[Viajes] Cuaderno de viajero a Santiago de Compostela | De viaje con Carlos

Fotografía, Viajes

Santiago 2015 | De viaje con Carlos.

He terminado mi diario de viaje por Galicia que podéis encontrar en su totalidad en el enlace anterior. Estoy dedicando el verano a actualizar los diarios o cuadernos de viaje en internet que he dejado pendientes durante el último año. También he empezado a redactar el de Japón, que fue el primero que se me escapó a la vuelta del viaje. Pero ese me llevará más tiempo, que fue un viaje largo. Quien quiera ver el progreso, está en http://deviajeconcarlos.esy.es/japon2014/. Y todos los enlaces a mis cuadernos de viajero los podéis encontrar en http://deviajeconcarlos.esy.es.

[Viajes] Fotografiando el patrimonio de la humanidad: casco histórico de Santiago de Compostela y la Torre de Hércules en La Coruña – Fotografía y otras artes visuales

Fotografía, Viajes

Fotografiando el patrimonio de la humanidad: casco histórico de Santiago de Compostela y la Torre de Hércules en La Coruña – Fotografía y otras artes visuales.

Hoy traigo el enlace a un nuevo artículo de los que dedicó a los lugares patrimonio de la humanidad según la UNESCO. Para quienes no quieran leer el artículo completo, os dejo aquí unas cuantas fotografías, como es habitual.

[Viajes] Unos días en el “far west” peninsular

Viajes

Es una broma que viene de hace muchos, muchos, muchos años, de unos tiempos en los que había una chica gallega en el grupo de amigos, en tiempos de universidad, que nos hablaba de su pueblo, de las vacas y de los vaqueros y las vaqueras. De entonces nos viene a quienes quedamos “supervivientes” de aquel grupo lo de denominar a Galicia el “far west” peninsular. Está lejos. Está en el oeste. Y hay vaqueros. Sobre si hay alguien haciendo el “indio”,… desde que aquella joven gallega dejó Zaragoza por seguir a un alicantino en una aventura toledana que dura, felizmente por las noticias que me llegan, casi treinta años, dejamos de discutirlo…

El caso es que, por motivos de trabajo, tenía que estar el viernes por la mañana en Santiago de Compostela. Y ya de paso me quedé hasta el domingo, visitando también La Coruña.

Os lo cuento en fotos, como tengo por costumbre. Lo de la parte relacionada con el trabajo me lo salto. Por no aburrir.

20150424-_2210752

Santiago es como un parque temático sobre la cosa de las peregrinaciones jacobeas. Con su catedralón en el medio, todo está preparado para el visitante confluya hacia ese entorno. Aunque lo que más me gusta de la catedral sea la pequeña iglesia románica que tiene englobada entre sus muros.

20150424-_2210793

Me sorprendió, no la conocía de anteriores visitas, la barroca grandilocuencia de la iglesia de San Martín Pinario. No es el estilo que más me gusta este barroco brutal.

20150424-_2210858

Más curiosa me pareció iglesia de la Universidad o de la Compañía, convertida en sala de exposiciones, donde había una reflexión sobre el concepto de paisaje cuanto menos curiosa.

20150424-_2210941

Pero lo mejor de Santiago es pasea por las calles del casco histórico, a ser posible como cantaba la canción de tuna: “las calles están desiertas y parece que llovió”.

20150424-_2210956

Es en ese entorno en el que el paseante más disfruta, y más apetece sacar la cámara de fotos.

20150424-_2210962

Si no estamos en temporada alta, y son más de las nueve de la noche, puedes disfrutar de los espacios y de la luz tenue que envuelve los monumentos bajo un cielo nublado.

20150424-_2210969

Y aun así encontrarte con otros paseantes y curiosos en cualquier rincón, caminando hablando quedamente de sus cosas.

20150425-_2220004

El sábado decidí acercarme a La Coruña, ciudad que no conocía, y que me recibió con una tenue lluvia, el orballo, que me acompañó por el parque de Santa Margarita.

