[Cine] Mud (2012)

Cine

Mud (2012), 30 de agosto de 2013.

Finales de agosto y la cartelera de cine sigue con aspecto veraniego. Aunque leemos algunas críticas interesantes sobre esta película de Jeff Nichols, que parece que está llevando una carrera discreta en salas de cine a lo largo del mundo, pero que gusta a la crítica y parece que al público votante de IMDb también. Aunque esto último no es necesariamente significativo de nada. Hay bodrios con un público fanático que aparecen con puntuaciones altísimas. Pero no parece ser este el caso. Así que ante la llegada a Zaragoza de una copia en versión original nos vamos a ver esta aventura a orillas del Misisipí.

Dos chicos de catorce años, Ellis (Tye Sheridan) y Neckbone (Jacob Lofland), en sus correrías por los brazos y las islas del Misisipí a su paso por el estado de Arkansas, descubren un pequeño barco colgado de los árboles en una de las islas próximas a donde viven. Y allí se encuentran con Mud (Matthew McConaughey), un fugitivo que viene huyendo de los cazarrecompensas que lo buscan por haber matado al hombre, hijo de un tipo poderoso, que había maltratado a la chica, Juniper (Reese Witherspoon), que es el amor de su vida. O por lo menos eso les cuenta, y por lo que les pide ayuda para poner el barco a flote. Mientras, Ellis tiene que afrontar una serie de cambios en su vida. Sus padres están a punto de divorciarse, y eso puede suponer el final de su modo de vida a orillas del río. Se ha fijado en una chica dos o tres años mayor que él de la que se ha enamorado, y de la que piensa que puede ser su novia. Y en medio de todo esto, llega a la ciudad Juniper, y la banda de cazarrecompensas que busca a Mud.

Soto de Cantalobos

El entorno del río, las mejanas y los galachos del Misisipi, aunque les llamen con nombres más sofisticados, son parte protagonista del filme, de hoy, y especialmente los bosques de ribera, los sotos como les llamamos por aquí, que crecen en ese entorno.

A lo que llevaba un ratito de visualización del filme, no pude evitar pensar en una de las primeras novelas que leí de forma integral en mi vida. Se trataba de Las aventuras de Tom Sawyer de Mark Twain. Una historia sobre un muchacho de las riberas del mismo río, el Misisipí, que junto con su amigo Huckleberry Finn recorre los alrededores de su pueblo, se enamora de su primera chica, se mezcla con malhechores, y ayuda a los perseguidos. Evidentemente, la tónica de ambas obras es muy distintas. Aquel del siglo XIX era un pilluelo en la optimista sociedad norteamericana del sur de los Estados Unidos de antes de su guerra civil, mientras que aquí estamos con un muchacho, reflexivo, razonablemente cabal, con sentido de la justicia, que pugna con encajar unos valores bastantes positivos con las realidades más pedestres y más grises desde el punto de vista ético de la vida y la sociedad del siglo XXI en el medio oeste norteamericano. Es la típica película de transición de la niñez hacia otra etapa, hacia una adolescencia de un muchacho en el que podemos percibir la capacidad de convertirse en un adulto cabal. Aunque eso le lleve a meterse en berenjenales de cuidado, y a acabar con frecuencia con un ojo hinchado. Estupendamente ambientada entre los meandros y las mejanas del río, con una fotografía muy cuidada, y una cuidadosa banda sonora basada en sonidos countries que acopaña pero no se entromete.

Todo ello perfectamente fundamentado sobre unas interpretaciones de muy alto nivel. El peso de la película lo llevan los dos chavales, y especialmente Ellis, con un Tye Sheridan que a pesar de su juventud está en estado de gracia, muy bien acompañado por el otro muchacho, un habitante local que se acerca por primera vez a una cámara de filmación. Creo que fue Spencer Tracy el que decía aquello de que no había que rodar con niños o perros por te roban la película. Pues bien, efectivamente, estos dos muchachos se adueñan por completo de la pelicula. Lo cual está bien, por que es Ellis y no Mud el auténtico protagonista del filme. Mud es un desencadenante. Un catalizador para desencadenar todos esos cambios que lo acechan. Y aquí nos encontramos la segunda sorpresa agradable. Los adultos lo hacen bien. Incluso intérpretes como McConaughey o Witherspoon que han alternado alguna cosa interesante con no pocos bodrios, se muestran sobrios y convincentes. Los mismo podemos decir de los padres de Ellis, Sarah Paulson y Ray McKinnon, o de ese vecino osco y cascarrabias que tiene un papel fundamental en el desenlace del filme, interpretado por Sam Shepard.

Ha sido una muy agradable sorpresa en este final de agosto, encontrar un filme sobrio pero interesante de ver, con una buena puesta en escena, una trama no original pero sí mejor llevada que otras similares, y unas interpretaciones de muy buen nivel. Lo único que se le podría achacar es una duración un poco más estirada de lo que la historia da de sí. Pero como uno empatiza y se mete en la piel de los personajes, tampoco se nota mucho. Recomendable, sin duda.

Valoración

  • Dirección: ***. Bien llevada, correcta técnicamente y al servicio de una historia y unos personajes interesantes.
  • Interpretación: ****. Muy bien. Todos. Empatizas y comprendes muy bien quienes son y que buscan en la vida todos los personajes.
  • Valoración subjetiva: ****. Película con regusto positivo. Sales bien del cine, pero el recuerdo posterior y la reflexión sobre lo visto, aumenta su valor.
Desembocadura del río Gállego en el Ebro

Lo que pasa es que los del Ebro, o el Gállego que vemos desembocar en la fotografía, son más discretos, y sufridos también porque están en peligroso retroceso. Pero no deja de ser lo mismo, pero en pequeño. Y sin gente con pistola.

