[Recomendaciones fotográficas] Documentando viaje a Japón y algo más

Fotografía

Hoy ha sido un día raro. Ayer acabé cansado. Por la mañana me di una caminata respetable, pensando que la tarde iba a ser tranquila. Y calurosa. Pero por al mediodía me sugirieron un plan para la tarde, que a lo tonto modorro me hizo conducir 280 kilómetros. Aunque aprovechamos, porque no nos pillaba lejos, para visitar el dolmen de Ibirque, un paraje estupendo que conocí por primera vez hace poco más de diez años. En mayo de 2009.

Fotografía de mayo de 2009 realizada con un Pentax K10D y un SMC-A 35/2,8. La vegetación que lo rodeaba entonces estaba más rala. Ayer nos lo pasamos sin verlo desde el coche. Tuvimos que retroceder 650 metros.

El caso es que permanecimos un par de horas allí, hasta la puesta de sol. Yo llevaba un par de cámaras, una digital, la Canon EOS 5D Mark II con un par de objetivos, el Tamron 35/1,8 y un Olympus Zuiko 21/3,5 con montura adaptada, y la Fujifilm GS645S Wide60 con película Fujicolor Pro 400H. Que no he mandado a revelar todavía. Como esa película es en color, para esta entrada he revelado las fotografías digitales en blanco y negro. Con todo esto… pues era pasadas las once de la noche cuando llegaba a casa. Cansado, como decía. Así que hoy he funcionado al ralentí. Motivo por el cual sólo hablaré de una parte de las recomendaciones fotográficas que tenía preparadas.

Creo que ya lo comenté el jueves. Tenemos billetes de avión para el 24 de septiembre a Tokio. Dos semanas en Japón, de lo cual no tenemos nada más preparado. No queremos solapar demasiado el viaje que hicimos en 2014. Así que hoy he estado investigando posibles. El caso es que me he encontrado con un artículo en la revista digital Dodho sobre cinco fotógrafos japoneses interesantes.

Osamu Jinguji (página web; instagram) es uno de los muchos fotógrafos que pasean las calles de las ciudades japonesas, especialmente Tokio, para obtener esa fotografía documental en blanco y negro tan contrastada. A veces muy agresiva por la forma en que se echan encima de los transeuntes. Pero creo que este fotógrofo dice alguna cosa más que esa moda que arranca de los fotógrafos nipones de los años 60 y 70.

Koji Tajima (página web) comparte algunas de las características visuales del anterior, especialmente con el blanco y negro contrastado. Pero cambia el tema, ya que su fuerte es la arqujitectura, y por lo tanto juega mucho con patrones y geometrías. También hace fotografía en color en ocasiones. Y en muchas ocasiones juega con las paradojas geométricas.

Ryota Kajita (página web; instagram) busca la abstracción en la naturaleza. Especialmente en el invierno cuando las cosas se hielan, y el hielo fabrica formas extrañas, caprichosas. También fiel al blanco y negro.

Shinji Ichikawa (página web) tiene un estilo muy distinto a los anteriores. Para empezar, utiliza el color con abundancia y maestría. En segundo lugar, también se aleja de los entornos urbanos buscando distintos espacios con distintos significados. Puede ser la espiritualidad y la tranquilidad de los santuarios sintoístas. Puede ser la calma de los grandes espacios abiertos. Los naturales o los no tan naturales. Y eventualmente también vuelve su vista hacia las estructuras más artificiales buscando la abstracción y el juego de las formas geométricas, con el añadido del contraste cromático.

Finalmente, Tomohide Ikeya (página web; instagram) se sumerge en el agua para captar las formasy la expresividad de los cuerpos humanos. A veces en aguas tranquilas, profundas, en las que predominan las formas. Otras en las turbulencias de los rápidos, donde se transmite inquietud, riesgo, combate permanente.

