[TV] Cosas de series; “sensates” y bennetts

Televisión

Mezclar en una misma entrada la rabiosa posmodernidad elevada al cubo del siglo XXI de los “sensates” de las Wachowski con la casposidad inherente a los muy rurales Bennett de The Ranch parace una ironía. Pero es así como han venido dadas las cosas y es así como las voy a presentar.

The Ranch – Parte 5ª

Es difícil decir por qué “temporada” van las aventuras y desventuras de los Bennett. Hace sólo dos años que los conocimos, pero lo que acabo de ver es, según Netflix, su 5ª parte. En IMDb lo consideran parte de una presunta tercera temporada, ya que cada una de estas viene dividida en dos partes. De ese modo, equivalente “temporada” con los episodios que se emiten cada año. Aproximadamente. En cualquier caso, el rancho de los Bennett, en algún lugar de Colorado, nos llega puntualmente un par de veces al año en tandas de 10 episodios que van de los poco más de 20 minutos a los poco más de 30 minutos.

tumblr_o9n8aygkyd1r5mrsgo1_1280

Los “sensates” nos han llevado de viaje por todo el mundo. Ya sea Nápoles, en el encabezado, o Reikiavik sobre estas líneas. Bueno,… más bien el aeropuerto de Keflavik. Pero es el aeropuerto internacional de la capital islandesa.

Se ha confirmado la deriva de la serie desde la comedia clara al drama con tonos de comedia aquí y allí. Pero fundamentalmente drama. El drama de un hombre de más de 70 años que siente que su tiempo llega a su fin aunque se agarre a la vida con firmeza. El drama de un estilo de vida condenado a desaparecer, o al menos a transformarse profundamente en contra del deseo de los que lo practica. El drama de las generaciones más jóvenes cuyos valores han cambiado con respecto a las de sus padres y encuentran dificultades para situarse en el mundo. El drama de la despoblación de las zonas rurales, con el cierre de colegios, y la desaparición de los maestros, elementos importantes de civilización. En fin, un sin fin de pequeños dramas salpimentados con toques de humor de una serie bastante más progresista que sus personajes, pero a los que no maltrata, por los que mantiene simpatía, incluso cuando se ríe de sus irracionalidades.

Excelentes trabajos actorales, especialmente por parte de los más maduros, Sam ElliottDebra Winger (que no sale todo lo que nos gustaría) o Kathy Baker, sin que los más jóvenes o los muchos otros secundarios desmerezcan en absoluto.

tumblr_obaip4FcsV1r5mrsgo1_1280.jpg

También hemos recorrido Berlín,…

Una serie que empecé a ver de modo un poco anecdótico, pero que ahora espero con ganas.

Sense8 – episodio final

La llegada a Netflix de esta vistosa serie al mando de Lana y Lilly Wachowski fue acompañada de una gran fanfarria publicitaria y de elevadas expectaciones de las responsables de la trilogía de Matrix. No fue mi caso, que nunca he comprado el concepto de que la mencionada trilogía fuera para tanto, empezando por el hecho de que esté protagonizada por Kara caRtón, y siguiendo por mi sensación de que es mucho ruido y pocas nueces, estando más vacía de contenido de lo que aparenta. No lo puedo negar, si me hablan del cine de las Wachowski, mi cabeza se va sin remedio a Bound (Lazos ardientes), drama del género negro que firmaron a mitad de los años 90 cuando todavía se llamaban Andy y Larry. Y que descubrieron el elevado voltaje que podían generar la aparente modosita Jennifer Tilly y la más ruda, pero igualmente atractiva, Gina Gershon. Lo que han hecho después… pues va desde catástrofes absolutas hasta esfuerzos sinceros, pero insuficientes, para adaptar obras literarias notables.

tumblr_p5e1mpurPj1r5mrsgo1_1280.jpg

… o las calles y plazas más parisinas,…

¿Donde queda la aventura de los “sensates” en todo esto? Desde mi punto de vista, un poco en medio. Ni es una catástrofe, con algún momento entretenido incluido, ni tiene la profundidad pretendida, resultándome en su conjunto un producto mucho más comercial y superficial de lo que se pretende hacer creer, aunque luego haya funcionado menos bien de lo que muchos de sus aficionados más radicales quieren hacernos creer. Porque su prematura cancelación indica que a Netflix, una producción con unos costes de tal calibre,… no le salían las cuentas. Por lo menos, han tenido el detalle de dejar a los aficionados este largometraje con el presuntuoso latinajo como título de “Amor Vincit Omnia”. La forma más habitual de la frase es omnia vincit amor, pero bueno. El amor puede con todo.

