[Libro] Festín de cuervos – Canción de hielo y fuego 4

Literatura

Estoy que lo tiro por la ventana. Increíble, pero he terminado la cuarta entre de Canción de hielo y fuego de George R.R. Martin justo a tiempo de mantener el ritmo de publicar una reseña de un libro de la serie cada miércoles. Aunque cada vez más por los pelos, así que no sé si conseguiré terminar con el quinto y último de los publicado hasta la fecha antes del miércoles de la semana que viene. Supongo que todo es proponérselo. Pero tiene 200 páginas más. Un 25% más largo. Pero ya veremos lo que pasa. De momento veamos qué pasa en este volumen que tiene uno de los títulos más adecuados de la saga hasta el momento.

Juego de tronos – Canción de hielo y fuego/IV
George R.R. Martín; traducción de Cristina Macía
Editorial Gigamesh

Digo que tiene uno de los títulos más adecuados y lo explicaré. Los tres primeros volúmenes tiene títulos que podrían ser mutuamente intercambiables y no pasaría nada. La serie de televisión, supongo que para hacer el producto más vendible, optó por coger el título del primer libro en lugar del de la saga, y de momento no le va mal. Pero el tono de este cuarto volumen hace que sea adecuado el título que le puso su autor. Porque efectivamente estamos ante el festín de las aves carroñeras tras las violencias que han asolado  Poniente (Westeros) en los tres primeros volúmenes.

Canal de la Giudecca

Una ciudad formada por mil islas, separadas entre sí por canales y unidas por puentes de piedra… uno pensaría en Venecia, en la foto el canal de la Giudecca,… pero es así como Martin describe la ciudad libre de Braavos, al otro lado del Mar Angosto (Narrow Sea).

Al final del libro, en un epílogo, nos avisan de que los sucesos que se nos narran en el libro cuarto y en buena parte del quinto son simultáneos. Pero que publicado en un único volumen, respetando la cronología, hubiese sido excesivamente largo. Por lo tanto, el autor optó por seguir a algunos personajes en este cuarto volumen, y a otros en el quinto. Intentaré no destripar la trama y las sorpresas al potencial lector o futuro televidente de la serie. Pero en esta ocasión vamos a quedarnos en el ámbito e los siete reinos de Poniente (Westeros). Por supuesto, siempre mantendremos una visión de los que sucede en Desembarco del Rey (King’s Landing), y en sus zonas de influencia relativamente próximas, como puede ser El Valle (The Vale), la región de los ríos y regiones costeras cercanas, todas ellas ya bien conocidas de los libros anteriores. Pero además hemos conocido más de otras regiones. Con nuevos personajes, que permiten expandir el universo y compensar los que van estirando la pata, las más de las veces en contra de su voluntad. Y así, hemos conocido de primera mano las circunstancias que han llevado a los calamares de las Islas de Hierro (Iron Islands) y al antiguo reino de Dorne ha ser actores muy activos y trascendentes en la historia que se nos está contando. Complicando hasta cierto punto la trama. Digo hasta cierto punto, porque la coherencia global de la narración hace que sea mucho más sencillo de seguir el conjunto de lo que pudiera parecer. La forma de narrar de Martin tiene cada vez mejor consideración en mi modesta opinión conforme avanza la historia.

Puente de Rialto

Es fácil imaginar en el ambiente bravoosi a la capital de la Serenissima Repubblica en sus mejores tiempos; y seguro que tiene algún puente tan vistoso como el puente de Rialto. Por no hablar del Titán de Braavos,… hay no… esto no está tomado de Venecia. Está imaginado a semejanza del Coloso de Rodas.

Nada sabemos durante estas ochocientas páginas sobre lo que está sucediendo en el Muro (The Wall) salvo por inferencias de alguno de los personajes, ni de lo que sucede en el lejano oriente, salvo por algunas noticias que aquí y allá llegan hasta Poniente (Westeros). Pero sea lo que sea lo que sucede está teniendo incidencia en el devenir de este último continente. Aunque buena parte de sus moradores lo desconozcan. Lo que predomina es la decadencia, la destrucción y la desmoralización general derivados de los conflictos bélicos a los que ha dado lugar la sucesión de Robert Baratheon. La división, la falta de liderazgo claro global, los errores de los poderes emergentes, nuevos actores como el clero con sus nuevos brazos armados… estamos ante un fresco completo de los elementos que conformaron la edad media europea aunque combinados de distintas formas para configurar una historia distinta.

Santa Maria Assunta en Torcello

Seguramente Santa Maria Assunta en la veneciana isla de Tocello es menos tétrica que la Casa de Blanco y Negro, templo braavosi del Dios de Muchos Rostros.

Una cosa está clara. Martin inventa poco. Toma las cartas que le da la historia real, y algunos elementos de fantasía y de las leyendas tradicionales, y las baraja para reordenarlos y crear un universo nuevo. Pero hay tenemos Venecia (Braavos) al otro lado del Mar Angosto (Narrow Sea), El sur de Poniente (Westeros) presenta semejanzas indudables con la Europa mediterránea y el norte de África de la misma forma que identificábamos al centro y al norte con una versión extendida y extrema de las Islas Británicas. Y qué decir de las analogías de los Hombres de Hierro con los belicosos vikingos, y su versión de los drákares, los barcoluengos, mientras que en el sur pelean con galeras. En fin, que un ejercicio que uno puede hacer es el de emparejar cada región, pueblo o cultura con sus equivalentes de la historia real.

Ahora queda ver qué pasa en el siguiente volumen con los personajes que hemos perdido de vista en el cuarto, y cómo siguen luego todos en común. Y esperar que no tarde mucho en aparecer el sexto volumen para no quedarnos durante mucho tiempo con las ganas.

En la parada del vaporetto en Torcello

Y estoy totalmente seguro que la Gata de los Canales de Braavos, tiene un aspecto muy distinto que los gatos que podemos encontrar refugiándose de la lluvia en las paradas de los vaporettos.

[Cine] Ahora me ves… (2013)

Cine

Ahora me ves… (Now you see me, 2013), 29 de julio de 2013.

