Fin de semana de rugby,… en HD

Deporte

Tras la celebración ayer del quinto aniversario del blog, vuelvo a los temas que tenía pendientes. Que se me acumulan un poco. Hoy, deporte. Sí. Porque este fin de semana ha comenzado la edición de 2010 del Torneo de las Seis Naciones de Rugby.

Para mí, este torneo es ideal. Va de un deporte que me entretiene, y está autolimitado en el tiempo a cinco fines de semana cada año, por lo que no me cansa. Porque lo que me pasa a mí con el deporte como espectáculo, es que me cansa pronto en el tiempo. Aunque me gusta el baloncesto, me aburrí en su momento de seguir las diversas competiciones por televisión. Ya no me llama la atención la fórmula 1 como hace unos años. Juego al tenis, pero no lo sigo al día en sus competiciones, aunque puntualmente pueda seguir alguna de ellas… No soy fiel a los deportes en televisión. Pocos más me entretienen. Y el más popular, el fútbol, me aburre soberanamente. Soy así.

Este año tengo otro aliciente, y es que lo puedo ver en televisión con alta definición. Ya sabéis; la famosa HD. Y, oye tú, ¡menuda diferencia! Se nota. ¡Ya lo creo que se nota! ¡Si me han puesto perdido el salón de casa de sudor y sangre!

Bueno; pues vamos a lo que pasó el fin de semana que ya se fue. El partido más interesante era Inglaterra Gales, a priori el más igualado, aunque los ingleses siempre se supone que salen como favoritos. La verdad es que los de la rosa salieron con ganas en el centenario de su estadio, Twickenham, y marcaron diferencias en la primera parte, con algún ensayo que otro, y la implacable fiabilidad de Wilkinson al tirar a palos. En la segunda mitad, los galeses apretaron el acelerador, se pusieron a tres puntos de los ingleses, pero se desinflaron en los últimos minutos para dejar la cosa en un 30-17 para los blancos.

Los otros dos partidos fueron menos interesantes, ya que dos de las selecciones favoritas, Irlanda y Francia se enfrentaban a los dos candidatos a la Cuchara de madera, Italia y Escocia respectivamente. Ambas cumplieron sin apretar mucho el acelerador, resultando en partidos más anodinos que el presenciado desde Londres.

Así que la primera conclusión es que Gales ha dado el primer tropiezo, lo cual lo empieza a descartar como favorito, salvo tropiezos del resto, que todo puede ser porque falta mucho. Pero todavía habrá que ver lo que dan de sí las otras tres selecciones que realmente optan al título.

Tower Bridge

Londres, aquí Tower Bridge en 1989, se les atragantó a los galeses este último fin de semana - Pentax P30N, SMC-A 50/2