[Libros] Song of Ice and Fire – Tales of Dunk and Egg

Literatura

Tras la lectura de Danza de dragones, pensaba que había acabado con Canción de hielo y fuego de George R. R. Martin durante una temporada y así lo expresaba. Sin saber cuando se publicará el sexto volumen de la saga, el estreno de la cuarta temporada de la serie en la primavera del año que viene parecía el evento más inmediato. Pero mira tú por donde que me comunican la existencia de una serie de relatos o novelas cortas, Tales of Dunk and Egg (Cuentos de Dunk y Egg), ambientados unos 80 años antes de los eventos que nos cuenta la serie principal de novelas. Y me los pasaron. Y los he leído. En inglés. De ahí que conserve sus títulos originales.

The Hedge Knight
The Sworn Sword
The Mistery Knight
George R. R. Martin
Publicados en distintas colecciones de relatos de fantasía y ciencia ficción

Estamos ante una serie de relatos, de los que hasta la fecha se han publicado tres, que nos cuentan la relación entre Dunk y EggDunk es un muchacho de Flea Bottom (Lecho de Pulgas), el barrio más pobre de King’s Landing (Desembarco del Rey), la capital de Westeros (Poniente). No sabe quién es su familia, y es acogido como escudero por un caballero errante que lo nombra caballero en el momento de morir. Atención que ahora viene un spoiler,… Advertidos estáis… Egg, por su parte, en el momento en el que se conocen, es un niño de ocho años que se ha escapado de su familia, y pasa desapercibido rapándose la cabeza al cero. Pero en realidad es Aegon, hijo del príncipe Maekar, de la Casa Targaryen, uno de los hijos del rey. Todo ello sucede unos años después de la guerra de sucesión que enfrentó a los Targaryen con la casa bastarda Blackfyre, y que dejó profundamente dividido al reino.

Castillo de Loarre

En estos relatos, dejamos los castillos-palacio para aventurarnos más en los castillos fortaleza. Las tierras resecas del segundo de los relatos me hace pensar en mi propia tierra, Aragón, cuyo más emblemático castillo medieval es sin duda el castillo de Loarre.

En el primer relato, The Hedge Knight, se nos narrará el encuentro entre los dos personajes en torno a un torneo, en el que se producirán acontecimientos clave para la Casa Targaryen y el reino. Allí es donde la pretensión de Dunk de ser caballero será puesta a prueba, y al final se confirmará conociéndosele como Sir Duncan The Tall. Y Egg pasará a ser su escudero. Un príncipe de la casa real como escudero de un caballero errante.

Un par de años más tarde, el segundo relato, The Sworn Sword, nos mostrará cómo en medio de una terrible sequía que llega tras una terrible epidemia que ha diezmado el reino, nuestros protagonistas entran al servicio de un caballero con tierras, procedente de un señoría venido a menos, y que tiene un tremendo conflicto con una señora vecina, conocida como Red Widow (la Viuda Roja).

El tercer relato, The Mistery Knight, con nuestros protagonistas dos años mayores y camino del norte, los llevará a meterse en un conspiración que pretende devolver a los Blackfyre al poder, lo que los pondrá en graves peligros.

He de decir que cada uno de los relatos se puede leer de modo independiente, aunque conviene leerlos en el orden indicado, porque algún dato de argumento se da en los sucesivos con respecto a los previos. Yo, por un error en la información que recibí, leí primero el tercero, y luego ya los otros dos en el orden adecuado.

Son relatos de lectura fácil. Incluso en inglés, no presentan muchos problemas una vez que te acostumbras a algún arcaísmo fácil de pillar y al vocabulario de la jerga específica de los caballeros medievales, armas y otros objetos. Afortunadamente, muchas de las palabras inglesas que designan estos objetos las tomaron del francés normando, y por lo tanto tienen raíces latinas que hacen sencilla su comprensión.

Tienen menos intensidad y drama que los libros de la saga original, y están más orientados hacia el puro relato de aventuras, por lo que son bastante entretenidos, siendo el más flojo desde mi punto de vista el segundo de ellos. El primero se lee con facilidad y es el más entretenido, aunque también es el más previsible. El tercero sorprende un poquito más. Son un entretenimiento para los aficionados a la saga, que puede entretener a la espera de nuevas entregas.

Como curiosidad, en los libros principales de la saga se traducen al castellano con frecuencia los nombres, apellidos y topónimos, cuando tienen una traducción evidente. Desde este punto de vista Egg sería Huevo. ¿Tal vez su nombre original Aegon se podría traducir como algo así como Uevon? Nada. Una tontería que se me ha ocurrido.

Castillo de Peracense

Aunque también es muy bonito e interesante el Castillo de Peracense, más austero, pero impresionante al atardecer con el rojo de su muros.