Teóricamente, nuestra intención de ayer tenía fácil solución. Ir al cine por mero entretenimiento, un poco de escapismo de la realidad. Y se supone que la cartelera de verano es la más propicia para este fin. Los distribuidores dejan las películas con cierta consistencia temática se dejan para otros momentos del año. Pero a pesar de ello, no fue fácil la elección. Pasando de más absurdos superhéroes… Las comedias están cortadas todas por el mismo patrón… grosero o de humor facilón, simplón. Pasando de las de miedo… es que no me gustan ni los miedos, ni los sustos, ni de que pasen por honestas las “historias reales” transformadas en fenómenos paranormales, por bien hechas que estén… Así que nada. Nos vamos a ver una de ladrones de guante blanco disfrazados de ilusionistas. Aunque también es preocupante la continua confusión entre el concepto de “magia” y de “ilusionismo” que muestra esta película de Louis Leterrier.

Cuatro personas que trabajan como pueden en el mundo del ilusionismo son reclutados por un misterioso tipo mediante unas cartas de tarot para un fin que desconocemos inicialmente. Pero un tiempo después los vemos en un gran espectáculo en Las Vegas convertidos en Los cuatro jinetes (Jesse EisenbergWoody HarrelsonIsla FisherDave Franco), representados por el millonario Arthur Tressler (Michael Caine),donde prometen que van a robar un banco, en París, durante la actuación. Y parece que así es. Serán perseguidos por Rhodes (Mark Ruffalo), agente del FBI, que contará con la colaboración de Alma Dray (Mélanie Laurent), agente francesa de la Interpol. También intentarán contar con la colaboración de Thaddeus Bradley (Morgan Freeman), una antiguo ilusionista que se dedica a destripar los trucos de otros ilusionistas, ganando una pasta gansa en el proceso. Pero Los cuatro jinetes prometen nuevas espectaculares “actuaciones”, en las que serán perseguidos implacablemente por los agentes policiales.

Pont des Arts

En un momento de la película, la “poli” francesa le cuenta al “memo” del FBI una historia sobre el Pont des Arts en París.

Vamos a ver… Entre 2004 y 2012 se emitió en el Reino Unido una simpática serie de timadores que se titulo Hustle, y que era realmente muy entretenida, con unos personajes muy simpáticos, encantadores y granujas, que se dedicaban a estafar a auténticos gilipollas, con lo que a pesar de ser delincuentes, te caían muy bien, y esperabas que tuvieran éxito en sus golpes. No eran ilusionistas profesionales, pero sus estafas siempre tenían su punto de ilusionismo, de aparentar ante el primo una realidad que no era, de desviar su atención, y de aprovecharse de su codicia u otros defectos. Cada capítulo solía contar una estafa y duraba alrededor de una hora. Yo la disfruté. Pues bien, esta película es como una capítulo de Hustle, con dos horas de duración, con muchos medios y espectacularidad, y con unos protagonistas bastante menos simpáticos, con menos encanto. No hay más, lo mires como lo mires.

Es cierto que comienza con buen ritmo, y el primer golpe, incluso el segundo, son relativamente entretenidos. Luego ponen a dura prueba la suspensión temporal de la incredulidad, que en varias escenas se viene completamente abajo. Eso sin contar con que el desarrollo de las tramas en los interludios entre los golpes, en los momentos de calma, pueden llegar a momentos cercanos al ridículo. Los diálogos están realmente poco cuidados, y la evolución de la relación entre el patoso e irascible agente del FBI y la chica mona francesa es casi menos creíble que las escenas de acción.

Pont des Arts

En dicha historia, le cuenta como una tradición parisina propia y trascendente de París lo de los candaditos del amor en los puentes de Europa, aunque hace menos de cuatro años tan apenas había algún candadito en dicho puente. En una escena posterior aparece plagado de ellos.

Las interpretaciones son lo de menos. De los cuatro intérpretes que encarnan a los ilusionistas, lo único que importa es que salgan guapos y caigan simpáticos. Sin más. Los prestigiosos, CaineMorgan, disfrutan a sus avanzadas edades de papeles alimenticios en los que explotan sus logros de antaño. La chica francesa es el típico florero. Y el auténtico protagonista de la película, Ruffalo, hace lo que puede con el personaje que le han puesto.

Estamos ante una película que cumple con el objetivo de entretener. Pero como ya digo, sin ningún tipo de pretensión. Será perfectamente olvidable. De hecho, probablemente se pueda considerar como inferior a buena parte de los episodios de la serie que he mencionado. Tanto por la coherencia de su trama como por el nivel de interpretación de sus protagonistas. Dicho lo cual, salimos de la sala de cine sin guardar rencor alguno por los defectos del filme, que ya nos esperábamos y que cumplió con buena parte de las limitadas expectativas que llevábamos.

Valoración

  • Dirección: ** Más allá de la espectacularidad de algunas escenas, es una historia no especialmente bien ligada y contada.
  • Interpretación: *** No se les piden maravillas interpretativas, y todos cumplen, más o menos.
  • Valoración subjetiva: *** Un poco justas las tres estrellas, pero acorde a las expectativas que teníamos.
Puente Hohenzollern

Mucho más acusado era el fenómeno de los candados en el Puente Hohenzollern de Colonia, apenas unos meses después de mi visita a París. Creo que para hacerlo más preciso, igual tenían que haber hecho que la inspectora de la Interpol fuera alemana, o italiana… qué se yo. Como si tuviera importancia.

[Fotos] A falta de ideas, pasear por la ciudad…

Fotografía, Fotografía personal

Me pasa un poco todos los años en estas fechas. Tras la resaca de las vacaciones, y a la espera de nuevos viajes sin son factibles, me quedo un poco sin ideas para ir a hacer fotos. Si además añades la dura luz del verano, los sosos cielos de la estación, el calor achicharrante,… y otras historias que no merecen la pena ser contadas, pues doy un bajón en el uso que les doy a las cámaras de fotos.

No obstante me fuerzo a llevarlas siempre encima, e intentar sacar alguna instantánea aunque sea de paisajes ya trillados. Os dejo con algunas. Que no son gran cosa… pero a ver si así me obligo un poco…

Ribera del Ebro

En la ribera del Ebro.

Río Ebro

En la ribera del Ebro.

