[Fotografía] Recomendaciones semanales; Sochi, fuerzas de la naturaleza y las otras caras del romance

Fotografía

Hoy traigo una serie de recomendaciones relativamente diversas aunque algunas se puedan agrupar por grandes temas. Pero en realidad son diversas, como digo.

Ya comenté que estos juegos olímpicos de invierno que parece que se celebran a la mayor gloria de un régimen muy discutible política, social y humanitariamente me traían un poco al pairo. He hecho mi “boicot” particular procurando ignorarlos “olímpicamente”. Pero algunas cosas surgen por ahí que se relacionan con los acontecimientos que se producen en la ciudad caucásica de Sochi.

Desconozco cuál puede ser la fotografía más estúpida de la historia. Una competición difícil más en estos tiempos donde se fotografía de forma absolutamente compulsiva e irreflexiva cualquier cosa y con cualquier cosa. Pero esta señora pretendiendo tomar una fotografía de un partido de hockey sobre hielo en Sochi fue captada en el momento de hacer la probablemente más estúpida fotografía de los juegos. La supongo de forma absolutamente arbitraria, subjetiva y sin base alguna adepta al régimen del “zar” Putin, aunque cualquiera sabe…

Compensemos la sinrazón del párrafo anterior con The Sochi Project, trabajo de Rob HornstraArnold van Bruggen, un trabajo que pretende mostrar como “nunca antes los juegos olímpicos habían sido acogidos en una región que contrastara tan fuertemente con el glamour del evento…”. Conflictos armados, pobreza, turismo, una historia compleja y conflictiva… Nos lo contaron en Emaho Magazine.

Alhambra

Si habéis seguido mis últimas entradas, he dedicado tiempo esta semana ha recuperar del olvido viejos negativos. Y en esta ocasión retrocedemos hasta octubre de 1992, en Granada, a una reunión científica de epidemiología. Aquí me tenéis asomado a las vistas de la Alhambra.

Esta semana han aparecido una serie de artículos por la red de redes de fotógrafos que se han fijado especialmente en las fuerzas y fenómenos de la naturaleza.

Leí muy jovencito, quizá no más de 10 u 11 años de edad, 20.000 leguas de viaje submarino. Viaje que acaba entre los remolinos tremendos del maelstrom de las islas Lofoten en Noruega. Quizá fue uno de los episodios del libro que más me impresionó. La fotógrafa mejicana instalada en Madrid Zoé T. Vizcaino se ha desplazado hasta esas norteñas latitudes para documental el complejo y peligroso sistema de corrientes y mareas que producen estos torbellinos de agua, tal y como nos lo cuentan en  30y3.

Este invierno han sido frecuentes las noticias sobre los vórtices polares y otros fenómenos asociados al frío clima ártico en diversas partes del mundo, especialmente en el corredor central de Norteamérica. En L’Oeil de la Photographie nos proponen un vistazo al trabajo de uno de sus lectores, Christophe Jacrot, titulado Blizzard (ventisca) donde comprobamos el efecto de este tiempo extremo en lugares tan diversos como ChicagoNueva YorkNormandíaBucarest.

También en L’Oeil de la Photographie nos trasladan a otro de los espectáculos más bellos y fotogénicos de la naturaleza, los icebergs. En concreto nos proponen un repaso al trabajo de Simon Harsent, que se centra sobre los monstruos de hielo que bajan desde Groenlandia hacia Terranova, en su proceso de transformación y final desaparición para reintegrarse a las aguas del océano.

Y también me gustaría haber podido acudir hace unas semanas a la exposición Los murmullos del bosque del japonés Takeshi Shikama que se celebra en Barcelona.La particular estética de algunos fotógrafos japoneses siempre me atrae, y especialmente las relaciones tradicionales que este país, con muchas contradicciones, tiene con sus paisajes y su medio natural. Nos lo propusieron en DSLR Magazine.

Pario de los Leones

No recordaba qué cámara llevé a aquel corto viaje. Deduzco que una compacta. Pero en aquel momento, mi compacta era la Minox 35ML que no llevaba flash, y varias de estas fotos usan el flash de relleno. Supongo que llevé la Olympus mju (primera versión con objetivo 35/3,5), que compramos por recomendación mía para uso familiar, y no para mi uso personal exclusivo. Era (es, donde quiera que esté) una cámara excelente, aunque ensombrecida por el modelo mju-II que sí que compré más adelante para mi uso personal. En cualquier caso, en el Patio de los Leones cumplió sin problemas con su cometido.

