[Televisión] Cosas de series; empezando la “guerra del 14” y algunas cosas más

Televisión

En mi intento de hacer las entradas de este Cuaderno de Ruta más claras, concretas y concisas, puede que esta sección televisiva sea la más difícil de adaptar. Pero lo intentaré cuanto menos.

De una forma un tanto rara, ha comenzado la segunda parte de la segunda temporada de Unforgettable. Lo cierto es que el tono más ligero y más dinámico de la serie, con tonos de comedia, le ha sentado bien. No es la maravilla de las maravillas, pero es muy entretenida. Intrascendente, pero simpática.

Mucho se ha hablado esta semana del plano secuencia de seis minutos que Cary Fukunaga nos ha ofrecido en True Detective. La verdad es que esta serie es muy buena, aunque con alguna irregularidad que ya comentaré más adelante. Pero diré que se nota que es importante que haya un director de verdad y no meramente un realizador técnico detrás de sus capítulos. De hecho, igual merece la pena una segunda mirada más tranquila más adelante. Es de las que tienes que estar concentrado ante la pantalla, y eso últimamente me cuesta.

Comedia negra, británica. Un elemento común; todas las historias se producen en el número 9 de alguna calle o plaza. Cada historia, sin relación con las demás. El primer episodio, Sardines, me encantó por ese humor negro, particular, que a veces destilan los británicos. La serie se llama Inside No. 9. Probablemente sepa a poco.

En internet han aparecido una serie de pilotos de posibles futuras series. Algunas seguirán adelante, otras no. He visto dos; Bosch The After. Un policía peculiar que va por libre, y un drama apocalíptico con tintes de terror. Probablemente no me quedase con ninguna de las dos.

Siegessäule

Series documentales rememorando una de las guerras más sangrientas y crueles; una de las causas, el militarismo prusiano, que sorprendentemente todavía se recuerda con orgullo en Berlín, como en el pedestal de la Siegessäule, la columna de la victoria.

Final de la miniserie The Spoils of Babylon, parodia de aquellos “grandes relatos” que nos ofrecía la televisión hace unas décadas, con sagas familiares llenas de traiciones, amores imposibles, amores retorcidos, odios, y un montón de tópicos que intentaban disfrazar el noble género del culebrón de algo más trascendente. En plan hombre rico, hombre pobre. Muchos nombres famosos en el reparto para un resultado que me ha resultado irregular. Pero total, han sido seis episodios de algo menos de media hora cada uno… así que…

Y quizá lo más significativo de la semana haya sido la miniserie documental Royal Cousins at war. Este año se conmemora, espero que nadie lo celebre, el 100º aniversario del comienzo de la Primera Guerra Mundial, un acontecimiento histórico que conmovió al mundo, que hizo temblar las raíces de la cultura y la civilización occidental y que condicionó un siglo XX que nos ha hecho plantearnos si las expresiones civilizaciónser humano civilizado están asociadas a valores positivos, negativos o daigualelserhumanoescomoes y caben pocas esperanzas. La televisión británica tiene pensado ofrecer a lo largo del año una serie de producciones recordando el hecho. Y aquí tenemos esta producción documental histórica que nos habla del (triste) papel de las monarquías europeas en el desencadenamiento de la catástrofe humana bélica. Los nietos de la reina Victoria, cabezas coronadas del Reino Unido, el Imperio Alemán y el Imperio Ruso, no quedan especialmente bien parados, incluso si hay cierto natural sesgo probritánico. Pero sin propagandismos. Me ha parecido muy bien documentada y muy interesante. Un nueva perspectiva en algunos hechos históricos y una oportunidad para aprender. He echado de menos el papel de la enfermiza monarquía austro-húngara, pero estos no eran más endogámicos, más germánicos, y no descendían de la emperatriz británica, así que no salen.

Cambio de la guardia a caballo - Londres

Y es que a pesar de la barbarie y las desgracias que traen las guerras, las naciones siguen honrando el hecho bélico y militar, como los británicos con sus paradas ceremoniales para los turistas.

[Televisión] Cosas de series; lo más interesante,… detectives, “verdaderos” y de ficción

Televisión

En pleno mes de enero, muchas novedades y reencuentros. Por un lado, el regreso de la series que hicieron parón por las fiestas navideñas. Poca cosa que destacar por esta banda. Las sofisticadas mujeres de Revenge buscando como reinventarse porque han quemado ya demasiadas tramas,… aunque da igual. Esa es uno de mis “guilty pleasures”, o sea que… En el apartado de cancelaciones… no he necesitado cancelar The Assets,… la cadena televisiva se ha encargado por mí.

