[Televisión] Cosas de series; zombis a la francesa para Todos los Santos

Televisión

No mucho que comentar esta semana. Decir que voy muy justo de tiempo para ver muchas de las novedades de este año y algunas de temporadas pasadas, por lo tanto he decidido hacer limpieza de mi cartelera televisiva:

De temporadas pasadas, no voy a seguir con la segunda temporada de The Librarians. Aunque simpática, no tiene calidad suficiente para mantener estas aventurillas en mi cartelera cuando está tan apretada.

La novedad de la semana pasada, Wicked City, no me atrajo lo suficiente y la voy a abandonar ya.

Blindspot, que es uno de los estrenos más destacados, no me parece que esté a la altura de las expectativas levantadas en los primeros episodios y también se cae de la cartelera.

The Grinder es una sitcom que tampoco me ha acabado de enganchar. No me gustan mucho los personajes.

Esta semana vi algún episodio de The Muppets, que han vuelto. Esta especie de 30 Rock con marionetas no me ha devuelto las sensaciones de mi adolescencia. Tampoco permanece.

Paisajes alpinos para acompañar una serie que se desarrolla en los Alpes. Bien es cierto que en los franceses, y aquí tenemos los suizos, en el encabezado (Zermatt) o en esta foto del mone Pilatus sobre Lucerna.

Paisajes alpinos para acompañar una serie que se desarrolla en los Alpes. Bien es cierto que en los franceses, y aquí tenemos los suizos, en el encabezado (Zermatt) o en esta foto del mone Pilatus sobre Lucerna.

De este modo, me dejo espacio para probar algunas novedades potencialmente interesantes en las próximas semanas, y para recuperar retrasos de otras que quiero seguir viendo.

Y hemos asistido al final de la segunda temporada, y de momento de la serie, de Les Revenants. Los retornados de la muerte franceses nos han ofrecido dos temporadas de ocho episodios, con tonos muy distintos, desde luego mucho mejores que la película que las inspiró, y que de alguna forma dan un nuevo sentido al tema de los muertos vivientes. Esos zombis tan populares en la actualidad en diversas declinaciones… desde los “muertos andarines” con dos series propia, a los tipos “congelados” de Game of Thrones, pasando por… todo tipo de situaciones. Ya lo dicen los anglosajones, “Everithing’s best with zombies”. Pero los zombis franceses, estos “retornados”, no son iguales que los anglosajones. No dan asquito,… aunque algunas escena de asquito ha habido,… hablan y razonan, algunos por lo menos,… tienen sentimietos,… y andan desorientados en ese claustrofóbico valle alpino, donde las inundaciones parecen darse con excesiva frecuencia, y con consecuencias extrañas.

Las virtudes de la serie han sido puestas de manifiesto en diversas ocasiones. Realizada con un presupuesto bajo, cuenta sin embargo con un excelente reparto, y su realización técnica, si bien sencilla, es elegante y esmerada. Una cuidada banda sonora, un buen diseño de producción y una excelente fotografía dan empaque a la serie, dándole una personalidad propia, muy europea, alejada de los modos anglosajones. Aunque no podamos dejar de encontrar similitudes con productos anglosajones situados fuera de las corrientes principales.

O con los alpinistas subiendo al Breithorn en la frontera en Suiza e Italia, también cerca de Zermatt.

O con los alpinistas subiendo al Breithorn en la frontera en Suiza e Italia, también cerca de Zermatt.

Una manía de muchas series con misterios es la de que parece que necesitan dar explicación a todos esos misterios. Lo cual es como asumir que los espectadores no son capaces de construir su propia historia con los ladrillos que ofrece la serie, o de concluir a su modo y rellenar los huecos el producto final. Una pena, porque si una serie o una película de cine obliga al espectador a hacer un esfuerzo para concluir el producto, hace de estas producciones algo más interactivo o proactivo por parte del espectador. Mucho más creativo. Y la segunda temporada de Les Revenants se las ha apañado para resolver tantos misterios como despertar otros. Porque la figura del niño Victor/Louis y ese final con bebé son misterios que van creciendo y que quedan sin resolver. ¿Podrían ser la base para que, cuando sea, cuando tengan una historia, volver con una tercera temporada? Chi lo sa! Perdón, en francés. Va savoir! Quién sabe.