20150425-_2220014

No estaba yo muy orientado con respecto a esta ciudad, y mis pasos me llevaron hacia la playa de riazor; un magnífica playa, aunque rodeada de un entorno urbano relativamente anodino.

20150425-_2220029

Las nubes se abrieron y el calabobos dejó paso a algún tímido rayo de sol que me acompañó a la Torre de Hércules.

20150425-_2220062

Reconozco que la visita a la Torre de Hércules fue muy interesante y muy instructiva; y el entorno natural muy agradable. Un sitio estupendo para pasear, aunque parece apartado y lejos de casi todo.

20150425-_2220099

A partir de ese momento gocé la compañía de unos viejos amigos que también estaban en la ciudad por trabajo. Juntos paseamos hacia el puerto y el meollo de la ciudad. Una repentina lluvia, más intensa que la que me recibió a la llegada a la ciudad, nos hizo refugiarnos en el fuerte de San Antón, que también me gustó. Es además museo arqueológico. Y por ser sábado, gratis. Si no, hubiera dado igual, porque la entrada era muy barata.

20150425-_2220137

Tras comer un caldo, muy rico, y unas raciones de pulpo y queso con membrillo, también estupendas, dimos un paseo por la ciudad vieja. Tiene una serie de iglesias románicas con un aspecto estupendo. Pero todas cerradas o con unos horarios de apertura absurdos. Una frustración.

20150425-_2220144

La lluvia volvió a arreciar por la tarde y, tras echar un vistazo a las marinas deportivas del puerto y a las típicas fachadas acristaladas que dan al mismo, nos refugiamos a tomar algo, hasta la hora de ir a coger el tren de vuelta a Santiago, donde tenía el hotel.

20150426-_2220152

A primera hora de la mañana del domingo, vuelta al tren para el largo viaje a través de la meseta norte peninsular. Galicia sigue siendo para mí una asignatura pendiente. Pero por diversos motivos, nunca encuentro el momento apropiado para dedicarle más tiempo.

 

[Fotografía] Recomendaciones semanales; la América de los 70, los trenes de hoy, y cámaras de todas las épocas

Fotografía

Ayer comentaba algunas de las reflexiones que me suscitaba el lamentable accidente ferroviario del día 24 de julio en Santiago de Compostela. Por supuesto, siendo noticia como ha sido, no ha faltado el testimonio gráfico del suceso. Y hemos visto fotografías, de todo tipo, e incluso un vídeo en el que vemos cómo el tren descarrila y se estampa a gran velocidad con el muro en el lateral de la fatídica curva. Algún viejo debate se ha suscitado sobre qué cosas hay que mostrar, y qué hay que reservar, por pudor, para preservar la sensibilidad de las gentes, de las víctimas o de sus alegados, de la rapacidad de los medios sin valores éticos… Yo no tengo respuestas. Sé que aquello que no se muestra, acaba por no existir. Pero también sé que hay quien se alimenta de la morbosidad de las imágenes y de los sentimientos. Un cierto tipo de pornografía emocional. En cualquier caso, la repercusión se ha producido en la prensa de todo el mundo, y propongo un vistazo a la selección de imágenes que han realizado en The Big Picture de The Boston Globe.

Casa de estudiantes en Coimbra

Hoy, fotográficamente, viajaré al año 1994 y a Portugal. Este país ha surgido recientemente en mis conversaciones con gentes diversas que optan por el país vecino para sus vacaciones. Lo cual es una muy buena elección. Casa de estudiantes de la Universidad de Coimbra, recientemente catalogada como Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Parque Natural Buçaco

La fotografía que se trabaja en el documental que más adelante se puede ver está tomada en el Parque Natural Buçaco, una de esas maravillas boscosas que de vez en cuando te encuentras en Portugal.

