[Televisión] Cosas de series; llegan los cutres y los magos, se van los caballeros cantarines

Televisión

La verdad es que no hay mucho que contar en profundidad esta semana. He podido ver el principio de dos series.

En una, Outsiders, nos vamos a algún lugar de los montes Apalaches, donde una serie de incivilizados viven en una montaña con sus propias normas y a lo suyo, un poco bastante brutos ellos, y los quieren echar para abrir minas… Se avecinan algunas brutalidades.

En otra, The Magicians, tenemos una versión de Harry Potter para gente más crecidita,… no mucho más. En lugar de magos en la ESO, magos en la universidad. Y con algo de sexo,… muy poquito. De los que echan polvos sin quitarse el sujetador ni los pantalones… sí ya se que esto último parece un poco difícil, aunque a cambio levitan por la habitación en el acto del… acto… pero es el difícil equilibrio de los yanquis entre querer pescar espectadores con el reclamo del sexo y no pasarse de lo que una moral conservadora impone. Si no eres la HBO o similares,… no te puedes permitir el lujo de ir directamente al gancho de las tetas y culos. No usan varitas… en su lugar hacen gestos raros con las manos… Efectos especiales un poco cutres.

La verdad es que de momento ninguna de las dos series me emociona gran cosa… ya veremos si seguimos con ellas… me lo estoy pensando.

tumblr_o1ta31gF2u1r5mrsgo1_1280

Como en otras ocasiones con la entrada televisiva, repasará las fotografías de viajes que están saliendo estos días en mi tumblelog (abajo los enlaces). La del encabezado, con una vista de Peñíscola, es especialmente apropiada por el “protagonismo” del reino de Valencia en Galavant. Y esta sala del palacio de Frederiksborg en Hillerod, Dinamarca,… bueno, pues también es de un palacio real.

Terminé de ver la miniserie sobre las operaciones contra el suministro de agua pesada desde la Noruega ocupada a la Alemania nazi, Kampen om tungtvannet… La verdad es que lo deprisa que se me está olvidando es un indicativo de que aunque relativamente entretenida es bastante intrascendente.

Y se nos ha ido la segunda temporada de Galavant. Y hay indicios que indican que no habrá una tercera. Esta comedia de situación de ambiente medieval que parodia los musicales, que pretendió estar a medio camino entre Camelot y Los caballeros de la mesa cuadrada y sus locos seguidores, no consiguió en ningún momento estar a la altura de las expectativas que levantó. Lo cual le ha perjudicado mucho. A pesar de que es razonablemente entretenida. Pero sin una continuidad y sin acabar de encontrar del todo el tono. No acaba de ser una comedia borde, aunque hace amagos, no acaba de ser una comedia para todos los públicos,… no acaba por… Pues nada… ya veremos si vuelve. Y si no vuelve, no veremos.

Y por hoy, nada más.

tumblr_o1w065ZrdS1r5mrsgo1_1280

Pero casi me apetece más pasear por esta calle tranquila (Rue Tranquille) en Perigueux, en la histórica región del Perigord, Francia.

De viaje con Carlos (cuadernos de viajero)

De viaje con Carlos (tumblr)

Una foto de mis viajes al azar…

[Televisión] Cosas de series; Mozart, “Hai Lai” y viva la música

Televisión

Esta semana ha sido de algún especial, varias novedades y un cuasimaratón de la segunda temporada de una serie, una comedia, que se impone como una de mis favoritas en estos momentos, subiendo puestos entre mis favoritas de todos los tiempos.

Las novedades… Vuelve Galavant. Las aventuras cantadas e irreverentes de tipo cuento de hadas que ya disfrutamos el año pasado están aquí de nuevo. No es el no va más del futbolín, pero es una serie simpática. Como dura poco, la veré.