Y es que este título forma parte de la superficialidad que mencionaba. El género de mutantes más o menos superheroicos empieza a estar superpoblado, con múltiples enfoques tanto en cine como en televisión, y empieza a ser poco original. Las típicas tramas de científicos malos malísimos frente a postmodernos que basan su fuerza en el amor y otras “fuerzas” más o menos “espirituales” ya cansan también. Oye tú, que la postmodernidad nos viene ya desde finales de los años 60 y principios de los 70. Y muchos de los mensajes esenciales sobre la libertad personal y el amor libre, frente a poderes fácticos diversos ya los teníamos en el musical Hair (musical en teatros, 1967, película, 1979). Aparte del hecho de que ahora se habla más de las relaciones sexuales diversas y diversificadas, poco más que no se hubiera dicho entonces se aporta. Y más allá de algún revolcón virtual colectivo, determinadas escenas de canciones y bailes, me suena más al Viva la gente (Up with the people) o al anuncio de la cocacola “hilltop” o “the real thing”, de “la chispa de la vida” para el mundo hispanohablante. Respuestas consumista y conservadoras en los años sesenta o setenta a fenómenos contraculturales más profundos, como el movimiento hippie y otros.

tumblr_p5frshIagB1r5mrsgo1_1280.jpg

… hemos sentido las amenazas de los malos en Londres, o…

Este episodio final a “gozado” de otras de las virtudes menos positivas de la serie. Excesivamente largo para lo que tiene que contar, muy poco económico de medios, generando escenas o secuencias que no aportan nada a la historia en su conjunto, y que sólo sirven para dar minutos en pantalla al excesivamente numeroso e irregular reparto. Reparto en el que sus mejores componentes carecen de oportunidades de lucirse y elevar el resultado final, mientras que los más flojos chupan cámara sin el menor interés.

Las intenciones de las Wachowski son buenas; así me lo parece a mí. Comparto con ellas la necesidad del respeto y la convivencia franca con la diversidad en todos sus aspectos. Y desde ese punto de vista ningún pero. Pero globalmente me parece un espectáculo excesivo para un planteamiento demasiado superficial; superficialidad que acompaña a demasiadas producciones actuales, y que parece encantar a las generaciones más jóvenes. Una pena. Creo que algo se pierde por el camino.

tumblr_oxr350eT6x1r5mrsgo1_1280.jpg

… hemos sufrido con las aventuras y desventuras de Bak Sun (Bae Doona), uno de los personajes y actrices más interesantes y desaprovechados de la serie.

[TV] Cosas de series; comedias, a veces, con un toque dramático… un toque grande, a veces

Televisión

No tenía muy claro con qué ir hoy en el Cuaderno de ruta. O en mis páginas fotográficas. Para estas había pensado un carrete en color que hice en la sierra de Alcubierre,… pero ha quedado muy flojo. Paso. Había otras posibilidades… que ya llegarán. Tengo pendiente de ver alguna película de cine,… tengo pendiente de terminar una novela,… podría terminar de mostraros mis fotos de la #fp4party,… Pero he decidido darle una vuelta a lo televisivo, que tenía unas cuantas series acumuladas. Comedias, las que traigo hoy. Aunque con matices. Y si eso dejo alguna de las fotos que he mencionado de la sierra de Alcubierre, a ver si puedo dejar algo digno.

20180117-Carlos_Carreter_19-16

Con el final de año, pasamos una tarde de sábado en el lugar arqueológico de las trincheras y refugios de la guerra civil en la sierra de Alcubierre; entre otras cámaras, me llevé la Nikomat FTn con un carrete de Kodak Ektar 100, pero me quedaron regular… 

Fuller House – Temporada 3ª

Segunda parte de la tercera temporada de la secuela de Full House (Padres forzosos). Aquella serie original era una tontadica, que uno veía porque… salía Lori Loughlin, que estaba muy buena. De verdad, no recuerdo otro motivo. Aunque en general, lo pasaba bien, con las neuronas en estado de reposo absoluto.

La serie actual es claramente peor, y desconozco el motivo por el que sigo viéndola. Porque no sale (tan apenas) Lori Loughlin. Y no hay ningún equivalente que compense. Pero bueno, todo el mundo tiene sus placeres culpables, ¿no? Yo tengo varios.