Quedándonos en los fotoblogs de los importantes medios de comunicación del otro lado del océano, alguna vez he comentado que soy especial seguidor de In Focus de The Atlantic. Por la calidad de las imágenes, pero también por el sentido de la historia que tienen sus editores, que me parece muy importante. En los últimos días nos han ofrecido una serie de reportajes sobre la América (léase Estados Unidos) de los años 70, en cinco partes: la ciudad de Nueva York, el sudoeste, la comunidad afroamericana de ChicagoTejas y la región del Pacifico noroeste. No sé si publicarán alguna serie más, pero creo que son interesantes de ver.

Playas en Nazaré

Azotadas por el viento, nunca llenas de bañistas cociéndose al sol, siempre he sentido debilidad por las playas atlánticas portuguesas como las de Nazaré.

Península de Peniche

Acantilados llenos de vida en la península de Peniche.

Vamos a dedicarnos un poco al material y la técnica. En Naturpixel nos proponían hace un par de días visualizar un vídeo sobre cómo el fotógrafo portugués Manuel Gomes Teixeira combina la utilización de una cámara digital tan especial como la Leica M Monochrom con el positivado con métodos tradicionales, en concreto con el platino-paladio. El documental realizado por Luis Oliveira Santos, y que enlazo a continuación es de gran belleza. Aunque sin palabras. Para entender perfectamente lo que sucede conviene tener algunos conocimientos de lo que pasa en el laboratorio fotográfico tradicional. De todos modos está muy bien.

La Leica M Monochrom es una cámara moderna, pero insertada en una tradición de décadas en la fabricación de cámaras telemétricas por parte de la firma alemana Leica. Esta cámara sólo apta para tomar imágenes en escala de grises, o blanco y negro, como prefiráis llamarlo, cuesta la friolera de casi 7.000 euros. Los hay que la consideran un maravilloso instrumento para fotografiar en la tradición del fotógrafo documentalista de toda la vida, mientras que otros piensa que es puro esnobismo, que por mucho menos dinero, con otras modernas cámaras digitales se puede hacer lo mismo, y también en color. Pero sin duda, el esnobismo llevado a su máxima expresión viene ejercido por la marca Hasselblad, que en los últimos tiempos se dedica a maquear cámaras Sony con materiales nobles, y a venderlas por precios cuatro o cinco veces superiores a los de los aparatos que aparecen bajo la marca japonesa. Y además hay cierto consenso de que por muchos materiales nobles que lleven, son feas. ¿A quién convienen estos aparatos? En The Luminous Landscape reflexionan al respecto, y nos hablan de los nuevos ricos en Rusia y en Asia, sin gusto ni educación, pero con ganas de ostentar su riqueza. Desde luego, muchos de los comentaristas de medios especializados occidentales preguntan, sin hallar respuesta, si alguien conoce a alguien que posea uno de estos aparatos. También se preguntan si con estos aparatos… se hacen fotos.

Castillo de Almourol

En medio del Tajo, el castillo de Almourol nos proporciona una visita agradable y lúdica.

Como contraste a estas maniobras mercadotécnicas que no nos dejan excesivo buen sabor de boca, especialmente de marcas que han sido referencia del buen hacer en tecnología  fotográfica, en Feature Shoot nos hablan cómo el fotógrafo David Lang se ha ido a Afganistan para conocer y fotografiar a unos peculiares colegas (Kabul Street Photographers). Fotógrafos minuteros que proporcionan servicio a sus empobrecidos y atribulados compatriotas utilizando cámaras de fabricación casera. Y es que para hacer fotografía, lo importante es la persona y no el chisme. Aunque todos desearíamos que los afganos tuvieran menos tribulaciones para ejercer este o cualquier otro oficio.

Tranviario en Lisboa

Un tranviario comprueba si todos los viajeros han subido y bajado de uno de los más tradicionales tranvías lisboetas.

Palacio da Pena en Sintra

El Palacio de Pena, dominando la sierra de Sintra Cascais, y con vistas hasta el Atlántico, es un lugar emblemático de los alrededores de la capital lusitana.

