[TV] Cosas de series; Jessica Jones y poco más

Televisión

Hace un montón de días, varias semanas, que no escribo nada de televisión. A ratos tengo la sensación de que en algún momento me he dejado de comentar algo, y no recuerdo qué. En cualquier caso, lo cierto es que con las vacaciones de Semana Santa y los días de antes y de después, no he estado muy seriéfilo que digamos. De hecho, incluso comencé a ver la tercera temporada de Love,… y la he abandonado. Ya no me interesan esos amores. Sin embargo me he llevado la decepción de que han cancelado futuras temporadas de Mozart in the Jungle. Sin un cierre como es debido.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Fotográficamente pasearemos por Nueva York, ciudad donde se las apaña mal que bien Jessica Jones; y la ficticia Sinfónica de Nueva York, a la que echaré más de menos que a la fortachona detective privada.

Aparte de no encontrar cosas excesivamente motivantes, he de decir que estoy dedicando tiempo a repasar películas de animación japonesa. Además de alguna otra, he empezado a revisar entera toda la filmografía de Studio Ghibli. Recientemente he vuelto a ver Majo no takkyūbin (Nicky, la aprendiz de bruja), Kurenai no buta (Porco Rosso), Umi ga kikoeru (Puedo escuchar el mar) y Sen to Chihiro no kamikakushi (El viaje de Chihiro). Son estupendas. Hasta las menos conocidas. De hecho, la tercera de ellas, dirigida por Tomomi Mochizuki, que siempre ha aparecido como una película menor del estudio, siempre me ha traído extraños recuerdos y añoranzas de mi adolescencia. Aunque mi historia no se pareciera realmente a la de los protagonistas de la película. Cosas que pasan.

_9300283.jpg

El caso es que lo más destacado que he visto en series de televisión ha sido la segunda temporada de Jessica Jones. Una temporada que se ha hecho esperar dos años, después del excelente sabor de boca que nos dejó la primera. Para mí, esa primera temporada es lo mejor que he visto nunca relacionado con el universo Marvel, con ventaja sobre lo siguiente, e infinita ventaja sobre cualquier largometraje de superhéroes vestidos con pijamas de colores. Pero hay un viejo dicho que dice que ningún héroe es nunca mejor que el villano al que se enfrenta. Y hay numerosos ejemplos en la literatura, el cine y la ficción televisiva que lo demuestran. Y la ausencia de Kilgrave, salvo en un episodio, se ha notado como un enorme y tremendo vacío que nada ha podido cubrir. Para colmo, algunos personajes interesantes como la abogada Jeri Hogarth (Carrie-Anne Moss) han sido malempleados en tramas paralelas que no han aportado nada y que han sido totalmente prescindibles. Ninguna catástrofe. Sigue por encima de otros productos de ese universo,… pero quizá haya dejado de tener interés para mí, que nunca he sido muy aficionado al género superheroico. En fin… como digo muchas veces… cosas que pasan.

_9300304.jpg

[TV] Cosas de series; músicas en la ciudad y películas en el pueblo

Televisión

Esta semana traigo dos comedias. De las que se ven en un ratito. Comedias de situación de las que duran entre 20 minutos y 30 minutos. Que muchas veces tienen un puntito dramático. Pero que en general nos alegran el rato. Voy con ellas…

Mozart in the Jungle – 4ª temporada

Definitivamente una de mis comedias favoritas. Pero al contrario que otras, en las que me gusta un poquito de tono ácido y puñetero, esta me gusta por su tono más amable. Porque todo el mundo es bueno, aunque la caguen de vez en cuando. Por sabe ser romántica sin ser empalagosa. Porque las chicas, de todas las edades, son y están todas estupendas. Porque disfrutas un montón con su música. Porque viajas por el mundo. Porque siempre tiene algún momento especialmente inspirado. Aunque quizá haya venido al mundo sin tantas pretensiones como otras.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La New York Simphony nos ha paseado por las calles y los parques de Nueva York y Tokio. Incluso hemos asistido a una delicada ceremonia del té… ¿un poco tristona? Pero hay que mirar las cosas con optimismo,… y que les den a los robots.

Desde el primer episodio de la primera temporada soy muy fan del maestro Rodrigo (Gael García Bernal) (ese no, otro Rodrigo), de Hai Lai (Lola Kirke) y de toda la New York Simphony. Y lo pienso seguir todavía mientras el cuerpo aguante y en Amazon sigan confiando en la serie. Que sea por mucho tiempo.

