[Cine en TV/Cine y Foto] Películas para una semana santa (o de pasión, según gustos)

Cine

Pareciera que si a uno le toca quedarse la semana santa en Zaragoza, sin irse por el mundo, en cuatro días seguidos de fiesta algún rato habría para ir al cine. Pero ni ha habido mucha ocasión, ni la cartelera estaba lo suficiente atractiva para hacer el esfuerzo. Así que hice una selección de películas para ver, en la mayoría de los casos volver a ver, en la placidez del salón de mi casa. Y como ha sido interesante, y alguna que otra han ido a mi colección de películas de La fotografía en el cine, os lo cuento.

Miércoles santo, noche – Amarcord

Después de pasar la tarde del miércoles con asuntos varios y tomando unas cañas con unos amigos, me retiro para estar en casa a la hora de cenar. Llevaba tiempo que quería volver a ver esta película de Federico Fellini, que ya he decidido que es mi preferida del director italiano. Y como además está rodada en Rímini, en la misma región por donde anduve de vacaciones hace unas semanas, pues motivación extra. Realmente, es una película que cada vez me gusta más, a la que cada vez encuentro nuevos matices y nuevas formas de admirarme del buen trabajo realizado con este filme.

Pero es que además, me percaté de un dato que no había apreciado anteriormente. Constantemente sale un fotógrafo documentando las vidas de los habitantes de la pequeña ciudad de provincias a orillas del mar. Y me ha parecido motivo suficiente y razonable para incluir en mi lista de filmes sobre La fotografía en el cine. Hay sabréis más de lo que opino de ella.

Piazza del Popolo

Como no tengo fotos de Rimini, os dejo la piazza del Popolo de Rávena, que supongo que es un ambiente similar al de la ciudad de Fellini. O no. Yo que sé. Están cerca una de otra.

Jueves santo, noche – ¡Hatari!

También era una película que quería revisitar desde hace tiempo. Sobretodo porque la protagonista femenina, Elsa Martinelli, hace de fotógrafa. Y además está muy guapa. Motivos más que suficiente para integrarla también en mi colección cinemato-fotográfica. Es curioso, en esta última visualización, me ha parecido que es una película llena de defectos. Pero me sigue pareciendo una película que me gusta mucho ver. Inconsistencias que tiene uno; o virtudes de los buenos productos defectuosos de Howard Hawks.

Ayuntamiento

Anna Maria "Dallas" d'Allesandro, papel que interpreta la Martinelli, es una fotógrafa comisionada por el zoológico de Basilea para documentar la caza de animales salvajes. Ni tengo fotos de Tanzania, ni del zoo de Basilea; pero sí del ayuntamiento de la ciudad suiza.

Viernes santo, tarde – París, je t’aime

Para la sobremesa de un día que ha salido tormentoso y frío, y mientras hago tiempo para salir por la noche a cenar por ahí mientras los pasos de semana santa dan la barrila con sus bombos y tambores, tiro de “fondo de armario” y cojo del estante de los DVDs esta colectiva dedicada a la capital francesa. Cuando la vi por primera vez, cuando me regalaron el DVD, me gustó bastante. Esta vez estoy más crítico. Tiene episodios destacables o emotivos. Pero también tiene su porción de fragmentos absolutamente prescindibles. Bueno. Ahí se queda.

En cualquier caso, ver esta película provoca una reacción en cadena parisina.

Torre de Montparnasse

La película incluye un fragmento por cada uno de los "arrondissements" de París. O una buena parte de ellos. También Montparnasse, claro, con escena en la terraza de la torre.

Sabado santo, tarde – Before Sunset (Antes del atardecer)

Revisando la programación de la televisión por satélite, y después del regusto agridulce de la película del día anterior, me encuentro con la secuela de Before Sunrise (Antes de amanecer), que también transcurre en París. La secuela. La original transcurre en Viena. La original de los años 90 me pareció una peliculita romántica, muy apañada, original, y aunque me pilló en con diez años más que a los protagonistas, me gustó. Pero nunca había encontrado el momento de ver su secuela. Que me ha gustado bastante más que la primera. Supongo que porque los personajes son más adultos y, aunque les sigo llevando diez años de ventaja, sus planteamientos me parece más cercanos. Nuevamente, romanticismo a raudales, en un París en el que los tópicos aparecen con mucha moderación. Un París más real en el que la famosa torre de hierros no se ve desde todas las ventanas de la ciudad se orienten hacia donde se orienten.