He visto varios episodios pilotos o primeros episodios de series de estreno… con resultados poco esperanzadores. Una comedia de situación, Teachers, sobre un grupo de profesoras de enseñanza primaria, me ha gustado bastante poco… más bien nada. También hemos podido ver el primer episodio de Billions, un drama sobre las relaciones entre la justicia, la política y las altas finanzas. No estuvo mal, el reparto es bueno, la serie tiene muchas posibilidades. Pero de momento no las ha explotado. Habrá que seguirla un tiempo. En ambos casos, son adelantos. Aun tardaremos unas semanas en poder ver sus temporadas regulares.

Puesto que la serie que destaco hoy es la que nos lleva por las peripecias de la alter ego de la "New York Philharmonic Orchestra",... nos iremos en fotografía a Nueva York.

Puesto que la serie que destaco hoy es la que nos lleva por las peripecias de la alter ego de la “New York Philharmonic Orchestra”,… nos iremos en fotografía a Nueva York.

Sí que ha empezado ya un estreno muy esperado por algunos, The Shannara Chronicles. Una nueva vuelta de tuerca de los dramas de época medieval fantástica, adaptaciones de una serie de libros previa. Aunque en esta ocasión parece que ese medioevo fantástico es consecuencia de una situación posapocalíptica. Se ven restos de aviones, helicópteros, autobuses y edificios más o menos reconocibles. Claramente orientado al público adolescente y juvenil, todo el mundo es muy guapo, las chicas están muy buenas, pero a mí no me ha convencido. Como la versión pija y guay de un híbrido entre El Señor de los anillos y Canción de Hielo y Fuego, aunque con menos sexo y violencia que este última saga. De momento no seguiré con ella. Si luego las críticas son muy buenas, ya veremos. En papel destacado, la actriz española Ivana Baquero.

Ciertamente, en esta temporada han viajado por el mundo, especialmente Méjico, donde tuvimos unos divertidísimos episodios.

Ciertamente, en esta temporada han viajado por el mundo, especialmente Méjico, donde tuvimos unos divertidísimos episodios.

Otra adaptación literaria, en esta ocasión un clásico, Guerra y paz, nos llega desde el Reino Unido con el título de War and Peace, claro. Adaptar una de las novelas más larga y a ratos densa, yo sólo he leído algún capítulo aislado, que se han escrito en sólo seis capítulos de una hora de duración me parece un atrevimiento… Pero ya sabemos que a los británicos se les da muy bien el drama de época y, además, el reparto es bastante atractivo. El primer episodio no me entusiasmó, pero tampoco me disgustó. Me pareció… un poco apresurado en su desarrollo. Y con la cantidad de personajes que hay, más vale tirar de Wikipedia para tener un “quién es quién”. Veremos como sigue y termina. Se configura como protagonista femenina la simpatiquísima Lily James, de la que ya disfrutamos en alguna temporada de Downton Abbey, pero la que está arrebatadoramente atractiva es una “de las malas”, Elena Kuragina, interpretada por la guapa Tuppence Middleton, que también hemos podido ver en verano en serie de fantaciencia ficción.

Por supuesto, tuvimos el especial de año nuevo de Sherlock, siempre interesante y levantando muchas expectativas… Salvo que a mí, las idas y venidas de época, aunque como idea simpática, no acabó de engancharme. Pero bueno, se deja ver.

Pero "Mozart in the Jungle" es una de esas series en las que las calles, los parques y el ambiente social y cultural de la Gran Manzana son unos personajes más de la serie.

Pero “Mozart in the Jungle” es una de esas series en las que las calles, los parques y el ambiente social y cultural de la Gran Manzana son unos personajes más de la serie.