Río Ebro

En la ribera del Ebro.

Parque de la Memoria

En el parque de la Memoria.

Parque de la Memoria

En el parque de la Memoria.

Parque Grande

En el Parque Grande.

Parque Grande

En el Parque Grande.

[Fotografía] Recomendaciones semanales; la América de los 70, los trenes de hoy, y cámaras de todas las épocas

Fotografía

Ayer comentaba algunas de las reflexiones que me suscitaba el lamentable accidente ferroviario del día 24 de julio en Santiago de Compostela. Por supuesto, siendo noticia como ha sido, no ha faltado el testimonio gráfico del suceso. Y hemos visto fotografías, de todo tipo, e incluso un vídeo en el que vemos cómo el tren descarrila y se estampa a gran velocidad con el muro en el lateral de la fatídica curva. Algún viejo debate se ha suscitado sobre qué cosas hay que mostrar, y qué hay que reservar, por pudor, para preservar la sensibilidad de las gentes, de las víctimas o de sus alegados, de la rapacidad de los medios sin valores éticos… Yo no tengo respuestas. Sé que aquello que no se muestra, acaba por no existir. Pero también sé que hay quien se alimenta de la morbosidad de las imágenes y de los sentimientos. Un cierto tipo de pornografía emocional. En cualquier caso, la repercusión se ha producido en la prensa de todo el mundo, y propongo un vistazo a la selección de imágenes que han realizado en The Big Picture de The Boston Globe.

Casa de estudiantes en Coimbra

Hoy, fotográficamente, viajaré al año 1994 y a Portugal. Este país ha surgido recientemente en mis conversaciones con gentes diversas que optan por el país vecino para sus vacaciones. Lo cual es una muy buena elección. Casa de estudiantes de la Universidad de Coimbra, recientemente catalogada como Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Parque Natural Buçaco

La fotografía que se trabaja en el documental que más adelante se puede ver está tomada en el Parque Natural Buçaco, una de esas maravillas boscosas que de vez en cuando te encuentras en Portugal.

Quedándonos en los fotoblogs de los importantes medios de comunicación del otro lado del océano, alguna vez he comentado que soy especial seguidor de In Focus de The Atlantic. Por la calidad de las imágenes, pero también por el sentido de la historia que tienen sus editores, que me parece muy importante. En los últimos días nos han ofrecido una serie de reportajes sobre la América (léase Estados Unidos) de los años 70, en cinco partes: la ciudad de Nueva York, el sudoeste, la comunidad afroamericana de ChicagoTejas y la región del Pacifico noroeste. No sé si publicarán alguna serie más, pero creo que son interesantes de ver.

Playas en Nazaré

Azotadas por el viento, nunca llenas de bañistas cociéndose al sol, siempre he sentido debilidad por las playas atlánticas portuguesas como las de Nazaré.

Península de Peniche

Acantilados llenos de vida en la península de Peniche.

Vamos a dedicarnos un poco al material y la técnica. En Naturpixel nos proponían hace un par de días visualizar un vídeo sobre cómo el fotógrafo portugués Manuel Gomes Teixeira combina la utilización de una cámara digital tan especial como la Leica M Monochrom con el positivado con métodos tradicionales, en concreto con el platino-paladio. El documental realizado por Luis Oliveira Santos, y que enlazo a continuación es de gran belleza. Aunque sin palabras. Para entender perfectamente lo que sucede conviene tener algunos conocimientos de lo que pasa en el laboratorio fotográfico tradicional. De todos modos está muy bien.

La Leica M Monochrom es una cámara moderna, pero insertada en una tradición de décadas en la fabricación de cámaras telemétricas por parte de la firma alemana Leica. Esta cámara sólo apta para tomar imágenes en escala de grises, o blanco y negro, como prefiráis llamarlo, cuesta la friolera de casi 7.000 euros. Los hay que la consideran un maravilloso instrumento para fotografiar en la tradición del fotógrafo documentalista de toda la vida, mientras que otros piensa que es puro esnobismo, que por mucho menos dinero, con otras modernas cámaras digitales se puede hacer lo mismo, y también en color. Pero sin duda, el esnobismo llevado a su máxima expresión viene ejercido por la marca Hasselblad, que en los últimos tiempos se dedica a maquear cámaras Sony con materiales nobles, y a venderlas por precios cuatro o cinco veces superiores a los de los aparatos que aparecen bajo la marca japonesa. Y además hay cierto consenso de que por muchos materiales nobles que lleven, son feas. ¿A quién convienen estos aparatos? En The Luminous Landscape reflexionan al respecto, y nos hablan de los nuevos ricos en Rusia y en Asia, sin gusto ni educación, pero con ganas de ostentar su riqueza. Desde luego, muchos de los comentaristas de medios especializados occidentales preguntan, sin hallar respuesta, si alguien conoce a alguien que posea uno de estos aparatos. También se preguntan si con estos aparatos… se hacen fotos.

Castillo de Almourol

En medio del Tajo, el castillo de Almourol nos proporciona una visita agradable y lúdica.

Como contraste a estas maniobras mercadotécnicas que no nos dejan excesivo buen sabor de boca, especialmente de marcas que han sido referencia del buen hacer en tecnología  fotográfica, en Feature Shoot nos hablan cómo el fotógrafo David Lang se ha ido a Afganistan para conocer y fotografiar a unos peculiares colegas (Kabul Street Photographers). Fotógrafos minuteros que proporcionan servicio a sus empobrecidos y atribulados compatriotas utilizando cámaras de fabricación casera. Y es que para hacer fotografía, lo importante es la persona y no el chisme. Aunque todos desearíamos que los afganos tuvieran menos tribulaciones para ejercer este o cualquier otro oficio.

Tranviario en Lisboa

Un tranviario comprueba si todos los viajeros han subido y bajado de uno de los más tradicionales tranvías lisboetas.

Palacio da Pena en Sintra

El Palacio de Pena, dominando la sierra de Sintra Cascais, y con vistas hasta el Atlántico, es un lugar emblemático de los alrededores de la capital lusitana.

Esta semana, la revista de fotografía en línea Love Issue “sacó” un nuevo número, que quizá os venga bien repasar. Son entradas publicadas en julio.

