[Fotografía] Recomendaciones semanales; fotógrafos de aquí, universales, y con temas curiosos / interesantes

Fotografía

Esta semana tenía una larga lista de enlaces como posibles recomendaciones, que he ido recortando, para quedarme al final con una miscelánea de cosas diversas. Espero que os resulten interesantes.

Empezar, por supuesto, por las recomendaciones que nos hace Alejandro Lambán en el blog de Fotógrafos en Zaragoza (FeZ) a propósito del fotógrafo catalán Gabriel Brau. Con entrevista incluida, no da unas breves pinceladas de sus técnicas y motivaciones; un fotógrafo de viajes muy interesante.

Otro fotógrafo español que viaja a África para traernos los mejor de su visión, y que nos llega desde las páginas del British Journal of Photography (BJP). Se trata de Antonio Pérez Río, y en su serie Lo inevitable nos muestra el retrato de la persona en el paisaje, en concreto en los paisajes del oeste de Etiopía. Retratos con fuerza, paisajes con fuerza.

Tarde de invierno sin niebla ni viento

Estamos en una ciudad, Zaragoza, difícil climatológicamente. Y eso produce también algún quebradero de cabeza en el aficionado a la fotografía. Estamos hablando de la luz.

El ser humano es inconsecuente por naturaleza. Pocas cosas razonables hay en sus comportamientos. Después de que la escasez de la demanda haya provocado el cese de la producción de diversas tecnologías de la fotografía fotoquímica tradicional, ahora surgen voces alabando sus cualidades y calidades, y pregonando la necesidad de volver a ellas. Por ejemplo, hace unos días estuve viendo el documental de hora y media de duración titulado Time Zero: the last year of Polaroid film, que daba un repaso a la emblemática película instantánea, y que suspira por el triunfo de las inestables The Impossible Project. La química que hacía posible las polaroids no es posible en estos momentos por diversos motivos, y hay que buscar una química alternativa, admisible y de calidad. En cualquier caso, estamos en lo dicho. Casi nadie usaba esta película, que sale cara, todo hay que decirlo, y cuando desaparece,… todo el mundo la hecha de menos.

Otra película que ahora también hecha todo el mundo de menos es la mítica Kodachrome. Tiempo ha arrinconada por las películas diapositivas de procesado E6, más sencillas de manejar, ahora que ya no se fabrica ni se puede revelar en ninguna parte todo el mundo dice que era imprescindible. En L’Oeil de la Photographie nos muestran un porfolio de Nathan BennKodachrome Memory – American Pictures 1972-1990. Lo que pasa es que además de la película desaparecida, probablemente nos muestre también un mundo desaparecido.

Tarde de invierno sin niebla ni viento

Con luces durísimas durante los inclementes días soleados del verano, uno podría esperar que el invierno nos trajese luces más matizadas, con un sol más tendido sobre el horizonte, y con una atmósfera más rica en fenómenos que puedan matizar su luz.

En L’Oeil de la Photographie dedicaban la edición del jueves pasado a Henri Cartier-Bresson. Creo que para cualquier aficionado a la fotografía, este fotógrafo no necesita presentación. Pero si queréis refrescar la memoria, ya sabéis donde acudir.

Un clásico de quien ya he comentado en alguna ocasión que me gusta mucho es Lewis Hine, que supo retratar con precisión y con una estética maravillosa el avance a la modernidad, con sus pros y sus contras, pero con una visión muy humanista, en la sociedad norteamericana de principios del siglo XX. La compañía de correos de Estados Unidos le ha dedicado una bella serie de sellos de correos, con una excelente selección de fotografías del autor, bajo el título global de Building a Nation, construyendo una nación. Nos lo cuentan en Film is not dead.

Tarde de invierno sin niebla ni viento

Pero en Zaragoza nos pasa en invierno que no tenemos término medio. En ocasiones se trata de días de viento intenso, que arrasan la atmósfera dejando cielos límpidos y luz solar marginalmente menos dura que en los meses de verano.

En los últimos días han sido diversos los medios que se han hecho eco de la muerte de Kate Barry, hija de Jane Birkin y hermana de una de las actrices de moda en el cine europeo, Charlotte GainsbourgBarry era fotógrafa. Lo curioso es que pocas fotografías de su autoría han mostrado los medios, que han dado una orientación más de “revista del corazón” que otra cosa. L’Oeil de la Photographie pone las cosas en su sitio con un homenaje eminentemente orientado a su obra fotográfica.