De Japón viene también Akiko Takizawa, fotógrafa no obstante afincada en Londres, y que ha sido premiada recientemente nos cuentan en L’Oeil de la Photographie por su trabajo que evoca el ambiente y el retorno a la casa de sus abuelos. A mí me ha interesado. Y también he percibido la influencia de otros maestros de la fotografía japonesa.

Y de parte de Rafael Roa, podemos echar un vistazo al trabajo en color de Sarah Moon, fotógrafa francesa que comenzó como modelo, para pasar a la fotografía de moda y finalizar en un trabajo muy personal, con aspectos pictorialistas o neoimpresionistas muy interesantes y a veces un punto enigmáticos.

Y esta semana ha sido el que popularmente se considera “el día de los enamorados”, fiesta pastelosa con un punto de absurdo, convenientemente promocionada por los grandes comercios. En L’Oeil de la Photographie dedicaron el día a la visión de sus lectores fotógrafos al tema del amor y el romance. Hubo de todo, pero a mí me interesaron sobre todos quienes se salieron de los caminos trillados. Como Christophe Audebert sobre el amor en los lugares más antirománticos, o Hervé All reflexionando sobre la mujer tras el acto sexual, o Sean Perry con su love en medio de la soledad del frío y de la gran ciudad, o cómo Albert Delamour (vaya apellido más a propósito) que ve los corazones de otra forma, y finalmente Irving S. T. Garp que se centra más en el desamor que en el romance propiamente dicho.

Y terminaré con un par de artículos recopilatorios. Quizá sea interesante echar un vistazo a la edición del 11 de febrero de L’Oeil de la Photographie dedicado a las tendencias, y en el que se pueden encontrar varias cosas interesantes. Y finalmente, en Feature Shoot nos recomiendan 50 páginas en internet para obtener un poco de inspiración y aprender algo nuevo de fotografía. Ideal para quien no quiera perder el tiempo buscando por sí mismo. Aunque es difícil seguir 50 sitios distintos. Hay que tener mucho tiempo.

Por las calles del Albaicín, creo

Probablemente, no mis más “artísticas” fotos, pero sí un recuerdo estupendo de otros tiempos y de una buena compañía, que aquí vemos haciendo unas risas con las tiendas de recuerdos del Albaicín granadino. Y olé.

[Fotografía] Recomendaciones semanales; fotógrafos de aquí, universales, y con temas curiosos / interesantes

Fotografía

Esta semana tenía una larga lista de enlaces como posibles recomendaciones, que he ido recortando, para quedarme al final con una miscelánea de cosas diversas. Espero que os resulten interesantes.

Empezar, por supuesto, por las recomendaciones que nos hace Alejandro Lambán en el blog de Fotógrafos en Zaragoza (FeZ) a propósito del fotógrafo catalán Gabriel Brau. Con entrevista incluida, no da unas breves pinceladas de sus técnicas y motivaciones; un fotógrafo de viajes muy interesante.

Otro fotógrafo español que viaja a África para traernos los mejor de su visión, y que nos llega desde las páginas del British Journal of Photography (BJP). Se trata de Antonio Pérez Río, y en su serie Lo inevitable nos muestra el retrato de la persona en el paisaje, en concreto en los paisajes del oeste de Etiopía. Retratos con fuerza, paisajes con fuerza.

Tarde de invierno sin niebla ni viento

Estamos en una ciudad, Zaragoza, difícil climatológicamente. Y eso produce también algún quebradero de cabeza en el aficionado a la fotografía. Estamos hablando de la luz.

El ser humano es inconsecuente por naturaleza. Pocas cosas razonables hay en sus comportamientos. Después de que la escasez de la demanda haya provocado el cese de la producción de diversas tecnologías de la fotografía fotoquímica tradicional, ahora surgen voces alabando sus cualidades y calidades, y pregonando la necesidad de volver a ellas. Por ejemplo, hace unos días estuve viendo el documental de hora y media de duración titulado Time Zero: the last year of Polaroid film, que daba un repaso a la emblemática película instantánea, y que suspira por el triunfo de las inestables The Impossible Project. La química que hacía posible las polaroids no es posible en estos momentos por diversos motivos, y hay que buscar una química alternativa, admisible y de calidad. En cualquier caso, estamos en lo dicho. Casi nadie usaba esta película, que sale cara, todo hay que decirlo, y cuando desaparece,… todo el mundo la hecha de menos.