En el suplemento de cultura de El País, nos hablaron de Dora Maar, fotógrafa que mantuvo una relación sentimental con Picasso. Pero más se preocupan de hablar de su condición de amante del pintor que de su obra y cualidades artísticas. Una pena. Tendré que investigar por mí mismo, porque sospecho que puede haber algo interesante detrás. Especialmente en sus relaciones con el surrealismo.

Finalmente, es raro que Rafael Roa no presente algún fotógrafo interesante. En esta ocasión, me ha interesado la inquietante y gráfica obra de Tian Tiaquany su análisis gráfico de la Revolución Cultural china.

Albufeira

Atardecer en las playas de Albufeira, pueblo menos idílico de lo que aparenta en la fotografía, por la cantidad de turistas beodos de la pérfida Albión que podemos encontrar en sus calles.

Cabo San Vicente

Un pescado sobre los acantilados del Cabo San Vicente, el extremo suroccidental del continente europeo.

[Sociedad / ferrocarril] De ferrocarriles y otras desgracias

Política y sociedad, Trenes

Si algo ha marcado la segunda mitad de esta semana en España, ha sido el triste accidente ferroviario en Santiago de Compostela. Dejando claro que mi principal causa de pesar es el duelo por las vidas perdidas y por las vidas que puedan quedar gravemente alteradas por las heridas y las secuelas de los accidentados, no dejo de sentir también un hondo pesar por el ferrocarril en nuestro país.

AVE sobre el viaducto de Rodén

Un AVE emparentado con el tren accidentado se acerca a Zaragoza con el pueblo viejo de Rodén al fondo.

AVE sobre el viaducto de Rodén

Un AVE atraviesa al caer la tarde el viaducto de Rodén camino de Barcelona.

El ferrocarril se acerca a su bicentenario. O quizá ya lo ha pasado. Como muchos inventos humanos, su aparición fue más progresiva de los que nos parece. Y aunque se concede a Stephenson la titularidad de la invención de la locomotora de vapor que de forma práctica pudo arrastrar los primeros trenes por vías de ferrocarril en la década de los 1820, ya hubo previamente experiencias diversas de transportes guiados por carriles. Lo cierto es que a partir del momento en que el ferrocarril existe de forma eficaz como método de transporte de bienes y personas, la incipiente revolución industrial se dispara hacia delante. Y en muchos países, el ferrocarril se convierte en un vertebrador de territorios y distribuidor de riqueza. Hoy en día, se confirma como uno de los medios de transportes más eficientes. Es decir, que menos recursos consume en relación a la cantidad de bienes o personas transportados. Y en la medida en que se van abandonando los combustibles fósiles, en uno de los más respetuosos con el medio ambiente.

AVE en Zaragoza-Delicias

Convencido de las bondades del medio, soy usuario relativamente frecuente del ferrocarril, a pesar de los precios de los trenes de largo recorrido, algo elevados. A punto de tomar un AVE con destino a Madrid en Zaragoza-Delicias.

Automotor en Zaragoza Delicias

Frente a la modernidad de los trenes de alta velocidad, los trenes de las líneas regionales o de media distancia, como este automotor en Zaragoza-Delicias, dejan que desear.

Sin embargo, no vivimos en un país que aprecie especialmente a sus ferrocarriles. Es cierto que existe un cierto orgullo por los ferrocarriles de alta velocidad, y que los núcleos de transporte de ferrocarril de cercanías son absolutamente básicos para la movilidad de los núcleos de población más densos y populosos. Pero se han descuidado las distancias medias, existen notables desigualdades en la calidad de la red según el territorio, y la población en general, desde los años 60, tiene la absoluta convicción que la “modernidad” y la “prosperidad” están asociados al transporte por carretera y al vehículo propio que consume combustibles fósiles. Craso y lamentable error, que produce muchas víctimas anualmente, que hace invivibles los centros de las ciudades, y que nos hace respirar un aire de lamentable calidad, entre otras causas. Si además añadimos que el ferrocarril, a pesar de su eficiencia, exige un fuerte inversión inicial, y que estamos en un entorno de libre mercado y escasa planificación de las soluciones a las necesidades de nuestra sociedad,… pues son malas noticias.

Madrid - Puerta de Atocha

En Madrid-Puerto de Atocha un tren fabricado por Talgo, con similitudes con el accidentado en Santiago, espera para iniciar su recorrido.

Madrid - Puerta de Atocha

A punto de embarcar en el AVE con destino Barcelona que me llevará hasta Zaragoza en Madrid-Puerta de Atocha.

Algunos de estos factores son importante para entender, desde mi punto de vista, como ciudadano y no como experto, en ningún caso, lo que ha pasado a las puertas de la capital gallega. Sin embargo, difícilmente se depurarán adecuadamente las responsabilidades por el accidente y sus consecuencias. El sistema sociopolítico de este país hace tiempo que se ha manifestado como inoperante a la hora de adjudicar responsabilidades políticas, y premiar o castigar las actuaciones de gestión y gobierno. Este último comentario debe considerarlo el lector como independiente de la ideología del partido dominante en cada momento; da igual. Y el sistema judicial no está preparado para juzgar eventos cuyas causas son múltiples y complejas. Por mi formación en salud pública y en epidemiología, y desde mis primeras lecturas de los textos del profesor Rothman, la causalidad de los eventos es diversa, y es necesario tener claros conceptos como los de conjunto de causas, causa suficiente, causa necesaria,… Pero el sistema judicial sólo busca culpables. Responsables a los que colgar los muertos. Y algunos, o muchos, de los responsables de estar catástrofes aparecen siempre escondidos y protegidos por las maquinarias burocráticas de las administraciones o empresas en las que se desenvuelven. Tardaremos años en ver el resultado final de las investigaciones. Y ya adelanto algo. No nos dejarán satisfechos.

Estación de Padua

Otros países como Italia poseen redes quizá menos vistosas desde el punto de vista tecnológico, pero más eficaces a la hora de vertebrar el territorio y de transportar personas. Un tren de media distancia entra en la estación de Padua con destino a Venezia-Santa Lucia.

Estación de Vicenza

Un pequeño pero moderno automotor llega a la estación de Vicenza después de servir alguna de las relaciones con menos frecuentación.