Y ahora un grupo de recomendaciones con un interés particular, específico, curioso, distinto,…

La fotografía de retrato exige del fotógrafo llegar, a veces en un tiempo récord, a captar aquellos gestos o ademanes del retratado que mejor expresen su personalidad. Pero ante una persona excesiva en todas sus manifestaciones como Salvador Dalí, la cosa debía de ser más difícil de lo que parecía. Pero en Time LightBox nos muestran como el fotógrafo Willy Rizzo, uno de los fallecidos en 2013, lo consiguió. Sin duda.

Tarde de invierno sin niebla ni viento

Y cuando el viento cesa, se echa sobre nosotros la niebla densa, impenetrable, que todo lo vuelve gris, que acaba con todo contraste.

En El Boomeran han publicado un artículo dedicado a la fotógrafa Claude Cahun, la cual puso en solfa la división de la sociedad en géneros de un forma estructural, cultivando una androginia más aparente que real.

Las fotografías nocturnas de las grandes ciudades suele estar asociada al contraste de iluminaciones, entre la natural y la artificial, esta con todo tipo de matices y calidades. Pero ¿qué pasa si de repente una ciudad se queda a oscuras? ¿Y si desaparecen la mayor parte de esta luces artificiales? ¿Y si esta ciudad es Nueva York? Pues eso es lo que nos muestra Christophe Jacrot con su serie New York in black, fotografías tomadas durante el apagan en el bajo Manhattan tras el paso del huracán Sandy. Nos lo muestran en L’Oeil de la Photographie.

Tarde de invierno sin niebla ni viento

En todas estas situaciones, el fotógrafo avezado será capaz de buscar el momento adecuado para aprovechar esa luz que puede marcar la diferencia, que puede dar vida o chispa a tu paisaje, natural o urbano.

Son muchos los fotógrafos que han trabajado el reportaje a partir de una persona o personas enfermas, en muchas ocasiones siendo la enfermedad infame el cáncer. Pero la serie de Vincent Dixon titulada If only for a second, busca algo al mismo tiempo ligero pero basado en la profundidad de los sentimientos. Impresionado por las declaraciones de muchos de estos enfermos de que desde el momento en que son diagnosticados su pensamiento se ve invadido por la enfermedad y sus consecuencias, sin descanso, les proporciona al menos un segundo de relajamiento, de sorpresa, de verse de otra forma, de olvidarse de la enfermedad,… Y lo hace con ayuda de unos estilista y con ayuda de la fotografía. Lo podéis ver en L’Oeil de la Photographie, y recomiendo que veáis también el vídeo acompañante.

En algunos países, y en el mundo en general, la cuestión de las razas toman mucha importancia. Excesiva. En Lens de The New York Times nos presentan el trabajo One Drop (se refiere a una gota de sangre) de Noelle Théard. Retratos de personas que se definen como de raza negra, pero que podrían pasar en determinadas circunstancias dentro de otros grupos raciales, por sus rasgos, por la claridad de su piel, o por diversas contingencias. Una reflexión sobre un fenómeno al que se da demasiada importancia, teniendo en cuenta la superficialidad de los rasgos que se usan para definir las razas.

Tarde de invierno sin niebla ni viento

Y eventualmente, tienes un día atípico. Ni sopla el viento ni se echa la niebla, la luz se ve matizada por una atmósfera rica en fenómenos diversos, y los tonos se diversifican. Esto puede durar mucho o poco, te puede pillar más o menos preparado. Estar allí, o pillarte de paso. Pero hay que llevar una cámara siempre encima. Para aprovechar el momento. Que son escasos.

[Fotografía] Recomendaciones semanales y fotografiando en Nueva York con una telemétrica de formato medio

Fotografía

En primer lugar, sobre la telemétrica de formato medio. Desde hace algún tiempo me apetecía añadir a mi colección de cámaras una telemétrica de formato medio. Herederas avanzadas y sofisticadas de las cámaras de objetivo retráctil, en los años 80 y 90, e incluso en la última década, se han podido encontrar el equivalente a una “compacta” para película de 120/220, con tamaños de negativo que van desde el 6 x 4,5 al 6 x 9. El problema es que no son fáciles de encontrar a buen precio. Muy tentadoras son las Mamiya 6 y 7. Telemétricas de objetivos intercambiables, resultan caritas. Especialmente los objetivos, que son estupendo. Así que la opción pasó siempre por una de las multiples Fuji. Especialmente las más económicas y “compactas” GS645 en sus diversas declinaciones.

Dumbo (Down Under Manhattan Bridge Overpass)

Excelente gradación de grises la combinación del buen objetivo de la Fuji GS645S y la exelente película Ilford Delta 400, en estos edificios de Dumbo, barrio de Brooklyn, cuyo nombre es el acrónimo de Down Under the Manhattan Bridge Overpass.

