Battlestar Galactica; final,… para siempre

Televisión

Aviso: Este artículo puede contener elementos que desvelen partes de la trama del drama televisivo Battlestar Galactica.

Se acabó. La serie ha finalizado. Es cierto que echarán un largometraje televisivo complementario, que nos cuente parte de la historia desde el punto de vista de los cylones… Es cierto que anuncian una “precuela”… Pero realmente, se acabó. No hay lugar a continuaciones. La historia se ha cerrado. Desde el punto de vista del argumento de la serie, el ciclo se ha cerrado.

El último capítulo de esta larga historia se debe contar incluyendo el episodio de la semana anterior. Es comparable tanto en el ánimo como en el desarrollo al último libro de El Señor de los Anillos, El retorno del rey. En ambos empezamos con la preparación de los héroes para la batalla. Esta es inevitable. La tensión argumental sólo se puede resolver con el enfrentamiento definitivo entre las dos partes que han contendido durante toda la historia. Antes de cerrar el conjunto del cuadro, es necesario que no haya más que un grupo, los vencedores… No es lo que yo esperaba. Esperaba un final con toques más trágicos. Pocos mueren de entre los principales protagonistas.

Así, las tensiones internas de la flota se diluyen en nada… no importan. Por ejemplo, el “harén” de Baltar y su ambición politica se despide de la historia con un portazo en la escotilla de un raptor. Nada más volveremos a saber de él. Da la impresión de que muchos de los conflictos internos de la flota sólo han tenido un fin; rellenar las temporadas con episodios que permitan llegar a los 20 por año. Siempre he pensado que la serie hubiese sido igual de válida con temporadas de 12 episodios, y más ágil. Pero bueno. El conjunto de la humanidad no se ve de aquí en adelante… sólo importan nuestros héroes y su confrontación final…

La confrontación final es… no, no es épica… es muy divertida, con mucha acción, muy bien llevada,… pero no es épica. Las historias épicas son trágicas. Algunos héroes y a veces la mayoría mueren. Aquí sólo se nos mueren lo cylones malos… incluyendo por supuesto a la redimida Boomer en un desenlace ampliamente previsto, y la siempre antipática Tory, en un acto de justicia poética del jefe Tyrol. Es más, salvo al pobre Helo, nadie de los que importan sale herido… Pero bueno, es divertido. Es divertido, y bien llevado, ver como la protagonista es la nave, cuando vemos que el tan traído y llevado Teatro de la Opera es la propia Galactica… Y es cierto, es el teatro en el que la obra sucede… esa parte bien.

Después del climax bélico, desencandenado por una siempre desconcertante Racetrack, q.e.p.d., y la intervención de la música de Bob Dylan en la mente y las manos de Kara Thrace, los finales definitivos, muchos de ellos previsibles una vez que vemos el continente africano recortado en la “nueva Tierra”. Algunos emotivos. Otros irónicos. Y alguno… un poco decepcionante desde el punto de vista del trabajo de los guionistas, tan competentes a la hora de resolver los episodios de 42 minutos, pero que necesitan recurrir a un truco argumental para salir del paso de alguno de los principales hilos argumentales de la serie.

Y es que, de acuerdo con lo que dice un tal Brad, sería preferible no incluir a los dioses en las historias de ficción. No sé si Kara Thrace al final es un humana, elegida por el dios para ayudar al resto de la humanidad. O si es un ente angélico enviado por ese dios. O si es el propio dios hecho carne, que muere por nosotros, y resucita al tercer día al segundo mes, para redimirnos y llevarnos a la tierra prometida,… Lo que sí sé es que introducir un dios del que sabemos poco, al que podemos hacer omnipotente, desde el punto de vista del desarrollo argumental, es trampa. No es lo mismo escribir sobre civilizaciones que crean en dios o dioses a que el dios sea un protagonista esencial. Eso da una libertad de acción al guionista absolutamente inmerecida. No es tratar con inteligencia al espectador. Y eso no me gusta. Es el punto flaco de esta historia final y, por ende, uno de los puntos flacos del conjunto de la historia.

Por cierto, desde el punto de vista del rigor científico, el concepto de Eva Mitocondrial no es el que los guionistas proponen. La humanidad en su conjunto no desciende de una sola mujer. Las mitocondrias, sí.