Y hemos podido ver la segunda temporada de Mozart in the Jungle. Casi de tirón. En menos de una semana. Y ha sabido a poco. A muy poco. Muy divertida. Llena de personajes con mucha empatía. Y enamorado sin remisión de la Hailey “Hai Lai” Rutledge (Lola Kirke), la protagonista, que ha salido muy guapa, muy simpática, muy atractiva en general. Está muy disputado en estos momentos lo de las actrices entre los 20 y los 30 años. Hay muchas y buenas actrices norteamericanas e inglesas en esa generación. Así que Kirke, viniendo desde la televisión, aunque ya la hemos visto protagonizar alguna cosa en el cine, no lo tendrá fácil. Pero me parece una actriz muy interesante. Por lo demás, un reparto en general en estado de gracia, ayudados por unos guiones muy frescos, muy dinámicos, que hacen que los 25 minutos de cada episodio se nos pasen antes de que nos enteremos, y que los 10 episodios de la temporada nos hayan dejado con ganas de mucho más. Me he centrado antes en el personaje protagonista femenino, pero he de decir que todo el reparto está estupendo, con menciones especiales a las apariciones de Saffron BurrowsBernadette Peters y Malcolm McDowell como secundarios que roban escenas a los protagonistas en cuanto se descuidan, pero al buen trabajo tanto de Kirke como de Gael García Bernal. Momentos sublimes en esta temporada, con algunos que llegan al humor negro de una forma natural y como si nada. Se decía o se dice que son las cadenas de cable americanas las que producen las mejores series, pero en estos momentos las plataformas de distribución en internet, dejando gran libertad de creación a sus responsables nos están dejando series estupendas. Se en el ámbito de los superhéroes, de las ucronías en ciencia ficción o de esta comedia. Que si tuviera tiempo volvería a ver de nuevo. Tal vez lo haga.

Y para demostrarlo, final de temporada en Washington Square, antes de escena de cierre en la noche neoyorquina... incidiendo en esa tensión sexual no resuelta cada vez más aguda entre los dos protagonistas.

Y para demostrarlo, final de temporada en Washington Square, antes de escena de cierre en la noche neoyorquina… incidiendo en esa tensión sexual no resuelta cada vez más aguda entre los dos protagonistas.

[Televisión] Cosas de series; guerras marcianas, sitcoms fracasadas, musical anecdótico y epopeya danesa

Televisión

Mucho que comentar en esta semana. Menos mal que hoy es festivo en Zaragoza y hay más tiempo para redactar.

En primer lugar decir que, como los estrenos y los retornos del mes de enero son más interesantes que lo que había antes de navidades, se me había superpoblado mucho la cartelera televisiva. Así que he hecho recortes:

He dicho adiós a ese placer culpable que era Revenge. Las principales tramas que iniciaron la serie están acabadas, y para mí la cosa no da más de sí con las nuevas. Echaré de menos algunos de los duelos protagonizados por Madeleine Stowe y Emily VanCamp, así como los vertiginosos escotes que lucía esta última en la segunda temporada. Pero poco más.

También he despedido a Jane the Virgin. A pesar del triunfo de Gina Rodriguez en algunos premios recientes y las buenas críticas de la serie, su tono de parodia de los culebrones latinoamericanos es simpático a ratos, pero tampoco me entusiasma. Un placer haber conocido a esta gente, pero ya está.

Recientemente comenzó Eye Candy, una policiaca claramente al público juvenil con asesino en serie incluido. La chica protagonista,Victoria Justice, es realmente muy guapa y tiene un tipazo. Pero la serie es más bien mala con interpretaciones muy mediocres. Y como dije, parece que están más preocupados en vender las canciones de la banda sonora que en otra cosa. No es para mí.

Las fotografías de hoy son de 1998, de cuando mi hermana vivía en Peñíscola y alguna vez me dejaba caer por allí a pasar unos días. No muy a menudo. A mis las playas masificadas no me gustan.

Las fotografías de hoy son de 1998, de cuando mi hermana vivía en Peñíscola y alguna vez me dejaba caer por allí a pasar unos días. No muy a menudo. A mis las playas masificadas no me gustan.

