[Recomendaciones fotográficas] De Sander a PhotoEspaña 2022

Fotografía

Sinceramente, tal y como veo el verano, dudo que este año me pase por Madrid para visitar las exposiciones de PhotoEspaña 2022 en su «nosecuantos» aniversario. Sale muy caro el viaje en tren de alta velocidad, hace un calor horrible, y tengo otros planes en los que dedicar el tiempo y el dinero. De hecho… por algún motivo… incluso desde la comodidad de mi casa y mi ordenador, últimamente me cuesta más encontrar temas fotográficos motivantes. Estoy en una especie de crisis creativa que las elevadas temperaturas, y la pereza que producen para salir de casa con una cámara, no hacen más que empeorar. Aunque ayer, como el fin de semana pasado, salí a caminar al amanecer, con una temperatura razonable, y me dio para hacer algunas fotos, que os muestro aquí. En cualquier caso, algunas recomendaciones fotográficas he acumulado en los últimos días.

En Blind nos hablaban recientemente de la obra de August Sander. Sander fue un fotógrafo alemán, asentado en Colonia, con éxito y reconocimiento profesional en su época, fue sobre todo un retratista con estudio, pero que brilló cuando se dedicó sistemáticamente a realizar retratos de personas de todos los estamentos sociales y profesionales de la sociedad alemana de la época. Los retratos son técnicamente irreprochables. Pero en contenido y planteamiento, conceptualmente, son mejores todavía. Una obra que sitúa a Sander como uno de los grandes de la historia de la fotografía. Uno de los más destacados ejemplo de la Nueva Objetividad alemana. No fue adepto al régimen nazi. Y el régimen nazi lo miró con malos ojos. Retrataba a todo el mundo, daba igual su origen étnico, con la misma mezcla de objetividad y empatía. Su hijo fue prisionero político, y su última obra de su proyecto de retratos de las gentes del siglo XX fue la máscara mortuoria de su hijo, fallecido en prisión en 1944. Prácticamente no ejerció la fotografía después.

Seguimos en Alemania. ASX American Suburb X nos traslada a los años 1979-1985, cuando el fotógrafo Ulrich Wüst realizó una serie de paisajes urbanos en la entonces República Democrática Alemana. Paisajes urbanos en los que las ciudades parecen prácticamente desprovistas de presencia humana, sólo aquí y allí se ve la pequeña figura de una persona perdida en los ordenados paisajes en los que se mezclan las arquitecturas tradicionales de las ciudades alemanas con el hormigón de la arquitectura del realismo socialista. Técnicamente impecables, nos llevan a ciudades deshumanizadas, a sensación de alienación, a despersonalización del lugar donde viven las personas. No conocía al fotógrafo y sus paisajes urbanos me han atraído poderosamente.

En PAC Plataforma de Arte Contemporáneo nos hablan del trabajo Armonía de la fotógrafa Ana Palacios. En PAC y en muchos otros sitios han hablado en los últimos tiempos de sus exposiciones en PHotoEspaña 2022. Esta es una fotógrafa de «aquí», de Zaragoza, pero que como tantas otras personas que destacan en sus campos profesionales, artísticos o lo que sea, se ha desarrollado como fotógrafa «allí», es decir, fuera de Zaragoza. En cualquier caso, yo la conocí, literalmente, en el año 2016 cuando presentó su exposición Albino en el Paraninfo de Zaragoza, donde pudimos disfrutar de una visita guiada por la propia fotógrafa, en la que demostró su simpatía, cercanía, empatía con sus motivos y compromiso social. Como he ido siguiendo su trayectoria en los últimos años, me alegro que cada vez esté siendo más reconocida y valorada, en este país tan cainita, en el que se suele machacar el clavo que sobresale.