La pareja “angélica” del Baltar y la Número Seis podrían haber sido muy divertidos si hubieran actuado juntos durante toda la serie… tienen pinta de tener mucha coña.

Se acabó.

Cuando veamos la imágenes en los templos de todo el mundo, ¿estaremos mirando el aspecto de nuestros antepasados cylones? Parece que de ellos hemos heredado el monoteísmo que nos agobia…

Bustos de santos

Bustos de Santos en la Seu Vella de Lérida - Panasonic Lumix LX3

12 comentarios en “Battlestar Galactica; final,… para siempre

  1. So say we all…

    … o por lo menos muchos de los aficionados a la serie.

    Yo ya he empezado… poco a poco,… que es mucha chicha. Pero por ejemplo uno de los episodios de la primera termporada, “Seis grados de separación” adquiere un significado totalmente distinto una vez visto el final.

  2. bueno no soy frecuente en estos blogs o algo asip….
    pero la verdad el final hasta la hora y 10 minutos estaba bien, es mas deasiado bien… pero no podia ser tyan perfecto oye lo unico quq queria q Kara Trace fuera el heraldo de la muerte o sea nos cagamos y nos cagamos ya…. y bueno joder q la imagen de la opera se hubieran subido en un Raptor y saltar a cualquier parte y taran hera era la “eva” y un futuro hijo de Baltar y Caprica “Adan” y bueno agregarles un par de humanos no se q le enseñen el politeismo y asip sacar tambien de base la famosa farase biblica “y los hijos de Dios vieron que las hijas de las hombres erabn de buen parecer y buscaron para si mujeres” osea lo de la reparticion esta bien pero porfavor no le pongan 150000años atras ponle 4000 osea cuando se encuentra el primer escrito y ya no me la dañan que a hora se volvieron cavernicolas no mas ….

  3. So say we all…. ¡Eso decimos todos!

    Desde el domingo que no paro de llorar, debo ser una tonta, pero es que hay tanta hermosura en esta serie… Somos polvo de estrellas.

    Adiós, Galáctica. Gracias por toda la belleza y las ganas de aprovechar nuestra vida que nos has transmitido durate estos cinco magníficos años…

    Cuando miremos al Sol, veremos el reflejo de la última estrella de combate, y cuando miremos la Tierra, veremos nuestro hermoso planeta con otros ojos: nuestro hogar, lleno de vida al que debemos cuidar y preservar.

    Creo que ése el el mensaje más bello que nos transmite la mejor serie de todos los tiempos.

    También la estoy volviendo a ver, cada nueva escena es por sí sola una revelación.

    Saludos a todos. (Kara, donde quiera que estés, cuida de nosotros)

  4. Para todos los que se les han quedado misterios sin resolver… Eso no es ningún problema… Ser activos, decidid vosotros cuál es la mejor solución al misterio… si es que es necesario que esté resuelto. No dejéis que os lo den todo hecho. Creo que uno de los problemas de los últimos capítulos es que intentaron dar resupuesta a demasiadas cosas, y a veces eso lo lía más.

    Por ejemplo, todo el mundo quería saber quien era el número siete, sobre todo desde que se supo que no era uno de los últimos cinco. Van y lo responden. Un tipo, con espíritu artístico al que Cavil se carga… no hay más. No interviene más en la historia,… pero todo el mundo se lía a hacer especulaciones y se crea un misterio que no existe.

    La pregunta importante es ¿fue divertido mientras duró? ¿Sí? Pues viva.

  5. Bueno! Aqui estamos.
    Me sedujo la serie original cuando era peque y tambien esta, desde que me entere que habia una reposición.
    Eso si, estoy totalmente deacuerdo con Carlos, me esperaba otro final. Eso de convertirse en cavernicolas dentro de una sabana idílica, pero que seguro que llena de depredadores, que por cierto no enseñan ni uno, me cuesta un poco de admitir. Y hace 150.000 años. Juntos a otros humanos.
    Me hubiera gustado mas que fueran solo 10.000 . Pero bueno hay que seguir el desarrollo del homo sapiens, claro. …
    También creo que hay demasiados capítulos de relleno, que le quitan un poco de ritmo, pero en general me ha gustado.
    Quien le guste la ciencia ficción, pero con el entorno bien echo, la recomiendo.
    I se agradece que no la quieran alargar artificialmente.
    Suerte a todos los personajes i hasta pronto.

