[Televisión] Cosas de series; entre dilemas de pareja y de dinero por arrobas

Televisión

Semana que parecía de transición y de toma de decisiones sobre mi cartelera televisiva, pero que ha llegado con algunas novedades y con el fin de algunas temporadas, incluso de alguna serie.

Como digo, revisión de contenidos de mi cartelera, que quiero ir adelgazando progresivamente. Arrow ha sido esa serie de superhéroes que bordeaba constantemente la categoría de los “guilty pleasures”. Con interpretaciones tirando a flojas y situaciones rozando el absurdo, un grupo de guionistas capaces han sido capaces de hacer entretenida esta serie… pero dentro de unos límites. Y me he cansado. Ya me cuesta prestarse atención cuando le dan la enésima vuelta a la misma situación argumental. Fuera.

Como muchas ocasiones, acompaño mi entrada televisiva de fotos de mis viajes. Pero en esta ocasión de forma modesta, por Aragón, mi tierra. En el encabezado, visitando el Pozo de Santa Bárbara en las minas de Utrillas, y aquí el amanecer en Martín del Río.

Como muchas ocasiones, acompaño mi entrada televisiva de fotos de mis viajes. Pero en esta ocasión de forma modesta, por Aragón, mi tierra, por las regiones vecinas. En el encabezado, visitando el Pozo de Santa Bárbara en las minas de Utrillas, y aquí el amanecer en Martín del Río.

The Path era una novedad de esta temporada que trata del fenómeno de las sectas. Le di una oportunidad porque el reparto podía tener su interés. Pero tras tres capítulos he decidio que no me interesa nada en absoluto. Fuera, también.

Ya tenemos con nosotros la segunda temporada de Outlander, con un primer episodio que ha tenido un notable comienzo, muy atractivo. Pero sin embargo, conforme avanzaba, la trama se iba vulgarizando y haciéndose previsible. La primera temporada estuvo muy bien, con una historia bien contada y con protagonistas carismáticos, especialmente su protagonista, la guapa y decidida Claire Randall (Caitriona Balfe). Pero no tengo claro que la presentación de la situación que han realizado me vaya a convencer del todo… no sé. Pero démosle tiempo.

Interior de la Seo Vieja de Lérida.

Interior de la Seo Vieja de Lérida.

Tenemos también la llegada de un drama con capítulo cortos, de media hora, The Girlfriend Experience, basada en una película de hace unos años que recibió unas críticas malísimas. Lo cual hace sorprendente esta propuesta, sobre el mundo de las “call girls” de alto “standing”. Lo primero que imaginé es que se trataría de una serie para enseñar culos y tetas sin pudor ni rubor. Y algo de eso hubo en el primer capítulo, pero con menos intensidad de lo que pensaba. Bueno,… son episodios de sólo media hora. No terminó de convencerme, pero claramente fue un capítulo introductorio y habrá que ver como sigue. Difícil será que nos haga olvidar algún antecedente británico a este respecto.

Y luego está uno de las últimas novedades de las nuevas cadenas de vídeo por internet, The Ranch. He de decir que el escepticismo hacia esta serie era total. Para empezar, si te la venden como protagonizada por Ashton Kutcher, uno de los peores actores que conozco entre los de cierta fama, y Elisha Cuthbert, una actriz que nunca ha pasado de ser una chica mona, una cara guapa, que apenas se podía considerar una promesa y que ya empieza a tener una edad que le obliga a otro tipo de papeles. Aunque siga siendo razonablemente joven y mona. Pero de repente vi que tenían un papel importante en la serie Sam Elliott, a quien recuerdo con su sombrero y su bigotazo desde su rosa amarilla de Tejas, y Debra Winger, una actriz que siempre me gustó un montón aunque no acabara de destacar como estrella. Y me apunté, y tiene sus momentos… no será memorable, pero tiene sus momentos, especialmente cuando interaccionan los dos veteranos.

Saladas de Sástago-Bujaraloz en los Monegros.

Saladas de Sástago-Bujaraloz en los Monegros.

Y hay que destacar dos finales de temporada. Uno de ellos final de serie.

Billions ha sido una novedad de este año que, más que por su argumento y premisas de partida, la lucha de poder a poder entre un multimillonario tiburón de la especulación financiera y el fiscal federal de los EE.UU. que lo quiere enchironar por tramposo, ha sido interesante por el duelo interpretativo entre sus dos protagonistas; Paul Giamatti y Damian Lewis. A los que se unen a alto nivel las conyuges en la ficción de ambos, Malin Akerman y muy destacadamente Maggie Siff, complementados por un plantel de secundarios muy interesantes. El caso es que poco ha poco han ido apareciendo episodios que en sí mismos eran muy buenos, con guiones muy bien tramados, de alto nivel, haciendo de esta serie uno de los estrenos más interesantes de la temporada. Ha habido momentos en que he disfrutado muchísimo. Giamatti es un actor fenomenal. Y Lewis ya demostró en Homeland y Band of Brothers su calidad. Muy recomendable.