Otra película que ahora también hecha todo el mundo de menos es la mítica Kodachrome. Tiempo ha arrinconada por las películas diapositivas de procesado E6, más sencillas de manejar, ahora que ya no se fabrica ni se puede revelar en ninguna parte todo el mundo dice que era imprescindible. En L’Oeil de la Photographie nos muestran un porfolio de Nathan BennKodachrome Memory – American Pictures 1972-1990. Lo que pasa es que además de la película desaparecida, probablemente nos muestre también un mundo desaparecido.

Tarde de invierno sin niebla ni viento

Con luces durísimas durante los inclementes días soleados del verano, uno podría esperar que el invierno nos trajese luces más matizadas, con un sol más tendido sobre el horizonte, y con una atmósfera más rica en fenómenos que puedan matizar su luz.

En L’Oeil de la Photographie dedicaban la edición del jueves pasado a Henri Cartier-Bresson. Creo que para cualquier aficionado a la fotografía, este fotógrafo no necesita presentación. Pero si queréis refrescar la memoria, ya sabéis donde acudir.

Un clásico de quien ya he comentado en alguna ocasión que me gusta mucho es Lewis Hine, que supo retratar con precisión y con una estética maravillosa el avance a la modernidad, con sus pros y sus contras, pero con una visión muy humanista, en la sociedad norteamericana de principios del siglo XX. La compañía de correos de Estados Unidos le ha dedicado una bella serie de sellos de correos, con una excelente selección de fotografías del autor, bajo el título global de Building a Nation, construyendo una nación. Nos lo cuentan en Film is not dead.

Tarde de invierno sin niebla ni viento

Pero en Zaragoza nos pasa en invierno que no tenemos término medio. En ocasiones se trata de días de viento intenso, que arrasan la atmósfera dejando cielos límpidos y luz solar marginalmente menos dura que en los meses de verano.

En los últimos días han sido diversos los medios que se han hecho eco de la muerte de Kate Barry, hija de Jane Birkin y hermana de una de las actrices de moda en el cine europeo, Charlotte GainsbourgBarry era fotógrafa. Lo curioso es que pocas fotografías de su autoría han mostrado los medios, que han dado una orientación más de “revista del corazón” que otra cosa. L’Oeil de la Photographie pone las cosas en su sitio con un homenaje eminentemente orientado a su obra fotográfica.

Y ahora un grupo de recomendaciones con un interés particular, específico, curioso, distinto,…

La fotografía de retrato exige del fotógrafo llegar, a veces en un tiempo récord, a captar aquellos gestos o ademanes del retratado que mejor expresen su personalidad. Pero ante una persona excesiva en todas sus manifestaciones como Salvador Dalí, la cosa debía de ser más difícil de lo que parecía. Pero en Time LightBox nos muestran como el fotógrafo Willy Rizzo, uno de los fallecidos en 2013, lo consiguió. Sin duda.

Tarde de invierno sin niebla ni viento

Y cuando el viento cesa, se echa sobre nosotros la niebla densa, impenetrable, que todo lo vuelve gris, que acaba con todo contraste.

En El Boomeran han publicado un artículo dedicado a la fotógrafa Claude Cahun, la cual puso en solfa la división de la sociedad en géneros de un forma estructural, cultivando una androginia más aparente que real.

Las fotografías nocturnas de las grandes ciudades suele estar asociada al contraste de iluminaciones, entre la natural y la artificial, esta con todo tipo de matices y calidades. Pero ¿qué pasa si de repente una ciudad se queda a oscuras? ¿Y si desaparecen la mayor parte de esta luces artificiales? ¿Y si esta ciudad es Nueva York? Pues eso es lo que nos muestra Christophe Jacrot con su serie New York in black, fotografías tomadas durante el apagan en el bajo Manhattan tras el paso del huracán Sandy. Nos lo muestran en L’Oeil de la Photographie.

Tarde de invierno sin niebla ni viento

En todas estas situaciones, el fotógrafo avezado será capaz de buscar el momento adecuado para aprovechar esa luz que puede marcar la diferencia, que puede dar vida o chispa a tu paisaje, natural o urbano.

