5 años de blogging; 768 + 600 entradas originales

Páginas personales

En un momento indeterminado, en algún año indeterminado, probablemente entre 2002 y 2003, abrí una cuenta en Blogger, donde quise iniciarme en las cosas del blogging. Como borré las entradas de aquella época por sosas e indiferentes, no puedo recordar el momento en que abrí la cuenta. Supongo las fechas aproximadas, porque el servicio no había sido comprado todavía por Google, pero no fue mucho antes. Pero aquello no funcionó. No tenía las ideas claras de qué escribir, cuándo y cómo. Y tampoco había desarrollado lo suficiente mi interés por la fotografía digital, aunque sí por la fotografía en general, que produjo una explosión en el número de fotografías mías que me apetecía mostrar al mundo.

Pero en febrero de 2005, en concreto un día como hoy, decidí que sería bueno para mi salud mental el dedicar 20 minutos o media hora una buena parte de los días, para pararme, relajarme, escribir sobre algo, y mostrar un fotografía. Y bueno, hasta la fecha.

Durante tres años, fui fiel a Blogger en lo que ahora denomino el Cuaderno de Ruta V.1. Fueron 768 entradas, poco más de 21 al mes de promedio, que no está mal para mis pretensiones iniciales. Sin embargo, el servicio de blogging de Google se me quedó pequeño, en lo que se refiere a determinadas cuestiones de diseño y flexibilidad. Por ello, hace poco más de dos años, comencé con WordPress en lo que se llama Cuaderno de Ruta V.2. Mucho mejor. Por ejemplo, en su capacidad de elaborar páginas independientes de la serie temporal de entradas del blog, algo que hasta hace poco no ha introducido el servicio original. Si descontamos las entradas duplicadas en los dos servicios que se produjeron entre el 25 de enero y el 8 de febrero de 2008, esta es la entrada original número 600 en WordPress (610 si contamos las duplicadas). Un promedio de 25 al mes. Mucho mejor.

Este es un blog modesto, sin pretensiones de gran difusión. Un espacio de esparcimiento personal, un medio de comunicación con algunos amigos, y un lugar de acogida de algunos desconocidos que se interesan eventualmente por lo que yo  cuento. Los considero también amigos, especialmente aquellos que se conectan habitualmente a través de la páginas principal. No sé quienes son, pero sé que están ahí, y son más que los amigos que si conozco. Las estadísticas me lo dicen.

Así que nada, seguiré con ello. Que me viene bien. Faltaría más. Y os dejaré algunas fotos más. Claro está. Y gracias por estar ahí.

Chartres - Catedral

El tema me ha puesto un poco nostálgico, así que rescato una fotografía de hace casi 20 años; la catedral de Chartres, Francia - Pentax P30N, probablemente con un Sigma 28-79/3,5-4,5