Y ha llegado al final de su camino, tras dos temporadas, Togetherness. Esta propuesta de comedia dramática o drama cómico, bordeando a ratos la tragicomedia personal, sobre cuatro personas que se ven obligadas a convivir mezclando relaciones de pareja y de amistad, que no resultan fáciles. No ha estado mal, pero creo que es lógico que haya llegado pronto a su fin, porque probablemente hayan agotado muy deprisa las posibilidades dramáticas de la serie. A la que han dado un final razonable pero apresurado.

Y esto es todo por ahora. A partir de este momento irán goteando finales de temporada, pero también llegará alguna que otra esperada novedad. Tiempo al tiempo.

Trincheras de la guerra civil española en la sierra de Alcubierre.

Trincheras de la guerra civil española en la sierra de Alcubierre.

De viaje con Carlos (cuadernos de viajero)

De viaje con Carlos (tumblr)

Una foto de mis viajes al azar…

 

[Televisión] Cosas de series; una de espías británicos de las buenas… creo

Televisión

Muy liado estoy esta semana, así que he visto poca tele. Se me va a acumular tanto episodio pasado que no me extrañaría que tirase a la basura alguna de mis series en cartelera. Ya veremos cómo me lo planteo este fin de semana.

En cualquier caso, algunas cosas hay que comentar. Primero, que si me quedé con la impresión en el primer episodio de su segunda temporada de que El Ministerio del Tiempo había sufrido un notable bajón, puede que sólo haya sido algo pasajero. El segundo episodio estuvo muy entretenido, jugando más con las paradojas y los efectos de los viajes temporales. Algo con lo que “paradójicamente” ha jugado muy poco hasta ahora esta serie de viajes en el tiempo. Pero hay una cosa que me preocupa… la teórica protagonista femenina de la serie tenía una trama transversal muy vinculada a la del protagonista masculino ausente. Y parece que se ha quedado muy desangelada. Una breve escena de la secundaria principal de la serie da mucho más interés a su personaje, que está compartiendo muy poco tiempo en escena, que al de la protagonis. Lo cual es llamativo en una serie donde además hay muchos más actores machos que otra cosa.

"The Night Manager" nos lleva a tierras suizas, a Zermatt, y al ferrocarril del Gornergrat.

“The Night Manager” nos lleva a tierras suizas, a Zermatt, y al ferrocarril del Gornergrat.

Pero tras dedicar un espacio especial a la única serie patria que aparece en mi cartelera, decir que han vuelto dos comedias dramáticas. Por un lado vuelven las “chicas neoyorquinas” de Girls, con un divertido y estupendo episodio inicial de su penúltima temporada. Se nos están empezando a hacer mayores las chicas… hasta se nos casan ya. Ya veremos cómo les va… Extraño ver por ahí a Kylo Ren… a ver si nos acustumbramos de nuevo al personaje que ya conocíamos… Por otro lado, esas dobles parejas llenas de rollos extraños de Togetherness vuelven con sus… rollos extraños, en un curioso episodio rodado en Nueva Orleans. Bien.

Todavía no me ha quedado claro si es que trabaja en un hotel en lo alto del Gornergratt o si vive allí, este encargado de noche, que en los doblajes parece que traducen como "director" de noche.

Todavía no me ha quedado claro si es que trabaja en un hotel en lo alto del Gornergratt o si vive allí, este encargado de noche, que en los doblajes parece que traducen como “director” de noche.

Pero las mejores expectativas vienen de una serie británica de espías, The Night Manager. Un antiguo militar británico (Tom Hiddleston) que trabaja de encargado de noche en hoteles de lujo, acaba metido en una intriga en el entorno de los mafias internacionales del tráfico de armas cuando se ve atraído por la guapa novia (Aure Atika) de uno de estos mafiosos. Pero será tiempo después, en un hotel suizo, cuando se le presente la posibilidad de hacer algo más, y tomar venganza, al tener como cliente al principal capo de estas mafias (Hugh Laurie). La trama y el guion del primer episodio me engancharon mucho. Y el nivel interpretativo, especialmente el de Hiddleston, es de alto nivel. Laurie hace tiempo que ha mostrado sus capacidades… y ahora que va a hacer del hombre más malo del mundo, después de haber interpretado al médico más capullo del universo… Así que parece obligatorio seguir esta serie de espías, mafias y venganzas.

En cualquier caso, bellos paisajes nevados de los Alpes suizos, que me son relativamente familiares.