Son muchos los fotógrafos que han trabajado el reportaje a partir de una persona o personas enfermas, en muchas ocasiones siendo la enfermedad infame el cáncer. Pero la serie de Vincent Dixon titulada If only for a second, busca algo al mismo tiempo ligero pero basado en la profundidad de los sentimientos. Impresionado por las declaraciones de muchos de estos enfermos de que desde el momento en que son diagnosticados su pensamiento se ve invadido por la enfermedad y sus consecuencias, sin descanso, les proporciona al menos un segundo de relajamiento, de sorpresa, de verse de otra forma, de olvidarse de la enfermedad,… Y lo hace con ayuda de unos estilista y con ayuda de la fotografía. Lo podéis ver en L’Oeil de la Photographie, y recomiendo que veáis también el vídeo acompañante.

En algunos países, y en el mundo en general, la cuestión de las razas toman mucha importancia. Excesiva. En Lens de The New York Times nos presentan el trabajo One Drop (se refiere a una gota de sangre) de Noelle Théard. Retratos de personas que se definen como de raza negra, pero que podrían pasar en determinadas circunstancias dentro de otros grupos raciales, por sus rasgos, por la claridad de su piel, o por diversas contingencias. Una reflexión sobre un fenómeno al que se da demasiada importancia, teniendo en cuenta la superficialidad de los rasgos que se usan para definir las razas.

Tarde de invierno sin niebla ni viento

Y eventualmente, tienes un día atípico. Ni sopla el viento ni se echa la niebla, la luz se ve matizada por una atmósfera rica en fenómenos diversos, y los tonos se diversifican. Esto puede durar mucho o poco, te puede pillar más o menos preparado. Estar allí, o pillarte de paso. Pero hay que llevar una cámara siempre encima. Para aprovechar el momento. Que son escasos.

[Fotografía] Recomendaciones semanales; encontrado en internet

Fotografía

Vuelvo como todos los domingos, a una hora desacostumbrada, a repasar los fotógrafos que me han interesado de lo que se ha publicado esta semana en internet.

En más de una ocasión he comentado lo que me atrae la fotografía japonesa y su estética. Utilizando procesos tradicionales como las platinotipias o los cianotipos, Kenro Izu nos ofrece unos paisajes, unas naturalezas muertas y unos desnudos muy interesantes. Me ha gustado sobre todo su serie Sacred Places. Vía Rafael Roa.

Creo que a Lucas Foglia ya me lo he encontrado más de una vez por la web, especialmente su serie A Natural Order. Buscando a las gentes que han adoptado formas de vidas naturistas, alejándose de lo tecnológico. En Estados Unidos, claro. Vía Rafael Roa.

Elizabeth Avedon dedica una entrada a Gordon Parks, fotógrafo afroamericano, que lo mismo denunciaba el segregacionismo racial con interesantes fotos en color, que seguía a Ingrid Bergman al rodaje en Stromboli, que fotografiaba maniquíes para revistas de moda. Y todo ello con calidad.

Museo del fuego y de los bomberos

Esta mañana ha sido familiar. He visitado de nuevo el Museo del Fuego y de los Bomberos de Zaragoza, pero acompañado de mi sobrinillo de tres años y medio. Estupendo.

Gerhard Richter no es fotógrafo sino pintor. Lo conocí hace unos años de visita en Viena a una exposción del este artista alemán en Albertina. Y me llamaron mucho la atención, y me gustaron sus pinturas basadas en fotografías. Me lo ha recordado Le Journal de la Photographie.

Tim Matsui ha recibido reconocimiento reciencientemente por su trabajo de fotografía documental sobre la prostitución de chicas menores de edad, muchas de ellas realmente jóvenes. Nos informaban de ello en Lenscratch y nos ofrecían algunas muestras del trabajo que indica que el reconocimiento es muy merecido.

La Lettre de la Photographie nos muestra los fines de semana porfolios de fotógrafos poco conocidos, aficionados muchos de ellos, que remiten sus trabajos. En los últimos tiempos no me había fijado mucho en ellos, o no me habían interesado, pero este fin de semana he ecnontrado tres que me han interesado.

Go de Monika Jurczyk.

Sous la pluie de Christophe Jacrot.

White Noise de Sander Meisner.

La semana que viene más. Espero.

Museo del fuego y de los bomberos

Aparte de un incidente con una ruidosa sirena de uno de los camiones todo perfecto. Luego nos hemos ido al cine, pero la película os la cuento mañana.