20180117-Carlos_Carreter_19-26.jpg

The Ranch – Parte 4ª

Parte 4ª según Netflix, segunda mitad de la segunda temporada según otras fuentes como IMDb. No hay mucho que contar que no haya contado en momentos anteriores con esta serie. Comenzó como una clara comedia, pero progresivamente a derivado al drama con momentos de humor. Con una factura de múltiple cámara y risas de fondo, que suena muy casposo, tenemos una serie bastante bien interpretada, y que se ha hecho con un huequito en mi corazón.

De cara al futuro, se puede ver afectada por los escándalos de abusos sexuales, ya que Rooster (Danny Masterson) ha sido acusado de ellos. Y eso suele implicar la salida de el acusado de la serie en vigor. Ya veremos. Lo cierto es que es un personaje importante, y el actor lo hace bien. Pero… una cosa es interpretar a un salido descerebrado y otra, serlo. Lo primero pase, lo segundo no.

20180117-Carlos_Carreter_19-35.jpg

The End of de F***ing World – Temporada 1ª

Y he aquí una de las sensaciones del comienzo del invierno, serie británica de 8 episodios de más o menos 20 minutos de duración, sobre dos adolescentes peculiares. Con diecisiete años, Alyssa (Jessica Barden) es una descarada que vive un hogar desestructurado y en el que es difícil encontrar cariño y comprensión. Va echándole morro a la vida, pero pronto notaremos que es más víctima que otra cosa. De la misma edad, James (Alex Lawther), que de niño vio suicidarse a su madre, y que vive con su padre, entusiasta pero poco eficaz a la hora de educar al hijo, está convencido de sí mismo que es un psicópata. Y ha decidido que su primera víctima humana será Alyssa. Y en estas están, cuando deciden abandonar sus hogares.

Y a partir de aquí, no dejarán de pasar cosas… Accidentes, muertes,… y otros sucesos más o menos desagradables que no voy a destripar. Con tan pocos capítulos y tan cortitos, te la meriendas en un par de sesiones. Sabe a poco.

La gente se ha dividido. Basada en un cómic poco conocido, ha divido a los espectadores y a la crítica en dos grupos. Los que se entusiasmaron en sus primeros capítulos y siguen absolutamente entusiasmados. Y los que se entusiasmaron en sus primeros capítulos, pero su entusiasmo se enfrió un tanto en los siguientes. Soy más bien de estos últimos. Pero sin duda, cuando vuelvan, les dará algunas oportunidades más. Porque tiene potencial, y porque los dos protagonistas lo hace muy bien. Enamorado estoy de la chavalilla, y de sus inseguridades.

20180117-Carlos_Carreter_19-36.jpg

[Televisión] Cosas de series; entre ranchos, mansiones y palacios… The Americans

Televisión

Intensa entrada televisiva de lo más variada para esta semana, en la que voy a intentar avanzar en las series, o temporadas, que he terminado de ver ya hace un tiempo. Hay una que la dejo en exclusiva. Hay series que cuando llegan a su final, merecen una dedicación especial. Así que hoy va a ser más variado. Intentaré ir ágil, para que no se haga pesado.

20170423-XP2Super-HC110-122.jpg

Llevo un poquito de retraso en los libros de fotos de mis últimos viajes; pero recientemente he recibido el de Semana Santa en Dinamarca. Os dejo aquí algunas de las fotos incluidas, procedentes de la cámara con carrete de película tradicional en blanco y negro.

 

Concubinas imperiales en guerra

Curiosidad que me encontré en Netflix y que acabé viendo completa a pesar de que tiene algunos problemas de calidad en los guiones y en las interpretaciones. Bajo el título en inglés de Empresses in the Palace (Emperatrices en palacio) tenemos una versión con un nuevo montaje recortado en seis episodios de hora y media de duración de una serie de china que tuvo por título Zhen Huan Zhuan [後宮·甄嬛傳] (que nos la traducen como La leyenda de Zhen Huan, pero que más bien sería “Harén; Zhen Huan Zhuan), de 76 episodios de 40 o 45 minutos. El personaje central es Zhen Huan (Li Sun), una joven que es admitida en el harén de uno de los más destacados emperadores chinos de la dinastía manchú o dinastía Qing, Yongzheng (Jianbin Chen), en el siglo XVII. Durante todo ese tiempo, asistiremos a los juegos de rivalidades entre las concubinas de todo rango para alcanzar los favores del emperador, concebir a su hijo varón preferido, y alcanzar cierto grado de poder entre los muros de la Ciudad Prohibida de Pekín. Zancadillas, trampas, envenenamientos, juegos de alianzas diversos en una ronda de locuras, abortos y muertes diversas, con diversos adulterios y otras lindezas. Por imágenes que se dejan ver en los títulos de crédito, parece ser que en la versión para occidente nos han ahorrado las imágenes más gore de las torturas chinas. Así, oímos hablar de la “sala de castigos”, pero no presenciamos ninguno. Eso sí, la producción echó el resto en una refinada producción con abundancia de vestidos y decorados de época. Entre la curiosidad y el “guilty pleasure”.

