[TV] Cosas de series; “sensates” y bennetts

Televisión

Mezclar en una misma entrada la rabiosa posmodernidad elevada al cubo del siglo XXI de los “sensates” de las Wachowski con la casposidad inherente a los muy rurales Bennett de The Ranch parace una ironía. Pero es así como han venido dadas las cosas y es así como las voy a presentar.

The Ranch – Parte 5ª

Es difícil decir por qué “temporada” van las aventuras y desventuras de los Bennett. Hace sólo dos años que los conocimos, pero lo que acabo de ver es, según Netflix, su 5ª parte. En IMDb lo consideran parte de una presunta tercera temporada, ya que cada una de estas viene dividida en dos partes. De ese modo, equivalente “temporada” con los episodios que se emiten cada año. Aproximadamente. En cualquier caso, el rancho de los Bennett, en algún lugar de Colorado, nos llega puntualmente un par de veces al año en tandas de 10 episodios que van de los poco más de 20 minutos a los poco más de 30 minutos.

tumblr_o9n8aygkyd1r5mrsgo1_1280

Los “sensates” nos han llevado de viaje por todo el mundo. Ya sea Nápoles, en el encabezado, o Reikiavik sobre estas líneas. Bueno,… más bien el aeropuerto de Keflavik. Pero es el aeropuerto internacional de la capital islandesa.

Se ha confirmado la deriva de la serie desde la comedia clara al drama con tonos de comedia aquí y allí. Pero fundamentalmente drama. El drama de un hombre de más de 70 años que siente que su tiempo llega a su fin aunque se agarre a la vida con firmeza. El drama de un estilo de vida condenado a desaparecer, o al menos a transformarse profundamente en contra del deseo de los que lo practica. El drama de las generaciones más jóvenes cuyos valores han cambiado con respecto a las de sus padres y encuentran dificultades para situarse en el mundo. El drama de la despoblación de las zonas rurales, con el cierre de colegios, y la desaparición de los maestros, elementos importantes de civilización. En fin, un sin fin de pequeños dramas salpimentados con toques de humor de una serie bastante más progresista que sus personajes, pero a los que no maltrata, por los que mantiene simpatía, incluso cuando se ríe de sus irracionalidades.

Excelentes trabajos actorales, especialmente por parte de los más maduros, Sam ElliottDebra Winger (que no sale todo lo que nos gustaría) o Kathy Baker, sin que los más jóvenes o los muchos otros secundarios desmerezcan en absoluto.

tumblr_obaip4FcsV1r5mrsgo1_1280.jpg

También hemos recorrido Berlín,…

Una serie que empecé a ver de modo un poco anecdótico, pero que ahora espero con ganas.

Sense8 – episodio final

La llegada a Netflix de esta vistosa serie al mando de Lana y Lilly Wachowski fue acompañada de una gran fanfarria publicitaria y de elevadas expectaciones de las responsables de la trilogía de Matrix. No fue mi caso, que nunca he comprado el concepto de que la mencionada trilogía fuera para tanto, empezando por el hecho de que esté protagonizada por Kara caRtón, y siguiendo por mi sensación de que es mucho ruido y pocas nueces, estando más vacía de contenido de lo que aparenta. No lo puedo negar, si me hablan del cine de las Wachowski, mi cabeza se va sin remedio a Bound (Lazos ardientes), drama del género negro que firmaron a mitad de los años 90 cuando todavía se llamaban Andy y Larry. Y que descubrieron el elevado voltaje que podían generar la aparente modosita Jennifer Tilly y la más ruda, pero igualmente atractiva, Gina Gershon. Lo que han hecho después… pues va desde catástrofes absolutas hasta esfuerzos sinceros, pero insuficientes, para adaptar obras literarias notables.

tumblr_p5e1mpurPj1r5mrsgo1_1280.jpg

… o las calles y plazas más parisinas,…

¿Donde queda la aventura de los “sensates” en todo esto? Desde mi punto de vista, un poco en medio. Ni es una catástrofe, con algún momento entretenido incluido, ni tiene la profundidad pretendida, resultándome en su conjunto un producto mucho más comercial y superficial de lo que se pretende hacer creer, aunque luego haya funcionado menos bien de lo que muchos de sus aficionados más radicales quieren hacernos creer. Porque su prematura cancelación indica que a Netflix, una producción con unos costes de tal calibre,… no le salían las cuentas. Por lo menos, han tenido el detalle de dejar a los aficionados este largometraje con el presuntuoso latinajo como título de “Amor Vincit Omnia”. La forma más habitual de la frase es omnia vincit amor, pero bueno. El amor puede con todo.