Desde que comenzó la absurda guerra en Ucrania, absurda por ser guerra no por ser en Ucrania, son frecuentes los artículos sobre fotógrafos o fotografías de el país agredido por el imperialismo fascista ruso. Y muchos son de obra realizada al vuelo en los últimos meses, reportajes que intentan, unos con más éxito que otros, mostrar la realidad de esa estúpida guerra. Pero en Booooooom nos han traído la obra de una fotógrafa ucraniana, Lisa Brukreyeva, sobre la visión que tiene de su propio país fuera de la guerra. Nos dicen que comenzó a fotografiar en 2019, hace sólo tres años. Y se centra en lo documental, en el reportaje. Pero su visión me parece mucho más madura, ya que en muchas de sus fotografías conecta la actualidad del país con su historia reciente, del último siglo. Me ha gustado su enfoque y su estética.

Los chinos sacan pecho cuando hablan de su gestión de la pandemia. A pesar de ser responsables de un intolerable rechazo en el reconocimiento del problema y de la emergencia que se estaba desarrollando en su propio país. Y como son una dictadura y no tienen que responder ante nada y ante nadie, presumen de su política de cero casos, con impresionantes confinamientos como los dos meses en los que recientemente Shangái estuvo con sus habitantes encerrados férreamente en su casa. En Photography of China nos han mostrado las calles vacías de la populosa ciudad china entre marzo y abril de este año vistas por el ingle´s Anthony Reed. No nos olvidemos nunca que no sabemos lo que realmente pasa en el país, por el control de su régimen de la información, los medios y la propaganda. Así que… mucha prudencia en las valoraciones sobre un régimen que no debería existir.

[Recomendación fotográfica] Museos de fotografía y sus artistas invitados

Fotografía

Echo de menos la existencia en España de museos de fotografía. Sólo tengo localizados dos, que no he tenido oportunidad de visitar. Uno es el Museo de Fotografía de Huete en la provincia de Cuenca, no es fácil llegar, no pilla de paso a casi ningún sitio,… y el otro es el Photomuseum de Zarauz, que no existía cuando visité esta villa guipuzcoana hace… veintiocho años en abril. Así que lo más probable es que uno acabe visitando este tipo de establecimientos cuando viaja por el extranjero.

Ayer caminé entre el puente de Santa Isabel sobre el río Gállego hasta su desembocadura, y más allá del azud sobre el río Ebro. Y aunque los árboles están deshojados todavía, todo indica que la primavera está llegando este año a marchas forzadas.

He visitado varios en Europa. Todos tienen características similares. No suele haber exposiciones permanentes, al estilo de los museos de bellas artes tradicionales. Puede que tengan una exposición temporal con obras extraídos de sus fondos propios, y basan su oferta expositiva en la obra invitada de diversos artistas u otras instituciones. Los conozco en Suiza, Francia, Holanda, Suecia,… en una diversidad de lugares. Casi todos tienen alguna cuenta en redes sociales, más o menos activa. Y es frecuente que, si tienen cuenta en Instagram, inviten a artistas a seleccionar obra propia o de otros artistas para la cuenta del museo durante unos días. Vamos a hacer un repaso de los recientes.

Fotografiska, en Estocolmo (Suecia). Un lugar estupendo. El mejor, o de los mejores. Estos días atrás tenía como artista invitada a Jens Johnsson, con fotografías que reflexionan sobre la paternidad. También a Alison Jackson

También han tenido a Alison Jackson, reflexionando fotográficamente sobre lo que es verdad o mentira, o lo que parece verdad sin serlo.

El Museum für Photographie Braunschweig no deja en manos de los fotógrafos su cuenta de Instagram, pero no deja de anunciar oportunamente a los que exponen en sus salas. Como todos los demás, claro. Este no lo he visitado todavía. La próxima vez que vaya por Alemania, si me pilla de paso… Ahora que caigo, yo he transbordado alguna vez de tren en la estación de Braunschweig… pero no tengo ni idea de cómo es la ciudad.

En la Maison Européenne de la Photographie han confiado su cuenta de instagram a la española Coco Capitán… que según creo está establecida en Londres. Como otros. Muy multidisciplinar esta artista… y un poco demasiado comercial en algunos aspectos para mi gusto. Pero es muy apreciada en no pocos ambientes artísticos.

