Un San Jorge devaluado con respecto a los últimos años

Política y sociedad

El título de la entrada ya es una declaración de opinión. Bien es verdad que sólo estuve un rato por el Paseo de la Independencia, en parte porque tenía otras cosas que hacer, en parte porque me estaba aburriendo.

Flores y bandera

Lo que más animación registraba eran los chiringuitos colocados en los porches del paseo para celebrar la fiesta del libro. Mucho público que continúo durante todo el día, y que según las declaraciones que se pueden leer hoy en la prensa, ha supuesto un éxito comercial para los libreros.

D�a del libro

En lugar de haber un gran espectáculo central, temático, a una hora determinada como los años anteriores, el programa anunciaba una serie de pequeñas actividades a distintas horas de la mañana y principio de la tarde. Así, a las 11 estaba anunciada una degustación de alimentos del mundo, que se limitaba a una pequeña carpa con cuatro mesas donde vendían cosillas de distintas partes del mundo. Resultaba bastante pobretón.

Alimentos del mundo... mundo árabe, supongo

También a las 11 estaba anunciada una animación infantil basada en la Odisea. Tampoco había mucha parafernalia. Y a los niños les costó entrar en acción.

Ulises

Marineras de Ulises

Soplando las velas

Como la cuestión estaba un poco sosa, este fotógrafo aficionado que cargaba con su Canon EOS 40D, se dedicó a comprobar cómo lla prensa gráfica usa las hermanas mayores y más poderosas de la gama EOS de Canon.

Estas también usan Canon EOS

Como el tema tampoco daba para mucho más, continúe mi caminar por el paseo, donde estaban preparados raros chismes, de aspecto extraterrestre, para actividades que habrían de empezar a lo largo del día.

Extrañas esferas

Finalmente, en la improvisada pista de carreras de triciclos donde se habían celebrado competiciones para la chiquillería a la intempestiva hora de las 10 de la mañana de un día de fiesta, quedaban unos animalitos/monstruos que se dedicaban a hacer monerías a los más pequeños.

Hola

Coleguitas del...

Dado que la aparición de nuevas actividades aparecía con cuentagotas, decidí dedicar mi tiempo a otras cosas. Tras los estupendos espectáculos organizados en los años anteriores, lo de este año me ha resultado muy pobre. No sé si será que el dinero se lo está llevando la Expo, o si se empieza a notar el efecto de la crisis. Lo cierto es que el Gobierno de Aragón, responsable de los actos centrales del Día de San Jorge, este año se ha estirado más bien poco. Una pena tras el éxito. por ejemplo, del espectáculo del año pasado.

San Jorge 2007

Eso sí, el Ilustrísimo Señor Alcalde de la Inmortal Ciudad de Zaragoza no quiso desaprovechar la oportunidad de mezclarse con la chusma, y darse una vuelta por el paseo, como “un zaragozano más”.

El alcalde se pasea

(Todas las fotos: Canon EOS 40D con
EF 24-105/4L IS USM y EF 200/2,8L USM)