[Libro] Ya no hay trenes

Literatura

La verdad es que cuando compré este libro, no tenía ni idea de lo que me iba a encontrar. Como ya he comentado alguna vez, una vez a la semana o cada dos semanas me paso por la librería Cálamo, en la cual es más frecuente encontrar ediciones de editoriales independientes, con autores pocos conocidos, y con formatos o estilos de publicar distintos. Y ahí vi una serie de libros, con un diseño de portada característico, de la editorial mejicana Ficticia. Y con un título y una fotografía de portada muy ferroviarías, lo compré. A ver que salía de esta obra firmada por Rosario Ramos Salas.

Ya no hay trenes
Rosario Ramos Salas
Ficticia; Méjico, 2007
ISBN: 9789685382472

Esta no es una obra de ficción. Es una obra autobiográfica, en la que la autora nos cuenta mediante pequeños relatos, pequeños cuadros costumbristas, pequeñas escenas, que muchas veces no van más allá de una o dos páginas, aquellas vivencias que le marcaron en su infancia en la ciudad de Torreón. Procedente de una familia mejicana que vivía al norte del Río Grande, la crisis económica hizo que se trasladasen a esta ciudad, de la que eran originarios. Nudo ferroviario, y de ahí un poco su título, donde pasó su infancia hasta principios de la adolescencia, con sus abuelos, tías, tíos, y otros amigos y parientes. Así, irán desfilando tanto las escenas de la vida cotidiana, como los acontecimientos especiales: la primera comunión, las primeras vacaciones a orillas del mar, etc.

El tono de la escrituro es claramente nostálgico. A los ojos de la niña, protegida por sus mayores, el hogar de la infancia es una especie de paraíso, donde conviven con personas que le quieren y le son queridas. Donde hay solidaridad, y se ignoran o se perdonan rápidamente las pequeñas traiciones, muchas veces poco más que travesuras. Es también un canto a la figura protectora de la madre, presente en muchos de los pequeños episodios que componen el relato. Pero también hay un cambio de visión en los últimos relatos, aquellos en los que la protagonista va entrando en la adolescencia, sus relaciones con el mundo cambian, y de repente nada es tan perfecto, sumándose la separación de los padres para que todo ese idílico mundo salte por los aires, hasta el momento de tener que afrontar la vida por sí misma.

Aunque con un tono un poco ñoño en ocasiones, el libro tiene la virtud de describir la sociedad y la historia mejicana de buena parte del siglo XX, quizá no en su conjunto, pero sí un rincón de la misma, que sin duda fue real, pero que no tiene que ver con las malas noticias que actualmente nos llegan del país norteamericano, relacionadas con el crimen y los cárteles de la droga. Un tiempo en el que Méjico era una tierra de promisión, mientras que España se consideraba como un país pobre con poco futuro, como dicen “el señor Manolo y la señora Aurora”, catalanes que abandonaron su patria para hacer algo de fortuna en la ciudad de Torreón en Méjico.

Recomendación musical

Hace unos años me llamó la atención una cantante mejicana que allá por el año 2000 conocía más bien poca gente en España. Me refiero a Julieta Venegas, que posteriormente alcanzaría fama. Pero conforme la fama fue llegando, sus canciones se hicieron menos personales, más como todas, más pop que podría haber compuesto o cantado cualquiera. Una pena. Se despersonalizado. Así que puestos a recomendar, sus dos primeros álbumes, Aquí, o Bueninvento.

Pareja con paraguas

Supongo que para sacudirme la sequedad y el polvo de las tolvaneras de Torreón, hoy prefiero poneros esta bonita escultura/fuente de una pareja bajo la lluvia en el paseo de la Constitución de Zaragoza, una de mis esculturas favoritas en la ciudad - Canon EOS 5D Mk.II, EF 85/1,8 USM