Aunque la chica protagonista tiene un novio fotógrafo, no me parece excusa suficiente para incluir en mi colección fotografo-cinematográfica.

Bateau Mouche en el Sena

A los "bateaux mouches" de París siempre los asoció más a turistas japoneses ametrallando con sus cámaras fotográficas que a escenas románticas. Pero mira tú que en esta pelí,... hasta eso resulta mono.

Pero ya digo que se había iniciado una reacción en cadena, por lo que cuando llega el…

Domingo de Pascua – 2 days in Paris (2 días en París)

Julie Delpy, la protagonista femenina de las dos películas citadas en el apartado anterior, se pone detrás de la cámara y filma esta película sobre los problemas de pareja cuando se procede de culturas distintas, y hasta cierto punto divergentes. No sólo eso. También escribe el guion, compone las canciones y protagoniza la película. Su personaje es una fotógrafa. Y el maromo con el que sale, un pesado con una cámara fotográfica. Y si hablamos de fotografías con globos… El caso es que la película, sin ser una obra maestra, o llegar al nivel de las dos películas románticas antes citadas, no está mal. Y tiene un montón de referencias fotográficas. Así que otra que se incluye en mi colección de La fotografía en el cine.

Y bueno, este es el cine del que he disfrutado en las pasadas fiestas. Quizá os sirva como sugerencia.

Jim Morrison en el cementerio del Pére-Lachaise

El pesado del novio de Marion (Julie Delpy) se empeña en ir a Père-Lachaise a ver la tumba de Jim Morrison. Anda que no hay tumbas más interesantes que ver en este famoso cementerio.

El gran desfile de Fellini en el Jeu de Paume

Cine, Fotografía, Viajes

Siguiendo con los comentarios de las exposiciones visitadas en París durante mi último viaje, un lugar destacado tiene la programación del Jeu de Paume. Con el nombre más correcto de Galerie national du Jeu de Paume, el antiguo lugar de exposición de los impresionistas antes de su traslado al Musée d’Orsay, se ha convertido, y traduzco lo mejor que puedo de su presentación en internet, en un “lugar de referencia para la difusión de la fotografía y la imagen desde una aproximación resueltamente abierta y transversal tanto en el plano cronológico, del siglo XIX al XXI, como en el plano de las diferentes formas actuales de la imagen (fotografía, cine, vídeo, instalaciones…)…

Con semejante definición, se ha convertido para mí en un lugar obligado de peregrinación durante mis visitas a la capital francesa. Tiene dos sedes, la tradicional del Jeu de Paume en las Tullerías junto a la Place de la Concorde, y otra secundaria en el Hôtel de Sully. Hoy hablaré de lo que me he encontrado en la primera de ellas.

Jeu de Paume (Fellini y Vezzoli)

El Jeu de Paume en las Tullerías - Panasonic Lumix LX3

Y lo que me he encontrado es una amplia e interesantísima exposición titulada La Grande Parade (El Gran Desfile), dedicada al personalísimo director de cine italiano Federico Fellini. A través de dibujos, carteles, abundantes fotografías, fragmentos de sus películas y otros audiovisuales, la exposición hace un repaso exhaustivo de la obra del realizador, tanto desde el punto de vista cronológico, como desde el punto de los temas y los motivos que son constantes en sus filmes. El mundo del espectáculo, la religión, las prostitutas, los desfiles, la alta sociedad italiana,… por un lado. Giulietta Masina, Marcello Mastroianni, Anita Eckberg, Nino Rota,… por otro lado.

Globalmente considerada, la exposición es una delicia para cualquier aficionado al cine y a la imagen en general. Pero quizá el apartado que más me interesó de la exposición fue el dedicado a su esposa y musa, Giulietta Masina, que con su expresivo rostro, especialmente en los fotogramas de La Strada, enamora a cualquiera.

La exposición se podrá visitar hasta el 17 de enero de 2010.

Jeu de Paume (Fellini)

Fragmento de una de las películas del director italiano - Panasonic Lumix LX3

Jeu de Paume (Fellini)

Cartel francés de Le notti di Cabiria - Panasonic Lumix LX3

En paralelo a la exposición dedicada a Fellini, se ofrecen también algunas imágenes del artista conceptual Francesco Vezzoli, que también ha preparado un filme en el que reflexiona sobre algunos de los conceptos del universo felliniano.

Jeu de Paume (Vezzoli)

Imágenes de Francesco Vezzoli en el Jeu de Paume - Panasonic Lumix LX3