Y posiblemente, este accidente se vivirá como un paso atrás en el desarrollo de los ferrocarriles en España. Lo cual, a mí me caben pocas dudas, será un paso atrás en la sostenibilidad y el desarrollo del país. En la racionalización de los transportes públicos. En la vertebración de los territorios. En la disminución de los desequilibrios regionales. En todos aquellos aspectos en los que influye favorablemente una red ferroviaria adecuada y racional.

Estación de Stirling

En la estación de Stirling, Escocia, ante el tren que nos ha traído desde Edinburgh-Waverly.

Estación de Glasgow

En toda Europa, los viajeros combinar el transporte ferroviario con el uso de sus bicicletas, una alternativa eficaz y respetuosa con el medio. Aquí la vemos en la estación de Glasgow-Queen Street.

Estación de Arrochar & Tarbet

El inicio de nuestra caminata por el bosque de Cruach Tairbeit se inicia justo en la misma estación de Arrochar & Tarbet, donde hemos llegado procedentes de Edimburgo, con escala en Glasgow-Queen Street.

Estación de Stonehaven

Son las últimas horas de la tarde, pero la estación de Stonehaven, no lejos de Aberdeen está animada con trenes en ambas direcciones. Este se dirige a Aberdeen, mientras esperamos el tren con destino en Edinburgh-Waverly.

[Televisión] Cosas de series; Luther y poca cosa más

Televisión

Esta semana no tengo mucho que comentar en la cosa de las series televisivas. He decidido que no me interesa la versión norteamericana del crimen del puente, The Bridge, y la he abandonado con el segundo episodio a medio ver.

Todavía estoy por decidir si The Newsroom me gusta tanto como el año pasado, o no. Está más serializado, nos han presentado una serie de tramas que irán desarrollando,… y ya veremos.

En lo positivo, Under the Dome, que estuve a punto de abandonar, se ha ido poniendo las pilas, y sin ser algo especial, sí que empieza a ser entretenida. Más que suficiente para seguir con ella. También Orange is the New Black es una serie cuya primera temporada va de menos a más. Con más nivel que la anterior desde mi punto de vista, aunque son dos series que se mueven por muy distintos derroteros.

Y en lo que se refiere a novedades, sólo destaco que ha vuelto Luther, con una tercera temporada de cuatro capítulos, ya emitidos, aunque sólo he tenido ocasión de ver uno. Parece que al poco ortodoxo policía británico le están preparando un trampa importante para deshacerse de él por vía “asuntos internos”. No sé. Es una serie que está muy bien, pero que baja muchos enteros sin la presencia de la inquietante Alice Morgan (Ruth Wilson). Por cierto, esta excelente actriz va a participar en la adaptación cinematográfica de una de las novelas que más me han gustado a lo largo de mi vida como lector, la Suite francesa de Irène Nemirovsky.

Bueno. De momento, aquí queda la cosa. La semana que viene tendré algunas cosas más que decir con el final de algunas de estas series.

Monumento a los judíos asesinados por el nazismo en Europa

Seleccionando fotos para un próximo evento del que ya hablaré a su debido momento. Monumento a los judíos de Europa asesinados, Berlín (Alemania).

[Libro] Tormenta de espadas – Canción del hielo y fuego 3

Literatura

Impresionado me siento de mí mismo. Nunca pensé que una vez terminado el tiempo vacacional pudiera mantener el ritmo de un libro de la saga de George R. R. MartinCanción de hielo y fuego, cada semana. Más cuando da la impresión de que cuanto más avanza la saga, más gordos son los libros. Pero el hecho es que así ha sucedido. Más o menos. Ha sido algo más de una semana desde que terminé el tercer libro, aunque haga una semana justa desde que lo reseñé. Ahora os cuento los motivos.

Tormenta de espadas – Canción de hielo y fuego/III
George R.R. Martín; traducción de Cristina Macía
Editorial Gigamesh

Como dije en alguna de las reseñas anteriores de la saga, aunque intento mantener la discreción sobre los puntos más importantes de la trama para no destripar el argumento a los potenciales lectores, es posible que haga algún comentario que desvele algún detalle de la misma, lo que digo ahora como advertencia a los potenciales lectores.

Glaciar en el Monte Rosa

Sin duda alguna, algunos de los mejores momentos de Canción de hielo y fuego se producen en el hielo, en el Muro y al norte del Muro. Por eso, hoy me voy a las nieves perpetuas de los Alpes suizos. Como los glaciares que bajan por las faldas del Monte Rosa.

Nuevamente nos tenemos que fijar en tres ámbitos:

El conjunto de los antiguos Siete Reinos de Poniente (Westeros), con amplias zonas arruinadas por las consecuencias de la guerra, con algunos de los candidatos a rey fuera de combate, y con el resultado final indeciso. Las lealtades de los señores hacia sus “reyes” pende siempre de un hilo, y las traiciones van a estar a la orden del día. Va a ver tiempos difíciles para los Stark de Invernalia, pero sus principales rivales, los Lannister, que de una forma u otra controlan el Trono de Hierro, también empezarán a sufrir reveses y a ver como la firme unión de sus filas empieza a mostrar grietas. Por otra parte, alguno de los antiguos reinos que permanecían en segundo plano, como Dorne o los señores de Altojardín (Highgarden), empiezan a dar señales de que también están en el ajo.

En el lejano oriente, comienza el recorrido de Daenerys Targaryen por la bahía de los esclavos en busca de un ejército. Y comenzará a sufrir en propias carnes las consecuencias del éxito, que frecuentemente viene acompañado de algunos fracasos y de traiciones.

En el Muro, las cosas se complican, ya que con fuerzas muy disminuidas y dispersos, la Guardia de la Noche tendrá que hacer frente a un ejército de salvajes, a la reorganización de sus propias fuerzas, y a la intromisión de uno de los candidatos a rey de Poniente (Westeros). Todo lo cual supondrá numerosas piedras de toque para saber de qué pasta está hecho el bastardo de los StarkJon Nieve (Snow), cada vez con un papel más importante en el devenir de las cosas.

Laderas del Breithorn

O los seracs de las laderas del Breithorn.