[Cine] Bestias del sur salvaje (2012)

Cine

Bestias del sur salvaje (Beasts of the Southern Wild, 2012), 27 de enero de 2013.

No ha llegado esta película a la cartelera zaragoza en versión original, y eso nos jorobó, pero fuimos. Luego he solventado la negligencia de las distribuidoras y los exhibidores por esos medios que a ellos tan poco les gusta. Pero, así son las cosas… En cualquier caso, los comentarios sobre esta película venían siendo que es la sorpresa de cara a los próximos premios Óscar. Por su calidad, por su profundidad, y por sus interpretaciones a cargo de intérpretes desconocidos.

Dirigida por  Benh Zeitlin nos cuenta la historia de una niña, Hushpuppy (Quvenzhané Wallis), que vive en una de las islas del delta del Misisipi al sur de Luisiana, amenazados por la erosión, por las mareas, por el aumento del nivel del mar debido al cambio climático, y por las diques que protegen las zonas industriales, y que impiden que drenen las aguas de la región. Vive con su padre, Wink (Dwight Henry), colérico y enfermo, aunque quiere a su hija. Conoceremos como sobreviven con una pequeña comunidad de habitantes de la isla a una gran tormenta y como, ante el agravamiento del padre, Hushpuppy va a la búsqueda de la madre, que puede o no ser una camarera de un prostíbulo flotante no lejano. Durante la película, los míticos uros ya extinto aparecen en las fantasías de la niña como una amenaza procedente de los deshielos árticos.

Músicos callejeros cantan (mal) canciones de Amaral en la pza. José Sinués

Acompaño la entrada con algunas fotos tomadas en la fiesta de San Valero de Zaragoza, como este grupo que con gran dedicación destrozaba las canciones de Amaral en la plaza de José Sinués, detrás del Teatro Principal.

Película realizada con medios muy básicos, rodada modestamente en película de 16 mm, y que sin embargo goza de una espléndida fotografía y realización. Todo ello acompañado de una historia conmovedora, con unos paisajes que te trasladan a lo más profundo del profundo sur, en los bayous del Misisipi, y que nos lanza un mensaje fundamentalmente ecológico, y defensor de formas alternativas de vida que son a la vez símbolo de libertad pero también de la pobre marginalidad de nuestra aparentemente opulenta sociedad. Todo ello rodado en un ambiente que mezcla realidad y un cierto grado de fantasía, la de la niña protagonista.

Pero el gran hallazgo del filme son el reparto de desconocidos, que con gran naturalidad encarna a los habitantes de la isla. Se ha hecho especial incidencia en la niña protagonista que ocupa la mayor parte del minutaje del filme, pero todos y cada uno de los intérpretes, incluido especialmente el padre, cumplen sobradamente con lo que se espera de ellos.

Los niños disfrutan con el Tragachicos en la plz. del Pilar

Está de moda el Tragachicos en todas las fiestas populares. Ayer, situado en lugar preferente ante el Ayuntamiento de la ciudad.

Estamos por lo tanto ante una película distinta. Una de esas joyas del cine independiente que se asoman ocasionalmente a la cartelera e incluso a los brillantes focos de los fastos de Hollywood, supongo que sin esperanza alguna. Aunque ya es suficiente indicativo de su notable calidad el hecho de que estén ahí presentes. Desde luego yo la recomiendo totalmente. La lástima es que no se proyecte en pantalla grande en versión original. Cosa que uno puede resolver en su casa con un poco de habilidad.

Valoración

  • Dirección: ****
  • Interpretación: *****
  • Valoración subjetiva: ****
Por una desierta calle del Temple transita un ciclista

Gran animación en la plaza del Pilar, calles vacías en el resto del casco viejo.

En lo que se refiere a mis preferencias sobre los candidatos a los premios Óscar, pues me lo he estado pensando y he cambiado algunas opciones que tenía planteadas hasta ahora.

Como película sigo manteniendo como preferida Life of Pi, aunque me cuesta mucho no pensar en Amour como mejor película. Es curioso que Argo, que está recibiendo muchos premios, no consigue convencerme para que la sitúe entre los primeros puestos de mis preferencias.

La niña de la película de hoy lo hace de maravilla, pero me resulta muy difícil situar su interpretación entre las realizadas por las actrices adultas protagonistas. No la situaré de las primeras, pero he decidido que tampoco la voy a dejar la última de mis preferencias. Y decididamente, creo que la mejor es Riva.

Entre los hombres protagonistas, es más difícil escoger, pero sigo decantándome por el Valjean de Hugh Jackman. Aunque todavía no la he reseñado aquí, podréis comprobar que ya he situado en su lugar a las candidaturas de Flight que ya he visto,… vamos a decir que en un visionado previo. Y el trabajo de Denzel Washington ya advierto que no me ha disgustado.

De todas las películas que tienen candidaturas en las categorías que he seleccionado para su seguimiento, sólo me queda comprobar la dirección de fotografía de Anna Karenina. Difícil de hacer antes de los premios, porque no se estrena en España hasta marzo. Y no se si es justo valorarla haciendo trampa, viéndola en vídeo…

Ya dejan hacer fotografías (sin flash) en el museo Pablo Gargallo

Y museos gratis todo el día, y por lo tanto más animados que de costumbre. En el Pablo Gargallo dejan hacer fotos sin flash. Me parece bien, leñe. Que la cultura es de todos. Lo único es que hay que evitar molestar a los demás o dañar lo expuesto al evolucionar con la cámara. Mucho cuidado.