Cuando visitamos Japón en 2014, mientras tomábamos en una terracita de Nara, ya al anochecer, unas cervezas y unas tapas de pulpo crudo, mi compañera de viaje hizo la siguiente observación, había sido un día de sol y calor,… “Las nórdicas visten a 20 ºC como las españolas a 35 ºC, mientras que las japonesas, en un día cálido y húmedo a 30 ºC visten como las españolas a 20 ºC”. Lo que no nos quedó claro era si la mayor abundancia de centímetros cuadrados de tejido que cubren su piel se deben al pudor o al deseo de evitar que la piel pierda su blancura. Tradicional signo de belleza en oriente. En Magnum Photos han publicado un artículo en el que la fotógrafa Sim Chi Yin investiga visualmente sobre los modos y las formas de los chinos cuando toman vacaciones. Sim Chi Yin es nacida en Singapur, de origen chino, y en estos momentos basa su actividad en la capital del gigante asiático. Actualmente es candidata a asociada permanente en la prestigiosa agencia. En este trabajo resalta la importancia de la industria del ocio en la creciente clase media china, todavía una porción pequeña de esa sociedad, pero en números absolutos muy importante, donde muchas de las instalaciones son prefabricadas. Parques acuáticos que suplen a la auténtica naturaleza, a las auténticas playas. Y donde no es raro encontrar a bañistas que vestidas con un bañador de una pieza, cubren también su cabeza y brazos para evitar el impacto de los rayos del sol y la pérdida de su belleza por un bronceado no deseado. Genera uan sensación extraña este artículo.

[Recomendación fotográfica] Leed revistas de fotografía, el BJP está bien

Fotografía

Llega a España eso que los españoles llamamos, y esperamos con tanta ilusión, “un puente”. Un festivo oficial a corta distancia de un fin de semana, y si conseguimos el día extra, montamos unas pequeñas vacaciones. Pero el tiempo se ha revuelto en los últimos días. Como comentábamos el sábado, este año el otoño ha durado doce horas. Hasta el viernes el ambiente era más primaveral o moderadamente estival que otoñal. El sábado por la tarde íbamos abrigados hasta las cejas, como si estuviésemos en pleno invierno. Así que, aunque parece que a partir de mañana las cosas mejoran, existe la posibilidad de que una parte más o menos importante “del puente” no esté en condiciones ideales para actividades lúdicas al aire libre. Entonces… ¿por qué no buscarnos un buen número de una revista de fotografía?

Entre ellas, la decana es el British Journal of Photography, que se viene publicando desde 1854, durante 164 años, cuando todavía la fotografía estaba en pañales prácticamente. Era la época de los daguerrotipos y las gomas bicromatadas, que empezaban a verse amenazados por el colodión húmedo como proceso mucho más conveniente. Sin embargo, si hojeamos un número cualquiera de la revista, que se publica mensualmente tanto en formato de papel como electrónico, vemos que, lejos de estar anclada en el pasado, es un exponente de la fotografía más contemporánea. Dedica sus páginas tanto a la obra de fotógrafos plenamente establecidos como a fotógrafos emergentes, con buen índice de predicción de quienes van a surgir como referentes futuros. Eso sí… pocos ídolos de masas de las redes sociales aparecen por sus páginas, aunque también dedican artículos a fotógrafos destacados en las mismas. También publica en sus páginas en internet pequeños artículos, a modo de blog, que reflejan lo publicado en la revista mensual o se hacen eco de la actualidad más inmediata… o lo que sea. Veamos algunos ejemplos recientes.

20180709-9930166

Ilustro estas entradas con algunas fotos del agradable principio del otoño que hemos tenido en Zaragoza… un tiempo que ahora nos parece lejano, aunque tal vez regrese durante alguna semana.

Hace un par de semanas, una colaboración esponsorizada por Intrepid Camera Co., la empresa que está consiguiendo revitalizar el gran formato a base de bonitas cámaras de marquetería a buen precio. En el artículo, una serie de fotógrafos fieles a la fotografía argéntica emiten sus impresiones sobre la importancia del trabajo en el laboratorio y de las ampliaciones personalizadas, fuente de trabajo original e irrepetible. Del laboratorio, nunca salen dos copias iguales. Serán muy similares, pero no iguales.

Seguramente, el retrato es uno de los géneros fotográficos más representados en las páginas, tanto físicas como virtuales, del BJP. Y así, hemos visto el interesante trabajo de Sophie Harris-Taylor, que explora las cargas que sufren mujeres adolescentes y jóvenes con enfermedades en la piel que se hacen visibles en sus rostros, en una sociedad donde la apariencia es tan importante y, en ocasiones, tan excesivamente definitoria, en contraste con otros valores.

O hemos visto el trabajo de Chloe Sheppard, reflexionando sobre lo que es ser una adolescente o una mujer joven hoy en día, utilizando fotografía argéntica y sin retoques. Sin trampa ni cartón. Pero con un punto de vista positivo. La propia Sheppard utiliza con frecuencia el autorretrato, como forma de entenderse con su propio cuerpo y aspecto, alejado de los estándares de belleza actuales.