En cualquier caso, bellos paisajes nevados de los Alpes suizos, que me son relativamente familiares.

[Televisión] Cosas de series; juntos y revueltos, y un poco del East End londinense

Televisión

Esta semana llevo un poquito, bastante, de retraso en la cosa televisiva. he parado poco por casa, y por ejemplo no podré comentar alguna novedad que tengo por ahí, sobre potenciales entradas en cartelera.

Hacia el final de la semana pasado ya hubo novedades, de las cuales las aventuras arqueológicas de Dig y la comedia urbana Unbreakable Kimmy Schmidt no me convencieron y no se han sumado a mi cartelera. Todavía tengo indeciso American Crime. Ya veemos que pasa en el segundo episodio.

Tengo dos finales de temporada. De dos series muy, muy distintas en el tema y en el tono.

Por una lado tenemos el final de la corta temporada de ocho episodio de Togetherness. Están de moda las reflexiones y las crisis matrimoniales o personales para gente entre 35 y 45 años. Un matrimonio que acoge en su casa a la hermana de ella y al mejor amigo de él que han entrado en crisis de distinto tipo, para una convivencia todos juntos que acabará por poner en crisis a todo el cuarteto. A tenido momentos muy inspirados, y cuenta con buenas interpretaciones. Su ritmo reposado y su tono entre la comedia y el drama, aunque en el fondo haya más de este que de la primera, hacen que se vea bien.

Nunca he estado tal al este del East End como los barrios de la serie y de la película que comento hoy.

Nunca he estado tal al este del East End como los barrios de la serie y de la película que comento hoy.

Por otro lado, sorprendentemente he llegado hasta el final de la cuarta temporada de Call the Midwife. La marcha de su encantadora protagonista inicial y la deriva monjil de la serie ponían en duda que mantuviera mi interés por las comadronas de Nonnatus House en el East End londinense. Pero algo tendrá la serie cuando la he seguido viendo y he seguido considerando que tiene destellos de calidad. No obstante, viendo llegar el final de la temporada, decidí contrastar la serie con un largometraje emblemático también ambientado en el East End londinense. No es otro que To Sir, with Love (Rebelión en las aulas), que ambientada en el final de los años 60, nos permite ver cómo fue la adolescencia de los niños que ayudaron a nacer las comadronas de la serie en los años 50. Es una experiencia curiosa. Aparte que la película protagonizada por Sidney Poitier y con la emblemática canción del mismo título de la eurovisiva Lulu, que también tiene un papel en el filme, merece verse de vez en cuando.

Un breve para decir que el último hombre sobre la faz de la Tierra, ya está acompañado no por una sino por dos mujeres sobre la faz de la Tierra. Y que una es January Jones… No, si aun me quedaré de fijo con esta comedia. La semana que viene más novedades, y más finales de temporada e so quizá de serie.

Pero alguna zona apañadita como la coqueta Rivington Street con su bares, sus galerías de arte y sus librerías sí que he visitado.

Pero alguna zona apañadita como la coqueta Rivington Street con su bares, sus galerías de arte y sus librerías sí que he visitado.

[Televisión] Cosas de series; regresos, novedades y “le p’tit Quinquin”

Televisión

Semana de lo más entretenida desde el punto de vista televisiva. En la noche del domingo se entregaron los Golden Globes 2015, y aparte de confirmar que básicamente se dedicaron a premiar novedades, prestando poca atención a productos con tiempo en emisión, sirvieron para confirmar que las producciones de ciertas plataformas de televisión no tradicionales son una alternativa muy interesante. De ahí el premio a Transparent, de la que os hablaba hace unos días, producida por la plataforma televisiva de Amazon. Eso sí, sobre si esta premiada serie es realmente una comedia o un drama disfrazado de comedia… Nunca me han gustado estas divisiones radicales. Me encantó también el premio a Ruth Wilson, que es una actriz que siempre me ha parecido de lo más interesante. Pero no me voy a dedicar a hablar más de estos premios… Me aburre un tanto… A lo que iba… las nuevas plataformas… El caso es que otra de las noticias de la semana es que Woody Allen va a faltar un año a su cita con la pantalla grande porque está preparando una serie de televisión. Interesante, ¿no? Eso sí, a España estas innovaciones llegan tarde y mal.

En cuanto a mi cartelera televisiva, muchas novedades esta semana. Regresan unas cuantas veteranas: GirlsShamelessBansheeArcher,… Todas ellas excelentes productos en su estilo, y que han regresado fieles a su carácter. Mi cartelera televisiva, un poco lánguida antes de las fiestas invernales, se ha animado muchísimo.