En estos días pasados en Nueva York, en la tarde que dedicamos a las tiendas, me pasé por B&H Photo  Video, macrotienda de fotografía, vídeo y otras electrónicas de consumo, que merece la visita por sí misma. Eso sí, no vayáis en sábado; la llevan judíos integristas como se puede comprobar al entrar en el establecimiento, que respetan la fiesta semanal judía religiosamente. Nunca mejor dicho. Pero esto es anecdótico. Lo importante es su variada oferta y su buen hacer. Me ofrecieron entre las Fujica GW 690 (o una de sus declinaciones posteriores), y una Fuji GS645S Professional. Las primeras eran muy tentadoras. Imaginad un negativo 6 veces superior al tradicional de 35 mm. La calidad que debe dar. Pero eran considerablemente más caras, eran muy grandes, y consumes un carrete de 120 con sólo 8 exposiciones. Así que opté por la segunda, que tiene un negativo “sólo” 3 veces mayor que el tradicional de 35 mm, permite 15/16 exposiciones por carrete, es muy llevadera por tamaño y peso, es mecánica y por tanto independiente de pilas, que lleva para el fotómetro, y muy fácil de usar si sabes el abc de la fotografía.

En esta entrada os dejo algunas de las fotos que tomé con los dos carretes de Ilford Delta 400 que compré para probarla. Lo hice en el entorno del Brooklyn Bridge de Nueva York, que a la caída de la tarde, con una luz excelente y mucha animación es un lugar donde las oportunidades fotográficas surgen.

Ante el puente de Brooklyn

Me dirijo hacia la entrada del puente de Brooklyn desde Dumbo, y me llama la atención uno de los abigarrados postes de señales que podemos encontrar en las calles de Nueva York.

A parte de esto, mis recomendaciones fotográficas de estas dos semanas están un poco desordenadas y deslavazadas por efecto del viaje. Pero algunas notas aunque sea rápidas os dejo.

Un obituario, de un fotógrafo que conozco poco, pero muy interesante. Bill Eppridge nos ha dejado recientemente como nos informaban en Time Lightbox el Tumblr de Time, además de un muchos otros sitios. Adquirió especial fama por sus fotografías del asesinato del presidente John F. Kennedy.

En el puente de Brooklyn

Torturando el objetivo de la Fuji GS645W en este contraluz del Bajo Manhattan con el sol en el encuadre, se comprueba el buen hacer de los ópticos de la casa japonesa, ya que aguanta perfectamente sin mucha pérdida de contraste.

Dos aniversarios coincidentes. La revista National Geographic celebra su 125 aniversario con un especial dedicado a la fotografía. Será el número de octubre. Probablemente merezca la pena pillarlo. Nos lo informa Ben Olivares entre otros. Y 125 años cumple también la salida al comercio de su Kodak No 1, que dio lugar a la saga de Kodak Box, aquellas de “usted pulse el boton, nosotros hacemos el resto”. La antecesora de las “cámaras para tontos”. Siempre he dicho que no hay cámaras para tontos. En el peor de los casos, tontos con cámaras. Sus negativos y las positivos resultantes eran muy característicos, porque la imagen resultante era circular. Una vez expuesto el rollo de 100 exposiciones, tenías que llevarla al comercio para que la recargasen con otro. Nos lo han contado en PetaPixel, donde además añaden una colección de bellas imágenes tomadas con este tipo de cámaras.

En el puente de Brooklyn

La delicada estructura de esta pasarela sobre el tramo carretero del puente de Brooklyn permite apreciar lo bien que resuelve el detalle más fino la cámara.

Tengo por ver una serie de vídeos que han publicado en American Suburb X (ASX). Supongo que serán interesantes, ya que están dedicados a Henri Cartier-BressonRobert FrankAndy Warhol.

Me ha tocado la fibra el artículo de Lens de The New York Times recordando la catástrofe de la Bahía de Minamata, en Japón, en la que unos vertidos tóxicos de mercurio en 1973 produjo graves malformaciones congénitas y enfermedades crónicas en muchas personas. W. Eugene Smith ya cubrió fotográficamente aquel acontecimiento de una forma primorosa. En esta ocasión, es Takeshi Ishikawa quien reflexiona con sus imágenes sobre el hecho. Oí hablar por primera vez de este trágico acontecimiento en mis clases de Medicina Preventiva y Social en la Facultad de Medicina, y desde luego influyeron en el camino que tomé profesionalmente con posterioridad.

