[Cine / Fotografía] Marilyn Monroe, hace 50 años, tal día como hoy…

Cine, Fotografía

Hace ya un par de meses que hice un primer borrador, elemental de esta entrada. Hoy había que reservar el día, independientemente de mis costumbres habituales, para uno de los iconos de la cultura popular del siglo XX. Para algunos el mayor. Hace cincuenta años en el momento en que se publique esta entrada, está programada para que sea así, un médico de Los Ángeles, declaró a la actriz Marilyn Monroe oficialmente fallecida. La hora de la muerte real, algún momento al final de la noche del 4 de agosto de 1962 o más probablemente en las primeras horas del 5 de agosto. La causa de la muerte fue una intoxicación por Pentobarbital sódico, conocido popularmente por uno de sus nombres comerciales, Nembutal.

Ha habido mucha polémica sobre la muerte de Norma Jeane Baker, auténtico nombre de soltera de la actriz aunque al nacer portara brevemente el apellido Mortenson. Y no han faltado las teorías conspirativas de todo tipo. Suicidio u homicidio,… me da igual. No vengo a celebrar su muerte sino su vida. Y la mejor forma que encuentro para hacerlo es recordar sus principales obras.

En el cine, su obra muy variada, desde sus primeras películas en las que ni siquiera aparecía en los títulos de crédito, hasta su último largometraje completo en 1961. Dejó una película inacabada, Something’s Got to Give. Mis favoritas… pues las siguientes.

Niagara (Niágara): Un película en la que los protagonistas salen menos que los secundarios. Estaba guapísima, y en su belleza conseguía transmitir un aire trágico que convenía perfectamente a los efectos del filme de Hathaway.

The Seven Year Itch (La tentación vive arriba): Quién no perdería la cabeza con una vecinita como esta. Para mí, el paradigma de la actriz como símbolo erótico.

Some Like It Hot (Con faldas y a lo loco): Una de las grandes comedias de todos los tiempos. Se han comentado mucho los problemas de rodaje, en gran medida causados por la rubia actriz, que casi volvieron loco al director Billy Wilder, maestro del guion. Se ha hablado también de que la actriz había entrado ya en su camino a su perdición. Pero en cualquier caso, el resultado fue inigualable desde muchos puntos de vista. Si me preguntan cual es la mejor película de la Monroe, para mí, fue ésta. Cuestión discutible por otros, pero…

The Misfits (Vidas rebeldes): Auténtico western crepuscular ambientado en 1960, última película completa de la actriz y de su compañero de rodaje Clark Gable, que moriría poco después del rodaje. Aunque pocas veces considerada como una película conseguida, inferior a otras de su director, John Huston, lo cierto es que con el tiempo ha ido ganando valor. Desde mi punto de vista, tiene momento muy conseguidos, impagables. Tanto desde el punto de vista de la realización, como de la interpretación de sus protagonistas, a los que no podemos olvidar añadir a Montgomery CliftThelma Ritter.

Marilyn de rebajas

Marilyn, como icono de la cultura popular, aparece constantemente por todas partes. Como en las rebajas de una tienda de ropa en un barrio de Zaragoza.

Pero si el ascenso al Olimpo de la fama de Norma Jeane fue de la mano de su carrera cinematográfica, su condición de ídolo popular que ha perdurado consistentemente hasta hoy día viene de la mano de la fotografía. La iconografía fotográfica de la actriz es inabarcable. Como ejemplo, sugiero hacer una búsqueda con el término Marilyn Monroe en Google Images, o buscar en Tumblr con la misma etiqueta. Pero hay algunos fotógrafos que podríamos destacar en su imaginería y en su carrera.

Hace unas semanas comentaba aquí la vida y obra de Bert Stern, fotógrafo y creativo publicitario famoso popularmente por haber realizado la última sesión de fotos de la actriz, semanas antes de su fallecimiento.

Lawrence Schiller debemos las fotografías desnuda en la piscina durante el rodaje de su inacabada última película, y que también han alcanzado gran popularidad.

El rodaje de The Misfits fue documentado por un grupo de fotógrafos de la agencia Magnum, entre los cuales se encontraban Eve ArnoldCornell CapaHenri Cartier-BressonBruce DavidsonElliot ErwittErnst HaasErich HartmannInge MorathDennis Stock. Ahí es nada. Creo que las mejores imágenes, o por lo menos las que más me gustan a mí, entre las que es protagonista Marilyn son las de las fotógrafas, Inge Morath y, sobretodo, Eve Arnold. Pero bueno esto es elegir lo mejor de lo mejor.

Richard Avedon probablemente es responsable de alguno de los retratos más significativos de la actriz, en los que se ponía más de manifiesto la vulnerabilidad de la mujer.

Y en el lado de lo picante, también han adquirido categoría de mito las fotografías que el fotógrafo Tom Kelley tomo de la actriz desnuda cuando tenía 23 años, y que luego fueron publicadas en el primer número de la revista Playboy.

El nombre del fotógrafo André de Dienes estará siempre asociado a las fotografías que realizó de una juvenil Norma Jeane Dougherty (apellido de uno de sus maridos), antes de ser Marilyn Monroe, en 1945.

Y podríamos hablar de muchas más. Y de otros aspectos de su vida. Su forma de cantar, las pinturas de Warhol, sus amoríos con unos y otros,… pero lo que a mí me interesa, creo que ha reflejado en las líneas anteriores. Cincuenta años de mito. Y serán muchos más.

En una reciente exposición celebrada en el Centro de Historias de Zaragoza, el pintor valenciano Antonio de Felipe utilizaba el rostro de Marilyn para algunas de sus obras.