Aproximadamente, la mitad o un poco más del libro se corresponde con la tercera temporada de la serie televisiva que adapta la saga. El capítulo 9 de dicha temporada se ha hecho famoso, e incluso polémico, por los acontecimientos que narra. Realmente, ponen de manifiesto una de las reglas de juego de la saga. No hay reglas de juego. O la estructura de los acontecimientos no responde a los esquemas tradicionales del género de aventuras de cualquier tipo. Y esto se pone de manifiesto en los capítulos que siguen, y que supongo que supondrán una parte importante de la trama de la cuarta temporada televisiva, con desarrollos de la trama con gran potencialidad para seguir pegando a los espectadores al sillón ante el televisor. Y es que aquí reside la causa de que me haya cundido tanto la lectura de semejante tomazo. Creo que hasta el momento es el mejor de los que he leído de la saga. La combinación de acontecimientos que van sucediendo en los diversos escenarios de la obra te van dejando con ganas constantemente de saber más, de conocer el destino de tus personajes favoritos, sean estos de los “buenos” o de los “malos”, y sobretodo, el saber que te van a sorprender. Que las cosas no van a ser como te las esperas.

Uno de los aspectos que sabes que va a pasar es que la parte mágica del universo de Canción de hielo y fuego va a tomar más importancia conforme avance la saga. Y esto se empieza a notar. Y simplemente, el terrorífico final del epílogo de este tercer volumen sirve para poner los pelos como escarpias al más duro de los lectores. Ya tengo entre mis manos el cuarto volumen. Al principio de la lectura de la saga me planteé parar de leer cuando llegase al punto en que lo había dejado la serie de televisión. Pero una vez pasado de forma inconsciente ese punto, simplemente tengo  que saber que narices va a pasar.

Seracs en el Jungfraufirn

O las resquebrajadas superficies del Jungfraufirn, que se reunirá con otros dos glaciares kilómetros más abajo para formar el Gran Aletsch.

[Cine] The East (2013)

Cine

The East (2013), 21 de julio de 2013.

A pesar del título en inglés, desgraciadamente la versión que se proyecta en Zaragoza es la doblada. Pero no obstante, optamos esta semana por esta película que nos llega de lo que se llama cine independiente al otro lado del charco. Habíamos visto alguna crítica que la consideraba bien. Pero lo que me hizo proponerla fue que hace unos días, en la televisión por satélite pude ver una película, Another Earth (Otra Tierra), protagonizada por Brit Marling, la protagonista de la que hoy nos ocupa, que me pareció que tenía su interés.

Esta chica, Brit Marling, es un poco Juan Palomo, yo me lo guiso y yo me lo como. Parece que le ha cogido afición a lo de producir y participar en el guion de la películas que protagoniza. Dirigir parece que toda vía no. La que hoy nos ocupa está dirigida por Zal Batmanglij. En cualquier caso, parece que se está convirtiendo  como hemos dicho en uno de los nombres a tener en cuenta en el cine independiente norteamericano.

Sin embargo, el argumento de la película que de hoy podría pertenecer perfectamente a una película de los grandes estudios. Una exagente del FBI  (Marling), que actualmente trabaja para una empresa de seguridad privada, se infiltra en una organización “ecoterrorista”. Es decir, gentes que se dedican a a atentar contra aquellas personas o empresas que ponen en peligro el medio ambiente. Esta banda de presunto iguales, pero liderada por Benji (Alexander Skarsgård)Izzy (Ellen Page) tardará en confiar en la nueva activista, pero pronto iniciarán sus acciones. Y cuando esto suceda, a la agente le empezarán a entrar dudas sobre de qué lado está la justicia. Si está del lado de los activistas, o está representada por su jefa Sharon (Patricia Clarkson), que parece más interesada en captar clientes que en evitar delitos.

No voy a darle muchas vueltas al asunto. La película me ha decepcionado un poco. Hecha para mayor lucimiento de la protagonista, que está prácticamente en todas las escenas, presenta un argumentario un poco simplón, así como una descripción también un poco plana tanto del grupo activista, “ecoterrorista”, como del lado de la empresa de seguridad y las fuerzas policiales. Todo lo cual, le resta fuerza y sutiliza a un producto que al final queda mucho más convencional de lo que pensaba y de lo que había leído, y que más que una producción independiente con un nuevo punto de vista sobre la cuestión medioambiental, me parece un producción barata como fórmula de autoempleo para algunos de los responsables del filme.

Visto lo visto en otras películas, el elenco de intérpretes creo que está razonable pero un paso por detrás de lo que habitualmente se espera de ellos. Y la protagonista está claramente por detrás del papel que le vi en televisión y que me hizo proponer esta película como una posibilidad.

En resumen, una película que se deja ver,… por los pelos. Porque es verano y tampoco está la cartelera para muchas exigencias. Me parece una oportunidad fallida para una reflexión sobre los problemas medioambientales y las formas que puede adoptar el activismo ante ellos.

Valoración

  • Dirección: **
  • Interpretación: ***
  • Valoración subjetiva: ***
Sotos en Ranillas

La defensa del ecosistema va como mensaje de fondo en la película de hoy; ecosistemas tan amenazados como los sotos del río Ebro a su paso por Zaragoza.

[Fotos] Una tarde que amenaza tormenta

Fotografía, Fotografía personal

Hoy tocaba hablar de cine, pero me he liado y no voy a tener tiempo. Así que os voy a dejar con unas fotos. Si ayer os ponía unas cuantas fotografías tomadas con el modesto Voigtländer Snapshot-Skopar 25/4, y me voy a algo más noble, e ilustro la amenaza de tormenta del sábado tarde en color con el Zeiss ZM Planar 50/2. Que es una cosa muy distinta.

Pabellón Puente

______

Puente del Tercer Milenio

______

Cubos

______

Riberas del río Ebro

______

Riberas del río Ebro

______

Riberas del río Ebro

______

Riberas del río Ebro

______

[Fotografía] Recomendaciones fotográficas; un par de documentales y algunas cosas más

Fotografía

Esta semana no he marcado muchas cosas para su revisión el domingo. No sé si es que el verano produce escasez de novedades, o que he estado despistado, o que simplemente lo que ha ido apareciendo por ahí no me ha interesado. No sé. En cualquier caso, algunas historias sí que os traigo. Acompañadas por fotos, claro, que irán al final.

