico, bordeando a ratos la tragicomedia personal, sobre cuatro personas que se ven obligadas a convivir mezclando relaciones de pareja y de amistad, que no resultan fáciles. No ha estado mal, pero creo que es lógico que haya llegado pronto a su fin, porque probablemente hayan agotado muy deprisa las posibilidades dramáticas de la serie. A la que han dado un final razonable pero apresurado.

Y esto es todo por ahora. A partir de este momento irán goteando finales de temporada, pero también llegará alguna que otra esperada novedad. Tiempo al tiempo.

Trincheras de la guerra civil española en la sierra de Alcubierre.

Trincheras de la guerra civil española en la sierra de Alcubierre.

De viaje con Carlos (cuadernos de viajero)

De viaje con Carlos (tumblr)

Una foto de mis viajes al azar…

 

[Televisión] Cosas de series; un tiro en la oscuridad y poco más

Televisión

Pocas novedades esta semana, en la que tampoco he tenido mucho tiempo que dedicarle a las novedades. He dejado en “stand by” Hap and Leonard, a ver cómo son las críticas y si me interesa ver la temporada más adelante.

Se configura como una excelente serie con el único problema de que avanza con excesiva lentitud la británica The Night Manager, y no deja de tener interés la de la secuestrada chica de trece años durante trece años, Thirteen. También británica.

También muy interesante y con buen nivel de tensión el duelo entre fiscal federal y tiburón de las finanzas en Billions, en el que se van repartiendo los golpes en medio de un reparto con muy buen hacer.

Repaso a lo que va saliendo en estos días en mi tumblelog (enlaces al final). En el encabezado, Montjuic en Barcelona, y aquí encoma, cruce de trenes en Colonia.

Repaso a lo que va saliendo en estos días en mi tumblelog (enlaces al final). En el encabezado, Montjuic en Barcelona, y aquí encoma, cruce de trenes en Colonia.

Tenemos el producto nacional, El ministerio del tiempo, que desde mi punto de vista da una de cal y otra de arena, con episodios interesantes y otros anecdóticos o directamente flojos. Y sobretodo con alguna de las protagonistas perdida entre el buen hacer de los secundarios. A mi no me está convenciendo tanto, ni mucho menos como la primera temporada.

Y se ha despedido la sexta temporada de Rizzoli & Isles, serie policiaca de puro y simple entretenimiento, como es habitual en ellos. Con un enorme “cliffhanger”… ¿a quién le ha dado el tiro en la oscuridad? El caso es que parece ser que la siguiente temporada, la séptima será la última.

Poco más que contar… ya digo. El siguiente comentario televisivo será dentro de dos semanas, y tendrá novedades más interesantes.

Esztergom, Hungría.

Esztergom, Hungría.

De viaje con Carlos (cuadernos de viajero)

De viaje con Carlos (tumblr)

Una foto de mis viajes al azar…

[Televisión] Cosas de series; tras acabar con Napoleón y temblar por amenazas biológicas estelares, limpio mi cartelera

Televisión

Sí. Básicamente esta semana me he dedicado a limpiar mi cartelera. Porque no tengo tiempo de ver tantas series… Por ejemplo, hasta hace poco solía ver un episodio de una serie mientras comía al llegar a casa después de trabajar. En las últimas semanas apenas he podido hacer tal cosa. Y las que se me han caído de la cartelera son casi todas ellas productos de esta temporada, recién estrenados. No voy a seguir Outsiders, Mercy Street, Jericho, The Magicians y Second Chance. Ninguna de estas series ha conseguido engancharme realmente. También están en el alero Lucifer, notable bajón de interés entre el piloto y su segundo episodio, y American Crime Story. Esta última, un estreno de la última semana que pretende reproducir el caso O.J. Simpson, y que llama la atención por su reparto lleno de nombres conocidos. Pero ya veremos… Realmente, tengo la sensación que poco se pierde no viendo cualquiera de ellas. Y todas estrenadas en las últimas semanas…

La novedad del mes de enero que se ha afianzado totalmente en mi cartelera televisiva es Billions, que tras un comienzo dubitativo ha empezado a ofrecernos algún que otro episodio realmente bueno, con ese duelo entre Paul Giamatti y Damian Lewis, que paradójicamente no coinciden prácticamente en pantalla.

Como en otras entradas televisivas, un repaso a lo que pasar en mi tumblelog (enlaces al final). En el encabezado, paisaje cerca de Torre los Negros en Aragón (España). Y aquí, la iglesia del monasterio de Rueda, también en Aragón.

Como en otras entradas televisivas, un repaso a lo que pasar en mi tumblelog (enlaces al final). En el encabezado, paisaje cerca de Torre los Negros en Aragón (España). Y aquí, la iglesia del monasterio de Rueda, también en Aragón.

Pero tenemos dos finales que son interesante. En un caso es fin de temporada, para The Expanse, drama de ciencia ficción, y en el otro, final definitivo, pues se trata de la miniserie con la última adaptación de la meganovela de Tolstói War and Peace. La dos tienen algo en común. Empezaron un poco dubitativas, pero se fueron entonando con el paso de los episodios, ofreciéndonos tramos finales bastante interesantes. Pero son dos productos distintos.