20170423-XP2Super-HC110-125.jpg

 

La decadencia de Woody Allen

Ya hace tiempo que hoy el afamado y peculiar director neoyorquino, Woody Allen, iba a hacer una teleserie para Amazon, donde está disponible para todo aquel que tenga Amazon Premium para tener los envíos gratis. La serie se titula Crisis in Six Scenes, y son seis episodios de entre 20 y 25 minutos. O sea, que no dura mucho más que un largometraje al uso. En ella nos cuenta como en la mansión de unos burgueses neoyorquinos, él interpretado por el propio Allen y ella por Elaine May, en los años 60, se refugia una revolucionaria marxista, una improbable Miley Cyrus, que se ha escapado en prisión. A partir de ahí hace una crítica en clave de comedia sobre los temas de siempre, especialmente cargando contra la burguesía, aunque también contra la idea de revolución que tienen los jóvenes norteamericanos. Es más bien tirando a floja floja, salvo algún momento de lucidez. El último episodio tiene algún momento de gracia extra, pero en general es una serie prescindible. Da la impresión de que Allen está en franca decadencia.

20170423-XP2Super-HC110-132.jpg

 

Volvemos al rancho de los Bennett

Van rápidos en la producción de The Ranch, ya que sacan una temporada de 10 episodios cada seis meses más o menos. Aunque sigue manteniendo el tono de comedia, cada vez se muestra más como un drama encubierto, con las crisis familiares de los Bennett, donde destacan los padres (Debra Winger y Sam Elliott), y también Rooster (Danny Masterson), siendo el mas flojo con ventaja el protagonista y productor (Ashton Kutcher), aunque no llega a estropear la cosa. Como en temporadas anteriores, se ve bien, y tiene sus momentos.

20170422-XP2Super-HC110-024.jpg

El mundo de los Jennings se hace más pequeño y lleno de dudas

Tengo la sensación de que esta quinta temporada de The Americans ha sido una temporada de transición. Sigo pensando que esta es una de las mejores series de la televisión en activo, y que hay que verla muy atentamente porque en cualquier momento te muestra una secuencia, un diálogo, una situación o una interpretación de sus camaleónicos protagonistas que te deja agradablemente pegado a la butaca.

Cuando conocimos a los Jennings en la primera temporada nos encontramos con dos agentes durmientes del KGB residiendo en Washington D.C. que ejecutaban sus misiones de forma eficiente, fría, segura. Desde entonces, muchas cosas han pasado. Y ahora, incluso Elizabeth/Nadjezda (Keri Russell), la más fría y fanática de los dos en su sentido del deber y patríotico siente dudas ante lo que está sucediendo y ante las operaciones que emprenden. Si ya Philip/Mikhail (Matthew Rhys) lleva tiempo manifestando dudas y preocupado por su futuro, ahora estas dudas se extienden. Además, el mundo está cambiando. Muchas inseguridades. Y si desde hace un tiempo se tenían que preocupar por su inquieta hija, Paige (Holly Taylor), que también ha sabido evolucionar con el tiempo, en una dirección hasta cierto punto sorprendente, ahora aparece también el hijo, Henry (), de quien se dan cuenta que no conocen, es muy inteligente y no saben cómo va a evolucionar. Y se están quedando sin amigos en quienes confiar.

Nada desechable es la evolución ética y profesional de su vecino, Stan (), agente especial del FBI que está demostrando tener una personalidad notable.

Todo ello gracias a las impresionantes interpretaciones de uno de los mejores repartos, a nivel colectivo e individual, de la televisión actual. A esperar pacientemente la sexta temporada.