Y es que este título forma parte de la superficialidad que mencionaba. El género de mutantes más o menos superheroicos empieza a estar superpoblado, con múltiples enfoques tanto en cine como en televisión, y empieza a ser poco original. Las típicas tramas de científicos malos malísimos frente a postmodernos que basan su fuerza en el amor y otras “fuerzas” más o menos “espirituales” ya cansan también. Oye tú, que la postmodernidad nos viene ya desde finales de los años 60 y principios de los 70. Y muchos de los mensajes esenciales sobre la libertad personal y el amor libre, frente a poderes fácticos diversos ya los teníamos en el musical Hair (musical en teatros, 1967, película, 1979). Aparte del hecho de que ahora se habla más de las relaciones sexuales diversas y diversificadas, poco más que no se hubiera dicho entonces se aporta. Y más allá de algún revolcón virtual colectivo, determinadas escenas de canciones y bailes, me suena más al Viva la gente (Up with the people) o al anuncio de la cocacola “hilltop” o “the real thing”, de “la chispa de la vida” para el mundo hispanohablante. Respuestas consumista y conservadoras en los años sesenta o setenta a fenómenos contraculturales más profundos, como el movimiento hippie y otros.

tumblr_p5frshIagB1r5mrsgo1_1280.jpg

… hemos sentido las amenazas de los malos en Londres, o…

Este episodio final a “gozado” de otras de las virtudes menos positivas de la serie. Excesivamente largo para lo que tiene que contar, muy poco económico de medios, generando escenas o secuencias que no aportan nada a la historia en su conjunto, y que sólo sirven para dar minutos en pantalla al excesivamente numeroso e irregular reparto. Reparto en el que sus mejores componentes carecen de oportunidades de lucirse y elevar el resultado final, mientras que los más flojos chupan cámara sin el menor interés.

Las intenciones de las Wachowski son buenas; así me lo parece a mí. Comparto con ellas la necesidad del respeto y la convivencia franca con la diversidad en todos sus aspectos. Y desde ese punto de vista ningún pero. Pero globalmente me parece un espectáculo excesivo para un planteamiento demasiado superficial; superficialidad que acompaña a demasiadas producciones actuales, y que parece encantar a las generaciones más jóvenes. Una pena. Creo que algo se pierde por el camino.

tumblr_oxr350eT6x1r5mrsgo1_1280.jpg

… hemos sufrido con las aventuras y desventuras de Bak Sun (Bae Doona), uno de los personajes y actrices más interesantes y desaprovechados de la serie.

[Cine] El atlas de las nubes (2012)

Cine

El atlas de las nubes (Cloud Atlas, 2012), 24 de febrero de 2013.

A pesar de que tengo pendiente alguna otra película de hace unos días, en estas horas extras que estoy haciendo en el Cuaderno de ruta para ponerme al día en lo cinematográfico, y aun me queda también comentar el cuestión “óscar”, me apetece reseñar esta película que vi ayer mismo. Y es que está basada en un libro que leí recientemente y me gusto mucho, pero que mucho. Y el recuerdo y la reflexión no han hecho más que aumentar mi apreciación por la obra literaria. Así que tenía muchas ganas de verla, a pesar de que tras ella están los WachowskiLanaAndy, que nunca han sido santo de mi devoción. Aunque siempre recordaré aquella su primera y morbosa primera película de la pareja de hermanos, para mí, y hasta ahora, su mejor filme. También hay un tercer director, el alemán Tom Tykwer, que sí que tiene en su filmografía alguna película de las que me gustan de verdad.

En cuanto al argumento, me limito a reproducir lo que escribí para la reseña del libro, corrigiendo aquellas cuestiones en las que la película varía.

En una de las historias, la película cambia la campiña belga por Edimburgo y sus alrededores. Esto es realmente poco importante; hay algún otro aspecto de esta historia que se cambia más en profundidad, eliminando algún personaje.

En una de las historias, la película cambia la campiña belga por Edimburgo y sus alrededores. Esto es realmente poco importante; hay algún otro aspecto de esta historia que se cambia más en profundidad, eliminando algún personaje.

Son seis historias, que transcurren en distintas épocas y distintos lugares de este planeta. Y cada una de ella es contada en el interior de la siguiente en el tiempo. Así,

El diario que recoge la odisea del notario californiano Adam Ewing navegando por los mares del sur del Pacífico a mediados del siglo XIX es leído por Robert Frobisher, un joven músico que huyendo de sus acreedores en Londres se refugia a principio de los años 30 del siglo XX en la mansión belga escocesa del compositor Vivyan Ayrs.

Y las epístolas que escribió Frobisher a su más que amigo, el joven físico Rufus Sixsmith, en el que cuenta sus aventuras musicales y románticas, son leídas por la periodista Luisa Rey que, en los años 70 de la misma centuria, descubre una maneja de corrupción económica, política y criminal en torno a unas centrales nucleares en el sur de California.

