[Recomendaciones fotográficas] Obituario de Paul Fusco y otras cosas

Fotografía

Nos informaba de ello la agencia Magnum Photos a través de su Instagram y de su página web. El fotógrafo norteamericano Paul Fusco (1930 – 2020) falleció hace pocos días. Su trabajo más conocido por el gran público es del tren funerario del senador Robert Kennedy, que murió asesinado. Fusco iba en el tren que trasladaba los restos del político estadounidense, y desde las ventanillas fue realizando fotografías a las gentes que presentaban sus respetos desde las cercanías a la línea ferroviaria. Pero fue responsable de muchos otros interesantes trabajos, sean los agricultores en huelga en California, o sobre las secuelas de Chernobyl, sobre el sida, y sobre otros, siempre con un espíritu muy humanista y mostrando gran empatía con quienes sufren.

Comentaba ayer que unas exposiciones de fotografías del japonés Gochō Shigeo servían de marco a momentos importantes en la trama de la película que había visto recientemente. Gochō tuvo una vida corta, ya que nació en 1949, tuvo una grave una grave tuberculosis ósea con tres años y a partir de ahí vivió con discapacidad y entre dolores, muriendo a los 36 años. Su obra, por lo tanto no es muy extensa. Pero hoy en día se le considera un precursor de la fotografía contemporánea japonesa, que se fijó sobretodo en los sujetos de la vida cotidiana. Niños, familias, festivales, paseos callejeros… siempre con una visión cercana a sus sujetos. A pesar de su propia calamidad. Viendo algunas de sus fotos, entendemos que muchos de los que creen haber inventado la fotografía documental en las calles, street photography para quienes son incapaces de traducir al castellano, no se coscan que hay muchas cosas inventadas y bien inventadas hace muchos años.

Siguiendo en Japón, en el British Journal of Photography nos hablan de la visión del fotógrafo británico Dan Bailey del País del Sol Naciente. Una visión muy influenciada por los propios fotógrafos nipones contemporáneos y que busca contrastar los símbolos habituales y conocidos de Japón con otras visiones del paisaje y las gentes del país que muestran que nada es tan sencillo ni simplista y que entre tradiciones y actualidad hay todo tipo de inconsistencias y contradicciones. Probablemente, fenómenos semejantes encontraríamos en la mayor parte de los países del mundo que arrastran culturas centenarias o milenarias. Pero como viajamos a bordo de esas contradicciones, no las percibimos.

Hay quien considera a la francesa Sophie Calle como fotógrafa. Pero lo más normal es incluirla bajo el paraguas más amplio, y con frecuencia difícil de definir, de artista conceptual. Término popular en el arte contemporáneo, pero del que también se abusa mucho. Calle lo es, sin duda. Y a mí ya me van gustando varios de sus proyectos. En American Suburb X nos hablan de uno de sus proyectos, transformado en libro, en el que se mezclan fotografías y textos, y en el que se trata de reflexionar sobre los “porqués” de realizar fotografías. El libro tiene un título “sencillo”; Because of this story of a passer-by gushing at a baby in a stroller whose mother exclaims “And you haven’t seen his picture!”. El título es inglés. Los textos en el interior, en francés.

Cosas que sigo en Instagram y que me gustan. 1) La cuenta de Hellen van Meene (instagram), y especialmente muchos de sus retratos, aunque sean de perros. 2) La cuenta del Festival Revela’T (instagram), que nos va presentando las exposiciones y actividades que tienen preparadas para septiembre. Suponiendo que las puedan celebrar claro… Dos que me han llamado la atención; una, la del chino Zhou Hanshun (instagram), dos, la del español Txema Salvans (instagram).

[Fotografía] Recomendaciones semanales; encontrado en internet

Fotografía

Tres cuestiones nos han dado la brasa fotográficamente esta semana, como consecuencia de los acontecimientos que se han dado o se van a producir al otro lado del charco. Al fin y al cabo, los EE.UU. dominan muchos de los contenidos en la web, y esto se nota. A veces para bien, a veces para mal. Así que ha habido abundancia de fotos sobre la supertormenta Sandy, muchas de las desgracias en los ricos Estados Unidos, y pocas de las desgracias en los pobres países del Caribe. También han llegado cosas de la campaña a las elecciones presidenciales de aquel país. Y cómo no, la plaga habitual por estas fechas de fotos de la noche de las ánimas. Halloween, para los excesivamente contaminados culturalmente. Sobre esta última fiesta, estoy de acuerdo que uno de los mejores disfraces, ya que estamos hablando de fotografía, es la de Ann Pallesen caracterizada como Vivian Maier, esta fotógrafa anónima que ha adquirido fama, pero no fortuna, años después de su fallecimiento.