20170422-XP2Super-HC110-001.jpg

[Televisión] Cosas de series; volviendo al rancho

Televisión

Antes de hablar de la última serie cuya temporada de turno he terminado, he de decir que cada vez me estoy quedando con menos series tradicionales, de las de temporada larga y esas cosas, y cada vez me dedico más a la cosa monográfica. Verme una serie de tirón. En días, no en horas como hacen algunos. A ver, que tengo vida más allá de la tele, y mucha. Pero evidentemente Netflix ha afectado mucho a la forma a como ahora concibo ver la televisión. Por ejemplo, supongo que a lo largo de esta semana he empezado y finiquitaré la tercera temporada de Black Mirror, que ya anuncio que estoy disfrutando bastante. Son seis episodios, así que a uno al día, contando con que algún día no vea televisión,… una semana.

tumblr_ofb2smjGSB1r5mrsgo1_1280.jpg

Fuertes nevadas en el rancho de los Bennett, paisajes nevados para la entrada televisiva de hoy.

Hemos terminado de ver… No tengo muy claro qué temporada de The Ranch. No sé si es la segunda y última parte de la primera temporada, como se deduce de IMDb, o si es la segunda parte de la serie, o sea segunda temporada, como deduje al principio, supongo que erróneamente, según como la presentaron en Netflix. En cualquier caso, en estos diez episodios ha habido una clara continuidad en las tramas con respecto a los primeros diez episodios. Beau (Sam Elliott) y Maggie (Debra Winger) han seguido discutiendo y distanciándose, Rooster (Danny Masterson), asombrosamente, da síntomas de ir madurando como persona, y el duo protagonista, que son los personajes menos interesantes desde mi punto de vista, Colt (Ashton Kutcher) y Abby (Elisha Cuthbert) han seguido reencontrándose y progresando como pareja… hasta el final con sorpresa y correspondiente “cliffhanger”. Hemos seguido teniendo es mezcla de drama familiar con abundante dosis de comedia, en el que todo el mundo actúa estupendamente menos los dos protagonistas… que no desentonan pero tampoco son nada del otro mundo, cosa que se sabe desde hace tiempo. Serie entretenida que seguiremos viendo en un futuro, en ese rancho de algún lugar perdido en el estado de Colorado. Y bueno… a mi siempre me ha encantado Debra Winger… sus películas no siempre, pero ella sí.

tumblr_ofm58wieEH1r5mrsgo1_1280.jpg

[Televisión] Cosas de series; chicas que se van por doquier

Televisión

Mi forma de ver las series está evolucionando progresivamente. Y creo que la llegada de Netflix a España ha tenido algo que ver… de todos modos, sobre esto, tal vez comente más despacio en un futuro. Por supuesto, la dispersión de plataformas de vídeo bajo demanda también tiene sus problemas… Cada una de ellas tiene un precio mensual asumible… pero acceder a una oferta variada puede no tenerlo…

Pero lo que sí que me está sirviendo es para probar distintos productos, poco conocidos, o recuperar algunas agradables sensaciones perdidas. Poco a poco estoy volviendo a ver las aventuras de aquella entrañable tripulación espacial de una nave de clase Firefly, la Serenity. Una serie de vida muy limitada, pero muy querida. También estoy viendo alguna cosa del género fantástico/distópico japonés como Ajin, con sentimientos contrapuestos, y he recuperado una serie que me pasó desapercibida pero que puede estar dentro del grupo de diversión intrascendente pero digna, como puede ser Scorpion.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Como en otras ocasiones, la entrada televisiva viene acompañada de mis fotos viajeras (enlaces al final); en el encabezado el cementerio de Staglieno en Génova, y en esta fotografía, el cruce de Shibuya en Tokio.

Esta semana he decidido no seguir con The Girlfriend Experience, tras el segundo episodio. Definitivamente, por mucha escena tórrida que tenga la serie, esta me deja bastante frío. Sólo sexo no necesariamente es interesante. Ha de haber algo más. Y yo no lo encuentro en este producto. Y además, los papeles protagonistas no me generan ninguna empatía.

Hemos terminado con la quinta temporada de Girls. Sensaciones contrapuestas. Ha tenido momentos realmente estupendos. Cuando los guionistas de la serie se ponen las pilas consiguen episodios antológicos. Sin duda. Quizá es el principal motivo para verla. Porque por otra parte, cada vez me interesan menos las vidas de estas chicas, así como de la constelación de raros que las rodean. Pero ya sólo queda una última temporada por ver, dentro de un año. Y como ya digo, tiene momentos buenísimos de gran cine en pequeña pantalla. Así que la veremos para despedirla como se merece.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La mezquita-catedral de Córdoba.