En el puente de Brooklyn

A pesar de que no es una cámara pequeña, no impone a las personas que entran en el encuadre, muchas de ellas se muestran interesadas por el chisme que el fotógrafo lleva entre las manos. Seguimos en el puente de Brooklyn donde realice la prueba de la cámara, por si había algún problema detectable, llevarla al día siguiente, antes de salir de Nueva York, a B&H.

Ya que hablamos de National Geographic, como me ha gustado la entrada en su blog Proof dedicada al fotógrafo Marcus Bleasdale y sus fotografías tomadas en la sufrida República Democrática del Congo. Bellas imágenes en blanco y negro de una región en situación muy muy difícil.

Por último, una posibilidad, la de explorar la de la revista de fotografía en línea Coil Magazine. Van por su quinto número. Nos lo recomendaron en One Giant Arm.

En el puente de Brooklyn

Excelente cámara de reportaje con su objetivo equivalente a un 35 mm en el más común formato de 24 x 36, que permite integrar en el encuadre personas y ambiente. Creo que va a ser una cámara muy divertida de usar.

[Fotografía] Recomendaciones semanales; documentales, y fotógrafos diversos

Fotografía

En primer lugar, una propuesta para conocer algo más de uno de los fotógrafos más conocidos, Henri Cartier-Bresson. En Youtube podemos encontrar un documental de cincuenta minutos sobre la vida y obra de este maestro del reportaje y la fotografía documental. Os lo dejo puesto aquí, aunque advierto que está en inglés. Lo siento. Lo he conocido vía OpenCulture.

Puestos ya con la cosa de los documentales, en Love Issue nos remiten a The Big Fat List of Documentaries About Photography, o sea la gran lista de documentales sobre fotografía. Yo he visto ya alguno que otro. También el problema es que la mayor parte de ellos están en inglés.

Camping con bungalows en Brasov

El grupo de amigos con el que viaje por Rumania en 1995, con el Dacia 1310 que nos transportó por el país, entre los bungalows de un camping cerca de Brasov

Rafael Roa nos informa que La Fabrica en Madrid expone obras de August Sander, fotógrafo alemán que a principios del siglo XX documentó con una exhaustividad germánica a los hombres y mujeres de la Alemania del momento. Son fotografías directas, cara a cara, mirándose a los ojos, de personas de todas las clases sociales y profesiones, lejos de las tonterías raciales que envenenaron el país y el continente poco después. A mí siempre me han gustado. No me importaría poder pasarme por la capital y verla.

En una entrevista con Elliott Erwitt en Cool Hunting nos hablan de su primer libro de fotografías en color, titulado Kolor. Parece que la k sería un homenaje a la presencia de dicha letra en las marcas de diapositivas Kodachrome y Ektachrome, base del trabajo del empático fotógrafo. Parece que está de moda reivindicar el trabajo en color de fotógrafos básicamente conocidos por su obra en blanco y negro. Durante mucho tiempo, y aun ahora algunos, se opinó que la fotografía con marchamo de arte habría de ser en blanco y negro, quedando el color para el uso familiar y postalero. Afortunadamente, esta tendencia se ha ido corrigiendo, y algunos de los grandes pierden la vergüenza a mostrar su colorido trabajo. No me importaría pillarlo, aunque el precio recomendado de 125 dólares me parece elevado; la edición debe ser buena.

Rapaces en Sighișoara

Unos rapaces juegan encaramados a un árbol en la bonita ciudad de Sighișoara.

Últimamente siempre traigo algún fotógrafo de extremo oriente. Ya he comentado en alguna ocasión que sus propuestas, con estéticas y temas que difieren en muchas ocasiones de lo que se lleva en occidente, me parecen muy interesantes. En esta ocasión traigo dos:

Por un lado una japonesa, Miyako Ishiuchi, con fotografías que nos cuentan en qué medida impacto en la autora la tragedia de las dos bombas atómicas sobre el país del sol naciente. Vía Rafael Roa.

También Roa nos trae a un fotógrafo chino, Chen Jiagang, que nos habla también con sus fotografías de algunos de los dramas y complejidades de la historia china. En concreto nos habla de las grandes estructuras industriales que en los años 60 y 70 del siglo XX se instalaron en el interior de China, ante las tensiones internacionales. Y que luego, en momentos de apertura posterior, fueron desmanteladas para ser trasladadas a regiones más privilegiadas. Ciudades abandonadas, industrias en ruinas, poblaciones obligadas a migrar o empobrecer,… Pero con un tono melancólico y no falto de belleza.

La fotografía de paisaje siempre tiene cabida en estas recomendaciones semanales. Y en esta ocasión, Love Issue nos propone visitar el Tumblr de Samuel Hoppe, que me ha gustado, habiéndome convertido en su seguidor en esta plataforma de blogging. No olvidéis que yo también tengo mi Tumblr, De viaje con Carlos. Y no olvidéis tampoco visitar la página principal de Samuel Hoppe.