En otro orden de cosas hay una serie de recomendaciones que me apetece hacer.

Llevo siguiendo desde hace un par de semanas el blog de Yona Photo, creo que tiene fotografías interesantes. Pero me han llamado la atención los desérticos paisajes con retratos de álamos o chopos a lo largo de la ruta de la seda. Muchos de estos paisajes desérticos se deben a la inmoderada acción del ser humano. Porque los álamos y los chopos no crecen en los desiertos.

También en los desiertos se centra el fotógrafo Richard Misrach en su serie The Desert Cantos, que nos propone Le Journal de la Photographie. Cuidados paisajes de desiertos de todo tipo, en los que también se aprecia la acción del ser humano.

Sigo recorriendo eventualmente mis paseos por Margate, una ciudad que sin ser nada del otro mundo, encontré especialmente agraciada para la fotografía.

A un cierto tipo de desierto nos traslada también la fotografía de Kevin Bauman. Desde los años 90 viene fotografiando las casas abandonadas de Detroit, una ciudad que fue muy populosa y próspera durante el auge de la industria automovilística, pero que cuando esta decayó, perdió muchos habitantes, y muchos de sus edificios y barrios quedaron prácticamente desiertos. Nos lo trae The Picture Show.

Con la avalancha de fotografías de Nueva York afectada por Sandy, me alegro de haber guardado el enlace a Lenscratch donde nos proponía las fotografías de esta ciudad creadas por Pieter Liepke. Procesos antiguos para imágenes atemporales de la gran manzana, lejos de los chillones colores y la ultranitidez de la imaginería fotográfica actual.

No es infrecuente que los sitios serios sobre fotografía recomienden fotógrafos y fotografías de desnudo. Menos frecuente es que el contenido de estos desnudos sea de carácter marcadamente erótico. Se suelen centrar más en conceptos más sobre formas, belleza más o menos orgánica, más o menos abstracta, o idealizaciones del cuerpo de la mujer o el hombre. Pero Le Journal de la Photographie nos trae en esta ocasión las fotografías de Geoffroy de Boismenu que buscan claramente el erotismo y la sensualidad, sin caer en la vulgaridad. A mí me han gustado, claro.

Y terminaremos con algunos repasos a fotógrafos consagrados, o razonablemente consagrados:

Mimmo Jodice, fotógrafo italiano que me gusta mucho, tanto en sus trabajos sobre arqueología, paisaje, o reportaje. Nos lo trae Rafael Roa.

Hablando de fotógrafos a los que no les importa trasladar la sensualidad y el erotismo a sus fotografías, siempre me ha gustado mucho la francesa Bettina Rheims. Que últimamente está de actualidad con su serie Gender Studies en la que analiza el tema de la identidad sexual, justamente cuando esta es más equívoca o confusa, o cuando claramente alguien vive en el cuerpo equivocado. También lo comenta Rafael Roa.

También Roa nos aporta un comentario sobre Txema Salvans. Resumiendo, lo compara con el británico Martin Parr, pero con ironía e incluso bastante mala leche. Conocía algo del trabajo de Salvans, pero creo que tendré que profundizar algo más.

Otro fotógrafo que también ha explorado el tema del desnudo y el erotismo es el veterano Lucien Clergue. Y Le Journal de la Photographie nos propone un repaso a sus desnudos venecianos.

Terminaremos con una última recomendación de Le Journal de la Photographie, la del fotógrafo Joel Meyerowitz que ha hecho realmente un arte de la fotografía en la calle, tanto en blanco y negro como en color, y en todo tipo de formatos. Me gustan especialmente sus fotografías en color.

En cualquier caso, a veces hecho de menos la calidad de la luz de los países del norte de Europa, cuando aquí la luz es tan intensa. Dura en muchas ocasiones, salvo en breves momentos del día.