Y si comentaba hace unos días que me había quitado uno de mis “guilty pleasures” superheroicos, Arrow, la verdad es que es porque me he apuntado tontamente a otro que procede del mismo “universo”. Porque Supergirl tiene dos problemas fundamentales; el nombre de la superheroína y el traje que lleva. Si los calzoncillos rojos de “su primo” por fuera de los pantalones siempre me han parecido delirantes, la faldita de esta me parece sencillamente absurda. Pero más allá de esto, si aceptas que es un mero entretenimiento, intrascendente y orientado a un público muy concreto, es una serie razonable. Que todavía no tiene, paradójicamente, despejado su futuro. Mejor interpretada que Arrow, sin que sea para tirar cohetes, es cierto que a veces se ponen excesivamente ñoños o absurdos. Pero tiene sus momentos y tiene posibilidades. Todo es cuestión de que los explotasen. Pero no creo. Desde luego está muy muy muy muy lejos de mis superheroína favorita, Jessica Jones, con permiso de Peggy Carter. Pero como “guilty pleasure”, ya me vale.

Y terminé de ver la primera temporada de The Ranch. El jueves pasado confesaba los motivos principales para verla; sus personajes más veteranos. Y, para mí, entrañables. A priori, esta serie de rodaje multicámara, con risas del público, me resultaba un poco casposilla. Me parecía anticuada. El caso es que tras la apariencia de comedia algo bobalicona al servicio de su protagonista, el habitualmente flojo Ashton Kutcher, ha ido apareciendo un fondo dramático y serio sobre los problemas de familia, sobre las dificultades del granjero y sobre las relaciones humanas. No sólo están estupendos sus más veteranos intérpretes, Debra Winger y Sam Elliott, sino que el cínico y casposo hermano interpretado por Danny Masterson ha aportado un tono más bruto y adulto, pero que también ha producido alivios cómicos a los evidentes problemas de esta familia. Y de las niñas monas, el papel de Elisha Cuthbert es probablemente lo más flojo y con desenlace más forzado de la temporada, mientras que la jovencita, guapa y aparentemente casquibana chica encarnada por Kelli Goss producía un contraste, un contrapunto al protagonista principal, al mostrar conductas más maduras y comprometidas siendo poco más que una adolescente. Sin ser la última maravilla de la televisión, es una serie con mucha más miga e interesante de ver de lo que parecía a priori.

tumblr_o5mwhydDf21r5mrsgo1_1280

Maison La Roche de Le Corbusier, París.

De viaje con Carlos (cuadernos de viajero)

De viaje con Carlos (tumblr)

Una foto de mis viajes al azar…

[Televisión] Cosas de series; entre dilemas de pareja y de dinero por arrobas

Televisión

Semana que parecía de transición y de toma de decisiones sobre mi cartelera televisiva, pero que ha llegado con algunas novedades y con el fin de algunas temporadas, incluso de alguna serie.

Como digo, revisión de contenidos de mi cartelera, que quiero ir adelgazando progresivamente. Arrow ha sido esa serie de superhéroes que bordeaba constantemente la categoría de los “guilty pleasures”. Con interpretaciones tirando a flojas y situaciones rozando el absurdo, un grupo de guionistas capaces han sido capaces de hacer entretenida esta serie… pero dentro de unos límites. Y me he cansado. Ya me cuesta prestarse atención cuando le dan la enésima vuelta a la misma situación argumental. Fuera.

Como muchas ocasiones, acompaño mi entrada televisiva de fotos de mis viajes. Pero en esta ocasión de forma modesta, por Aragón, mi tierra. En el encabezado, visitando el Pozo de Santa Bárbara en las minas de Utrillas, y aquí el amanecer en Martín del Río.

Como muchas ocasiones, acompaño mi entrada televisiva de fotos de mis viajes. Pero en esta ocasión de forma modesta, por Aragón, mi tierra, por las regiones vecinas. En el encabezado, visitando el Pozo de Santa Bárbara en las minas de Utrillas, y aquí el amanecer en Martín del Río.

The Path era una novedad de esta temporada que trata del fenómeno de las sectas. Le di una oportunidad porque el reparto podía tener su interés. Pero tras tres capítulos he decidio que no me interesa nada en absoluto. Fuera, también.