Uno de mis placeres culpables desde hace casi tres años es una de superhéroes, Arrow. Flojísimas interpretaciones de gente muy guapa, pero con una trama muy entretenida. Su serie hermana con la que han hecho algún que otro crossover, The Flash, tiene buena parte de los ingredientes de esta, pero le falta algo. Con mantener incomprensiblemente una de las dos en cartelera me basta. Así que adiós al mozuelo más rápido de la televisión. Me quedo con el arquero. De momento.

Después de dos episodios de 12 monkeys, tengo muy claro que no me aporta nada sobre la más que interesante película en la que se basa. Así que no le voy a dar más oportunidades. También desaparece de mi cartelera.

También he dicho adiós a Man Seeking Woman. Su peculiar humor absurdo y surrealista no ha acabado de engancharme. Y lejos de las risas que algunos han dicho que les provoca, a mí lo único que me ha suscitado en algún momento ha sido sorpresa y poco más.

Estas bajas más las series que han terminado ciclo recientemente garantizan que podré mantener un razonable ritmo de visualización de episodios, e incluso me he permitido añadir, para ir viendo los fines de semana, una muy alabada serie de animación que ya ha terminado su ciclo vital, The Legend of Korra. Los episodios que he visto hasta ahora me parecen que, aunque destinados al público más joven, están realmente bien y son muy entretenidos.

20150128-Diapos-009

Pero fuera de la temporada alta, pongamos en octubre, podía ser un sitio muy agradable y tranquilo, especialmente con la luz de la tarde.

 

Ahora comentaré las series que se han despedido recientemente. En las que ha habido de todo, aunque no grandes cosas.

Final de primera temporada para Bad Judge. Esta comedia de situación con una juez bandarra y descarada, ha sido más simpática y entretenida de lo que parecía al principio. Parece que esta destinada a no volver. A que se quedará en un única temporada. Tampoco pasa nada.

Algo parecido le ha sucedido a A to Z. Traía a favor el encanto que había mostrado su protagonista femenina, Cristin Milioti, como “la madre” misteriosa por excelencia. Pero parece que las audiencias no han acompañado. Lo cierto es que también es simpática y entretenida, y efectivamente Milioti tiene encanto, pero tampoco pasa nada si la cancelan. Tampoco ha encandilado. Normalita.

Y ya ha terminado el corto experimento de Galavant, esta comedia de situación con formato de musical, más bien de parodia de musical, que nos ha deparado momentos simpáticos y entretenidos, pero que no ha mantenido el magnífico tono de los dos primeros episodios de presentación. Al final ha resultado un poco anecdótica. Lo mismo que las anteriores. Si volviese, pues bien. Pero si la cancelan porque la fórmula resulta que se agota en seguida, pues tampoco pasa nada. Esta es de las típicas en las que muchas veces son los secundarios los que deparan los mejores momentos.

20150129-Diapos-017

O te podías dar un garbeo por alguna coqueta población vecina, menos masificada, como Alcocéber.

 

Ya he terminado de ver el drama histórico de carácter épico y tono de superproducción, 1864, que nos ofreció la televisión danesa. Realizado ha propósito del 150º aniversario del anno horribilis de la historia del país escandinavo, tenía como digo pretensiones de superproducción, con grandes presupuestos, muchos extras y grandes escenarios y una historia de amor desesperado en medio del escenario de la Guerra de los Ducados o Segunda Guerra de Schleswig. A mí, el conocer la historia de ese conflicto me ha interesado. Y ha habido momentos en que el desarrollo del mismo no ha estado mal. Pero la historia de amor desesperado ha sido culebronera, maniquea y un poco sacada de quicio, y la forma en que han representado a los políticos daneses, y en algún momento a los alemanes, me ha parecido casi más una parodia que un drama serio. Una pena ganarse tanto dinero para un guion tan flojo. Aunque el diseño de producción no está mal a pesar de algunas inconsistencias e incoherencias históricas. No sé cuenta del todo bien la historia y no se acaba de entender. Todo lo centran en la batalla de Dybbøld, presentado como un gran drama que fuese el meollo del conflicto, como si eso fuese lo único reseñable, cuando de hecho los prusianos y austriacos invadieron buena parte de Jutlandia sin gran oposición.

