Arriba, al Vesubio, y abajo, a seguir conociendo Nápoles

Viajes

Hoy, domingo. La verdad es que en Nápoles no se nota mucho. Muchas tiendas abiertas. Pero he decidido levantarme pronto, porque tenía la agenda más apretada de lo que creía. Ayer me percaté que esta ciudad es más interesante de lo que parece. Pero antes de recorrerla, el objetivo marcado era subir al Vesubio. Lo cual he hecho desde Herculano con una pérdida de tiempo mínima.

He de decir que el espectáculo es notable. Por supuesto, la vista del Golfo de Nápoles desde Ischia hasta Capri. Pero lo más impresionante es el cráter. Aunque la senda que han marcado no permite verlo con toda su magnificencia, y la gente se las ve y se las desea para captarlo en toda su amplitud

Por el cráter del Vesubio a las calderas de Pedro Botero

Foto contorsionista en el cráter del Vesubio

Foto contorsionista en el cráter del Vesubio

Por cierto, que he hecho un amigo durante 2 horas. Se llama Enrique, es Venezolano y vive en Escocia. En algún lugar entre Aberdeen e Inverness.

Enrique el venezolano y yo en un chiringuito de recuerdos en el cráter del Vesubio (como les pille la erupción...)

Enrique el venezolano y yo en un chiringuito de recuerdos en el cráter del Vesubio (como les pille la erupción...)

Regreso a Nápoles, y a recorrer el Decumano Maggiore, con su clásicos “vicos”, similares a los “vicolos” de la Toscana, pero en cutre. En cualquier caso, toda esta zona antigua de Nápoles es muy divertida de visitar.

Vico tipico en el Decumano Maggiore de Nápoles

Vico típico en el Decumano Maggiore de Nápoles

Linda señorita por la parte vieja de Nápoles

Linda señorita por la parte vieja de Nápoles

Después de comer, una visita desde el exterior de la residencia del Rey Nuestro Señor Don Alfonso V, los clones de las galerías Vittorio-Emanuele de Milan (aquí son de una tal Umberto),  y alguna cosita más.

Castelo Nuovo

Castelo Nuovo

Galleria Umberto I

Galleria Umberto I

Al caer la tarde, me he dirigido hacía Santa Lucia, para ver el atardecer en el entorno del Castello dell’Ovo. A la orilla del mar, y tomando una cervecita. Peroni.

Fuente en Santa Lucia con Vesubio al fondo

Fuente en Santa Lucia con Vesubio al fondo

 

Castelo dell'Ovo

Castelo dell'Ovo

Por cierto, que el atardecer ha sido espectacular.

Atardecer en Nápoles hacia el extremo norte del golfo

Atardecer en Nápoles hacia el extremo norte del golfo

Despúes un paseo nocturno, a cenar, y para el hotel. Mañana, más.