20130929-_9290089.jpg

Everything sucks – 1ª temporada

Llegó hace unas semanas a Netflix sin hacer mucho ruido y con el título en castellano excesivamente escatológico de Todo es una mierda. Parecía una comedia de institutos americanos al uso, una más, si nada que aportar. Pero eso de que la acción se desarrolle en los años 90, cuando todavía se usaba el VHS, en una ciudad norteamericana del estado norteamericano de Oregon llamada Boring (aburrido), y que realmente existe allí mismo… pues me pareció gracioso.

20140924-_9240637.jpg

Y ahí tenemos un grupito de adolescentes cada uno con sus inadaptaciones propias, que se gustan los unos a los otros, pero pocas veces de forma biunívoca. Donde las identidades sexuales están por verse. Y las inseguridades se manifiestan con frecuencia mediante bravatas con poco fundamento. Y que encontrarán su forma de reconciliarse con el mundo… haciendo una película de extraterrestres.

No aporta mucho más de lo habitual a las comedias de instituto, pero les coges cariño. Y algo sí que aportan después de todo. Yo veré la segunda temporada cuando toque. Sí.

20140924-_9240667.jpg

[Televisión] Cosas de series; entre músicos, ángeles y familias ruidosas

Televisión

Con la llegada de las navidades he terminado de ver con unos días de diferencia dos temporadas de series ya conocidas y la primera temporada de una serie presentada por sorpresa y que ha producido bastante revuelo. Aunque no opiniones unánimes.

Hace unos días Amazon anunció que ponía a disposición de sus clientes Premium el servicio Prime Video. Los clientes Premium son aquellos que pagan una cierta cantidad de dinero al año, que no llega a 20 euros, y a cambio reciben sus compras sin gastos de envío, además de otra serie de ventajas, como espacio ilimitado de almacenamiento para sus fotografías. Ahora se suma sus servicio de vídeo bajo demanda. Para mí, de momento tiene dos inconvenientes. No se puede ver en la televisión usando el Chromecast, se pueden usar otros dispositivos más caros o inconvenientes, pero no el chisme de Google. El segundo es que, supongo que por acuerdos previos de derechos de emisión, en España, sus mejores series no están al día. Y aunque la oferta es inferior a otras plataformas, hay algunas muy, muy interesantes que hemos ido comentando por aquí.

20040327-Venecia (11).jpg

Hoy haremos como los protagonistas de Mozart in the Jungle; nos iremos a Venecia. De las cuatro veces que he visitado a la capital de la Serenissima Repubblica, he escogido algunas diapositivas del primer viaje, en 1993.

Por ejemplo, Mozart in the Jungle, que recientemente ha emitido su tercera temporada. Las aventuras de una ficticia orquesta sinfónica neoyorquina con el estrambótico director Rodrigo de Sousa (Gael García Bernal) al frente, con sus devaneos con la guapa y simpática oboísta Hailey “Hai Lai” (Lola Kirke) y un conjunto de secundarios que nos deleitan notablemente. En tono principalmente de comedia, pero con notable elegancia, es muy disfrutable. Su tercera temporada ha tenido dos partes, una primera con Rodrigo en Venecia y con La Fiamma (Monica Bellucci, que no se suele prodigar en papeles de comedia), una fogosa soprano como artista invitada. La segunda en Nueva York más centrada en los avatares de los músicos. Fenomenal el episodio rodado en la prisión con música de Olivier Messiaen. Para mí es un fijo de la época navideña mientras dure.

20040327-Venecia (15).jpg

Mientras, Netflix ha puesto a disposición de sus abonados la segunda temporada de Fuller House, “spin off” de Full House, comedia de gran éxito en los años noventa que en España se pudo ver en el difunto Canal Plus como “Padres forzosos”. A mí, las comedias estas rodadas con público, con múltiples cámaras y con parones para que el público se ría o celebre las apariciones de sus personajes favoritos me resultan casposillas. Y sinceramente, me parece muy floja. Pero mira tú que este año ha sido la serie más vista por los USAmericanos, y especialmente por los segmentos demográficos que más gustan a los productores, los jóvenes. No especialmente recomendable salvo para incondicionales de las comedias familiares más cursis y trasnochadas.