En The Expanse se ha querido ver una nueva producción de ciencia ficción, una nueva space opera ilusionante para los aficionados al género, algo que se está buscando desde la existosa versión reimaginada de Battlestar Galactica. No la encuentro al mismo nivel. Diré que en Galactica, tras la interesante miniserie inicial, bastaba ver 33, el primer episodio de la primer temporada regular, para engancharse irremediable. Pedazo de guion y puesta en escena. En The Expanse, el interés ha tenido que ir construyéndose, especialmente conforme dos de sus tres líneas argumentales han ido convergiendo. La tercera línea, la que sucede en el planeta Tierra es muy insulsa. Pero la línea argumental que sucede en Ceres y la de los aventureros de la Rocinante han ido creciéndose. Al final, pura space opera con buenos mimbres, pero que todavía podría ser mejor. Ayudaría algunas interpretaciones más sólidas, apartado relativamente mediocre, y unos guiones un poco más cuidados. Estaremos al tanto.

Gran nevada en febrero de 2005, vista desde el tren Huesca-Zaragoza cerca de Tardienta.

Gran nevada en febrero de 2005, vista desde el tren Huesca-Zaragoza cerca de Tardienta.

Con respecto al drama de Tolstói… Un poco de antecedentes. Hay una novela que me apasiona, y que he leído dos veces, que salió de la pluma del ruso. Se trata de Ana Karénina, novela de cuyas adaptaciones cinematográficas desgraciadamente nunca he quedado satisfecho. Y el principal motivo de que me gusta la novela es porque de la pluma de Tolstói salió un personaje femenino absolutamente universal, el de Ana,… y que paradójicamente el conservador y moralista escritor ruso maltrata miserablemente, mientras que los hipócritas hombres con los que se mezcla salen de rositas. Y eso ha generado en mí una relación de amor odio con el escritor. Para unos, Tolstói se limita a reflejar con realismo las circunstancias de la época… Pero yo siempre he opinado que dada la evolución de la relación entre Lyovin y Kitty, Tolstói eran un moralista conservador que castigaba a las mujeres “pecadoras”, igual que la sociedad de su tiempo las apartaba. Guerra y paz también es una obra moral. También en ella se castigan los “pecados” capitales,… lujuria, soberbia, avaricia, gula,… y también en ella se premian a los arrepentidos y sencillos. No he leído la novela… confieso que alguna vez me he quedado mirándola en alguna librería, y su tamaño me ha producido una congoja excesiva. Pero tengo indicios suficientes para considerar que hay una razonable fidelidad en esta adaptación que nos ocupa hoy para opinar sobre este conservadurismo moral del escritor. Por lo demás, la serie tiene unos primeros episodios normalitos, en los que su reparto de campanillas, muy desaprovechado en algunos nombres, no consigue aumentar el interés, para ir poniéndose más interesante conforme avanzan los episodios, ofreciéndonos un episodio final que es un auténtico largometraje sobre la ocupación napoleónica de Rusia. No ha estado mal,… pero tengo la sensación de que podría estar mejor, que debería estar mejor… y que como me pasa con Ana Karénina, me va a resultar difícil encontrar nunca una adaptación cinematográfica o televisiva a la obra de Tolstói. Igual me tengo que conformar con la parodia que en su momento nos ofreció Woody Allen.

Acantilados de Moher, Irlanda.

Acantilados de Moher, Irlanda.

De viaje con Carlos (cuadernos de viajero)

De viaje con Carlos (tumblr)

Una foto de mis viajes al azar…

[Televisión] Cosas de series; Mozart, “Hai Lai” y viva la música

Televisión

Esta semana ha sido de algún especial, varias novedades y un cuasimaratón de la segunda temporada de una serie, una comedia, que se impone como una de mis favoritas en estos momentos, subiendo puestos entre mis favoritas de todos los tiempos.

Las novedades… Vuelve Galavant. Las aventuras cantadas e irreverentes de tipo cuento de hadas que ya disfrutamos el año pasado están aquí de nuevo. No es el no va más del futbolín, pero es una serie simpática. Como dura poco, la veré.

He visto varios episodios pilotos o primeros episodios de series de estreno… con resultados poco esperanzadores. Una comedia de situación, Teachers, sobre un grupo de profesoras de enseñanza primaria, me ha gustado bastante poco… más bien nada. También hemos podido ver el primer episodio de Billions, un drama sobre las relaciones entre la justicia, la política y las altas finanzas. No estuvo mal, el reparto es bueno, la serie tiene muchas posibilidades. Pero de momento no las ha explotado. Habrá que seguirla un tiempo. En ambos casos, son adelantos. Aun tardaremos unas semanas en poder ver sus temporadas regulares.

Puesto que la serie que destaco hoy es la que nos lleva por las peripecias de la alter ego de la "New York Philharmonic Orchestra",... nos iremos en fotografía a Nueva York.