Y un producto televisivo que me pareció curioso cuando me enteré de su existencia y me apeteció verlo. Se trata de The Great Martian War 1913 – 1917. Se trata de un producto de ficción pero presentado como un documental de historia de los habituales en las televisiones británicas. Lo que hace es tomar la historia de La guerra de los mundos de H. G. Wells, sin ser fiel a ella pero tomando elementos claves, y mezclarla con imágenes procedentes de los archivos de la Primera Guerra Mundial, que en esta historia alternativo no habría existido por la invasión extraterrestre. Las premisas son interesantes y la cosa empieza realmente bien, con tensión e interés. Pero se alarga demasiado, la hora y media que dura es excesiva. Empieza a ser cansina por el hecho de que unas mismas imágenes se repitan unas y otra vez, y el desarrollo del conflicto bélico tal y como lo comentan, tiene elementos que resultan poco verosímiles incluso en la situación de suspensión temporal de la incredulidad en la que se sitúa el espectador. Una pena porque prometía más. Lo mejor es cuando ves “por primera vez” las escenas tomadas de los metrajes filmados en la guerra del 14-18 modificados digitalmente para incluir a los invasores. Lo malo es que acabas viendo las mismas tomas un montón de veces.

Como podéis ver, un montón de cosas para comentar esta semana… Ale… hay que dar una vuelta por la festiva Zaragoza de San Valero, tomar el aperitivo con los amigos y comer con la familia. Tradiciones del día.

20150129-Diapos-019

Siempre era posible encontrar algún paisaje interesante para tirar algunas Provias, las diapositivas de Fuji que eran mis preferidas en aquel momento.

 

[Televisión] Cosas de series; familias y orquestas sinfónicas… y algunas novedades

Televisión

Llevo la semana un poco destartalada. Y aunque la entrada televisiva en este Cuaderno de ruta tradicionalmente va los jueves, en esta ocasión se ha venido hasta el viernes. Y tengo pendiente una película que comentar, más que muy interesante, y el libro del que tenía pensado hablar esta semana también se me ha ido, dadas las circunstancias a otro día (en realidad tengo tres libros leídos que todavía no han aparecido en estas páginas). Y claro, como ya se han acabado las fiestas y mis pequeñas vacaciones, vuelvo a ir justito de tiempo. Bueno. Vamos a la cosa televisiva.

20150105-_1020343

En los días de frío y niebla del invierno de Zaragoza, apetece quedarse en casa; y por qué no, ver un poquito de cine para la pequeña pantalla.

 

Estamos ya comenzando la temporda invierno-primavera, y eso quiere decir que van llegando novedades.

Desde el Reino Unido nos llega la segunda temporada de la interesante Broadchurch, que yo imaginaba con un caso nuevo,… pero no. Le seguirán dando vueltas al caso de la primera temporada. Ya veremos cómo funciona, porque daba la sensación de que las cosas habían quedado relativamente atadas. Es cierto que hay novedades en personajes, y regresan los fantasmas del pasado del protagonista… pero… habrá que esperar un poco para decantarse.

Llega Galavant, una serie en forma de musical, con un ADN en sus dos primeros capítulos de poco más de 20 minutos de duración de digamos un 70-80% de genes disney, tipo Enchanted, y el resto, la parte con mala leche y más divertida, Monty Python. Preferiría una proporción a la inversa, pero esos dos episodios de estreno fueron entretenidos con algún momento realmente divertido. No soy tan entusiasta como muchos, pero me lo pasé bien.