La historia de Rey, novelada, caerá en manos del editor londinense Timothy Cavendish, que a principios del siglo XXI pasará de la miseria a la gloria, y de está a la miseria de nuevo y a un involuntaria reclusión, en pocas semanas.

Aventura que se convertirá en película de cine que será vista hacia mitad del siglo XXII por una chica clonada, Sonmi-451, esclava de una corporación en algún lugar de lo que fue Corea, en un mundo dañado por las guerras, la contaminación y las enfermedades, y cuyas ideas inspirarán una revolución y una esperanza para el ser humano.

Y las entrevistas que fueron grabadas en una “antífona” mientras estaba en la cárcel, serán vistas por Zachry, cabrero de una postapocalíptica isla de Hawaii en el siglo XXIV, mientras pelea por su supervivencia, la de su pueblo, y la de la extraña Meronima, en una sociedad primitiva y en degradación.

Como veis, no hay mucho tachado. Aunque sí que hay diversas divergencias, algunas con el fin de hacer la historia más adaptable al medio fílmico, y otras,… pues porque han cambiado el tono del tema de la historia. Se mantiene de alguna forma el mensaje principal, aquel que nos dice que frente al colectivo humano como ente básicamente destructivo encontramos el valor de los individuos capaces de logros personales que permitan corregir el rumbo de la humanidad. El final de la película es más optimista que el del libro, y se permite algunas alegrías extraterrestres que no existen en la obra escrita.

Desde luego, no mantiene la estructura del libro en la que cada historia está encapsulada en otra/s. La opción, creo que razonable, de los autores de la película ha sido la de contar las seis historias en paralelo, consiguiendo armonizar bastante bien los climax y los desenlaces de todas ellas. Cierto es que no todas son equiparables, entre otras cosas porque las historias que suceden en el futuro están dotadas de una riqueza visual y de una espectacularidad que quizá ensombrezca a las otras, aunque todas tengan chicha intelectual.

Hay que decir que los tres directores no trabajaron juntos. Los Wachowski dirigen con un equipo de filmación las historias del siglo XIX y del futuro, y Twyker las de los años 30 y 70 del siglo XX, y la de principios del XXI. Pero no cantan mucho las diferencias. Twyker también es responsable de la banda sonora.

Por un momento, durante la visión de la película me queda la sensación de que también han cambiado los paisajes de Hawai por los de Escocia, en lo que se refiere a la "isla grande". En la foto, por ejemplo, algunos acantilados en la isla de Skye.

Por un momento, durante la visión de la película me queda la sensación de que también han cambiado los paisajes de Hawai por los de Escocia, en lo que se refiere a la “isla grande”. En la foto, por ejemplo, algunos acantilados en la isla de Skye.

Si hablamos del reparto, en el que hay nombres muy conocidos como Tom HanksHalle BerryJim BroadbentJim Sturgess, el malo oficial de los Wachowski Hugo Weaving, Susan SarandonHugh Grant, y algunos menos conocidos como las dos chicas asiáticas, Doona BaeXun Zhou, o Ben Whishaw, la cuestión básica es que todos ellos interpretan varios papeles en las seis historias que conforman el todo, constituyendo una película muy coral, y sirviendo al mismo tiempo para dar unidad al conjunto. En general, la aportación de todos ellos, algunos en gran medida, y otros en pequeños papeles, es bastante razonable.

Sin embargo, hay un aspecto que canta mucho. Los distintos personajes en un momento dado interpretan personajes de etnias o color de piel distinto al propio del actor o actriz. Y se hace mediante elaboradas caracterizaciones que no siempre están bien conseguidas. Sinceramente, hubiera preferido que hicieran como en el teatro, especialmente en el británico, en el que los papeles se asignan a intérpretes de distintas etnias por su talento interpretativo, independientemente del aspecto que se supone que tiene que tener el personaje. No dudan en tirar del concepto de suspensión temporal de la incredulidad, y funciona. En cine no se atreven, y desde luego no en esta película que adapta una historia original en las que las diferencias entre seres humanos juegan un papel fundamental; pero el efecto final de los maquillajes chirría.

La conclusión final a la que llego tras ver esta película de casi tres horas de duración, que adapta una historia compleja y llena de sutilezas, es que aunque inferior claramente a lo que nos ofrece la historia literaria, no es fallida. Es un entretenimiento vistoso y no carece de valores. No es un peliculón, quizá porque era muy difícil conseguir tal cosa. Tampoco llega a ser la gran aventura época a través de los siglos que podría haber sido, pero se le acerca. Y es visualmente razonablemente atractiva.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: ***
  • Valoración subjetiva: ****
Pero no. Son la isla de Mallorca y la sierra de Tramuntana las elegidas para sustituir a la isla del Pacífico como escenario de la acción.

Pero no. Son la isla de Mallorca y la sierra de Tramuntana las elegidas para sustituir a la isla del Pacífico como escenario de la acción.