[Libros] Los dos Astérix que me faltaban

Literatura

Cuando me agencié el último álbum de las aventuras de Astérix que me merendé el día de Navidad, me di cuenta en su contraportada, que me faltaban dos. Hace unos 30 años comencé a coleccionar todos los álbumes de historietas del irreductible galo, pero con la condición ineludible de que estuvieran en su idioma original, el francés. No era fácil… porque no es fácil comprar libros en idiomas extranjeros en España, pero fue posible. A partir de determinado momento, la popularización de internet y del comercio electrónico hizo que la actualización de la colección fuera más sencilla. Pero uno tiene despistes… y se me habían despistado dos.

Para la entrada de hoy, me valía cualquier fotografía de Italia… menos Roma.

El primero de ellos fue el último de Uderzo, que coincidió con el cincuentenario de nuestros héroes, titulado, adecuadamente L’anniversaire d’Astérix et Obélix. Su guion es simpático, pero no es una aventura al uso, es más bien un autohomenaje, en el que van desfilando mucho de los personajes, algunos realmente entrañables, que han ido apareciendo a lo largo de los 33 álbumos anteriores, ya que este hacía el número 34. Pues vale. Bien. Simpático, como he dicho.

El otro que me faltaba es Astérix et la Transitalique, en la que Ferri y Conrad, los nuevos responsables de la serie, saldan una deuda histórica de la misma con Italia. Han visitado Roma en muchas ocasiones, pero no le habían dedicado ninguna historieta al resto de los pueblos itálicos de la antigüedad clásica. Y con el símil de la celebración de un ralli, con cuádrigas, claro, por las vías romanas, que todas llevan a Roma, nos hacen un recorrido por las tierras de vénetos, etruscos y demás. Le pasa lo mismo que al último que comenté. Es simpático, entretenido, no está mal, mejor que muchos de los guiones de Uderzo,… pero lejos de los de Goscinny. En fin. Es lo que hay.

Para vuestra información. También tengo toda la colección de Tintin, en francés… pero de estos no hay nuevos. Hubo una decisión clara que no habría nueva explotación del personaje tras la muerte de Hergé.

[Libro] Astérix chez les pictes

Literatura

Tengo varias cosas que comentar por aquí. Un par de libros, alguna película de cine, alguna actividad fotográfica,… pero no doy más abasto. Así que poco a poco. Hoy toca una “actualización”. Sí. Desde hace ya muchos, muchos, muchos años, comencé con la colección de todos los álbumes de las aventuras de Astérix, sólo historietas, no especiales y cosas similares, en su lengua original, en francés.

Para mí, ha habido dos épocas claras en las aventuras del héroe galo. Como muchos más han reconocido antes de mí. Antes y después de Goscinny. René Goscinny fue un escritor de novelas y guionista de historietas francés absolutamente genial. AstérixLucky LukeIznogoud,… entre otros personajes de cómic recibieron el ingenio del parisino que nos abandonó con 51 años, mucho antes de lo que a sus fans nos hubiera gustado. Y Le pétit Nicolas,… algunas de cuyas novelas son absolutamente imprescindibles. La muerte de Goscinny marcó muy notablemente la calidad de los guiones de los irreductibles armoricanos, pero cuando le coges cariño a alguien lo sigues en la riqueza y en la pobreza, en la alegría y en la tristeza. Ahora parece que ha comenzado una nueva etapa, una tercera, en la que el dibujante de toda la vida de los personajes, quien afrontó en solitario la tarea de mantener vivo al personaje, Uderzo, ha decidido colgar los lápices. La edad pesa. Son 86 los años del prestigioso dibujante. Así que ha cedido el paso a una nueva pareja de autores, que van a mantener el estilo de los personajes. Se trata de Jean-Yves Ferri, guionista y Didier Conrad, dibujante. De momento tienen la misión de seguir con la tradición. No plantean renovaciones radicales de los mismos, modernizaciones de ningún tipo. Y ya nos han mostrado su primer trabajo. Que es lo que vengo a comentar aquí. Por supuesto, en su idioma original, como todos los que tengo.

Astérix chez les pictes
Jean-Ives Ferri, guionista; Didier Conrad, dibujante
Editions Albert René, 2013

El mar del Norte en Stonehaven

Tras recalar en las gélidas aguas del mar del Norte, aquí en la costa de Stonehaven, el picto será llevado por las corrientes hasta las costas armoricanas donde lo encontrarán nuestros héroes.

Como ya he dicho se mantiene la tradición. Y el esquema de la aventura es clásico en muchas de las anteriores. A los mares que bañan las tierras de la aldea de irreductibles galos llega congelado en un bloque de hierro un extraño extranjero. Vistiendo una falda de cuadros y con extrañas pinturas o tatuajes en su cuerpo, Panoramix lo identifica como un picto, procedente de la lejana Caledonia, al norte de Bretaña (en su acepción de la historia antigua, es decir, Gran Bretaña). O sea, lo que hoy conocemos como EscociaMac Oloch se llama el picto. Y cuando consigue recuperar el habla, cuenta como el malvado Mac Abbeh lo cogió preso y lo echó atado a un tronco al “loch”, de donde llegó a las heladas aguas del Mar del Norte. La intención de Mac Abbeh es proclamarse rey de los pictos ya que ha fallecido el ilustre Mac II. Y además a secuestrado a la bella Camomille, la amada de Mac Oloch para hacerla su reina consorte. Ni que decir tiene que AstérixObélix partirán con el picto para hacer justicia. Y si por el camino se cruza algún pirata o alguna legión romana, ya saben lo que les toca.

Como digo, pocas sorpresas en cuanto al desarrollo de la historia. La principal preocupación del dibujante ha sido ser fiel en la medida de lo posible al estilo de Uderzo; parece que todavía no es tiempo para la renovación del personaje. Y eso sí. Sin que llegue al grado de genialidad y diversión que nos proporcionó Goscinny, el guion ha mejorado bastante con respecto a la época anterior. Así que bienvenidas sean las nuevas aventuras de Astérix le gaulois.

Castillo de Urquhart y Loch Ness

Y mucho cachondeo con “Nessie”, así que supongo que el loch de Mac Oloch será el Loch Ness que vemos en la foto desde el castillo de Urquhart, a quien Obélix, siempre tan fino con sus deducciones, confunde con una nutria grande. Y bueno, y más cachondeo con los gaiteros, el “agua de malta”, etc, etc, etc,…