Más interesante son los regresos con nuevas temporadas de ArcherGirlsShameless, que prometen, cada una en su línea, pero todas prometen buenos momentos televisivos. También ha vuelto Banshee con su dosis de violencia y sexo, todas absolutamente gratuitas pero que definen de una forma extrañamente o patológicamente adecuada esta serie. Que tiene trampas de guion por todas parte, pero que entretiene.

Regent Street

Sí, fotográficamente, hoy volvemos a Londres. A pasear por Regent Street.

He revisado unas cuantas novedades. Tengo curiosidad de dónde va a ir a parar The Spoils of Babylon, extraña serie sobre una película autodirigida y autoproducida por un estrafalario escritor que parece homenajear en tono de humor sarcástico a ciertos melodramas de los años cincuenta. Todavía no sé si la amo o la odio. Eché un vistazo a Helix, propuesta de ciencia ficción con epidemiólogos como aguerridos héroes en el Ártico y misteriosos virus. No pude ni terminar el largo primer episodio. Curiosamente, he visto un par de comentarios positivos por ahí. A mí me pareció una memez. Y bien mala parece Bitten, con protagonista rubia y buenorra haciendo de mujer-loba. Pero tiene una pinta de poder convertirse en un “guilty pleasure” que no veas. Ya veremos. Porque es mala.

La novedad más interesante viene de la mano de True Detective, serie que viene con un esquema distinto a lo habitual, aunque ya usado por otras producciones. Cada temporada se podrá considerar una historia en sí misma autolimitada, en este caso alrededor de un drama policial, con protagonistas y casos distintos. La primera temporada, con la dirección del interesante Cary Fukunaga, nos presenta a dos detectives de la policía estatal de Luisiana encarnados por Matthew McConaughey y Woody Harrelson, que trabajan como compañeros aunque presentan caracteres y modos de vista muy distintos. Se han de enfrentar a lo que parece un asesino en serie, con asesinatos rituales. Tiene una pinta estupenda.

Picadilly Circus

O a pasear con los turistas y en medio del intenso tráfico en Picadilly Circus.

Y ha terminado la corta temporada de Sherlock. Que escasos resultan los tres telefilmes de hora y media de duración que forman cada una de las temporadas de esta reinvención moderna del detective londinense universal. Hay una serie de cuestiones que han marcado la nueva temporada:

El humor, la combinación entre el misterio policial y la comedia inteligente, muy inteligente.

La cada vez mejor compenetración de los dos protagonistas; difícilmente podemos hablar de un único protagonista, Sherlock (Benedict Cumberbatch), ya que Watson (Martin Freeman) es tan imprescindible como el primero para que esto funciones. Y además son dos personajes que evolucionan, que no se estancan, que avanzan y sorprenden sin perder personalidad.

Mary Watson (Amanda Abbington), o A.G.R.A., o lo que sea, un gran hallazgo, una gran aportación al duo protagonista, que ha aportado mucha viveza e interés a todos los capítulos de esta nueva temporada. Un acierto de reparto contundente, y un personaje un muy interesante. Desprende una química excelente con Watson, puede que tenga que ver que ambos intérpretes sean pareja en la vida real, pero también con Sherlock.

Mycroft (Mark Gatiss),… cada vez mejor integrado en las tramas. Es un secundario que aporta su toque. Que siga. Otra curiosidad del reparto… Los padres de SherlockMycroft son los auténticos padres de Cumberbatch.

Los dinámicos y entretenidos guiones de los tres telefilmes, en los que el elemento policíaco ha perdido fuerza, para añadirla a las interacciones y a la personalidad de los personajes. Creo que salimos ganando. Historias modernas, dinámicas, actuales,… qué más puedes esperar.

Pues lo único que queda es esperar con paciencia la cuarta entrega, que ya veremos cuando llega. Aunque siempre nos queda volver a ver de vez en cuando los telefilmes ya emitidos, que siempre vas a encontrar algo nuevo. Seguro.

221b Baker Street

O tal vez queramos contratar al que dicen es el mejor detective de Londres, en un ficticio 221b Baker Street. Es lo que tocaba hoy.