Ya tenemos con nosotros la segunda temporada de Outlander, con un primer episodio que ha tenido un notable comienzo, muy atractivo. Pero sin embargo, conforme avanzaba, la trama se iba vulgarizando y haciéndose previsible. La primera temporada estuvo muy bien, con una historia bien contada y con protagonistas carismáticos, especialmente su protagonista, la guapa y decidida Claire Randall (Caitriona Balfe). Pero no tengo claro que la presentación de la situación que han realizado me vaya a convencer del todo… no sé. Pero démosle tiempo.

Interior de la Seo Vieja de Lérida.

Interior de la Seo Vieja de Lérida.

Tenemos también la llegada de un drama con capítulo cortos, de media hora, The Girlfriend Experience, basada en una película de hace unos años que recibió unas críticas malísimas. Lo cual hace sorprendente esta propuesta, sobre el mundo de las “call girls” de alto “standing”. Lo primero que imaginé es que se trataría de una serie para enseñar culos y tetas sin pudor ni rubor. Y algo de eso hubo en el primer capítulo, pero con menos intensidad de lo que pensaba. Bueno,… son episodios de sólo media hora. No terminó de convencerme, pero claramente fue un capítulo introductorio y habrá que ver como sigue. Difícil será que nos haga olvidar algún antecedente británico a este respecto.

Y luego está uno de las últimas novedades de las nuevas cadenas de vídeo por internet, The Ranch. He de decir que el escepticismo hacia esta serie era total. Para empezar, si te la venden como protagonizada por Ashton Kutcher, uno de los peores actores que conozco entre los de cierta fama, y Elisha Cuthbert, una actriz que nunca ha pasado de ser una chica mona, una cara guapa, que apenas se podía considerar una promesa y que ya empieza a tener una edad que le obliga a otro tipo de papeles. Aunque siga siendo razonablemente joven y mona. Pero de repente vi que tenían un papel importante en la serie Sam Elliott, a quien recuerdo con su sombrero y su bigotazo desde su rosa amarilla de Tejas, y Debra Winger, una actriz que siempre me gustó un montón aunque no acabara de destacar como estrella. Y me apunté, y tiene sus momentos… no será memorable, pero tiene sus momentos, especialmente cuando interaccionan los dos veteranos.

Saladas de Sástago-Bujaraloz en los Monegros.

Saladas de Sástago-Bujaraloz en los Monegros.

Y hay que destacar dos finales de temporada. Uno de ellos final de serie.

Billions ha sido una novedad de este año que, más que por su argumento y premisas de partida, la lucha de poder a poder entre un multimillonario tiburón de la especulación financiera y el fiscal federal de los EE.UU. que lo quiere enchironar por tramposo, ha sido interesante por el duelo interpretativo entre sus dos protagonistas; Paul Giamatti y Damian Lewis. A los que se unen a alto nivel las conyuges en la ficción de ambos, Malin Akerman y muy destacadamente Maggie Siff, complementados por un plantel de secundarios muy interesantes. El caso es que poco ha poco han ido apareciendo episodios que en sí mismos eran muy buenos, con guiones muy bien tramados, de alto nivel, haciendo de esta serie uno de los estrenos más interesantes de la temporada. Ha habido momentos en que he disfrutado muchísimo. Giamatti es un actor fenomenal. Y Lewis ya demostró en Homeland y Band of Brothers su calidad. Muy recomendable.

Y ha llegado al final de su camino, tras dos temporadas, Togetherness. Esta propuesta de comedia dramática o drama cómico, bordeando a ratos la tragicomedia personal, sobre cuatro personas que se ven obligadas a convivir mezclando relaciones de pareja y de amistad, que no resultan fáciles. No ha estado mal, pero creo que es lógico que haya llegado pronto a su fin, porque probablemente hayan agotado muy deprisa las posibilidades dramáticas de la serie. A la que han dado un final razonable pero apresurado.

Y esto es todo por ahora. A partir de este momento irán goteando finales de temporada, pero también llegará alguna que otra esperada novedad. Tiempo al tiempo.

Trincheras de la guerra civil española en la sierra de Alcubierre.

Trincheras de la guerra civil española en la sierra de Alcubierre.

De viaje con Carlos (cuadernos de viajero)

De viaje con Carlos (tumblr)

Una foto de mis viajes al azar…