Mi recomendación es darle una oportunidad. Aunque es de esas historias que tienen tantos matices y tantas historias paralelas, que sientes que siempre te estas perdiendo algo. Quizá,… en algún momento,… haga una segunda lectura. Perdón, visualización.

O en el llano rodeado de gigantes alpinos de Interlaken.

O en el llano rodeado de gigantes alpinos de Interlaken.

[Televisión] Cosas de series; una comedia indefinible, algunas monadas y un adiós bibliotecario

Televisión

En esta semana han continuado llegando algunas novedades de enero, aunque parece que lo más interesante nos llegó en las semanas anteriores. Y también parece que tenemos que decir algún adiós.

Primero decir que he retirado de mi cartelera al drama de espionaje State of Affairs. Ver esta versión de Homeland pero como si estuviera protagonizada por la muñeca Barbie y una legión de Kens sólo se podía calificar de estúpido guilty pleasure.

En el apartado de los retornos, ha comenzado la cuarta temporada de Call the Midwife. Tengo este drama amable británico amenazado de retirada de mi cartelera televisiva por ñoño, beato y porque se ha ido su protagonista original, la “ubercharming” Jenny Lee (Jessica Raine). Ya veremos si aguanta en mi pantalla. Pero si hasta la comadrona pendoncilla se va a casar con un cura…

Hoy sigo mostrando algunas fotografías realizadas con la Hasselblad.

Hoy sigo mostrando algunas fotografías realizadas con la Hasselblad.

Entre las comedias de situación, una situación habitual es la del chico soltero que busca el amor de su vida, siendo un romántico empedernido. Pues bien, la relativamente inclasificable Man Seeking Woman va de eso, cuando al protagonista su novia rompe con él. A partir de ahí comienza la búsqueda de ese amor de su vida… pero con unos tonos de absurdo y surrealismo que todavía no sé si son una genialidad o una ida de olla. Me igual que estemos hablando de una cita a ciegas con una trol o que tu ex esté saliendo con un Hitler de 120 años que nunca se suicidó. Ya veremos por donde sale esto.

Nos ha llegado la versión televisiva de 12 monkeys. No sé si aguantaré mucho más con ella. Si no hubiera el precedente de la interesante película de Terry Gilliam, a lo mejor me parecía curiosa. Pero en estos momentos, no le encuentro sentido. No aporta nada a la historia que ya hemos visto, sus intérpretes no tienen ni la vigésima parte del carisma de sus predecesores y los cambios que hasta ahora han hecho en la trama me parecen del todo intrascendentes. Su pongo que la curiosidad me hará ver algunos capítulos más, por sí remonta. Pero es una serie que no tiene mucho sentido desde mi punto de vista.

Estas corresponden a cuando por fin, tras diversos avatares, pude probar el Sonnar 150/4, un objetivo que equivale a un teleobjetivo corto de entre 80 y 85 mm de distancia focal en el formato de 24 x 26 mm.

Estas corresponden a cuando por fin, tras diversos avatares, pude probar el Sonnar 150/4, un objetivo que equivale a un teleobjetivo corto de entre 80 y 85 mm de distancia focal en el formato de 24 x 26 mm.

Y finalmente despedimos la primera temporada de The Librarians. Una serie basada en unos telefilmes previos de aventuras fantásticas que no eran gran cosa, una especie de Indiana Jones cutre, aunque con algún detalle simpático. Estos diez episodios tampoco han dado mucho más de sí. No sé si volverá o no. Y si vuelve, no sé si la veré o no. Si no tengo nada mejor que hacer…

Y hasta la semana que viene, en la que habrá varias despedidas y tal vez aproveche para comentar la marcha de alguna de las novedades de este mes de enero.

Lo cierto es que salvo por su limitada apertura máxima, f/4, es un objetivo agradable de usar y con unos resultados estupendos.

Lo cierto es que salvo por su limitada apertura máxima, f/4, es un objetivo agradable de usar y con unos resultados estupendos.