  6. 5 Lenon
    Marzo 23, 2009 a las 2:50 pm
    ja,ja,ja, si no es absurdo que 38900 personas vuelvan a la prehistoria por que lo diga el hijo de Adama que baje ” Kara ahora soy un Angel” y lo vea.

    LENON Estoy 120% deacuerdo contigo. El FINAL FUE UNA TOMADURA DE PELO!!!!
    A eso hay que agregar el cuerpo de Kara el cual apareció en el planeta Tierra (el Primer planeta Tierra, ajajja) y la nueva nave de el espíritu de Kara, que supongo que seria el angel de la nave de Kara, ajjajaj.

    Francamente hace rato que imaginaba un final así y creía que el factor tecnológico lo iban hacer cerrar haciendo planteando una fundación de una ciudad llamada Atlántida que si bien me parece un final mediocre seria mil veces mejor que el de hacer semejante éxodo como para volver a la edad de las cavernas donde cualquier factor natural podría extinguí de todos modos al hombre en ese planeta.
    Muy flojo esos puntos, demasiado poetico y muy lejos de la razon que en gran medida fue estandarte de la serie en los momentos cruciales.
    Aun no puedo creer que recurran a argumentos tan rebuscados y maliciosos para no dejar nada en claro sobre el final y tirar por la borda tan buena trama que se había desarrollado tan bien durante largas temporadas.
    No era necesario!!!!!

  7. No podía ser perfecto. Después de tantos amagues, el misticismo termina venciendo. Porque, una cosa era creer que, en definitiva, toda la manta liada a la cabeza que tenía el personaje de G. Baltar, fomentada por la “aparición” recurrente de C. Seis, podía ser soportada mediante la esperanza de que, al final, la explicación racional nos salvaría a todos. Pero, resulta que a lo místico solamente se lo puede defender mediante lo místico-esotérico, y entonces el círculo vicioso se cierra. Si no, qué puede entenderse de que en la actualidad ellos dos, es decir, las “visiones”, sigan entre los humanos, 150.000 años más tarde. Pues bien, ellos eran en definitiva DIOS (Santísima Dualidad) o la alucinación se volvió colectiva y trascendió a una dimensión paralela donde los humanos fueron expectadores de este drama pseudo-épico de cuatro temporadas. ¿La huelga de guionistas que cortó la cuarta temporada a la mitad habrá sido un factor tenido en cuenta en la teoría del caos por los habitantes de Kobol? Eso sí, si K. Thrace era un ángel tal vez encontremos referencias a ella en los libros de Víctor Sueiro o Paulo Cohelo o en el de Dan Brown, si era un demonio (que finalmente nunca condujo a la humanidad a la muerte, ¡qué decepción de heraldo de la Parca!)
    Muchas ideas, sostenidas hasta el final, quedan en la nada, como la innecesaria premonición por parte de L. Roslin y de Sharon “Athena” Valeri del Teatro de la Ópera, pues a ellas no les sirvió para nada el haberlo vislumbrado, ni el haberlo hecho contribuyó al desenlace. El “Teatro de la Ópera” resultó ser el Teatro de Operaciones Final, lo cual fue decisivo per se y no porque hubiese sido anticipado, influyendo en el desenlace.
    Sin embargo, algunos detalles del final son excelentes, como la irónica forma en que Cavil sale de escena, volándose los sesos (¿hay algo más humano que ese acto?). De todas maneras, la serie me pareció fantástica y la amé desde el principio. Sólo sigo creyendo que algunos vicios en la forma de contar las historias el cine-TV norteamericano aún no los supera.
    El resto, detalles más o menos, es muy digerible y cierra. Puede gustarte o no, pero que lleguen a un planeta donde los humanos hayan evolucionado paralela e independientemente, y sea otra Tierra, la nuestra, está muy bueno, aunque solamente sea por lo inesperado.
    Ahora terminó y empieza el síndrome de abstinencia. ¿Cuánto habrá que esperar hasta que haya nuevamente algo digno de consumir?

  8. No puedo estar mas de acuerdo con lo que escribes, lastima de esa trampa arguemental: recurrir a dios y sus angeles a última hora; había otra muchas formas de cerrar los hilos abiertos sin tener que recurri a dios, pero supongo que el hecho es que es un aserie norteamericana a pesar de todo y ellos tienen en los billetes la frase “in god we trust”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.