[Cine] El olivo (2016), o cómo descargar nuestra rabia por lo que somos en los alemanes

Cine

El olivo (2016; 282016-1305)

Hacía mucho, mucho tiempo que no veía una película de Icíar Bollaín. Creo que siempre recordaré su primer largometraje, una película sencilla, de bajo presupuesto, pero muy fresca. Y la notable denuncia que hizo de la violencia de género, en una película que creo que es menos recordado de lo que debería, siendo magnífica. Una cosa que desde mi punto de vista caracterizó las primeras películas de Bollaín era su capacidad para sacar petróleo de los intérpretes fueran buenos, malos o regulares. Una excelente directora de actores. También es una directora muy comprometida. Todo su cine tiene un fuerte sentido social… lo cual está muy bien… pero puede cansar. A todos nos gusta variar de género de vez en cuando. Hay más cosas en esta vida. Y hay directores españoles que han abusado del género o se han encasillado. El cine comprometido socialmente es necesario, pero no es necesario que todo el cine esté comprometido socialmente.

Puestos a buscar un lugar que represente la corrupción en España, Bollaín no se complica la vida. La Comunidad Valenciana.

Puestos a buscar un lugar que represente la corrupción en España, Bollaín no se complica la vida. La Comunidad Valenciana.

En cualquier caso, tengo la sensación de que con esta película que, siendo sincero, en principio no nos atraía, está funcionando el boca-oreja, y en los pocos días tras su estreno habíamos recibido varias opiniones muy positivas de personas que la habían visto en su fin de semana de estreno. Así que decidimos darle una oportunidad y empezar este segundo fin de semana que está en cartelera yendo a verla.

Lo primero que he de decir es que sigue sacando lo mejor de los intérpretes de los que dispone. Todo el reparto está bastante bien, pero desde luego el trío protagonista tiene momentos espléndidos. Dio la casualidad que la chica protagonista, Alma (Anna Castillo), había salido en un capítulo “ministérico” cinco días antes. Y me pareció absolutamente anodina. Ni caí al principio que fuesen la misma actriz. Y en general está bastante bien. No maravillosamente bien como algunos afirman, pero cumple con notable. Y esos sí son ese Alcachofa (Javier Gutiérrez), que habla mucho, y ese Rafa (Pep Ambròs), que calla más, los que permiten que la protagonista tenga el contrapunto adecuado para destacar. Estupendos. Ambos.

Cada vez es más difícil encontrar paisajes libres de aberraciones urbanísticas en esa zona.

Cada vez es más difícil encontrar paisajes libres de aberraciones urbanísticas en esa zona.

En cuanto a lo que nos cuentan y su mensaje social… Pues es un cuentico… con final agridulce. No sé si importa o no que destripe un poquito el sentido de dicho final. Al fin y al cabo, en estas películas lo que importa es más el viaje, literalmente en este caso, o el lugar en el que nos encontramos, que el tradicional esquema de “presentación-nudo-desenlace”. Y el viaje se cierra con un tono agridulce. Al fin y al cabo, hay cosas que nos se arreglan,… porque este país no tiene arreglo. Aunque nos quedemos con el buen rollito familiar con el que se cierra el filme. Lo que ya me convencen menos son algunos aspectos de la trama. Guion y directora plantean una situación propicia para hacer un poco de introspección y entonar un “mea culpa” sincero,… porque ya vale de echar la culpa a los políticos de todo lo malo que pasa en este país. En mayor o menor medida todos somos cómplices… y por ahí parece que van a ir los tiros del filme hasta que nos distraemos con los “malísimos” empresarios alemanes sin escrúpulos. A ver, oye… que empresarios malos hay en todas partes. Que nos podemos dejar de victimismos. Que a mí tampoco me cae bien Angela y sus huestes… pero de verdad, que a los políticos de aquí los votamos nosotros. No me ha satisfecho del todo el planteamiento del filme.

Esto hizo que aunque durante años tuviera yo todas las facilidades para pasar días por allá, en Peñíscola, fuera un lugar que me apeteciera poco. Mucho destrozo.

Esto hizo que aunque durante años tuviera yo todas las facilidades para pasar días por allá, en Peñíscola, fuera un lugar que me apeteciera poco. Mucho destrozo.

Por lo demás, se deja ver. Quienes busquen cine palomitero no lo disfrutarán… pero como se olerán de qué va, tampoco irán. Los demás… pues tiene momentos estupendos, de verdad. Especialmente gracias a esos discretos y estupendos actores, que tanto maltratan en otras películas.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: ****
  • Valoración subjetiva: ***
Aunque algunas de estas viejas diapositivas tomadas en Alcocéber, o la propia Peñíscola, mostraban que hubo tiempos en que el paisaje mediterráneo mereció la pena.