Photography of China no es exactamente un museo. Más bien una revista en línea. Pero también cede su cuenta en instagram a los artistas invitados. Últimamente se ha tratado de @dengzhang456… no han publicado todavía el artículo sobre este artista en sus páginas virtuales, así que no sé como se llama exactamente. ¿Deng Zhang? Supongo.

Si en un futuro voy incorporando nuevos museos o instituciones con prácticas similares, la de ceder sus cuentas en redes sociales a los artistas, los iré trayendo aquí. Pero hay más cosas.

Magnum Photos nos ha trasladado de la mano del fotógrafo taiwanés Chien-Chi Chang, residente en Austria, al plató de rodaje de Alfonso Cuarón para Roma. Una película cuya dirección de fotografía se atribuye al propio Cuarón, premiado por esta categoría en los Oscar de este año. Pero que se ha rodeado de polémica, por el no reconocimiento de Galo Olivares como codirector de fotografía de la película, a pesar de que en algunas hojas técnicas del rodaje aparecía como tal. En los créditos aparece como operador de cámara. Si es verdad que su labor fue más allá, una cutrería por parte de Cuarón, que anda sobrado de prestigio como para no repartir un poco los méritos.

Quiero participar en un concurso de fotografía, y tengo fotografías que se ajustan al tema del mismo, pero realizadas con cámaras de película fotoquímica tradicional. Pero las bases indican que es concurso de fotografía digital. Mentiría si no reconociese que es algo que me tiene ligeramente «rayado»… ligeramente, nada grave. Al fin y al cabo, cada concurso es libre de organizarse como crea conveniente. En Lenscratch, mientras tanto, nos ofrecen los premiados de un concurso reservado exclusivamente para la fotografía con película tradicional, con algunas fotografías absolutamente excelentes. Pero soy de los que piensan que fotografía sólo hay una, y lo demás son técnicas fotográficas. Y cada uno se expresa con la que cree conveniente.

Finalmente, en el canal de Youtube de The Art Assignment han dedicado su último vídeo a un análisis de una obra de arte. Y esa obra de arte es una fotografía de August Sander. Y han hecho un trabajo magnífico. Lo he visto ya cuatro veces, y estoy emocionado. Os lo dejo puesto.

[Fotografía] Recomendaciones semanales; documentales, y fotógrafos diversos

Fotografía

En primer lugar, una propuesta para conocer algo más de uno de los fotógrafos más conocidos, Henri Cartier-Bresson. En Youtube podemos encontrar un documental de cincuenta minutos sobre la vida y obra de este maestro del reportaje y la fotografía documental. Os lo dejo puesto aquí, aunque advierto que está en inglés. Lo siento. Lo he conocido vía OpenCulture.

Puestos ya con la cosa de los documentales, en Love Issue nos remiten a The Big Fat List of Documentaries About Photography, o sea la gran lista de documentales sobre fotografía. Yo he visto ya alguno que otro. También el problema es que la mayor parte de ellos están en inglés.

Camping con bungalows en Brasov

El grupo de amigos con el que viaje por Rumania en 1995, con el Dacia 1310 que nos transportó por el país, entre los bungalows de un camping cerca de Brasov

Rafael Roa nos informa que La Fabrica en Madrid expone obras de August Sander, fotógrafo alemán que a principios del siglo XX documentó con una exhaustividad germánica a los hombres y mujeres de la Alemania del momento. Son fotografías directas, cara a cara, mirándose a los ojos, de personas de todas las clases sociales y profesiones, lejos de las tonterías raciales que envenenaron el país y el continente poco después. A mí siempre me han gustado. No me importaría poder pasarme por la capital y verla.

En una entrevista con Elliott Erwitt en Cool Hunting nos hablan de su primer libro de fotografías en color, titulado Kolor. Parece que la k sería un homenaje a la presencia de dicha letra en las marcas de diapositivas Kodachrome y Ektachrome, base del trabajo del empático fotógrafo. Parece que está de moda reivindicar el trabajo en color de fotógrafos básicamente conocidos por su obra en blanco y negro. Durante mucho tiempo, y aun ahora algunos, se opinó que la fotografía con marchamo de arte habría de ser en blanco y negro, quedando el color para el uso familiar y postalero. Afortunadamente, esta tendencia se ha ido corrigiendo, y algunos de los grandes pierden la vergüenza a mostrar su colorido trabajo. No me importaría pillarlo, aunque el precio recomendado de 125 dólares me parece elevado; la edición debe ser buena.

