[Cine – obituario] Toni Scott (1944 – 2012)

Cine

No voy a dedicar mucho espacio a la figura de este director, Tony Scott, que hace un par de días falleció en Los Ángeles en lo que parece ser claramente un suicidio. Tema sobre el que no me extenderé más. No ha sido nunca uno de mis directores favoritos, pero indudablemente ha ocupado un lugar no desdeñable en el cine de los últimos treinta años. Su estilo de hacer cine, con mucha espectacularidad, con montajes muy nerviosos, con mucha pirotecnia, y con mensajes más que dudosos, especialmente cuando aparecee figuras policiales o militares, no han sabido ganarse nunca mi aprecio. Aunque reconozco que alguna de sus películas me han entretenido, como aquella de submarinos, Crimson Tide (Marea Roja), en la que disfrutábamos del duelo interpretativo entre Gene Hackman y Denzel Washington, este último su actor fetiche. Bien es cierto que con un mensaje final confuso en lo que se refiere a los valores militares. Desde luego no alcanzó nunca la apreciación de la crítica que sí ha logrado su hermano Ridley, si bien este último también presenta una carrera irregular. Pero sí que supo manejar el negocio e ir consiguiendo cifras más que aceptables en las taquillas.

En cualquier caso, es una persona del mundo del cine, y como ya es habitual, le deseo una feliz eterna estancia en el cielo del séptimo arte, el único que creo que merece la pena que exista. De haber un cielo.

Y me despido hoy con una serie de fotografías tomadas la semana pasada en Ginebra, que de alguna forma tienen que ver con la fugacidad de esta vida terrenal. La única que me consta fehacientemente.

Reloj floral en el Jardín Inglés

“Tempus fugit”, “Vulnerant omnes, ultima necat”,… no hay lema en el reloj de flores del Jardín Inglés de Ginebra que haga referencia a la levedad del ser.

Mosaicos en el conjunto arqueológico paleocristiano

Los mosaicos del conjunto arquológico paleocristiano bajo la catedral ginebrina son resto del pasado esplendor de la frontera entre el mundo clásico y la edad media.

Monedas en cualquier agujero...

El vil metal, tan querido por todos, y tan alegremente arrojado a cualquier agujero hondo o con agua que se le ponga a tiro al primer turista que pasa… también el conjunto paleocristiano mencionado anteriormente.

ET DELICIAS

Y siempre un mención en las lápidas funerarias a esas “delicias” que algún tiempo no serán ni un recuerdo en la memoria,… jo, que pesimista me he puesto hoy. “Carpe Diem”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.