En su momento comenté la exposición que tuve la ocasión de visitar en Londres, en la Modern Tate Gallery, dedicada a William KleinDaido Moriyama. Pues en Petapixel nos proponen un vistazo al documental de la BBC titulado The Many Lives of William Klein; Las numerosas vidas de Wiliam Klein. Dura casi una hora y está en inglés aunque subtitulado,… en inglés. Creo que es muy interesante. Está en Youtube, y como se puede enlazar aquí, os lo dejo enlazado.

Un poquito más breve es lo que nos recomienda Feature Shoot, la conferencia que Sebastiāo Salgado, impartió para lTED Talks bajo el título The silent drama of photographySalgado, fotógrafo brasileño, se ha caracterizado tradicionalmente por su compromiso con el planeta y por la fuerza de sus imágenes en blanco y negro. Creo que es interesante conocer lo que nos tiene que contar en los casi 17 minutos que dura la conferencia.

Entro orden de cosas, me han parecido curiosas, divertidas e ilustrativas las fotografías de Alice Austen que nos trasladan al Nueva York de finales del siglo XIX y de principios del XX. Nos las traen en Lens de The New York Times. Las fotografías se pueden contemplar en la Alice Austen House.

Quien no nos falla nunca es Rafael Roa, del que entre las diversas recomendaciones que hace cada semana, siempre saco algunas que me parecen interesantes. Por un lado nos trae a Christopher Anderson, del que destaca su serie de fotografías dedicadas a su familia, y la serie Capitolio dedicada a  la Venezuela de Chaves. Creo que merece la pena detenerse a conocer a este fotógrafo.

También nos habla de Rafael San Lobato, uno de los fotógrafos que exponen en estos días en el marco de PhotoEspaña 2013, pero que no pude ver cuando estuve en Madrid, porque no estaba abierta todavía su exposición. Una pena. Porque es uno de los importantes de esa generación de fotógrafos españoles que documentaron con maestría este país durante la segunda mitad del siglo XX.

En Lenscratch, entre otras recomendaciones encontramos una referencia a la serie de Manuel Cosentino titulada Behind a Little House. Una serie de fotografías tomadas desde el mismo lugar en distintos momentos del año y del día, dando lugar a fotografías totalmente distintas y a sensaciones muy diferentes. Creo que esto puede dar muchas ideas para proyectos fotográficos.

Finalmente me llegaron las novedades de Oculi, revista de fotografía en internet, que saca el número 2, julio de 2013, y que creo que puede entretener un rato al aficionado de la fotografía.

Os dejo con una pequeña serie de fotografías tomadas ayer, en una tarde amenazante de tormenta, que no se hizo efectiva hasta que no llegó la noche, y que me sirvió para sacar a pasear al Voigtländer Snapshot-Skopar 25/4, un gran angular para montura Leica de rosca, que puedo utilizar en la M-E con el correspondiente adaptador, y que salvo porque no se lleva bien con los fuertes contraluces, ofrece una calidad razonable, aunque lejos de las marcas más prestigiosas para este tipo de cámaras.

Puente del Tercer Milenio

Puente del Tercer Milenio, Zaragoza.

Puente del Tercer Milenio

Puente del Tercer Milenio, Zaragoza.

La ribera del Ebro

Río Ebro, Zaragoza.

La ribera del Ebro

Sotos del río Ebro, Zaragoza.

Pabellón Puente

Pabellón Puente, Zaragoza.

[Cine] La migliore offerta (2013)

Cine

La migliore offerta (2013), 17 de julio de 2013.

Puesto que la película la vimos en versión original subtitulada en castellano, conservo su título original en italiano. Aunque la película esta rodada en inglés. Cosas que pasan. En cualquier caso, en la cartelera española se puede encontrar doblada al castellano bajo el título traducción directa del original La mejor oferta.

En la siempre complicada y decepcionante cartelera veraniega, que nos llegue una película filmada por Giuseppe Tornatore, y que esté protogonizada por Geoffrey Rush, con Donald Sutherland en el reparto… pues parece la opción lógica para meterse a pasar una tarde de verano, donde el bochornazo asola la ciudad de Zaragoza pero tampoco apetece quedarse en casa.

Habsburgergasse y Peterskirche

No queda del todo definido dónde transcurre la acción de la película. En algún lugar de Europa. La villa tiene resonancias italianas, pero las matrículas de los coches son austriacas, con la W de Wien (Viena). Y parece que parte de la película estaría rodada en la capital austriaca. Aquí la Peterskirche vista desde Habsburgersgasse.

La película nos presenta a Virgil Oldman (Geoffrey Rush), subastador de obras de arte, misántropo, misógino, totalmente excéntrico, que además, con la colaboración fraudulenta de Billy (Donald Sutherland), se ha ido haciendo una colección impresionante y secreta de retratos femeninos de todas las épocas del arte. En un momento dado, se pone en contacto con Virgil una extraña joven, Claire (Sylvia Hoeks), heredera de una villa con abundantes antigüedades y obras de arte, que quiere vender. La joven no se deja ver, y nos enteraremos que padece una forma extrema de agorafobia, por lo que vive encerrada entre las paredes de la villa. Por otro lado, en la villa, el subastador encuentra las piezas de una autómata para cuya reconstrucción pedirá ayuda al habilidoso Robert (Jim Sturgess). Pero la relación con Claire se irá haciendo más compleja y comprometida, y el viejo cascarrabias tendrá que volver a reconsiderar todos sus parámetros vitales. Aunque esto no esté exento de riesgos.

Via Giosué Carducci - Trieste

Pero parece que también se ha rodado metraje en otras ciudades como Trieste, donde vemos un tranvía en la Via Giosué Carducci.