20180726-9930230.jpg

En otro artículo, Martin Toft mezcla el retrato con el reportaje y el paisaje, para analizar la relación íntima y espiritual que los maoríes, pueblos indígenas de nueva Nueva Zelanda, mantienen con el río Whanganui, uno de los pocos lugares que no han sido totalmente usurpados por los colonizadores europeos, y cuya integridad se ha decidido por ley en el país meridional.

La última entrada que recomiendo leer no viene de las páginas en internet de BJP sino de Magnum Photos. Ambas instituciones se alían para promover talleres de formación para fotógrafos que colaboran con organizaciones no gubernamentales. La fotografía como motor del cambio social es el tema. Todo ello aderezado con las fotografías de la singapureña de origen chino Sim Chi Yin (en Magnum Photos), actualmente establecida en Pekín, y que es una de las fotógrafas más comprometidas en la actualidad, con temas de fuerte interés social en Asia, especialmente relacionados con las migraciones.

20180722-9930220.jpg

[Recomendación fotográfica] Fotógrafas en Cortona, en modo virtual

Fotografía

Cortona es una bella ciudad italiana en la Toscana. Decir “bella ciudad” y decir “en la Toscana” resulta casi redundante. De tal modo la historia ha dotado a esta región italiana de bellas ciudades, en las que durante siglos florecieron la cultura y las artes. No es de las más conocidas, quizá por ser de las más alejadas de Florencia. De hecho, está en el extremo sur de la región. Yo la visité en una excursión desde Perusa, hoy en día muchos prefieren mantener la forma italiana Perugia, que incluyó la también toscana y bella ciudad de Arezzo. El caso es que desde hace siete años, Cortona tiene su propio festival de fotografia para el verano, que va ya por su octava edición. Y tan poco tiempo ha alcanzado un gran prestigio; Cortona on the Move.

Cortona 03

Por supuesto, pasearemos fotográficamente por las calles de Cortona. A la caída de la tarde, que la luz es más cálida y bella.

Ni que decir tiene que yo preferiría visitar la ciudad y las exposiciones en vivo y en directo. Cada año. Y disfrutar de los paisajes, y de los vinos blancos a base de trebbiano toscano, verdicchio o grechetto. O los de la cercana ciudad de Orvieto. Pero no puede ser. Así que vamos a hacer el recorrido virtual de las exposiciones de este año, siguiendo las indicaciones que nos hacen desde el British Journal of Photography. Y ya nos avisan que este año lo han dedicado al trabajo de mujeres fotógrafas. Algunas muy interesantes. Más que interesantes. No entraré en comentarios, pero os dejaré enlazados los principales trabajos.

Elinor Carucci, israelí que llega desde los Estados Unidos a pesar de su nombre italiano, con su trabajo Getting Closer, Becoming Mother: About Intimacy and Family.

Tanya Habjouqa, jordana/tejana, preocupada por los conflictos de Oriente Medio, con su proyecto Tomorrow There Will Be Apricots.

Cortona 01.jpeg

The Red Road, un proyecto conjunto sobre los nativos americanos de la fotógrafa Carlotta Cardana, italiana radicada en Londres, y de la escritora Danielle SeeWalker.

Poulomi Basu, fotógrafa que creció en Calcuta, y que habla de la violencia perpetrada sobre las mujeres en Nepal y en la India en su proyecto A Ritual of Exile.

La belga Sanne De Wilde presenta su proyecto The Island of the Colorblind, del cual podéis ver un vídeo a continuación.

Debi Cornwall, norteamericana, se define como artista documental conceptual que regresó a la expresión visual después de una “equivocada” carrera como abogada durante 12 años. Presenta su trabajo Welcome to Camp America: Inside Guantánamo Bay, donde muestra una visión crítica de esta prisión extraterritorial y fuera del ámbito del estado de derecho que dicen defender los gobernantes de su país.

Finalmente, la china Sim Chi Yin, reciente adquisición de Magnum Photos, que presenta Fallout, un proyecto formado por dípticos de fotografías en las que aparece una de la frontera chinonorcoreana y otra de las instalaciones de control o almacenaje de armas nucleares en Estados Unidos. Forma parte de un encargo de Internacional Campaign to Abolish Nuclear Weapons (ICAN), organización premiada con el Nobel de la Paz en 2017.

Hay otras exposiciones. También de fotógrafos masculinos. Pero centrémonos en lo distintivo de la edición de este año del festival. Ya que no podemos ir, por lo menos podemos visitar virtualmente las exposiciones. Habrá para todos los gustos.

Cortona 04