[Libro de fotografía] Impossible to forget

Fotografía, Fotografía personal

Hace ya un tiempo que os hablé en estas páginas de un fotógrafo de paisaje, tanto natural como urbano o industrial, que me gusta mucho. De los que más. Se trata de Michael Kenna, cuyas obras pude admirar en su momento en la Biblioteca Nacional de Francia. Recientemente, un boletín de novedades de la librería Kowasa me llevó a una obra suya sobre los campos de concentración alemanes que me interesó y os la quiero comentar aquí.

Impossible to Forget: The Nazi Camps Fifty Years After
Fotógrafo: Michael Kenna; textos: Pierre Borhan, Clement Chéroux
Nazraeli Press; Tucson, 2001
ISBN: 9781590050101

Torre de vigilancia y barracones en Auschwitz II-Birkenau - Canon EOS 40D; EF 24-105/4L IS USM

Como podéis ver, el libro no es una novedad, ya han pasado casi 10 años desde que se publicó. En el se recogen fotografías que el autor fue tomando entre 1988 y 2000 en los campos de concentración, o en los lugares donde se encontraban en el caso de los que fueron desmantelados antes del final de la guerra, por toda Europa. Las imágenes no se agrupan por lugares sino por temáticas. Así podemos encontrar agrupadas las fotografías sobre torres de vigilancia, luego sobre hornos crematorios, aquí las instalaciones ferroviarias que servían los campos, etcétera. Esto en mi opinión es un gran acierto, puesto que resalta más el nivel de estandarización y por lo tanto de intencionalidad del régimen nazi a la hora de llevar a cabo la barbarie homicida.

En cuanto a las imágenes, ya he comentado al principio que Kenna es un uno de mis fotógrafos paisajistas preferidos. Por lo tanto, en este libro se reúnen dos características que lo hacen especialmente interesante. Por un lado, el interés documental de las imágenes. Unas imágenes austeras, muchas veces centradas en los pequeños detalles, y desprovistas de elementos humanos actuales, para mostras la deshumanización de estos lugares. Pero por otro lado, encontramos una perfección estética notable a la hora de mostrar unos lugares donde la fealdad es la nota dominante, casi por principio. Un estética, una belleza en las imágenes que no chirría sino que se pone a disposición de los sentimientos que se nos quieren hacer llegar.

En resumen, un libro más que recomendable. En cualquier caso, para contemplar las fotografías no es necesario comprar el libro, ya que muchas de ellas están disponibles en la página en internet del autor. Aunque hay una diferencia notable entre ver las imágenes en la pantalla del ordenador y contemplarlas en un libro con una buena impresión

Fotografías familiares de algunas de las víctimas del campo - Canon EOS 40D; EF 24-105/4L IS USM

Cuando encargué el libro tome una decisión. Y fue la de hacer una pequeña publicación electrónica con imágenes en blanco y negro de mi visita a Auschwitz en julio de 2008. Compara mis imágenes con las de Michael Kenna es un poco odioso. Es un momento en el que te das cuenta hasta que punto hay una diferencia abismal entre ser un fotógrafo técnicamente competente y un artista. Pero bueno, creo que también son imágenes presentables. Así que os las pongo a vuestra disposición.

Portada de la publicación en mi biblioteca de Issuu - Pulsa en la imagen para acceder a la publicación

Recomendación musical

Hoy os sugiero escuchar las colaboraciones de Norah Jones con otros músicos en su disco … Featuring. A mí me gusta. Claro. E introducimos un poco de mestizaje en la cuestión, aunque no sea más que para llevar la contraria a los puros raciales (la cantante es hija del músico de sitar indio Ravi Shankar, y de la norteamericana Sue Jones).

Vías de descarga y recomposición de los trenes que servían el campo de Auschwitz II-Birkenau - Canon EOS 40D; EF 28/1,8 USM

Oswiecim… ¿y eso qué es?

Viajes

Hoy hemos estado en Oswiecim. Lugar del que casi nadie por esas latitudes ibéricas ha oído hablar. Pero es ahí donde hemos ido. A 65 kilómetros de Cracovia… aunque parecen una eternidad porque al tren o al autobús les cuesta hora y media llegar. Ahí es nada.

Bueno, pues seguro que la cosa seguro que os dice más si os digo que en Oswiecim está el campo de concentración de Auschwitz-Birkenau. Pero estos polacos, que tanta prisa se dieron en su momento en polaquizar todo nombre o todo resto de cultura germánica en su territorio, esto lo han dejado con el nombre original alemán. Para que el personal no se confunda con las responsabilidades.

Poco comentaré sobre la visita. Aquí hay poco lugar para las alegrías. Si te dejas llevar por la imaginación, y una vez en el sitio, es fácil sobrecogerse por la barbarie a la que es capaz de llegar el ser humano. Así que os dejo alguna imagen y ya está.

Blog802

Blog803

Blog804a

Blog805

Blog806

Blog807

A la vuelta, hemos cenado algo, y nos hemos dado una vuelta por el Rynek de Cracovia. Por ver un poco de alegría en la gente. Además estaba muy animado. Con espectáculos callejeros y todo.

Blog808

Blog809

Mañana comenzamos el regreso. Primero a Varsovia. El sábado, a España. Probablemente, las siguientes entradas las suba ya desde casa. Aunque les pondré las fechas adecuadas al momento del viaje.

Aún con problemas de red. Si hay problemas con las imágenes, un mensajico.