Capri c’est fini y torna a Surriento

Viajes

Último día en el Golfo de Nápoles, y lo suyo, tras haber viajado por aire y tierra, era coger un barco. Así que dicho y hecho, hoy me he embarcado rumbo a Capri. La famosa isla en la que ya vacacionaban los pijos en tiempos de Caesar Augusto y Tiberio.

Llegada al puerto de Marina Grande, Capri

Llegada al puerto de Marina Grande, Capri

Nada más llegar, y siguiendo los consejos de la Michelin, he vuelto a embarcar. Esta vez en una combinación de lancha y barca de remos, con el fin de admirar la Grotta Azzurra. La verdad es que el agua de color azul es curiosa, pero lo que he acabado pagando por la excursioncilla me ha parecido un timo.

En la motora, saliendo del puerto de Marina Grande

En la motora, saliendo del puerto de Marina Grande

Precarias barquitas para entrar en la Grotta Azzurra

Precarias barquitas para entrar en la Grotta Azzurra

La Grotta Azzurra,... evidentemente

La Grotta Azzurra,... evidentemente

Después, he cogido el funicular que une la Marina Grande con el pueblo de Capri y he hecho… lo que se puede hacer en este sitio. Buscar miradores para ver el paisaje, y localizar algún rincón mono por el pueblo, libre de tiendas y de turistas. No es fácil. Abundan tanto unas como otros.

Funicular de Marina Grande a Capri

Funicular de Marina Grande a Capri

 

Vista desde Punta Cannone hacia los farallones

Vista desde Punta Cannone hacia los farallones

 

Bajada por Via Madre Serafina

Bajada por Via Madre Serafina

Después de comer, se coge un microbús y te vas la otra población de la isla. Para hacer más de lo mismo; rincones monos y paisajes. Por lo menos aquí te ponen un telesilla para subir a lo más alto.

 

Fruteria en Anacapri

Frutería en Anacapri

 

Telesilla en el Monte Solaro

Telesilla en el Monte Solaro

El viaje en barco a Capri se puede hacer directamente desde Nápoles. Pero yo he ido con la Circumvesuviana a Sorrento, donde he cogido el jet a la isla. A la vuelta, con un sol poniente bastante agradable, he podido apreciar las bondades de la costa en la misma ciudad de Sorrento. Para otro viaje habrá que dejar el resto de la península sorrentina y la Costa Amalfitana.

 

Alejándonos de Capri con la puesta de sol

Alejándonos de Capri con la puesta de sol

 

Los hoteles pijos de Sorrento sobre los acantilados en la orilla del mar

Los hoteles pijos de Sorrento sobre los acantilados en la orilla del mar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.