Aunque algunas de estas viejas diapositivas tomadas en Alcocéber, o la propia Peñíscola, mostraban que hubo tiempos en que el paisaje mediterráneo mereció la pena.

[Cine] La isla mínima (2014)

Cine

La isla mínima (2014)

Me recomiendan hace unos días esta película española, de la que había oído hablar poco, de la que había visto un avance hace unas semanas que no me llamó la atención en exceso… pero los avances (tráilers) de las películas españolas suelen ser malo. Esta película de Alberto Rodríguez venía definida como thriller policíaco situado en la transición, lo cual nos daba más miedos que esperanzas, pero bueno… Veamos cómo queda la cosa.

Juan (Javier Gutiérrez)Pedro (Raúl Arévalo) son dos policías que son enviados a las marismas del Guadalquivir en 1980 ha resolver el caso de dos hermanas adolescentes que han desaparecido, que son familia de algún capitoste que se ha interesado por el mismo. Las chicas aparecerán pronto muertas, asesinadas después de haber sido violadas y torturadas. Y conforme van rascando, pronto entienden que no son un caso aislado, que ha habido algún caso anterior, por cuya resolución no se interesó nadie. La investigación se da en un ambiente de pobreza y tensión política y social, la propia de la época. Y también hay tensiones en la pareja de policías, uno procedente de la tradición del antiguo régimen, y el otro que publica artículos en la prensa abogando por la democratización del país y sus instituciones.

Isla de Miyajima (Itsukushima)

No he estado en las marismas del Guadalquivir, ni en sus islas. La isla, relativamente pequeña, más recientemente visitada por mi es la de Miyajima en Japón.

Yo me sentí incómodo durante toda la proyección de la película, y he necesitado un poco de reposo posterior para poder expresar una opinión. Sus semejanzas con la historia que se nos cuenta en la primera temporada de True Detective son enooooormeees. Casi demasiado como para que sea casuales. Es cierto que es fácil imaginar una cronología en la que esta película estaría ya filmada y en postproducción cuando se emitió la mencionada serie. Pero para quien cree que las casualidades existen pero son más raras de lo que la gente cree… esa impresión de que alguien ha sustituido el Misisipí por el Guadalquivir, la pobreza de las islas y los bayous del delta del río norteamericano por la de las gentes de las marismas andaluzas, para generar un historia muy, muy similar tanto en el desarrollo como en el ambiente…

Si admitimos la coincidencia casual, hemos de hablar de un thriller muy interesante, muy bien rodado, agradablemente austero tanto en su presentación como en sus interpretaciones, sin alaracas pero con profundidad. Más de la que parece. Hay que fijarse en los detalles. Un producto poco habitual, cuyo regusto mejora con el paso del tiempo. No hay grandes nombres en el reparto, pero este es extraordinariamente solvente. También austero, agradablemente austero. Sin excesos. Sin histrionismos, con bastante autenticidad. Es decir, si la admitimos como obra original, y hay motivos para hacerlo así, estamos probablemente ante la mejor película del año en España, aunque no haya gozado del despliegue propagandístico que otras, y quizá no se lleve la fama que merece. El boca a boca puede, lo merecería, jugar a su favor.

Ahora bien, si no admitimos la casualidad, y sospechamos la copia, casi el plagio en algunos momentos, y también podríamos encontrar motivos… pues sigue siendo una película bien presentada y bien interpretada, pero obviamente no original… y con menos valor.

Isla de Miyajima (Itsukushima)

Un ambiente y un paisaje muy diferente del que se nos presenta en la película, eso sí, aunque ambos tienen su belleza, cada uno a su manera.

¿Por cual de las dos opciones tenemos que decantarnos? Quienes fuimos a ver la película y después discutimos la cuestión delante de unos pinchos y unos penaltis de cerveza, no nos pusimos de acuerdo. Yo… me reservo la opinión… no por cobardía o por hacerme el interesante, sino porque no he llegado a una conclusión. No sé si es una copia o no. Son demasiadas las coincidencia, pero el timing juega a favor de la casualidad. Que cada cual opine lo que crea oportuno. Sus responsables siempre negarán el plagio. Pero tanto si son sinceros como si no, la respuesta esperable es la misma. Y por lo tanto no merece la pena hacérsela.

Valoración

  • Dirección: **/**** (véanse las reflexiones anteriores)
  • Interpretación: ****
  • Valoración subjetiva: **/**** (véanse las reflexiones anteriores)
Isla de Miyajima (Itsukushima)

Así que despido esta entrada, con una película sobre la que aún no sé como me siento, y con unas vistas de un día gris pero hermoso sobre el Mar Interior de Seto.