[Televisión] Cosas de series; largo interludio para Outlander y segundo repaso de novedades

Televisión

Básicamente, esta última semana he seguido incorporando novedades a la cartelera. O no. Y algunas cosas se han caído de ella. Y tenemos que decir un adiós momentáneo a una de las pocas sorpresas agradables de la temporada de verano.

En primer lugar algunos regresos. Desde luego, el de Downton Abbey, ese gran culebrón de época británico que tanta expectación ha levantado estos últimos años. La verdad es que tengo la sensación de que la temporada ha empezado con un tono excesivamente bajo. No tiene hasta el momento la intensidad dramática de otras. Veremos como evoluciona.

No pensaba yo que fuera a reengancharme a The Returned, esa historia de resurrecciones, a la que siempre le faltó en su primera temporada un poco de carisma en los personajes que dieran potencia a una historia por lo demás fantástica y poco profunda. Pero, algún giro en su primer episodio ha hecho que no la haya borrado aún de mi cartelera. Lo cual no quiere decir que no suceda en un futuro.

No he podido con Peaky Blinders. Aunque es una buena serie, es de mafiosos, y a mí las series de mafiosos me suelen cansar pronto. Como ya digo, es una buena serie de todos modos.

Castillo de Stirling

Como la serie estrella de esta semana narra las aventuras de una enfermera inglesa del siglo XX en la Escocia del XVIII, nos iremos a visitar castillos por esas tierras. Como el imponente castillo de Stirling.

Entre las novedades absolutas, no encuentro sentido ver Gracepoint. Versión norteamericana de la británica Broadchurch, es tan fiel al original que no tiene sentido volver a verla, aunque esté bien hecha. No se integra en mi cartelera.

En el campo de las sitcom, ya comenté el buen sabor de boca de A to Z, pero de momento sigo sin haber visto nada más que el piloto. A ver como sigue. Y en cuanto a Selfie, el piloto aumentó las bajas expectativas sobre esta serie, pero el segundo capítulo las ha vuelto ha poner casi en su sitio inicial. No sé si la presencia de Karen Gillan será suficiente para ser fiel a una serie floja.

Está en serio peligro en mi cartelera Gotham. Por muy buen diseño de producción que tenga, sus historias me parecen banales, vistas mil veces, tópicas. Así que como el tercer episodio, que tengo pendiente, no me diga nada, se caerá. Sin embargo, Forever, que tuvo muy buen piloto, aunque sus siguientes capítulos no han tenido el mismo nivel, es entretenida de ver. No una maravilla, pero entretenida. Y tiene posibilidades de mejora. A su favor, personajes carismáticos.

Castillo de Dunnottar

O el castillo de Dunnottar, que participó en las revuelta jacobitas del siglo XVIII, momento en el que se sitúa la historia.

Y sólo me queda comentar el final de la mitad de la primera temporada de Outlander. Qué lío. La primera temporada de esta serie de época, con tonos aventureros, románticos y fantásticos, tiene 16 episodios. Pero han emitido 8 en este verano, y los siguientes a partir de abril del año que viene. Por supuesto, la han interrumpido con un cliffhanger monumental. He de decir que dada su procedencia, de una serie de culebrones de novela romántica para marujas, no esperaba gran cosa. Pero lo cierto es que la serie ha sabido contener el tono, aunque claramente orientada al público femenino es perfectamente visible por el masculino, tiene dosis de aventura y de intriga muy adecuadas, los guiones de los distintos episodios están cuidados, los diálogos son buenos, y los personajes tienen carisma, empezando por su protagonista femenina Claire Beauchamp (Caitriona Balfe). Quizá el punto más débil es el apuesto protagonista escocés, pero tampoco molesta. El caso es que es una serie que se instalado de forma muy afianzada en mi cartelera, y que ya tengo ganas que vuelva. Aventuras y acción, romance no mojigato, bonitos paisajes, y una buena protagonista, con un malo que promete mucho. Qué más vas a pedir.

Castillo de Urquhart

También el castillo de Urquhart, en vistosa localización sobre Loch Ness, pero que tiene menos hechos de armas, o prácticamente ninguno, en su haber.

[Televisión] Cosas de series; mafias inglesas en los años 20 y algún regreso

Televisión

En primer lugar, un estreno fallido. Un estreno que, si hubiera estado bien informado, ni siquiera hubiera visto los primeros quince o veinte minutos del primer episodio que me vi. Así que aviso para navegantes. Si alguien os habla de Reign como adaptación televisiva de la historia de los años de juventud de María Estuardo,… ni caso. Básicamente se trata de la típica teleserie americana de adolescentes pijos, pero que en lugar de estar situada en algún distrito adinerado de Nueva YorkLos Ángeles,… pues lo han trasladado al siglo XVI, con la ambientación correspondiente. Por lo demás, bordea el ridículo. Pero supongo que para el público femenino adolescente al que va dirigido… igual traga.