140 Humor.jpg

Una monja ortodoxa del monasterio de Humor, en la Bucovina, llama a la oración haciendo sonar con un mazo el travesaño de madera.

Oitzarisme es un sitio sobre fotografía mantenido por Constantin Nimigean, un rumano que nos habla de fotografía de todo el mundo, pero que dedica con frecuencia como es natural una parte de su trabajo a su propio país. Y en esta semana nos habló en una de sus entradas de los fotógrafos rumanos y su relación con los Dacia. Estos eran los coches del régimen de Ceausescu. Hubo varios modelos, pero cuando yo visité el país en 1987 y 1995 el más popular era la serie 1300/1310. Con uno de estos recorrí el país en 1995. El aspecto externo era como un Renault 12, pero por lo demás eran bastante calamitosos. Y pinchaban constantemente. Uno de los negocios más frecuentes del país eran los vulcanizare para arreglar neumáticos y cámaras de neumáticos. Sí, los neumáticos todavía llevaban cámaras. Las fotografías que acompañan la entrada de hoy son de aquel viaje.

Monasterio de Voronet

Son una auténtica maravilla los monasterios ortodoxos con sus paredes pintadas al fresco en la región de la Bucovina. En la imagen, el monasterio de Voronet.

A propósito de un comentario crítico de Rafael Roa sobre las semejanzas del trabajo de Julia Fullerton-Batten con el de Axel Prager, he estado revisando la página web de esta última, que ya había aparecido por aquí. Pues eso. Que de vez en cuando hay que volver a revisitar los fotógrafos que nos pueden gustar.

Ya, para finalizar, en Love Issue recomendaron dar un vistazo al número 16 de la revista de fotografía online Seesaw. Reconozco que no me ha dado mucho tiempo a hojearla yo mismo, pero aquí dejo la recomendación por si puede ser interesante.

Lugar arqueológico de Histria, cerca de Constanza

Finalizamos el periplo rumano relajándonos en las playas del mar Negro, cerca de Constanza, donde no faltan atracciones como el lugar arqueológico romano de Istria o Histria.

Sin noticias del sábado; excursión a Lérida

Fotografía, Trenes

Hace unos días leía que Renfe iba a sacar unas nuevas tarifas para sus trenes AVE. El tema está en que algunos convoyes viajan con plazas. Para estimular una alta ocupación, va a ser posible encontrar ofertas ULTIMA HORA a precios notablemente más baratos en las 24 horas anteriores a la salida del tren… Con unos amigos de Barcelona decidimos comprobarlo, ayer viernes vimos que sí, así que sacamos billetes para encontrarnos por la mañana a mitad de camino, en Lérida, y así vernos, dar un paseo y charrar un rato. Yo vivo en Zaragoza, por si alguien no se ha enterado.

Ave en Lleida-Pirineus

El Ave que me ha llevado de Zaragoza a Lérida segundos antes de partir hacia Barcelona - Panasonic Lumix LX3

Yo había estado en Lérida en dos ocasiones. En una me limité a visitar a una gente, y en otra asistí a la salida de un tren histórico con locomotora de vapor, y en la práctica no pase de la estación. Así que hemos aprovechado para conocer algo la ciudad. Poco, un paseo por algunas calles comerciales, muy animadas a partir de cierta hora, no cuando hemos llegado a las 10, y la visita a la Seu Vella. Muy interesante esta última. Me ha gustado.

Seu Vella

Vista de la Seu Vella desde el ascensor que sube al cerro donde se encuentra esta antigua catedral - Panasonic Lumix LX3

Claustro de la Seu Vella

Claustro de la Seu Vella - Panasonic Lumix LX3

Antes de volver cada uno a su garito, al mediodía en trenes que salían a partir de las 13 horas, que por la tarde había gente atareada en su ciudad, nos hemos pasado por el Caixaforum donde se celebra una exposición de fotografías de Cartier-Bresson. A mí no me importa nunca volver a ver estas fotografías, pero esencialmente me ha parecido la misma exposición que la que vi hace cuatro o cinco años en el Caixaforum de Barcelona. Pero bien.

Caixaforum - Cartier-Bresson

Exposición de fotografías de Henri Cartier-Bresson en el Caixaforum de Lérida - Panasonic Lumix LX3

La verdad es que ha estado bien. Creo que repetiremos. Y así, nos veremos con más frecuencia. Lo que está muy bien. ¿O no? Verse con los amigos, digo.