Puesto que la serie que destaco hoy es la que nos lleva por las peripecias de la alter ego de la “New York Philharmonic Orchestra”,… nos iremos en fotografía a Nueva York.

Sí que ha empezado ya un estreno muy esperado por algunos, The Shannara Chronicles. Una nueva vuelta de tuerca de los dramas de época medieval fantástica, adaptaciones de una serie de libros previa. Aunque en esta ocasión parece que ese medioevo fantástico es consecuencia de una situación posapocalíptica. Se ven restos de aviones, helicópteros, autobuses y edificios más o menos reconocibles. Claramente orientado al público adolescente y juvenil, todo el mundo es muy guapo, las chicas están muy buenas, pero a mí no me ha convencido. Como la versión pija y guay de un híbrido entre El Señor de los anillos y Canción de Hielo y Fuego, aunque con menos sexo y violencia que este última saga. De momento no seguiré con ella. Si luego las críticas son muy buenas, ya veremos. En papel destacado, la actriz española Ivana Baquero.

Ciertamente, en esta temporada han viajado por el mundo, especialmente Méjico, donde tuvimos unos divertidísimos episodios.

Ciertamente, en esta temporada han viajado por el mundo, especialmente Méjico, donde tuvimos unos divertidísimos episodios.

Otra adaptación literaria, en esta ocasión un clásico, Guerra y paz, nos llega desde el Reino Unido con el título de War and Peace, claro. Adaptar una de las novelas más larga y a ratos densa, yo sólo he leído algún capítulo aislado, que se han escrito en sólo seis capítulos de una hora de duración me parece un atrevimiento… Pero ya sabemos que a los británicos se les da muy bien el drama de época y, además, el reparto es bastante atractivo. El primer episodio no me entusiasmó, pero tampoco me disgustó. Me pareció… un poco apresurado en su desarrollo. Y con la cantidad de personajes que hay, más vale tirar de Wikipedia para tener un “quién es quién”. Veremos como sigue y termina. Se configura como protagonista femenina la simpatiquísima Lily James, de la que ya disfrutamos en alguna temporada de Downton Abbey, pero la que está arrebatadoramente atractiva es una “de las malas”, Elena Kuragina, interpretada por la guapa Tuppence Middleton, que también hemos podido ver en verano en serie de fantaciencia ficción.

Por supuesto, tuvimos el especial de año nuevo de Sherlock, siempre interesante y levantando muchas expectativas… Salvo que a mí, las idas y venidas de época, aunque como idea simpática, no acabó de engancharme. Pero bueno, se deja ver.

Pero "Mozart in the Jungle" es una de esas series en las que las calles, los parques y el ambiente social y cultural de la Gran Manzana son unos personajes más de la serie.

Pero “Mozart in the Jungle” es una de esas series en las que las calles, los parques y el ambiente social y cultural de la Gran Manzana son unos personajes más de la serie.

Y hemos podido ver la segunda temporada de Mozart in the Jungle. Casi de tirón. En menos de una semana. Y ha sabido a poco. A muy poco. Muy divertida. Llena de personajes con mucha empatía. Y enamorado sin remisión de la Hailey “Hai Lai” Rutledge (Lola Kirke), la protagonista, que ha salido muy guapa, muy simpática, muy atractiva en general. Está muy disputado en estos momentos lo de las actrices entre los 20 y los 30 años. Hay muchas y buenas actrices norteamericanas e inglesas en esa generación. Así que Kirke, viniendo desde la televisión, aunque ya la hemos visto protagonizar alguna cosa en el cine, no lo tendrá fácil. Pero me parece una actriz muy interesante. Por lo demás, un reparto en general en estado de gracia, ayudados por unos guiones muy frescos, muy dinámicos, que hacen que los 25 minutos de cada episodio se nos pasen antes de que nos enteremos, y que los 10 episodios de la temporada nos hayan dejado con ganas de mucho más. Me he centrado antes en el personaje protagonista femenino, pero he de decir que todo el reparto está estupendo, con menciones especiales a las apariciones de Saffron BurrowsBernadette Peters y Malcolm McDowell como secundarios que roban escenas a los protagonistas en cuanto se descuidan, pero al buen trabajo tanto de Kirke como de Gael García Bernal. Momentos sublimes en esta temporada, con algunos que llegan al humor negro de una forma natural y como si nada. Se decía o se dice que son las cadenas de cable americanas las que producen las mejores series, pero en estos momentos las plataformas de distribución en internet, dejando gran libertad de creación a sus responsables nos están dejando series estupendas. Se en el ámbito de los superhéroes, de las ucronías en ciencia ficción o de esta comedia. Que si tuviera tiempo volvería a ver de nuevo. Tal vez lo haga.

Y para demostrarlo, final de temporada en Washington Square, antes de escena de cierre en la noche neoyorquina... incidiendo en esa tensión sexual no resuelta cada vez más aguda entre los dos protagonistas.

Y para demostrarlo, final de temporada en Washington Square, antes de escena de cierre en la noche neoyorquina… incidiendo en esa tensión sexual no resuelta cada vez más aguda entre los dos protagonistas.