20040327-Venecia (21).jpg

Y luego ha estado la gran sorpresa de Netflix. Sin previo anuncio ni promoción, apareció The OA. Parece ser que es de mal tono desvelar qué significa OA, así que me lo callaré. Serie que pretende ser de ciencia ficción, aunque tome elementos claramente procedentes de la ficción paranormal o pseudorreligiosa. Protagonizada por Brit Marling, que hace de chica ciega que desaparece y reaparece siete años más tarde capaz de ver, y que según ella ha sido secuestrada y retenida por científico en búsqueda de la demostración de que hay vida detrás de la vida. Bueno,… todo esto lo exponen de forma bastante más complicada. La serie está creada por la propia Marling y por Zal Batmanglij, que ya tienen colaboraciones previas, que no me convencieron en exceso. Buscan mundos propios, más o menos extraños y misteriosos. Esta serie, hay quien la ha odiado, hay quien la ha adorado. A mí,… me ha dejado un tanto frío. Como productos anteriores de sus creadores. Si hay segunda temporada, que supongo que llegará también por sorpresa, me lo pensaré antes de verla.

Y dentro de unos días, hablaré de los especiales navideños.

20040327-Venecia (23).jpg

 

[Televisión] Cosas de series; Mozart, “Hai Lai” y viva la música

Televisión

Esta semana ha sido de algún especial, varias novedades y un cuasimaratón de la segunda temporada de una serie, una comedia, que se impone como una de mis favoritas en estos momentos, subiendo puestos entre mis favoritas de todos los tiempos.

Las novedades… Vuelve Galavant. Las aventuras cantadas e irreverentes de tipo cuento de hadas que ya disfrutamos el año pasado están aquí de nuevo. No es el no va más del futbolín, pero es una serie simpática. Como dura poco, la veré.

He visto varios episodios pilotos o primeros episodios de series de estreno… con resultados poco esperanzadores. Una comedia de situación, Teachers, sobre un grupo de profesoras de enseñanza primaria, me ha gustado bastante poco… más bien nada. También hemos podido ver el primer episodio de Billions, un drama sobre las relaciones entre la justicia, la política y las altas finanzas. No estuvo mal, el reparto es bueno, la serie tiene muchas posibilidades. Pero de momento no las ha explotado. Habrá que seguirla un tiempo. En ambos casos, son adelantos. Aun tardaremos unas semanas en poder ver sus temporadas regulares.

Puesto que la serie que destaco hoy es la que nos lleva por las peripecias de la alter ego de la "New York Philharmonic Orchestra",... nos iremos en fotografía a Nueva York.

Puesto que la serie que destaco hoy es la que nos lleva por las peripecias de la alter ego de la “New York Philharmonic Orchestra”,… nos iremos en fotografía a Nueva York.

Sí que ha empezado ya un estreno muy esperado por algunos, The Shannara Chronicles. Una nueva vuelta de tuerca de los dramas de época medieval fantástica, adaptaciones de una serie de libros previa. Aunque en esta ocasión parece que ese medioevo fantástico es consecuencia de una situación posapocalíptica. Se ven restos de aviones, helicópteros, autobuses y edificios más o menos reconocibles. Claramente orientado al público adolescente y juvenil, todo el mundo es muy guapo, las chicas están muy buenas, pero a mí no me ha convencido. Como la versión pija y guay de un híbrido entre El Señor de los anillos y Canción de Hielo y Fuego, aunque con menos sexo y violencia que este última saga. De momento no seguiré con ella. Si luego las críticas son muy buenas, ya veremos. En papel destacado, la actriz española Ivana Baquero.

Ciertamente, en esta temporada han viajado por el mundo, especialmente Méjico, donde tuvimos unos divertidísimos episodios.

Ciertamente, en esta temporada han viajado por el mundo, especialmente Méjico, donde tuvimos unos divertidísimos episodios.

Otra adaptación literaria, en esta ocasión un clásico, Guerra y paz, nos llega desde el Reino Unido con el título de War and Peace, claro. Adaptar una de las novelas más larga y a ratos densa, yo sólo he leído algún capítulo aislado, que se han escrito en sólo seis capítulos de una hora de duración me parece un atrevimiento… Pero ya sabemos que a los británicos se les da muy bien el drama de época y, además, el reparto es bastante atractivo. El primer episodio no me entusiasmó, pero tampoco me disgustó. Me pareció… un poco apresurado en su desarrollo. Y con la cantidad de personajes que hay, más vale tirar de Wikipedia para tener un “quién es quién”. Veremos como sigue y termina. Se configura como protagonista femenina la simpatiquísima Lily James, de la que ya disfrutamos en alguna temporada de Downton Abbey, pero la que está arrebatadoramente atractiva es una “de las malas”, Elena Kuragina, interpretada por la guapa Tuppence Middleton, que también hemos podido ver en verano en serie de fantaciencia ficción.