Esta semana, la revista de fotografía en línea Love Issue “sacó” un nuevo número, que quizá os venga bien repasar. Son entradas publicadas en julio.

En el suplemento de cultura de El País, nos hablaron de Dora Maar, fotógrafa que mantuvo una relación sentimental con Picasso. Pero más se preocupan de hablar de su condición de amante del pintor que de su obra y cualidades artísticas. Una pena. Tendré que investigar por mí mismo, porque sospecho que puede haber algo interesante detrás. Especialmente en sus relaciones con el surrealismo.

Finalmente, es raro que Rafael Roa no presente algún fotógrafo interesante. En esta ocasión, me ha interesado la inquietante y gráfica obra de Tian Tiaquany su análisis gráfico de la Revolución Cultural china.

Albufeira

Atardecer en las playas de Albufeira, pueblo menos idílico de lo que aparenta en la fotografía, por la cantidad de turistas beodos de la pérfida Albión que podemos encontrar en sus calles.

Cabo San Vicente

Un pescado sobre los acantilados del Cabo San Vicente, el extremo suroccidental del continente europeo.

[Sociedad / ferrocarril] De ferrocarriles y otras desgracias

Política y sociedad, Trenes

Si algo ha marcado la segunda mitad de esta semana en España, ha sido el triste accidente ferroviario en Santiago de Compostela. Dejando claro que mi principal causa de pesar es el duelo por las vidas perdidas y por las vidas que puedan quedar gravemente alteradas por las heridas y las secuelas de los accidentados, no dejo de sentir también un hondo pesar por el ferrocarril en nuestro país.

AVE sobre el viaducto de Rodén

Un AVE emparentado con el tren accidentado se acerca a Zaragoza con el pueblo viejo de Rodén al fondo.

AVE sobre el viaducto de Rodén

Un AVE atraviesa al caer la tarde el viaducto de Rodén camino de Barcelona.

El ferrocarril se acerca a su bicentenario. O quizá ya lo ha pasado. Como muchos inventos humanos, su aparición fue más progresiva de los que nos parece. Y aunque se concede a Stephenson la titularidad de la invención de la locomotora de vapor que de forma práctica pudo arrastrar los primeros trenes por vías de ferrocarril en la década de los 1820, ya hubo previamente experiencias diversas de transportes guiados por carriles. Lo cierto es que a partir del momento en que el ferrocarril existe de forma eficaz como método de transporte de bienes y personas, la incipiente revolución industrial se dispara hacia delante. Y en muchos países, el ferrocarril se convierte en un vertebrador de territorios y distribuidor de riqueza. Hoy en día, se confirma como uno de los medios de transportes más eficientes. Es decir, que menos recursos consume en relación a la cantidad de bienes o personas transportados. Y en la medida en que se van abandonando los combustibles fósiles, en uno de los más respetuosos con el medio ambiente.

AVE en Zaragoza-Delicias

Convencido de las bondades del medio, soy usuario relativamente frecuente del ferrocarril, a pesar de los precios de los trenes de largo recorrido, algo elevados. A punto de tomar un AVE con destino a Madrid en Zaragoza-Delicias.

Automotor en Zaragoza Delicias

Frente a la modernidad de los trenes de alta velocidad, los trenes de las líneas regionales o de media distancia, como este automotor en Zaragoza-Delicias, dejan que desear.