[Televisión] Cosas de series; muchas idas y venidas justo antes de Navidad

Televisión

Como consecuencia de mi semana en París, cogí mucho retraso en el seguimiento de las series de televisión. También ha habido muchos cambios en las últimas dos semanas. Novedades y finales diversos. Me encuentro también con que parece que ando con menos tiempo para ver televisión. En fin. Que en estos momentos, dejo para el parón navideño el recuperar el ritmo con las series que se encuentran hacia mitad de temporada, y voy a comentar las novedades y los finales que se están produciendo en estos días.

Sí quería anunciar mi adiós definitivo a dos series, Resurrection y The 100, que nunca me convencieron mucho, y que definitivamente en esta su segunda temporada no había conseguido llegar a interesarme. Así pues, dado que como digo tengo menos tiempo, se han caído de mi cartelera, sabiendo que no las voy a echar mucho de menos. Mientras, ha regresado una comedia de situación, no especialmente brillante, pero simpática y con algún momento divertido, Ground Floor, que de momento parece segura en mi cartelera. Especialmente dada la escabechina de este tipo de series que ya comenté en semanas pasadas se ha producido este año.

Ha habido dos novedades, Girlfriends’ guide to divorceMarco Polo, que no me interesaron ni para que terminara de ver su primer episodio. Así que nada. Fuera. En la que más expectativas tenía puestas era en la segunda, un drama histórico, que no me convenció nada. Su fórmula es la habitual; intriga, algo de sexo, algo de violencia y nulo rigor histórico.

Han creado una serie, The Librarians, a partir de un personaje de telefilmes televisivos, un sucedáneo de Indiana Jones, que no eran muy buenos en sí mismos. Más bien cutres. No les concedo un futuro muy alagüeño. Al menos en mi televisor. Pero lo probaré durante las navidades.

Hoy nos pasearemos por los barrios de Londres que más nos recuerden al de los años 70. Como en los alrededores de King's Cross.

Hoy nos pasearemos por los barrios de Londres que más nos recuerden al de los años 70. Como en los alrededores de King’s Cross.

También nos llega una drama de ciencia ficción, Ascension, en formato de miniserie de seis episodios, sobre el que había muchas expetativas. Tal vez Syfy intentando recuperar la gloria de los tiempos de Battlestar Galactica. Pero lo cierto es que el primer episodio me ha dejado un poco frío. Como son solo seis episodios, para ver estas navidades, supongo que la terminaré.

Y hemos tenido tres finales. A uno de ellos, final definitivo de la serie, The Newsroom, le dedicaré un artículo en exclusiva. A lo mejor el sábado.

De la comedia de humor negro y sarcástico en entorno médico Getting On, no sabemos todavía si volverá o no. Con su cortas temporadas, hasta ahora dos, de seis episodios de media hora de duración, las aventuras de esta disfuncional sala de atención geriátrica de un hospital americano nos provoca momentos absolutamente surrealistas mezclados con críticas mordaces al sistema sanitario norteamericano. A mí me parece muy buena, pero en ocasiones tremendamente dura. No hay piedad por parte de los guionistas hacia los caracteres de esta peculiar unidad de hospitalización, donde continuamente se ponen en cuestión temas éticos, tanto a nivel personal como de las organizaciones sanitarias.

Finalmente, hemos podido disfrutar también de los seis episodios de una hora de duración de The Game. Historia de espías británicos de corte tradicional, ambientada durante los años 70 en plena Guerra Fría. Un grupo de agentes del MI5 británico que se tienen que enfrentar a una grave amenaza por parte del KGB soviético, que puede hacer tambalear el equilibrio de fuerzas del momento. Desconocen la naturaleza de la amenaza. Y está claro que parece que entre ellos hay un topo. Quizá no sea una historia novedosa, pero está muy bien hecha y muy bien interpretada. Se toma su tiempo para despegar, y al final llega al desenlace con coherencia, sorprendiendo al espectador al mismo tiempo. A mi me parece muy recomendable.

Como veis, muchos cambios y novedades. La semana que viene más.

La serie de espías que comento hoy también nos lleva por el Regent's Canal. Eso sí siempre en un ambiente brumoso, nada del sol que me hace a mí por esas tierras.

La serie de espías que comento hoy también nos lleva por el Regent’s Canal. Eso sí siempre en un ambiente brumoso, nada del sol que me hace a mí por esas tierras.