[Vídeo – cine] Aniversario de Desayuno con diamantes

Cine

Breakfast at Tiffany’s (en España, Desayuno con diamantes) es una película que siempre me ha producido sensaciones contradictorias. Por una lado, es innegable el encanto del filme y, especialmente el de su personaje/actriz protagonista, Holly Golightly (Audrey Hepburn). La Hepburn estaba en la cima de su capacidad de encandilar las audeiencias.

Sin embargo, también leí en su momento el relato de Truma Capote en el que se basa la película. Y a pesar de su paralelismo argumental inicial, pronto el filme se va desviando hacia otra cosa. Hacia una dulce fábula que nada tiene que ver con la realidad. Y eso me hizo odiar profundamente a Blake Edwards. Por cobarde. Desde entonces no he querido volver a ver el filme.

En cualquier caso, nada impide que disfrutemos con uno de los momentos mágicos del mismo. Con la mágica interpretación que de Moon River hace Holly Golightly, sentada en el alféizar de su ventana. Ayer fue el 50º aniversario del estreno del filme, excusa más que razonable para realizar este recuerdo.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=BOByH_iOn88]

[Libro] Niños en su cumpleaños

Literatura

Desde hace unas semanas estaba en un impasse lector. En vacaciones me llevé algún libro pero no leí mucho. Y no lo terminé. Ya veremos si lo retomo. No estaba mal. Pero me cuesta retomar los libros que no leo de seguido. Así que tenía que romper esta nefasta inercia de falta de lectura, y me fui a una de mis librerías favoritas. Para garantizar el éxito me compré un par de libros de pequeña extensión. Ya he terminado uno. De Truman Capote. Os lo cuento.

Niños en su cumpleaños
Truman Capote
Nørdica libros; Madrid, 2011
ISBN: 9788492683369

En alguna población rural de Alabama, se produce una revolución social entre la chiquillería del lugar. Un día, el autobús de las seis trae a Miss Bobbit, una niña de 10 años, que por sus formas y su sofisticación causa sensación entre el resto de los niños y preadolescentes de la población. Durante un año, asistiremos a cómo se desarrolla la vida en este pueblo, y cómo dos mejores amigos, de 12 o 13 años, enamorados de la niña, pelearán por ella y pondrán a prueba su amistad. Desgraciadamente, el autobús de las seis se la volverá a llevar un año después de su llegada, en circunstancias nefastas.

Cuando leí la contraportada del libro, pequeñito, estamos hablando de un relato corto, un cuento, y comprendí cual era el entorno en el que se desarrollaba la acción, no pude resistir la tentación de comprarlo. En lo primero que pensé fue en Matar a un ruiseñor, la novela que dio a su escritora, Harper Lee, el premio Pulitzer, aunque la escritora pocas cosas más nos ha ofrecido con posterioridad. Amiga de Truman Capote, se ha rumoreado en ocasiones que el auténtico autor de la deliciosa novela del profundo sur pudiese ser el propio Capote. O al menos, que el célebre escritor hubiese revisado y rehecho fuertemente el texto. Nunca se ha confirmado. Pero el morbo me hizo comprar el libro del autor.

Lo cierto es que el pequeño relato se justifica por sí mismo. Está escrito con una gracia y un frescura notables. Realmente nos lleva al mismo entorno social que la novela de Lee, ese sur profundo, muy conservador, muy racista, con niños que viven en las calles, con escasos recursos y expectativas, pero a pesar de todo con mucho humor. Así que realmente considero que este librito es una lectura muy refrescante para las tardes de verano.

Recomendación musical

Uno no diría que la música de la recién fallecida Amy Winehouse es adecuada como acompañante para esta lectura. Pero no olvidemos que el estilo de la cantante fue fundamentalmente el soul y el rithm & blues. Y que esta es fundamentalmente música de la minoría afroamericana, tan maltratada en el profundo sur en el que se desarrolla la acción. Así que sirva también de recuerdo para la malhadada artista.

El puerto de Copenhague desde Vor Frelsers Kirke

El puerto de Copenhague desde Vor Frelsers Kirke - Leica D-Lux 5

[In memoriam] Blake Edwards, que nos hizo reir,… y también llorar

Cine

Entendámonos, Blake Edwards hizo algún pestiño que otro, tanto como director como como guionista, pero…

Operation Petticoat (Operación Pacífico)

Breakfast at Tiffany’s (Desayuno con diamantes)

Days of Wine and Roses (Días de vino y rosas)

The Pink Panther (La pantera rosa)

The Party (El guateque)

He visto que en muchos lugares definen a todas las anteriores como comedias, matizando que Days of Wine and Roses es una comedia amarga… lo cual para mí no sería más que un sinónimo de drama, demostrando que este señor no estaba dotado sólo para la comedia.

En otro orden de cosas, a pesar de que es una película que me gusta notablemente, siempre me he sentido dolido porque cambió totalmente el sentido de Breakfast at Tiffany’s, tal cual la escribió Capote. A ver. Holly Golightly no es una chica alegre de clase media que va a fiestas. Es una prostituta. Una escort. Y el final no es como nos lo pinta Edwards. Debería haber sido una “comedia amarga” y no una comedia romántica. Pero bueno… estaba Audrey Hepburn,… cantaba Moon River,… encantadora a más no poder,…

Y luego está The PartyPeter Sellers en la fiesta más demencial de la historia del cine… Más divertida… No sólo es una de las películas que más me reí la primera vez que la vi, sino que es una de las películas que más me río cada vez que la vuelvo a ver. Y me la sé casi de memoria. Nunca olvidaré un viaje entre Madrid y Zaragoza. Cambié el billete para volver en un tren anterior al previsto. Eran los tiempos de los intercities. Y me dijeron que si no me importaba tenía que ir en el coche de fumadores. Primera clase y segunda no fumadores iban llenos. En segunda fumadores, apenas íbamos seis personas. Cada uno en una punta del coche. Pusieron la película, nos fuimos agrupando todos para comentar la película, nos reímos con ganas, dejaron de fumar por deferencia a mí,… y no nos hicimos amigos íntimos por los pelos. Tengo que decir algo más para hablar de las virtudes de este filme. Y no exagero nada; así fue, y así os lo cuento.

En resumen, aunque hay mucha furrufalla en su filmografía, los dineros mandan en la industria del cine como en todas las demás, hay un número no muy grande pero suficientemente significativo de títulos para recordar a Edwards como se merece. Y rendirle el merecido homenaje.

Recomendación musical:

Qué decir. Ya he mencionado Moon River, un estándar americano y universal por derecho propio. Pero es que, en general, el cine de Edwards ha estado ligado durante décadas a la música de Henry Mancini. Así que para dar un tono más desenfadado, recomendaré también los temas principales de The Pink Panther y su secuela, A Shot in the Dark.

Breakfast in Tiffany's

La 'Holly Golightly' de 'Breakfast at Tiffany's' se ha convertido en un icono de la cultura popular del siglo XX y principios del XXI; como podemos comprobar en esta galería de arte de la place de Vosges en Paris - Panasonic Lumix GF1, G 20/1,7 ASPH.