Esta es una película en la que apreciamos el buen oficio y hacer de su director, y especialmente el buen oficio y hacer de sus intérpretes, especialmente de Rush, y las intervenciones de Sutherland. Los jóvenes no están mal tampoco, aunque creo que la chica es la parte más floja del reparto. En cualquier caso, el problema que encuentro en esta película es que de forma relativamente prematura, las personas que fuimos juntas a verla dedujimos que la única forma en que la relación entre VirgilClaire tuviera sentido, era que las cosas sucediesen como al final suceden. Es decir, nos resultó previsible. No voy a dar aquí los detalles que nos llevaron a prever el desarrollo del drama, porque sería dar pistas prematuras a posibles espectadores del filme. Pero eso nos decepcionó un poco, y nos sacó de la emoción del filme. Nos puso en una actitud más fría ante el desarrollo de la película. Muy bien rodada, muy bien ambientada, muy bien interpretada, pero a la que en un momento dado… nos convertimos en espectadores demasiado externos, nos involucrados con los sentimientos del protagonista.

Por lo demás, es una película que se deja ver muy bien. Una opción bastante más que razonable ante la avalancha de fuegos artificiales y comedias tontas que llenan la cartelera en estos momentos.

Valoración

  • Dirección: ***
  • Interpretación: ***
  • Valoración subjetiva: ***
Via Torino

On en Milán, donde vemos otro tranvía en Via Torino. A lo mejor es que da igual donde sucede la acción. Es secundario. Pero uno es curioso.

[Televisión] Cosas de series; regresos, novedades, unas mejores, otras peores…

Televisión

Las dos últimas semanas, por mis vacaciones, no he tenido entrada televisiva los jueves. Lo cual ha hecho que, a pesar de que el verano es un tiempo más soso en lo que se refiere a las series de televisión, se me hayan acumulado una serie de novedades, que pasaré a comentar, unas más resumidas que otras.

Han vuelto Rizzoli & Isles, con su cuarta temporada.  Las dos simpáticas amigas, policía e investigadora médica de la policía de Boston, vuelven con su habitual mezcla de acción, drama y humor. No hay grandes novedades en la serie, pero es un producto simpático, que se ve con agrado, aunque no sirva más que como mero entretenimiento.

Ha vuelto Dexter en su octava y última temporada. Más oscura que nunca, especialmente por la evolución de Debra (Jennifer Carpenter) tras los acontecimientos del final de la temporada pasada. Se incorpora a la serie la prestigiosa actriz británica Charlotte Rampling, como una psiquiatra especializada en asesinos en serie que conoce el secreto de Dexter (Michael C. Hall) desde que era niño. Y un nuevo contrincante, asesino en serie también, que sabemos cómo actúa, pero no sabemos mucho más. Todavía. Espero que den a la serie el final que se merece.

Al pie del Cabezo Cortado

Después de unos cuantos días con fotos de Escocia, volvemos a Zaragoza. Fotografía tradicional con película negativa en color.

Y tenemos segunda temporada de The Newsroom, serie que me gustó mucho el verano pasado, a pesar de que la crítica norteamericana estuviera muy dividida en su consideración. Pero creo que ahí está la política metida por el medio. No niego que en algúnos aspectos era un poco tramposa; pero los episodios tenían ritmo, mezcla de humor y drama, y yo me lo pasé muy bien. La nueva temporada parece que nos la van a contar como un largo flashback, y parece que con tono más dramático. Pues bien, ya veremos. Por lo menos, Sloan Sabbith (Olivia Munn), la peculiar analista económica sigue tan guapísima como siempre. ¡Qué morena!

Entre los estrenos absolutos de nuevas series, Siberia nos traslada a la realización de un reality-show de tipo aventureros. Dieciseis participantes que son abandonados en la taiga siberiana con un equipo de rodaje, y en el que pronto se verá que algún peligroso misterio les acecha. He visto el piloto y la mitad del segundo episodio… y a la papelera de las series. No me ha llamado nada la atención. Mala. De verdad.

También ha llegado la adaptación americana de Bron/BroenThe Bridge, situando la acción en el puente entre El Paso (EE.UU.)Ciudad Juárez (Méjico). De momento, tras el primer epiodio, no aporta nada nuevo sustancial. Y el reparto me parece peor. Especialmente, la detective rubia y rarita. Diane Kruger me pareció varios escalones por debajo de Sofia Helin. Si en el segundo capítulo no aporta algo nuevo, se caerá de mi cartelera. Con bastante probabilidad.

Al pie del Cabezo Cortado

La veinteañera Canon EOS 100 con un EF 50/1,8 de primera generación, que son una combinación para hacer fotografías, con un carrete de Kodak Portra 400.

Y estoy viendo la temporada primera de Orange is the New Black, serie que se ha emitido originalmente a través de un servicio en línea. La vida en prisión de Piper Chapman (Taylor Schilling), una mujer blanca que ingresa en una prisión federal por 15 meses, por un crimen que cometió diez años antes, y cuando su vida estaba totalmente normalizada. El piloto me gustó bastante, pero los que han seguido solo me han parecido pasables. Creo que terminaré la primera temporada, pero ya veré si voy más allá en caso de que haya más temporadas.

Y hemos tenido dos finales de primera temporada. Por un lado, la británica Dates. Corta serie de 9 episodios de 20 minutos cada uno, donde se nos narran primeras citas entre gente que utiliza servicios de citas por internet. También hay alguna sucesiva. Ha habido episodios mejores y peores, y varios personajes han repetido. Quizá el más destacado ha sido Oona Chaplin, que ha montado a su alrededor un típico triángulo (rectángulo, con sus dos catetos). Si vuelve con una segunda temporada, ahí estaré. Además,… los chicos que salen son diversos entre monos y feos. Pero las chicas, cada una en su estilo, son todas monísimas.

Y se ha acabado la primera temporada de Defiance, la apuesta fuerte de SyFy por la ciencia ficción. Antiguo militar en una Tierra invadida por especies extraterrestres y modificada, en la cual ahora tienen que convivir en un mundo con toques posapocalípticos, y que ha adoptado como hija a una chica alienígena. La ciudad de Defiance, antigua Saint Louis, es el escenario de sus aventuras, donde tras una vida nómada se instala como sheriff o similar. Me ha parecido irregular y relativamente previsible. No sé si volveré a seguirla en una futura temporada que parece asegurada.

Al pie del Cabezo Cortado

Fotografías tomadas bajando del Cabezo Cortado en Zaragoza, hacia San José.