Rapaces en Sighișoara

Unos rapaces juegan encaramados a un árbol en la bonita ciudad de Sighișoara.

Últimamente siempre traigo algún fotógrafo de extremo oriente. Ya he comentado en alguna ocasión que sus propuestas, con estéticas y temas que difieren en muchas ocasiones de lo que se lleva en occidente, me parecen muy interesantes. En esta ocasión traigo dos:

Por un lado una japonesa, Miyako Ishiuchi, con fotografías que nos cuentan en qué medida impacto en la autora la tragedia de las dos bombas atómicas sobre el país del sol naciente. Vía Rafael Roa.

También Roa nos trae a un fotógrafo chino, Chen Jiagang, que nos habla también con sus fotografías de algunos de los dramas y complejidades de la historia china. En concreto nos habla de las grandes estructuras industriales que en los años 60 y 70 del siglo XX se instalaron en el interior de China, ante las tensiones internacionales. Y que luego, en momentos de apertura posterior, fueron desmanteladas para ser trasladadas a regiones más privilegiadas. Ciudades abandonadas, industrias en ruinas, poblaciones obligadas a migrar o empobrecer,… Pero con un tono melancólico y no falto de belleza.

La fotografía de paisaje siempre tiene cabida en estas recomendaciones semanales. Y en esta ocasión, Love Issue nos propone visitar el Tumblr de Samuel Hoppe, que me ha gustado, habiéndome convertido en su seguidor en esta plataforma de blogging. No olvidéis que yo también tengo mi Tumblr, De viaje con Carlos. Y no olvidéis tampoco visitar la página principal de Samuel Hoppe.

140 Humor.jpg

Una monja ortodoxa del monasterio de Humor, en la Bucovina, llama a la oración haciendo sonar con un mazo el travesaño de madera.

Oitzarisme es un sitio sobre fotografía mantenido por Constantin Nimigean, un rumano que nos habla de fotografía de todo el mundo, pero que dedica con frecuencia como es natural una parte de su trabajo a su propio país. Y en esta semana nos habló en una de sus entradas de los fotógrafos rumanos y su relación con los Dacia. Estos eran los coches del régimen de Ceausescu. Hubo varios modelos, pero cuando yo visité el país en 1987 y 1995 el más popular era la serie 1300/1310. Con uno de estos recorrí el país en 1995. El aspecto externo era como un Renault 12, pero por lo demás eran bastante calamitosos. Y pinchaban constantemente. Uno de los negocios más frecuentes del país eran los vulcanizare para arreglar neumáticos y cámaras de neumáticos. Sí, los neumáticos todavía llevaban cámaras. Las fotografías que acompañan la entrada de hoy son de aquel viaje.

Monasterio de Voronet

Son una auténtica maravilla los monasterios ortodoxos con sus paredes pintadas al fresco en la región de la Bucovina. En la imagen, el monasterio de Voronet.

A propósito de un comentario crítico de Rafael Roa sobre las semejanzas del trabajo de Julia Fullerton-Batten con el de Axel Prager, he estado revisando la página web de esta última, que ya había aparecido por aquí. Pues eso. Que de vez en cuando hay que volver a revisitar los fotógrafos que nos pueden gustar.

Ya, para finalizar, en Love Issue recomendaron dar un vistazo al número 16 de la revista de fotografía online Seesaw. Reconozco que no me ha dado mucho tiempo a hojearla yo mismo, pero aquí dejo la recomendación por si puede ser interesante.

Lugar arqueológico de Histria, cerca de Constanza

Finalizamos el periplo rumano relajándonos en las playas del mar Negro, cerca de Constanza, donde no faltan atracciones como el lugar arqueológico romano de Istria o Histria.