Sin embargo, no vivimos en un país que aprecie especialmente a sus ferrocarriles. Es cierto que existe un cierto orgullo por los ferrocarriles de alta velocidad, y que los núcleos de transporte de ferrocarril de cercanías son absolutamente básicos para la movilidad de los núcleos de población más densos y populosos. Pero se han descuidado las distancias medias, existen notables desigualdades en la calidad de la red según el territorio, y la población en general, desde los años 60, tiene la absoluta convicción que la “modernidad” y la “prosperidad” están asociados al transporte por carretera y al vehículo propio que consume combustibles fósiles. Craso y lamentable error, que produce muchas víctimas anualmente, que hace invivibles los centros de las ciudades, y que nos hace respirar un aire de lamentable calidad, entre otras causas. Si además añadimos que el ferrocarril, a pesar de su eficiencia, exige un fuerte inversión inicial, y que estamos en un entorno de libre mercado y escasa planificación de las soluciones a las necesidades de nuestra sociedad,… pues son malas noticias.

Madrid - Puerta de Atocha

En Madrid-Puerto de Atocha un tren fabricado por Talgo, con similitudes con el accidentado en Santiago, espera para iniciar su recorrido.

Madrid - Puerta de Atocha

A punto de embarcar en el AVE con destino Barcelona que me llevará hasta Zaragoza en Madrid-Puerta de Atocha.

Algunos de estos factores son importante para entender, desde mi punto de vista, como ciudadano y no como experto, en ningún caso, lo que ha pasado a las puertas de la capital gallega. Sin embargo, difícilmente se depurarán adecuadamente las responsabilidades por el accidente y sus consecuencias. El sistema sociopolítico de este país hace tiempo que se ha manifestado como inoperante a la hora de adjudicar responsabilidades políticas, y premiar o castigar las actuaciones de gestión y gobierno. Este último comentario debe considerarlo el lector como independiente de la ideología del partido dominante en cada momento; da igual. Y el sistema judicial no está preparado para juzgar eventos cuyas causas son múltiples y complejas. Por mi formación en salud pública y en epidemiología, y desde mis primeras lecturas de los textos del profesor Rothman, la causalidad de los eventos es diversa, y es necesario tener claros conceptos como los de conjunto de causas, causa suficiente, causa necesaria,… Pero el sistema judicial sólo busca culpables. Responsables a los que colgar los muertos. Y algunos, o muchos, de los responsables de estar catástrofes aparecen siempre escondidos y protegidos por las maquinarias burocráticas de las administraciones o empresas en las que se desenvuelven. Tardaremos años en ver el resultado final de las investigaciones. Y ya adelanto algo. No nos dejarán satisfechos.

Estación de Padua

Otros países como Italia poseen redes quizá menos vistosas desde el punto de vista tecnológico, pero más eficaces a la hora de vertebrar el territorio y de transportar personas. Un tren de media distancia entra en la estación de Padua con destino a Venezia-Santa Lucia.

Estación de Vicenza

Un pequeño pero moderno automotor llega a la estación de Vicenza después de servir alguna de las relaciones con menos frecuentación.

Y posiblemente, este accidente se vivirá como un paso atrás en el desarrollo de los ferrocarriles en España. Lo cual, a mí me caben pocas dudas, será un paso atrás en la sostenibilidad y el desarrollo del país. En la racionalización de los transportes públicos. En la vertebración de los territorios. En la disminución de los desequilibrios regionales. En todos aquellos aspectos en los que influye favorablemente una red ferroviaria adecuada y racional.

Estación de Stirling

En la estación de Stirling, Escocia, ante el tren que nos ha traído desde Edinburgh-Waverly.

Estación de Glasgow

En toda Europa, los viajeros combinar el transporte ferroviario con el uso de sus bicicletas, una alternativa eficaz y respetuosa con el medio. Aquí la vemos en la estación de Glasgow-Queen Street.

Estación de Arrochar & Tarbet

El inicio de nuestra caminata por el bosque de Cruach Tairbeit se inicia justo en la misma estación de Arrochar & Tarbet, donde hemos llegado procedentes de Edimburgo, con escala en Glasgow-Queen Street.

Estación de Stonehaven

Son las últimas horas de la tarde, pero la estación de Stonehaven, no lejos de Aberdeen está animada con trenes en ambas direcciones. Este se dirige a Aberdeen, mientras esperamos el tren con destino en Edinburgh-Waverly.