Y después del éxito de aquel estupendísimo corto que se difundió de Peggy Carter, la chica que salía en la primera película del Capitán América, le han dado la oportunidad detener serie propia. También se ha estrenado con dos episodios. No están mal aunque no tengan el nivel de aquellos brillantes 15 minutos. Demasiados elementos prestados de otras series. Lo de la máquina de escribir ya nos suena de Fringe. Pero tiene algunos méritos que hacen que probablemente perdure en cartelera: la estupenda ambientación en los años 40, el sentido del humor, y una carismática protagonista interpretada por la británica Hayley Atwell, guapa, simpática y lista.Y con unos vertiginosos escotes, casi excesivos para mi gusto, que no sé hasta que punto van a explotar. De momento, bien por Agent Carter, aunque se puede estropear. Este pesimismo viene de un hecho… procede de la Marvel. Y no son santo de mi devoción.

20150105-_1020366

Porque las series de televisión son exactamente eso, pequeñas obras cinematográficas de 20, 40, 60 minutos, que a larga y cuando tienen calidad pueden constituir grandes historias, grandes relatos que ha merecido la pena vivir.

 

Y tras un comentario a estos estrenos destacables, vamos con lo que ha dado de sí el periodo navideño, que ha servido para rescatar alguna serie que no seguí en su momento, pero que he visto recomendadas con posterioridad.

Transparent. 10 capítulos de media hora de duración. Como la podríamos definir. Es como Modern Family, pero con muchísima mala leche y absolutamente para mayores de 18 años. Sin niños encantadores. Familia judía formada por padres divorciados y tres hijos: hermana mayor con familia estándar, hermano mediano ligón y poco comprometido y hermana menor más rara que la calentura. Y el patriarca que de repente sale del armario diciendo que se siente mujer y que quiere ser tratado como tal. A partir de ahí, cualquier cosa puede pasar. Me ha parecido brillantísima, inteligentísima, y muy muy recomendable. Sabor a cine independiente con excelentes interpretaciones. De lo mejor que he visto del 2014. No hay que perdérsela.

Mozart in the Jungle. Un planteamiento similar al anterior, 10 capítulos de casi 30 minutos. Las vidas de un grupo de músicos en torno a la ficticia Orquesta Sinfónica de Nueva York (muchos pensarán que existe, pero la que realmente existe es la Filarmónica de Nueva York; las expresiones “orquesta sinfónica” y “orquesta filarmónica” son sinónimas). Un viejo director (Malcolm McDowell) que se retira, uno nuevo, joven, con ideas muy actuales pero muy inseguro (Gael García Bernal), una joven intérprete de oboe en busca de una oportunidad (Lola Kirke), la intrigante y guapa violonchelista que lleva de calle a los caballeros de la orquesta (Saffron Burrows),… y otros muchos personajes que van y vienen, proponiéndonos una comedia dinámica y divertida, típica de un entorno competitivo e intenso. Rivalidades, amoríos, éxitos, fracasos,… La publicidad es algo engañosa ya que el título de la serie viene seguido del subtítulo “sex, drugs and classical music”. Lo cierto es que no es especialmente rompedora, transgresora o escandalosa. Para nada. Pero se deja ver con mucho agrado, y los diez episodios se pasan enseguida y se hacen cortos. Dan ganas de más. Buenas interpretaciones, con caras conocidas y otras más nuevas. Muy impresionado por Saffron Burrows que hace 10 años me parecía una actriz muy guapa y muy rubia, pero fría e inexpresiva, y ahora con 40 años cumplidos y de morena, está mucho más interesante y atractiva, desde todos los puntos de vista. Ojala tuviera más papel…

Bueno. Como vemos, no está mal el balance del principio de año, y ahora se esperan nuevos e interesantes estrenos y estoy recuperando alguna otra serie también muy interesante. Con lo soso que fue el otoño.

20150105-_1020373

En cualquier caso, estas nieblas intensas, de un día 5 de enero cerca de las cinco de la tarde estaba ahí cuando íbamos camino del cine, de la pantalla grande, de una película de lo que si todo va bien os hablaré mañana. Una impresionante película.