Ha vuelto White Collar, lo cual siempre es una buena noticia, porque es uno de los procedimentales más entretenidos y con protagonistas con más carisma que se pueden ver. Por supuesto, se ha resuelto el cliffhanger de la temporada anterior por el cual uno de los protagonistas acababa en la cárcel acusado de asesinato. Pero se ha resuelto sembrando dudas y con conflictos, que van a animar la temporada. Nos divertiremos, seguro.

Edimburgo bajo la lluvia

Aunque la teleserie sobre la reina escocesa me haya resultado indigesta, Escocia es bonita, bien sea en Edimburgo bajo la lluvia…

También ha regresado, The Paradise, una curiosa adaptación de Au Bonheur des Dames de Zola, que no fue excesivamente bien considerado por la crítica en su primera temporada, pero que a mí me gustó bastante. Así que la seguiremos con ganas, salvo que derive a mal, que no creo.

Y finalmente, un comentario a los seis capítulos de Peaky Blinders, una serie británica sobre una banda de mafiosos en Birmingham nada más terminar la Primera Guerra Mundial. Entre jóvenes destrozados por la experiencia bélica, bandas rivales, y la presencia de la policía norirlandesa que busca una armas robadas que teme puedan ir a parar al IRA, conocemos con cierto detalle el ambiente de una ciudad industrial de la época. A una ambientación y una realización notables se une la buena interpretación de su protagonista Cilliam Murphy, del siempre sólido Sam Neill y la guapa Annabelle Wallis. Por nombrar los tres principales papeles, que no quiere decir que el resto del amplio reparto no esté espléndido también. Personalmente, no me importaría ver una segunda temporada, que creo que sí se producirá. Porque además, creo que apostaría a quien palma en el disparo final de la temporada.

Brosque de Cruach Tarbeit

… o paseando por el bosque de Cruach Tarbeit, cerca de Loch Lomond, en una mañana de sol y buen tiempo.

[Televisión] Cosas de series: Algunas novedades, y finales destacados de temporada y de serie

Televisión

Desde finales de agosto se han ido filtrando por la red los pilotos de algunas series nuevas y primeros capítulos de nuevas temporadas de series veteranas. He visto alguno. Y esto me ha llevado a que este domingo pasado hice un repaso a las novedades, y a priori decidí cuales iba a o probar y cuales no. Nada de probar de todo, que acaba de ser muy cansado. Fue una decisión que tomé al ver el piloto de la nueva versión de Ironside, que sólo tiene que ver con el antiguo la silla de ruedas. Soy lo suficientemente mayor como para tener recuerdos de Raymond Burr en su silla de ruedas. La versión actual no me interesó nada. No perderé tiempo tanteando pilotos. Sólo veré aquellos que por su tema a priori tengan buen pinta. Si luego por aclamación, hay alguna interesante que se me haya pasado, ya recuperaré tiempo perdido.

De momento, esta semana regresan a las carteleras después del descanso veraniego BonesNew Girl. Si no reciben algo de aire fresco a sus capítulos, posiblemente las abandonaré. Muy probablemente esta última, visto lo visto en el primer episodio de su tercera temporada. Despido colectivo para las hermanas Deschanel. Tengo cada vez menos tiempo para dedicar a la cosa televisiva y tengo que ser selectivo.

Me vi también un capítulo aislado de una serie de divulgación científica, Horizon, titulado To infinity and beyond. Interesante, aunque creo que podían haberlo hecho un poquito más entretenido.

He visto el primer episodio de Peaky Blinders, ambiciosa serie británica de gángsters ambientada en Birmingham, inmediatamente tras la Primera Guerra Mundial. El primer episodio no estuvo mal, presentando una compleja mezcla de intereses entre bandas criminales, políticas y policías con pocos escrúpulos, ante la desaparición de un alijo de armas, probablemente relacionado con el proceso independentista irlandés. No obstante, el gangsterismo y las de mafiosos me suelen cansar pronto.

Canal en Solihull, cerca de Birmingham

En Peaky Blinders salen los canales que desde Birmingham llevaban las mercancías hacia Londres. Tal vez uno de ellos es este que pasa por Solihull, cerca de esta gran ciudad de las Midlands.