Novedades absolutas también ha habido. Por ejemplo, he empezado a seguir 1864, costosa y lujosa producción danesa realizada con motivo del 150º aniversario de la Guerra de los Ducados, conflicto bélico que enfrento al país escandinavo con Prusia, Austria y otros estados alemanes de la época. El primer episodio no me convenció mucho. Muchas pretensiones, pero con una historia un poco hueca y mucho patrioterismo. El segundo mejoró algo. Pero algo me da que si la termino de ver, probablemente, no acabaré entusiasmado. Ya os contaré en su momento.

La Guerra de los Ducados o Segunda Guerra de Schleswig fue un conflicto, el segundo, por la soberanía de los ducados de Schleswig y Holstein. Por allí pasé yo en tren en 2011. En la fotografía, el canal de Kiel.

La Guerra de los Ducados o Segunda Guerra de Schleswig fue un conflicto, el segundo, por la soberanía de los ducados de Schleswig y Holstein. Por allí pasé yo en tren en 2011. En la fotografía, el canal de Kiel.

También hemos visto el primer episodio de Togetherness, una serie que parece que quiere explorar el mundo de las relaciones de pareja en el entorno de una familia y el mejor amigo de él y la hermana de ella, que acaban viviendo bajo el mismo techo.. Los primeros 26 minutos me parecieron que apuntaban maneras, pero no los consideré determinantes. Habrá que ver por donde evoluciona.

Me dio por ver el primer episodio de Eye Candy… Mmmmmmm,… Serie dedicada evidentemente al público joven, con protagonistas muy guapos y muy guays, la chica protagonista es realmente una monada, aunque parece sacada del estándar actual de chica morena, que parece que quiere contar una historia de criminal en serie al que se enfrenta una joven hacker traumatizada por el secuestro y desaparición de su hermana, pero que en realidad está más preocupada en vender las canciones de la banda sonora que otra cosa. No creo que dure mucho en mi cartelera, pero quien sabe. Las chicas son muy guapas. Y la carne es débil.

Y por último, en esta densa e interesante semana, pude ver los cuatro capítulos de que consta una serie francesa titulada P’tit Quinquin. Este pequeño Quinquin es un rapaz de un pueblo costero del Canal de la Mancha en el norte de Francia. Un lugar dedicado especialmente a la agricultura y la ganadería, una población cerrada, poco abierta al exterior. En este ambiente realiza sus correrías este chaval de 11 años, acompañado de su amiguita especial Eve, y un par de brutos más de edad parecida. Y en estas están cuando empiezan a aparecer restos de un cadáver, de un asesinato, en el interior de una vaca. La investigación la llevará un inspector llegado de Calais. Y pronto se complicará con nuevos asesinatos.

La derrota fue un trauma para los daneses porque perdieron prácticamente una tercera parte de su territorio. El tren que me llevaba desde Hamburgo en Alemania hasta Fredericia en Dinamarca, atraviesa el antiguo ducado de Schleswig, actualmente Alemania.

La derrota fue un trauma para los daneses porque perdieron prácticamente una tercera parte de su territorio. El tren que me llevaba desde Hamburgo en Alemania hasta Fredericia en Dinamarca, atraviesa el antiguo ducado de Schleswig, actualmente Alemania.

Lo cierto es que esta peculiar producción se beneficia de las peculiaridades de la región, una de las que tiene una señas de identidad más peculiares dentro del país galo, con su particular forma de hablar, el ch’ti, sea considerada una lengua propia, una forma de destrozar el idioma francés o el picardo, o una mezcla de ambas circunstancias, con los azares socioeconómicos del lugar, y con la cerrazón propia de las poblaciones rurales. Ya hubo una exitosa y celebrada película, Bienvenue chez les Ch’atis (Bienvenidos al norte), que explotaba estas características, aunque en un entorno más urbano y en tono de comedia ligera. Herederas de ese éxito se han realizado películas en ItaliaEspaña, que buscaban explotar las diferencias regionales llevadas al extremo, en nuestro país con notable éxito. La característica principal de la serie es la profunda crítica a esta sociedad cerrada e irracional, con notable mala leche a la hora de describir personajes y situaciones, en las que da la sensación que los únicos con una cierta inteligencia son los dos niños protagonistas. Particularmente, el inspector de policía situaría a su antepasado Clouseau como una inteligencia excepcional. En general, es un producto diferente de lo que vemos habitualmente y que merece la pena echarle un vistazo.

A pesar de que en la serie "1864" nos muestran constantemente unos paisajes daneses perpetuamente soleados, en ese viaje nos cayó agua a cántaros. Di que en el tren que nos llevaba se iba muy bien.

A pesar de que en la serie “1864” nos muestran constantemente unos paisajes daneses perpetuamente soleados, en ese viaje nos cayó agua a cántaros. Di que en el tren que nos llevaba se iba muy bien.