Por supuesto, tuvimos el especial de año nuevo de Sherlock, siempre interesante y levantando muchas expectativas… Salvo que a mí, las idas y venidas de época, aunque como idea simpática, no acabó de engancharme. Pero bueno, se deja ver.

Pero "Mozart in the Jungle" es una de esas series en las que las calles, los parques y el ambiente social y cultural de la Gran Manzana son unos personajes más de la serie.

Pero “Mozart in the Jungle” es una de esas series en las que las calles, los parques y el ambiente social y cultural de la Gran Manzana son unos personajes más de la serie.

Y hemos podido ver la segunda temporada de Mozart in the Jungle. Casi de tirón. En menos de una semana. Y ha sabido a poco. A muy poco. Muy divertida. Llena de personajes con mucha empatía. Y enamorado sin remisión de la Hailey “Hai Lai” Rutledge (Lola Kirke), la protagonista, que ha salido muy guapa, muy simpática, muy atractiva en general. Está muy disputado en estos momentos lo de las actrices entre los 20 y los 30 años. Hay muchas y buenas actrices norteamericanas e inglesas en esa generación. Así que Kirke, viniendo desde la televisión, aunque ya la hemos visto protagonizar alguna cosa en el cine, no lo tendrá fácil. Pero me parece una actriz muy interesante. Por lo demás, un reparto en general en estado de gracia, ayudados por unos guiones muy frescos, muy dinámicos, que hacen que los 25 minutos de cada episodio se nos pasen antes de que nos enteremos, y que los 10 episodios de la temporada nos hayan dejado con ganas de mucho más. Me he centrado antes en el personaje protagonista femenino, pero he de decir que todo el reparto está estupendo, con menciones especiales a las apariciones de Saffron BurrowsBernadette Peters y Malcolm McDowell como secundarios que roban escenas a los protagonistas en cuanto se descuidan, pero al buen trabajo tanto de Kirke como de Gael García Bernal. Momentos sublimes en esta temporada, con algunos que llegan al humor negro de una forma natural y como si nada. Se decía o se dice que son las cadenas de cable americanas las que producen las mejores series, pero en estos momentos las plataformas de distribución en internet, dejando gran libertad de creación a sus responsables nos están dejando series estupendas. Se en el ámbito de los superhéroes, de las ucronías en ciencia ficción o de esta comedia. Que si tuviera tiempo volvería a ver de nuevo. Tal vez lo haga.

Y para demostrarlo, final de temporada en Washington Square, antes de escena de cierre en la noche neoyorquina... incidiendo en esa tensión sexual no resuelta cada vez más aguda entre los dos protagonistas.

Y para demostrarlo, final de temporada en Washington Square, antes de escena de cierre en la noche neoyorquina… incidiendo en esa tensión sexual no resuelta cada vez más aguda entre los dos protagonistas.

[Televisión] Cosas de series; familias y orquestas sinfónicas… y algunas novedades

Televisión

Llevo la semana un poco destartalada. Y aunque la entrada televisiva en este Cuaderno de ruta tradicionalmente va los jueves, en esta ocasión se ha venido hasta el viernes. Y tengo pendiente una película que comentar, más que muy interesante, y el libro del que tenía pensado hablar esta semana también se me ha ido, dadas las circunstancias a otro día (en realidad tengo tres libros leídos que todavía no han aparecido en estas páginas). Y claro, como ya se han acabado las fiestas y mis pequeñas vacaciones, vuelvo a ir justito de tiempo. Bueno. Vamos a la cosa televisiva.

20150105-_1020343

En los días de frío y niebla del invierno de Zaragoza, apetece quedarse en casa; y por qué no, ver un poquito de cine para la pequeña pantalla.

 

Estamos ya comenzando la temporda invierno-primavera, y eso quiere decir que van llegando novedades.

Desde el Reino Unido nos llega la segunda temporada de la interesante Broadchurch, que yo imaginaba con un caso nuevo,… pero no. Le seguirán dando vueltas al caso de la primera temporada. Ya veremos cómo funciona, porque daba la sensación de que las cosas habían quedado relativamente atadas. Es cierto que hay novedades en personajes, y regresan los fantasmas del pasado del protagonista… pero… habrá que esperar un poco para decantarse.