Ha terminado la corta temporada segunda de The Newsroom. Parece ser que cuando empezaron a rodar esta segunda temporada, después de algún episodio rodado, y ante algunas críticas recibidas, decidieron cambiar de tercio. Y como el presupuesto era fijo, hemos tenido sólo nueve episodios en lugar de los doce previstos. Con esta serie siempre he ido al contrario de la crítica, y esta segunda temporada me ha gustado mucho. Ha dejado de basarse tanto en hechos reales, y ha tenido un tema central que ha sido el del presunto uso de gas sarín en Afganistán. Creo que ha sido un tema con altibajos. El trío protagonista, Will McAvoy (Jeff Daniels)Mackenzie McHale (Emily Mortimer)Charlie Skinner (Sam Waterston) sigue siendo estupendo, con interacciones impagables. La guapísima Sloan Sabbith (Olivia Munn) sigue iluminando la pantalla con su presencia, aunque los guionistas no han estado tan inspirados a la hora de prepararle sus intervenciones. Desaprovechadas dotes cómicas. Y la melodramática Maggie Jordan (Alison Pill) me sigue pareciendo que es a esta serie lo que Jar-Jar BinksStar Wars. El resto bien. En cualquier caso, en su conjunto sigue siendo una serie muy entretenida y que seguiré viendo con gusto. Y desde luego, el episodio doble final ha estado muy inspirado, muy divertido, con final muy romántico, y con una estupenda presencia de Leona Lansing (Jane Fonda), menos habitual este año. Un placer la estrella invitada, la abogada Rebecca Halliday (Marcia Gay Harden), una actriz por la que siento debilidad desde Miller’s Crossing (Muerte entre las flores). Aunque habitualmente secundaria, siempre muestra gran calidad intepretativa.

Købstædernes Forsikring

Volvemos a Copenhague, como estas semanas atrás, aunque quizá ahora lo dejemos por un tiempo. Dice Google Maps que ese edificio es Købstædernes Forsikring, una aseguradora creo, vista desde el parque de la Ciudadela.

Final de la primera temporada para Under the Dome, adaptación de una novela de Stephen King. Ha recibido muy buenas críticas y acogida general, pero si la he aguantado hasta el final es porque la temporada veraniega ha estado floja en general. Empezó floja, hubo un momento que parecía que remontaba, volvió a navegar desde mi punto de vista por las aguas de la mediocridad hasta que apareció Natalie Zea, pero ni aun por esas. Personajes estereotipados y mucho mareo de misterios de cúpulas, huevos, mariposas monarcas y estrellas rosas, pero ha sido estirar y estirar y estirar una trama que no daba para tanto. No me parece probable que retome la segunda temporada, es evidente que el niñato gilipollas no va a darle a la palanca o no surtirá el efecto buscado, y seguirán jugando al escondecucas por Chester’s Mill hasta que el resto del mundo muera de aburrimiento. Por cierto, hablando de la “jarjarbinks” del lugar… Chester’s Mill tiene la agente de policía más tonta del mundo. Pero tonta, tonta, tonta, tonta,… que engañarle con cualquier cosa es más fácil que quitarle a un bebé el chupete. Pero cómo se puede ser tan taruga… Si es que no me lo explico; que los guionistas de esta serie sean tan malos, digo.

Y he terminado el maratón de estas últimas semanas de Borgen, drama político danés. Es mentira que los escandinavos sólo sepan hacer buenos dramas policiacos. También saben hacer, obviamente mediocres dramas políticos. Como ya he comentado previamente, esta serie ha tenido algún momento bueno, pero también ha tenido algún momento lamentable, ridículo o risible. Se ha convertido en un guilty pleasure en mis últimas cuatro o cinco semanas. Placer culpable que probablemente aguantaba porque las actrices protagonistas, Sidse Babett KnudsenBirgitte Hjort Sørensen (que nadie pregunte como se pronuncian los nombres), combinan atractivo personal y algún que otro momento de buen hacer, cosa que apenas se puede decir del resto del reparto, especialmente de los personajes masculinos, de los que varios han tendido hacia el patetismo. Al final te quedas con que es una especie de loa a eso que llaman el “centro político”, un lugar en el que muchos dicen estar pero que personalmente no he encontrado por ninguna parte. Quedará en el apartado de anécdotas televisivas para un momento de mi vida en que necesitaba pararme todos los días una hora después de comer sin que ninguna preocupación me distrajera. Nada más. Y si los asiduos de IMDb veis que le ponen de media casi un ocho,… imaginaros qué gente vota habitualemente en IMDb.

Escultura en Ny Carlsberg Glyptotek

Y me pregunto qué curioseaba esta señora entre las esculturas de la Ny Carlsberg Glyptotek, museo procedente de colecciones privadas que es una pequeña maravilla en Vesterbro, un distrito de la capital danesa que sale mencionado varias veces en el episodio dedicado a la prostitución.