Llega Galavant, una serie en forma de musical, con un ADN en sus dos primeros capítulos de poco más de 20 minutos de duración de digamos un 70-80% de genes disney, tipo Enchanted, y el resto, la parte con mala leche y más divertida, Monty Python. Preferiría una proporción a la inversa, pero esos dos episodios de estreno fueron entretenidos con algún momento realmente divertido. No soy tan entusiasta como muchos, pero me lo pasé bien.

Y después del éxito de aquel estupendísimo corto que se difundió de Peggy Carter, la chica que salía en la primera película del Capitán América, le han dado la oportunidad detener serie propia. También se ha estrenado con dos episodios. No están mal aunque no tengan el nivel de aquellos brillantes 15 minutos. Demasiados elementos prestados de otras series. Lo de la máquina de escribir ya nos suena de Fringe. Pero tiene algunos méritos que hacen que probablemente perdure en cartelera: la estupenda ambientación en los años 40, el sentido del humor, y una carismática protagonista interpretada por la británica Hayley Atwell, guapa, simpática y lista.Y con unos vertiginosos escotes, casi excesivos para mi gusto, que no sé hasta que punto van a explotar. De momento, bien por Agent Carter, aunque se puede estropear. Este pesimismo viene de un hecho… procede de la Marvel. Y no son santo de mi devoción.

20150105-_1020366

Porque las series de televisión son exactamente eso, pequeñas obras cinematográficas de 20, 40, 60 minutos, que a larga y cuando tienen calidad pueden constituir grandes historias, grandes relatos que ha merecido la pena vivir.

 

Y tras un comentario a estos estrenos destacables, vamos con lo que ha dado de sí el periodo navideño, que ha servido para rescatar alguna serie que no seguí en su momento, pero que he visto recomendadas con posterioridad.

Transparent. 10 capítulos de media hora de duración. Como la podríamos definir. Es como Modern Family, pero con muchísima mala leche y absolutamente para mayores de 18 años. Sin niños encantadores. Familia judía formada por padres divorciados y tres hijos: hermana mayor con familia estándar, hermano mediano ligón y poco comprometido y hermana menor más rara que la calentura. Y el patriarca que de repente sale del armario diciendo que se siente mujer y que quiere ser tratado como tal. A partir de ahí, cualquier cosa puede pasar. Me ha parecido brillantísima, inteligentísima, y muy muy recomendable. Sabor a cine independiente con excelentes interpretaciones. De lo mejor que he visto del 2014. No hay que perdérsela.

Mozart in the Jungle. Un planteamiento similar al anterior, 10 capítulos de casi 30 minutos. Las vidas de un grupo de músicos en torno a la ficticia Orquesta Sinfónica de Nueva York (muchos pensarán que existe, pero la que realmente existe es la Filarmónica de Nueva York; las expresiones “orquesta sinfónica” y “orquesta filarmónica” son sinónimas). Un viejo director (Malcolm McDowell) que se retira, uno nuevo, joven, con ideas muy actuales pero muy inseguro (Gael García Bernal), una joven intérprete de oboe en busca de una oportunidad (Lola Kirke), la intrigante y guapa violonchelista que lleva de calle a los caballeros de la orquesta (Saffron Burrows),… y otros muchos personajes que van y vienen, proponiéndonos una comedia dinámica y divertida, típica de un entorno competitivo e intenso. Rivalidades, amoríos, éxitos, fracasos,… La publicidad es algo engañosa ya que el título de la serie viene seguido del subtítulo “sex, drugs and classical music”. Lo cierto es que no es especialmente rompedora, transgresora o escandalosa. Para nada. Pero se deja ver con mucho agrado, y los diez episodios se pasan enseguida y se hacen cortos. Dan ganas de más. Buenas interpretaciones, con caras conocidas y otras más nuevas. Muy impresionado por Saffron Burrows que hace 10 años me parecía una actriz muy guapa y muy rubia, pero fría e inexpresiva, y ahora con 40 años cumplidos y de morena, está mucho más interesante y atractiva, desde todos los puntos de vista. Ojala tuviera más papel…

Bueno. Como vemos, no está mal el balance del principio de año, y ahora se esperan nuevos e interesantes estrenos y estoy recuperando alguna otra serie también muy interesante. Con lo soso que fue el otoño.

20150105-_1020373

En cualquier caso, estas nieblas intensas, de un día 5 de enero cerca de las cinco de la tarde estaba ahí cuando íbamos camino del cine, de la pantalla grande, de una película de lo que si todo va bien os hablaré mañana. Una impresionante película.